Domingo, 29 de noviembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

Hoy vengo nuevamente para enseñarles algo fundamental dentro de la lección del amor, lo que se llama la Divina Piedad.

Sin Piedad los corazones no consiguen dar los pasos hacia Mi Hijo y menos aún consiguen ver todos sus caminos internos abiertos para concretar la Voluntad Sagrada de Dios. Por eso, hijos Míos, que sus corazones se animen todo el tiempo a ser piadosos con ustedes mismos y con los demás, porque después de haber visto a Mi Hijo sufrir y morir en la Cruz por ustedes, la Divina Piedad de Dios fue y es el bálsamo que neutraliza todos los graves errores.

Que en este tiempo, de crisis espiritual y mundial, sus ojos vean los acontecimientos de la vida y de la purificación con ojos de Piedad y no de furia; hijos Míos, eso evitará que se instale en el mundo un sentimiento de odio, opuesto al amor y a la unidad.

A todos los que oran a Mi Corazón les pido que recuerden el sagrado atributo de la Piedad, pues en el momento más necesario sus vidas y consciencias podrán recurrir a ella, que será el don que todo transformará a tiempo.

La Piedad será la llave maestra para las causas imposibles o irreversibles en las consciencias, porque siempre ella les traerá paciencia, entusiasmo y sobre todo motivación de servir a Dios por encima de todas las consecuencias.

Que el espíritu divino de la Piedad siempre colme sus corazones.

Recuerden, hijos Míos, que el Señor no solo es Amor, Él es profunda Piedad para con Sus más pequeñas criaturas.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los une a la Piedad Infinita de Dios,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz