MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE BELO HORIZONTE, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Consigo escuchar desde el Cielo el clamor de Mis hijos de Belo Horizonte y del mundo, y el Padre Universal se alegra porque Sus amados hijos reconocen internamente la Misericordia del Redentor.

Así, las puertas a la Gracia espiritual se abren con cada oración que se pronuncia en la profunda sinceridad del corazón.

Todo el Universo Espiritual contempla en esta hora el precioso acontecimiento de ver almas sedientas del Amor de Cristo e invocando Su poderoso nombre salvador.

El alma de cada uno de los orantes se regocija, y curas profundas se establecen en ellos y en la consciencia planetaria.

Después del último ocho de agosto los tiempos cambiaron definitivamente y, lo que antes parecía estar en peligro en toda esta raza, por la definición, por la entrega, por la oración y por la unión con el Plan Evolutivo todo es posible que se cumpla en la consciencia de muchos.

La perseverancia de las almas valientes anima a Mi Hijo para que Él, en Su bendita Gloria, pueda retornar a este mundo.

Los soles que antes se estaban apagando por la inercia planetaria o por el caos, se volvieron a encender y finalmente encontraron el camino hacia Mi Hijo.

Todo esto moviliza el Corazón del Padre que antes, estando en silencio, enseñaba al Universo Su misteriosa Voluntad.

La invocación de los corazones a la poderosa llama de la Misericordia de Mi Hijo ha hecho que los ángeles del Universo volvieran a descender para recoger las súplicas de los corazones sinceros.

Un fuego ardiente y misterioso está encendiendo el espíritu evolutivo de las naciones y cambiando los destinos catastróficos que pueblos enteros vivirían por acción propia; esto convierte a América entera en un nuevo Edén.

Así, los Sagrados Corazones de Jesús, de María y San José envían a las almas los últimos impulsos preparatorios para los nuevos tiempos, que serán diferentes a los tiempos de ayer.

Un camino nuevo se establece en la consciencia humana, los velos de la ceguera y de la ignorancia son retirados de la mayoría, y una esperanza que antes estaba muerta renace como el ave de fuego.

Mis Gracias iluminan todas estas oportunidades y hoy Mi Corazón que sufre es aliviado por los soldados de Cristo.

Por esto y por todo lo que aún vendrá,

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Unida a cada corazón orante,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE EXTRAORDINARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO PARA LA 14.ª MARATÓN DE LA DIVINA MISERICORDIA, EN EL NÚCLEO DE FIGUEIRA SAGRADO CIELO,BELO HORIZONTE, MG, BRASIL AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos compañeros:

Para el inicio de esta importante Maratón número 14, numéricamente también importante, Yo les pido que sean en estos días transmisores y mediadores de Mi Divina Misericordia a todos los no nacidos en el mundo entero.

Es una falta gravísima provocar la pérdida de la vida, la oportunidad de vivir de muchas almas que debían llegar a este mundo para aliviarlo de su propio sufrimiento; aliviarlo a través del amor y de la luz que todas esas esencias debían traer desde el universo celestial.

Recen de corazón, recen por intermedio de la esencia del Amor Crístico, aquel que brota inagotablemente de Mi Piadoso Corazón. De esa forma, ustedes permitirán que Yo rescate a todos los que alguna vez no llegaron a nacer ni a estar en los brazos de sus madres.

Recen para que la Justicia de Dios sea leve en la vida de todos los que falsamente proclaman la ausencia de vida en Mis hijos, los que deben llegar a este mundo para traer la paz del Universo Mayor. Deseo que Mi Poderosa sangre se derrame sobre los hombres que cometen, por ignorancia, estos graves ultrajes que hieren el Corazón Creador del Padre.

Por eso, Yo he escogido a la ciudad de Belo Horizonte para que, por medio de las almas orantes, sea la receptora en este tiempo de la Fuente de Mi Divina Misericordia para todo el Brasil.

Quiero modificar los errores que muchos cometen quitando la vida a los no nacidos. Es tiempo y momento para remediar las causas del mal y sus consecuencias, mediante la oferta de encontrar y vivir la Divina Misericordia.

Esta especial Maratón está dedicada a todos los no nacidos, que hoy día lloran en el limbo del dolor y del calvario que, por una acción equivocada y por falta de amor, les ha tocado pasar.

Si las raíces de estas acciones no son cortadas como deben ser, arrancadas desde el suelo, consecuencias mayores pesarán en la mente y en el corazón de todos los que realizan este ultraje a la vida que Dios ha dado a las criaturas.

La Fuente de Mi Misericordia tiene el poder de remediar y curar todas estas ofensas. Que esta Maratón sea un momento para tomar verdadera consciencia del tiempo que viven como humanidad y civilización.

Espero que todos Mis buenos orantes penetren en lo profundo de Mi Corazón pidiendo por Misericordia y Perdón, para que Yo tenga la autoridad de interceder y revertir los males que muchos hombres cometen hacia aquellos que hoy no nacen.

De esa forma, a través de vuestras oraciones Yo podré elevar a las almas que hoy deberían estar entre ustedes derramando el Amor de Dios sobre el mundo; pero como esto no es posible, Yo vengo para darles una gran oportunidad de realizar un cambio en la consciencia y principalmente en el corazón.

La falta de la vida es la ausencia del verdadero Amor de Dios y aquellos que participan de estas acciones, hacia los no nacidos, tendrán la oportunidad de recibir la última tabla de la salvación.

Mientras el mundo, sin percibirlo, se sumerge en el infierno por la gravedad de las decisiones inconscientes que toma a favor de quitar la vida a los pequeños Míos, Yo les pido en tiempos de emergencia, que recen con la fuerza interior del corazón más que con vuestras bocas; les pido que recen para que el sagrado verbo de la oración se eleve hasta el Universo y Dios Padre escuche, por medio de Mi Oferta, vuestro pedido de ayuda y de redención.

Si la humanidad continuara quitando unos la vida de otros, tanto por los que no nacen, como por los que mueren injustamente o son condenados a muerte, una gran ola de justicia podría alterar la buena vida ilusoria y moderna que muchos viven sin buscar a Dios, sin buscar el amor, sin buscar la paz. Y de la noche a la mañana muchos despertarían entre los escombros del sufrimiento y de la propia caída por la injusticia humana. Para evitar la Ley Mayor sobre ustedes, Yo vengo a pedir la consagración del mundo entero a Mi Sacratísimo Corazón. 

Vengo también para pedir la creación de una cuarta Rama en la Orden Gracia Misericordia, Orden que en el Cielo Me pertenece. Esta cuarta Rama de la cual Yo les hablo, es la Rama de los Adoradores del Cuerpo Místico y Eucarístico de Cristo. Si muchos adoraran al Santísimo Sacramento muchas causas, que tendrían consecuencias inmediatas, se evitarían en el mundo y en la humanidad.

Por la autoridad que Dios Me ha concedido como Hijo Primogénito, deseo que exista esta cuarta Rama Civil de Adoradores del Santísimo Sacramento y de la Divina Misericordia. Ellos serán los que difundirán los dones que Yo alcancé a través de la Pasión y de la Resurrección, pues ellos tendrán votos de servicio, oración, y adoración, en honor al Sagrado Corazón de Jesús y en nombre de la Redención y Misericordia por la humanidad.

Esta rama de adoradores nacerá especialmente en los Hijos de María, y tendrán como templo de adoración a los Centros Marianos y a los Núcleos de Servicio, como también las iglesias y capillas; recuerden que Yo estoy presente en todos los Sagrarios de la Tierra. No importa dónde sea, Mi Corazón es luminoso para todos y en todo lugar.

Si esta rama de adoradores diera en Mi Nombre los frutos de la adoración, de la unidad y la fraternidad, hoy podría decirles que el mundo, en gran parte, estaría a salvo de sus propios pesares y acciones.

Después de catorce Maratones de la Misericordia llegó el momento de confirmarse como Mis Soldados y Apóstoles, los que darán testimonio de conversión y de renovación para todos los que se pierden.

Agradeceré a todos por esta verdadera respuesta.

Gracias al Núcleo Sagrado Cielo por acogerme con tanto amor y dedicación, como muchos lo hicieron en las humildes casas de Mi Antigua Jerusalén.

Paz y Bien para todos.

Vuestro Maestro del Amor.

Cristo Jesús Glorificado

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA EN LA CIUDAD DE BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA MADRE Y REINA DE LA PAZ A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Mis amados:

Vengo en Corazón, en Espíritu y en Esencia Divina para anunciar el último tiempo de Redención para la Tierra. Retorno una y otra vez al mundo para dar nuevas oportunidades a aquellos que, a lo largo de los siglos, prefirieron continuar en su sueño profundo a despertar para la vida del espíritu.

Hoy Mi Corazón llega, como portador del Espíritu de Dios y de la Voluntad Divina, para colocar en cada corazón y en cada consciencia el propósito despierto, la Voluntad de Dios para cada una de Sus criaturas.

Mis amados, como Madre y Reina de la Paz, vengo a sembrar en el mundo un proyecto de Vida y de Redención para que florezca en el corazón de los hombres una vida divina y suprema, la vida de Amor idealizada por el Creador de todas las cosas.

Mas, para que este propósito se manifieste, incluso aquellos que se consideran despiertos deben convertir sus vidas; en este camino de eterna e infinita transformación siempre habrá algo guardado en el interior para ser convertido y redimido.

Hoy, anuncio al mundo la posibilidad de una nueva vida, vida que se gesta en cada corazón y que madura en el proprio interior, antes de manifestarse en la materia.

Muchos, a lo largo de los siglos, intentaron manifestar en la materia una vida espiritual y sagrada pero se olvidaron que, antes de todo, esta vida debe estar madura en la esencia interior del ser.

Por eso, en este momento planetario llegan los Mensajeros Divinos de Dios, que anuncian los acontecimientos del mundo y anuncian la Voluntad del Padre, para que a través de Su verbo, Su silencio y Su simple presencia, puedan transformar el mundo interior de las criaturas.

Mis amados, si hoy la nueva vida les parece algo distante es porque aún necesitan hacerla madurar en el propio mundo interior. Las señales de una vida que ya ha madurado es la visión de lo imposible y de lo inalcanzable, como algo totalmente al alcance de vuestros corazones.

Para una esencia que está despierta lo imposible deja de existir, porque el despertar la hace que contemple la grandeza de Dios y de Sus Universos y, delante de la Magnificencia de la Creación nada le es imposible.

Por eso hoy les digo que, en oración, no contemplen el mundo como hoy sus ojos pueden verlo, sino que lo contemplen como vuestras esencias pueden idealizarlo. Así, a través de la intención y del pensamiento creador, encontrarán el Arquetipo Divino y auxiliarán a Dios en la manifestación de ese Arquetipo en la vida material.

Mis amados y pequeños hijos, grande es el misterio guardado en el Universo Celestial; si confían en Mis palabras y alimentan la pura intención de vivirlas, podrán percibir la transformación interior que Mi Amor maternal realizará en vuestros corazones y, a través de este Amor, serán preparados para el Retorno glorioso de Mi Hijo y para la nueva vida con Él en esta Tierra Sagrada.

Les agradezco hoy a cada uno de Mis hijos de Belo Horizonte, porque una vez más abrieron las puertas del corazón para que Mi presencia llegue para redimir al mundo.

A través de la devoción de vuestros corazones, Dios encuentra aliento y Paz; encuentra la posibilidad de verter sobre el mundo Su Misericordia.

Yo los bendigo.

María, Madre y Reina de la Paz

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA EN LA CIUDAD DE BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, REINA Y MADRE DE LA DIVINA ESPERANZA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridísimos hijos Míos:

Hoy quiero recordarles algo importante para este tiempo de cambios que todos viven en el interior de vuestros corazones, así como en vuestras almas; hoy los llamo a afirmarse en el escudo protector de la Divina Esperanza.

Este sagrado rayo, que también proviene de uno de los dones del Espíritu Santo, los ayudará a fortalecer la fe y la paz en vuestros corazones.

Las grandes crisis espirituales que muchos de Mis hijos viven hoy, es por la falta de la Divina Esperanza en el corazón; por eso día y noche, de tiempo en tiempo, como de siglo en siglo, Mi Inmaculado Corazón ha intentado elevar la consciencia de la humanidad por medio de la Divina Esperanza.

Este sagrado don del Espíritu Santo los ayudará para que no pierdan las aspiraciones diarias de aproximarse al Reino de Dios. Hoy la humanidad entera sufre por la falta de la Divina Esperanza, Ella podrá llegar a vuestras vidas a través del simple ejercicio de la oración del corazón. La Divina Esperanza es una Gran Fuente de prodigios y de reparación para las almas que han caído.

Yo, como la Santísima Madre, sé sobre todas vuestras situaciones internas de vida, por eso hoy les digo que despierten a tiempo para este precioso rayo del Espíritu Santo; así vuestras vidas ayudarán a equilibrar la falta de esperanza que hay en el mundo.

Cuando Mi Divino Corazón desciende sobre las grandes ciudades es para traer un poco más de esperanza y de paz ante las gravísimas ofensas que las almas cometen. Es tiempo de que vuestras consciencias, de forma definitiva, se aferren al camino seguro de la Divina Esperanza; así construirán un camino espiritual lleno de Gracias y de Perdón.

Queridos hijos de Belo Horizonte:

Como Yo prometí hace ya un tiempo, la Santa Madre de Dios, la Virgen de las Vírgenes y Madre de la Divina Misericordia de Jesús, retorna aquí para animarlos a vivir desde este día en la esperanza, en la fe y en la paz; un buen discípulo se forma a través de los dones que Dios le entrega por medio de Su Santísimo Espíritu.

En esta era de supuestos avances humanos, la falta de la vida de oración y de la comunión con Mi Hijo, está generando la ausencia de la Divina Esperanza. Por eso, como Vuestra Querida Madre, vengo para recordarles que existe este rayo de reparación y de cura que se llama Divina Esperanza.

Hijos amados de Belo Horizonte: Mi Corazón tiene predilección y devoción por vuestras pequeñas almas. En verdad, vuestro esfuerzo permanente por cumplir con Mi llamado, ha abierto las Puertas del Corazón de Dios y Él me ha permitido regresar a esta bendita ciudad cuantas veces sea necesario.

¡Les agradezco, queridos hijos, por unirse de corazón y de alma a Mi llamado!

Los bendice en este especial día de Gloria y de celebración mariana,

Vuestra Madre María, Reina de la Divina Esperanza

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto