MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Si el Padre, que está en los Cielos, se recoge en Su Silencio, también Su Hija y Sierva lo acompañará, así como todos los ángeles de la guarda.

Ese silencio es el único ejercicio de premeditación ante los acontecimientos que se avecinan.

Ese silencio habla en lo profundo de las consciencias, especialmente de aquellos que defraudaron el Plan de Dios y fueron muy injustos.

Ese silencio hará descender una justicia desconocida sobre el mundo y sobre aquellas almas que, con desprecio, tentaron a la ira de Dios.

El motivo de ese silencio hablará en el corazón de los humildes y fortalecerá el espíritu de los pacificadores.

Nada de lo que ha sucedido quedará sin Justicia, por el contrario, ahora, en este momento, los ángeles del Juicio serán los que actuarán según lo indicado por el Padre Eterno, al haber un gran desequilibrio por el fraude de aquellos a los que antes se les había confiado el Reino.

El Padre sabe que el ser humano es débil, pero también sabe que puede ser sincero y justo, a pesar de los pecados, y cuando ambas situaciones se contraponen debido a la voluntad del ser humano, se debe aplicar la Ley de la Justicia Divina y solo nos restará rezar para que sea suave y justa.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Recemos, el mundo lo necesita.

Recemos porque el Plan se precipita.

Recemos para que la unidad prevalezca.

Recemos por los que se purifican.

Recemos por los que son hipnotizados.

Recemos por los incrédulos.

Recemos por los egoístas.

Recemos por los que fracasaron.

Recemos por los que no merecen nada.

Recemos por los que se perdieron.

Recemos por los que cometen injusticias.

Recemos por los que mienten.

Recemos por los que no tienen fe.

Recemos por los que son olvidados.

Recemos por los que no son amados.

Recemos por los que no tienen casa.

Recemos por los que no saben a dónde ir.

Recemos por los que viven en la calamidad.

Recemos por los que mueren injustamente.

Recemos por los que son crucificados.

Recemos por los que viven en la guerra.

Recemos por los inocentes.

Recemos por los que pagan el precio del error.

Recemos por los desagraciados.

Recemos por los idólatras y ateos.

Recemos por los que desmerecen la paz.

Recemos por los que reinan con el falso poder.

Recemos por los que crean bombas nucleares.

Recemos por los que contaminan los océanos.

Recemos por los que destruyen la vida.

Recemos por los que interrumpen la gestación humana.

Recemos por las mujeres que abortan.

Recemos por los que están presos.

Recemos por los que viven en la prisión interior.

Recemos por los ingratos.

Recemos por los que destruyen el planeta.

Recemos por los que violan las Leyes del universo.

Recemos por los que omiten.

Recemos por los que infunden miedo.

Recemos por los duros de corazón.

Recemos por los que no tienen amor.

Recemos por los que se condenan.

Recemos por los que se niegan a despertar.

Recemos por los que no persisten.

Recemos por todos ellos, día y noche.

Recemos sin dejar atrás el camino de la persistencia y de la fe.

Agradezcamos por todo lo que tenemos.

Agradezcamos por lo que somos.

Agradezcamos por el Amor de Dios.

Agradezcamos por no ser inconscientes.

Agradezcamos por siempre ser redimidos.

Agradezcamos por la Gracia infinita que nos colma.

Seamos agradecidos por la Presencia de Cristo.

Seamos agradecidos porque Él nos perdona.

Seamos agradecidos por la fuerza interior que no nos falta.

Seamos agradecidos por todo lo que el Señor nos da, así estableceremos el Reino de Dios y la Nueva Tierra nacerá.

Amén.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los ama, por encima de todo error o de toda falta,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto