Ago

30

Jueves, 30 de agosto de 2012

Aparición Extraordinaria
Aparición de la Virgen María el 8 de agosto de 2012 en el Centro de oración de Casa Redención, Paysandú, Uruguay, al vidente Fray Elías del Sagrado Corazón

Fray Elías:

En este momento, nuestra Madre Divina, con lágrimas en sus ojos, pide que oremos por todo los niños del mundo, en especial por todos aquellos que son transgredidos y que necesitan de la Luz de Jesús.

Todos oran el Ave María.

Para reparar el corazón de cada niño ustedes deben repetir:


¡Oh, mi Jesús!
¡Oh, Cristo mío!
Repara cada corazón
en la Fuente de Tu Misericordia.


Eso permitirá , dice Nuestra Señora, que la Misericordia de Mi Hijo llegue a través de Mi, porque esta será una intercesión especial que Mi Inmaculado Corazón dará por todos los niños en el mundo.


Queridos hijos:

Hoy los invito de nuevo a la oración, cada día que pasa en este mundo surge una nueva necesidad y Mi Inmaculado Corazón debe estar presente en el mundo.

Hijos Míos, ustedes tienen la llave para abrir la Puerta del Cielo; solo basta orar para que eso acontezca.

Mis lágrimas significan el dolor de este mundo; pero también Mi Corazón hoy está alegre por estar con ustedes.

Como Reina de la Paz hoy les doy de nuevo Mi Paz, acepten definitivamente vivir en Mi Inmaculado Corazón, que es lo que Yo más quiero para Mi Vida eterna, que solo cada uno de ustedes esté en Jesús.

Recuerden hijos Míos que Yo Soy el puente para llegar hasta Él y Él es el puente para llegar al Señor.

Hoy quiero decirles queridos hijos, que el Señor está agradecido con cada uno de ustedes, pero es una minoría la que responde. Por eso ustedes deben orar más, para que esa respuesta y ese llamado llegue a todos, para que más corazones se abran a Mi Voz y Mi Luz Eterna pueda perpetuar a cada uno.

Queridos hijos, sepan que Yo necesito de cada uno de ustedes.

Hoy en especial los estoy llamando a orar por los niños en el mundo.

En este tiempo final existen muchas intenciones en el mundo que deben ser elevadas a través de la oración del corazón. De esa forma, queridos hijos, Mi Corazón los podrá ayudar.

Sepan que la oración los fortalece, fortalece la confianza para vivir en Mi llamado.

Entonces, hijos Míos, Yo les digo nuevamente que Mi Corazón los necesita, Mi Hijo los espera, Dios los aguarda en la eternidad. Muchos corazones deben llegar hasta el Paraíso, pero lamentablemente los que aún no oran necesitan de cada uno de ustedes. Necesitan de la oración de cada uno de ustedes, de la oración en las comunidades y en las familias, en cada uno de los pueblos de este mundo.

Sepan, queridos hijos, que Mi Corazón los ve diariamente, Mis Ojos misericordiosos los iluminan y Mi Mano se extiende hacia este mundo para poder ayudar. Aún son muy pocos los que aceptan esa mano maternal, porque es necesario, queridos hijos , vivir en la oración para poder tener sabias respuestas en los momentos finales.

Queridos hijos, Mi Corazón está con cada uno de ustedes. ¿ Ustedes Me ayudarán a que Mi Corazón esté en toda la humanidad ?

Verdaderamente, queridos hijos, necesito de un sincero 'sí' para seguir obrando, para que Mi Luz Maternal esté en el mundo, como estuvo en siglos pasados. Ahora estamos en tiempos diferentes, en donde muchas faltas graves se cometen; faltas que no tienen consciencia, que llevan a la ignorancia y que no permiten traer la Misericordia.

Ahora que ustedes están más despiertos a Mi llamado, hijos Míos, los necesito para que esa Divina Misericordia se difunda y la Justicia de Dios sea leve en cada corazón.

Sepan que Mis labios derraman las últimas palabras y Mi Corazón lleno de Gracia transborda de gozo y alegría por cada corazón que se abre para escuchar el llamado del Señor.

Hoy, queridos hijos, estoy aquí en esta tierra, sobre toda esta región necesitada de Misericordia.

Sepan que cada corazón es un verdadero puente que se une mediante la oración al Corazón de Dios.

Acepten en su vida Mi simple intercesión; escuchen Mis Palabras con el corazón para que a través de la oración puedan escuchar las señales, los ecos que Mi Corazón emana, los Rayos que Mi Corazón irradia para toda la humanidad, en especial, queridos hijos, para este tiempo definitivo.

Una cosa siempre deben recordar, hijos Míos, que los cielos están abiertos para que cada corazón se pueda elevar a través de Mis Brazos maternales,y para que como lo hice con Jesús frente a los Tronos de Dios, Yo pueda presentar a cada uno de ustedes, como una sincera oferta del corazón, con la mayor pureza de sus vidas. De esa forma, queridos hijos, Mi Corazón estará agradecido eternamente.

En este momento que el Espíritu Santo está presente, irradiando cada una de sus vidas, Yo quiero dar Mi bendición especial, Mi Amor Maternal hacia todos estos niños que están aquí, para que esa Luz infinita que parte del Corazón de Dios se pueda difundir a través de los buenos ejemplos, de las buenas obras, hacia todos Mis pequeños hijos, hacia todos Mis pequeños niños que necesitan de luz en esta hora tan importante.

Por la bendición toda Poderosa de Jesús, por el Poder Misericordioso de Nuestro Señor, por la intercesión infinita del Espíritu Santo, bendigo a cada uno de Mis pequeño hijos.

Como Señora del Santo Rosario, la Guardiana de las esencias y de las almas, la Madre de toda la humanidad, Yo los bendigo desde el Puro Corazón Maternal , derramando gracias de Paz y de Amor, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

Ago

08

Miércoles, 8 de agosto de 2012

Aparición Extraordinaria

En el segundo día del Encuentro de Oración en Aurora, un grupo de mil cien personas se reunió en oración en el Jardín de María, donde se encuentra el naranjo de las Apariciones, a la espera de la Madre Divina.

Madre Shimani hizo una pequeña introducción.

 

Madre Shimani: Bienvenidos a la Celebración de los cinco años de Apariciones con nuestra Madre Divina. Hemos hecho un gran recorrido en estos cinco años y que solo podría haber sido realizado bajo la guarda de nuestra Madre. Todo esto que ustedes pueden disfrutar hoy (se refiere a Casa Redención) es obra de Su Amor. Lo único que nosotros podemos hacer es agradecer a Dios la posibilidad de que Ella esté con nosotros guiándonos, dando este impulso para nuestra humanidad.

Esperamos que todos puedan abrir su corazón y recibir todas las Gracias que Ella tiene para cada uno de nosotros.

Hoy es un momento muy importante, como vimos en la noche de ayer en la apertura del Encuentro. Este 8 de Agosto, en el que se inicia una etapa de este final de ciclo de 2012, estamos en los últimos momentos en que la Divinidad intenta colocar en nuestras consciencias, códigos de luz que nos asistan y colaboren con nosotros en los momentos de transición. Por eso es tan importante lo que vamos a vivir; a pesar de que no tenga nada fenomenológico, es un evento espiritual sin precedentes. Necesitamos colocarlo en nuestro corazón y dejar que nuestro espíritu se adhiera a la energía de la Madre Divina, y así, en los planos internos, muchas cosas pueden suceder.

Ahora vamos a orar y a cantar, y a medida que pasa el tiempo percibiremos como se va consolidando esto que construiremos, que es una condición, y lo podemos imaginar como un camino de luz que va desde aquí hasta los Cielos, un camino por el cual la Madre llegará con todos Sus ángeles para transmitirnos algunas cosas, en una fecha tan importante como la de hoy.

 

Comenzó el trabajo de oración que se prolongó, más o menos, por una hora y media. En el último cántico, mientras todos entonaban “Misericordia, ¡oh María!”, la Madre Divina apareció sobre el naranjo. Fray Elías y Madre Shimani se colocaron de pie y se aproximaron a la Ella. Mientras todos cantaban se escucharon 33 campanadas.

Después de un largo tiempo, se pidió para guardar silencio y se volvieron a escuchar 33 campanadas más.

Fray Elías solicitó, a pedido de la Madre Divina, que dos monjas se aproximarán al árbol y se colocarán junto a él y a Madre Shimani. Estas hermanas participaron de la primera aparición que la Madre Divina hizo el 8 de agosto del año 2007.

La Madre Divina transmitió un pequeño mensaje a ese grupo, pero antes pidió que hicieran la siguiente oración algunas veces:

 

Venid Jesús,
      venid a nuestra vida,
      y Sé el pan de Vida Eterna.
    Amén

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

 

Fray Elías transmite al pequeño grupo algunas que está al frente las palabras que la Madre dice, y luego de algunos minutos se inicia la transmisión del mensaje.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

Hoy estoy aquí para celebrar la comunión con el Rey del Universo. Por este motivo hijos Míos, hoy les agradezco por su respuesta.

Mi Corazón maternal está con cada uno de ustedes y eso significa que el Reino de Dios está en el planeta, más aún en aquellos que necesitan de la Luz Celestial.

Queridos hijos, hoy no conmemoran Mi Presencia, sino la presencia de Dios en sus corazones. Hoy los invito a recordar esa presencia permanentemente; esa aspiración los fortalecerá para el tiempo que llegará.

Querido hijos, hoy también los contemplo desde Mis oraciones; el Señor ha escuchado también todas sus plegarias. Esta es una respuesta muy positiva para este tiempo final, y muchos de Mis hijos están siendo ayudados en este mismo momento.

Ustedes hoy están dentro del Reino de Mi Paz, así como otros de Mis hijos; por ello los invito, en este tiempo, a persistir en la oración.

Con inmensa alegría, queridos hijos, nuevamente les digo: ¡Les agradezco! ¡Les agradezco! Que Mi Paz eterna esté en sus corazones para que Yo pueda hacerles encontrar con Cristo. El Rey del Universo los espera a cada día, por eso no solo abran sus corazones, sino también sus brazos para recibir la luz que viene desde Él y que con amor esta donando al mundo.

Hoy dejo a ustedes una señal, un símbolo para la eternidad: el rebaño de Mi Hijo. Cada uno de ustedes forma parte de ese rebaño, incluso aquellos que se distancian día a día de Él. Mi tarea maternal es hacerlos retornar a Cristo. Cada una de sus oraciones cuenta para esa salvación. Contemplen esto como algo cierto, por que Dios siempre los escuchará cuando vuestras plegarias sean verdaderas y nazcan del corazón.

Hoy los estoy invitando nuevamente a la oración, a continuar orando por el mundo; el mundo lo necesita y ustedes lo saben. La Gracia que hoy les estoy entregando, no la conocen, por que ella nace desde el corazón. Esa Gracia que Yo les quiero enseñar se llama Amor de Mi Hijo, Amor Redentor y Amor Salvador.

Queridos hijos, continúen por este camino para que en muchos años más sus vidas se transformen en el ansiado templo, donde Dios espera entrar.

Estoy contemplando en este momento a muchos que necesitan de ayuda y a todos ellos les dijo: oren, oren con el corazón, porque estarán en comunicación Conmigo y Mi flor maternal, la oración de todos Mis hijos será colocada a los pies del Señor para que así Yo pueda interceder y a su tiempo los pueda ayudar.

Confíen en lo que están haciendo, no teman transformar sus vidas; teman sí a no poder consagrarlas al Señor. Eso es lo que Yo les pido: una sana transformación que nace desde el corazón y que se expresa como un instrumento precioso en la vida de todos Mis hijos que necesitan mucho de Dios.

Por eso Yo, como mediadora de las almas, los invito a estar en Mí, para que Dios pueda estar en ustedes. Quiero que sigan peregrinando Conmigo mediante la oración, mediante el perdón entre ustedes y sobre todo, en el amor, que en este tiempo tan importante debe prevalecer en sus vidas y en sus esencias.

En este día, traigo a todos la contemplación a Mi Inmaculado Corazón, el que los podrá iluminar en cada decisión de sus vidas y en cada paso que ustedes se animen a dar en la consagración del corazón.

En las palabras simples, queridos hijos, se encuentran los grandes misterios. Sepan que a lo largo de todo este tiempo, y de la misma manera que Mi Corazón lo hace en Medjugorje, Yo les quiero enseñar cómo estar en Dios a pesar de las circunstancias de la vida, confiando en lo desconocido, en aquello que ustedes no pueden tocar pero que si, está al alcance de Dios.

Queridos Hijos, confíen en eso que es desconocido, para que la verdad se pueda expresar en vuestras vidas, verdad que se llama fe y que los elevará hacia lo Alto.

Hoy estoy con ustedes y estoy con el mundo, derramando Mis Gracias silenciosamente. Abran sus manos y sus corazones para que el palpitar de Mi Inmaculado Corazón, sea la llama que flamee eternamente en vuestro interior.

Ahora, en este tiempo de definición, Yo les pido que se reúnan y oren Conmigo, para que Mi Corazón los pueda guiar y la llama eterna de Mi Hijo, Su Sagrado Corazón, los pueda acompañar en cada paso que ustedes den en esta vida.

El silencio les promete un conocimiento mayor de la esencia de Dios, por eso el silencio, queridos hijos, es también oración.

Hoy vengo aquí para absolverlos y abrirles la puerta del Reino de Mi Padre. Oremos:

 

Fray Elías: Vamos a repetir la siguiente oración que la Señora está enseñándonos en éste momento, es una oración muy simple.

 

    Escúchame Redentor, por que confío en Ti.

Amén

 

Se realiza la oración varias veces, frase por frase.

 

Fray Elías: La Señora está diciendo:

Mi escuela de oración, les enseña a orar con determinación. Coloquen vuestros espíritus en las palabras, para que ellas puedan ser escuchadas.

 

Fray Elías: Ahora Ella nos pide que oremos todos juntos, al mismo tiempo.

 

    Escúchame Redentor, por que confío en Ti.

Amén.

 

Se realiza la oración varias veces más.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

Recuerden que las oraciones y el canto abren los Cielos para que la cura de Dios descienda.

Ahora, en agradecimiento a cada uno de ustedes, derramaré un poco más de Mi luz, para despedirme.

 

Madre Shimani: La Madre Divina está pidiendo que cantemos “María, Virgen Madre”.

 

Todos cantan por un largo tiempo, hasta que se pide silencio y Fray Elías continúa con la transmisión del mensaje.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

Sepan que, como Madre, Mi mayor propósito es la Paz en todos Mis hijos.

¡Les agradezco!

Y recuerden que nunca deben separarse de Dios, búsquenlo en sus corazones, porque Él vive allí.

Gracias, queridos hijos.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

* Fin de la Aparición *

 

Madre Shimani: Como hacemos siempre después de cada Aparición, vamos hacer un breve relato de todo lo que sucedió durante la oración y durante la Aparición. Aquellas cosas que ustedes no escucharon, aquellas cosas que la Madre le explicó a Fray Elías.

Les quería comentar, que la Madre llamó primero a dos hermanas que participaron con nosotros aquí, porque ellas formaron parte del grupo que recibió a Nuestra Señora por primera vez hace 5 años, el 8 de agosto del año 2007. La Madre nos pidió algunas cosas y nos invito a estar más unidos a Ella, con algunas otras tareas. Nos pregunto si aceptábamos y nosotros le dijimos que sí; fue un momento muy fuerte para nosotros. Trajo muchos recuerdos de cómo, de forma tan simple, nos reunimos en aquel tiempo y estuvimos con Ella por primera vez. Como lo que hablábamos ayer, en la apertura del encuentro, de dar un paso hacia lo desconocido. Ella nos dijo algunas cosas: que esta manifestación era un poco la respuesta a eso que entre todos los que estamos aquí, hemos llevado adelante, confiando en Ella y Ella en nosotros.

Fray Elías: Con sinceridad para mi fue la Aparición de la alegría, porque Ella estaba muy hermosa.

Durante la preparación hubo algunos movimientos que queremos relatar. En un momento, se manifestaron en el Cielo varias coronas de estrellas doradas. En otro, hubo una gran asistencia de los ángeles custodios a todos los presentes; los ángeles liberaron muchos nudos que existían alrededor de las personas, se veía cuerdas con varios nudos que, con mucha delicadeza, eran desatados.

También, durante la preparación, tuvimos la visita especial del Maestro, de Cristo, como el Sagrado Corazón de Jesús, que vino acompañando a Nuestra Señora. Él traía en Sus brazos una representación del planeta Tierra. Él mostró el planeta e indicó con Su mano izquierda algunos continentes, especialmente el Continente Americano, el cual se veían iluminado por una energía dorada. Explicó que la tarea de oración permitió que este continente se encendiera. En ese momento nuestra Señora desapareció para que Cristo hiciera una tarea especial con nosotros. Él abrió el Reino de los Cielos y una energía de color celeste comenzó a descender sobre Su cabeza como una gran columna de luz. Esa columna se expandió, irradiando su energía a todos y tocó todo este lugar y otros lugares.

Luego Nuestra Señora apareció nuevamente. Ella descendió desde los Cielos con muchos ángeles custodios e imprimía en nuestras consciencias la imagen de Su Glorificación, pero en este momento en vez de elevarse, Ella descendía hacia nosotros haciendo también descender esa luz desde los Cielos. Dos de los ángeles custodios, que estaban junto a Ella, traían cada uno un cáliz.

Con esa imagen comprendimos que se estaba llevando adelante una Ceremonia, una Comunión interna con Su consciencia.

En cierto momento Ella indicó a los ángeles que se ubicaran en distintas partes del campo.

Nuestra Señora vino vestida de Blanco, pero en tres momentos cambió de atuendo. El primero era blanco, el segundo era rosa y el tercero era gris. El gris apareció al final, cuando Ella hizo la bendición con Su luz.

Cuando nuestra Señora llamó a las hermanas que habían participado de la primera Aparición en el año 2007, Ella nos solicito que oráramos una pequeña oración. Luego transmitió algunas palabras y pidió que no hubiera micrófono pues estaba dirigiendo esas palabras para las hermanas. En otro momento cuando hubo un ruido del micrófono, le pedimos perdón y Ella respondió diciendo:

No se preocupen porque Mi mensaje no será alterado. Permanece en Paz.

Fue más o menos eso.

 

Madre Shimani: Vamos a agradecer cantando la canción que entonamos aquella noche del 8 de Agosto de 2007 “La Mujer que nos guía”.

 

Ago

18

Sábado, 18 de agosto de 2012

Aparición Extraordinaria
APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE LA VIRGEN MARÍA EN LA CIUDAD DE BUENAS AIRES, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Un grupo de una cuatrocientas personas se reunió a las 15.30 para orar y recibir a la Madre Divina.

Después de una hora y media de oración, Fray Elías y Madre Shimani se pusieron de pie y se aproximaron a un costado del altar, donde apareció la Madre Divina.

Pasado unos minutos, y mientras todos entonan “Misericordia, ¡Oh, María!” y luego “Ave, Ave María”, la Madre Divina le transmite a Fray Elías algunas orientaciones que Madre Shimani comunica luego a todos los presentes.

 

Madre Shimani: Nuestra Madre nos dice que hoy Su mensaje lo dará por escrito y después será leído, para que todos puedan escucharlo correctamente.

Por lo tanto, mientras se recibe, todos vamos a orar el “Ave María”, para que Su mensaje sea bien captado, y para que luego sea bien escuchado por todos.

 

Todos se dispusieron a continuar orando para colaborar en la recepción del mensaje.

La oración se prolongó por más o menos media hora, y finalmente se entonó “Bendita Tu eres” para despedir a la Madre Divina.

 

Madre Shimani: Ahora, Fray Elías leerá lo que la Madre transmitió, y frase por frase se hará la traducción al portugués.

 

Comienza la lectura del mensaje.

 

Fray Elías: Mensaje extraordinario dado por María, Reina de la Paz, durante la Aparición del día 18 de agosto de 2012 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Queridos hijos:

Con  inmenso  gozo  hoy  los  invito  a  peregrinar  hacia  lo  profundo  de  Mi Inmaculado  Corazón.  Abriendo  Mis  brazos  misericordiosos,  les  pido  que ingresen dentro de Mí, para que Mi Corazón los pueda curar de todo dolor y de todo sufrimiento.

Queridos  hijos, también  por este motivo  especial y por este encuentro  con ustedes, quiero anunciarles que Mi Inmaculado Corazón estará entre ustedes y con toda esta nación, el mes de setiembre en la ciudad mariana de Luján.

Hijos Míos, si aceptan esta invitación espiritual, Yo les pido que durante el día 8 de setiembre, oren allí el rosario especialmente por las almas del purgatorio y por todos Mis hijos de la nación de Argentina. Para que Mi Corazón esté entre ustedes por un tiempo más, les digo que delante del Trono de Dios, deberán orar sinceramente, para que Dios conceda la Gracia de tener Mi presencia como mediadora de todas las almas.

Mis pequeños: el Señor necesita revertir el dolor en muchos corazones y sobre todo en todo este mundo que poco escucha Mi llamado. Todas las oraciones  hechas con el corazón, abren las puertas del universo de Dios, para que los ángeles lleguen y limpien el mal en la Tierra.

Ustedes, Mis hijos, son luces del Padre en la Tierra, por eso con valentía, amor y devoción, abran vuestros labios y solo pronuncien oraciones de luz para todo el mundo.  Les  estaré  muy  agradecida,  porque  de  esa  manera  ustedes  estarán participando del nuevo camino que Mi Hijo anunciará a partir de Su retorno y para toda la eternidad.

Queridos  hijos:  sean  consecuentes  con  la  vida  de  oración,  los  invito  a  ser perseverantes, ya que muchos de Mis hijos necesitan de la paz y del perdón. Que vuestra vida no esté más perturbada por nada, acepten Mi presencia maternal en ellas. Yo solo estoy aquí en el nombre del Alabado y Amoroso Jesús, y vengo hacia ustedes para traerles la Paz, para que la reconozcan.

Aún el mundo necesita de mucha oración, necesita de inmensos manantiales de Misericordia. Ustedes, Mis queridos hijos, ¿están abiertos a recibir desde el universo grandes fuentes de Gracia?

Sepan que Yo los conduzco hacia Mi Hijo, como Madre de todos  los  corazones  que  sufren y que al fin de este ciclo necesitan de luz.

Queridos hijos, los llamo a remediar y a restaurar el inmenso número de faltas que son generadas todos los días por la humanidad. Ustedes, Mis queridos hijos, deben hacer la mayor parte del camino hacia la paz, porque aún muchos de Mis hijos no se animan a construirlo mediante la oración.

Quiero que para el próximo mes, en donde Mi Corazón emanará de nuevo amor para  toda  Argentina,  ustedes  respondan  a  Mi  pedido  de  orar  por  la  gran necesidad de luz y de amor en el corazón de muchos de Mis hijos.

Mi promesa es hacerles conocer el Cielo, al menos cuando ustedes estén aquí en la Tierra. Mis hijos, Yo Soy el Cielo y ustedes son las estrellas que deben encandilar el camino oscuro de muchos hijos. Dios los quiere llevar hacia la paz, hacia una verdadera paz del corazón, porque la paz del Señor aliviará el mundo y a toda la dolorida humanidad.

Dios los llama a formarse como servidores de Su Plan de Amor, Plan que día a día es lastimado por las manos de los que no oran. Yo los invito a ser fuente de Misericordia, para que toda la humanidad ingrese en el Plan de salvación.

Como Madre escucho vuestras súplicas, escucho vuestros pequeños corazones.

Los quiero compenetrar de toda la vida en los Cielos, para que sus corazones reconozcan el amor redentor de Mi Hijo.

Hijos Míos, hoy han sido lavados por la fuente de Mi compasión; vayan en paz y comiencen vuestra vida dentro del absoluto Corazón de Dios. Él los espera, porque Él los ama.

Los espero en Luján en el próximo mes, para la salvación de muchos corazones más.

Les agradezco por aguardar en oración Mis palabras.

Gracias por responder a Mi llamado.

Paz y Amor Divino.

María, Reina de la Paz.

 

Madre Shimani: La Madre nos pidió que el 8 de septiembre nos congreguemos en Luján. Que participemos de una misa en la Basílica, y que después vayamos al “Haras las Mañanitas”, en donde Ella transmitirá Sus palabras para todos.

Haremos una peregrinación desde Buenos Aires hasta Luján. Vamos a organizarlo para que todos podamos ir en el mismo transporte y peregrinar juntos, como nos pidió.

A través de la página Divina Madre y de las personas que normalmente organizan los eventos aquí en Buenos Aires, daremos todas las informaciones. Lo haremos con tiempo, para que todos puedan destinar ese sábado 8 de septiembre para esta tarea, que seguramente nos llevará todo el día.

Hoy, la Madre pidió que no hubiera relato, que coloquemos Sus palabras en nuestro corazón. Todos hemos sentido que a  partir de hoy  vamos a  necesitar intensificar nuestras sintonías para que todo pueda acontecer como corresponde. La necesidad que Ella tiene de elegir un lugar abierto y resguardado, la impulsa a ir a Luján y para que, además, nosotros podamos hacer un servicio más amplio a las almas.

Si correspondemos a este pedido de Nuestra Madre, vamos a pasar un día muy intenso, bien fraterno y vamos a poder realizar verdaderamente un buen servicio.

Todos los que estén en otras provincias y quieran participar, serán muy bienvenidos.

Gracias a todos.

Ago

23

Jueves, 23 de agosto de 2012

Aparición Extraordinaria

A las 19.30, un grupo de unas mil personas se reunieron en el Núcleo de Figueira en San Pablo, para recibir a la Madre Divina.

Para comenzar el trabajo de oración, Madre Shimani dirigió algunas palabras explicando el porque del retraso del horario de la aparición, que en principio estaba prevista para las 16.00.

 

Madre Shimani: Buenas noches. Primero queremos pedirles disculpas porque hemos atrasado la Aparición de la Madre Divina. En realidad fue Ella quien cambió el horario, porque tuvimos una dificultad para venir. No pudimos tomar el avión que teníamos previsto por grandes conflictos en los aeropuertos y por eso tuvimos que venir por tierra, lo que nos tomó más tiempo. Pero aquí estamos y muy protegidos por nuestra Madre.

Vamos a dar comienzo a nuestra tarea de oración, y comenzaremos, como hacemos siempre, leyendo el Mensaje Diario. Primero se leerá en español, luego en portugués y en la página de Internet se leerá en inglés.

 

Se leyó el mensaje y luego comenzó el trabajo de oración.

Después de una hora y media de oración, la energía de la Madre Divina se hizo muy intensa y para recibirla se entonó el cántico “Inmaculado Corazón de María”.

Minutos más tarde la Madre Celestial apareció dentro del salón. Fray Elías y Madre Shimani, colocándose de pie se aproximaron a Ella.

Después de unos minutos, Fray Elías, Madre Shimani, el grupo que apoya las Apariciones y el monasterio, por pedido de la Madre Divina, se trasladaron a un lugar en el jardín del Núcleo donde había muchas personas.

Se pidió silencio y se escucharon 14 campanadas. Luego comenzó la transmisión de Su mensaje.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Queridos hijos, les agradezco, desde Mi Corazón materno, por esperarme durante esta hora, por esperar la venida del Cielo de Dios.

Quiero darles hoy, en especial, la bendición a todos sus corazones y al corazón de todas sus familias. Verdaderamente, hijos Míos, les agradezco por la respuesta de todos. Eso significa, queridos hijos, que Yo podré venir por un tiempo más, porque Mis ojos de misericordia leen en verdad la oración de sus corazones.

Quiero agradecerles también por la respuesta de todos los grupos de oración. Hoy dedico Mi mensaje especial agradeciendo, agradeciendo por todo lo que ha pasado en Mi hogar en Aurora.

Agradeciendo la respuesta de todos los corazones y de todas las almas.

Mi Hijo hoy está un poco más alegre por la respuesta de esta parte del mundo. Eso significa, hijos Míos, que Mi misericordia podrá llegar a más almas, incluso a aquellos que hoy en día niegan a Dios y no escuchan Mi Voz.

Hoy les quiero pedir, queridos hijos, más oración, en especial por muchas pequeñas almas de esta ciudad, que viven diversos grados de desesperación y de dolor por la falta de la Paz y la falta del Amor hacia Mi Hijo. Aún el Amor de Mi Hijo está presente en el mundo y sus corazones deben preservarlo en lo profundo de sus almas, porque es un Amor que les permitirá fortalecerse durante las horas difíciles que llegarán.

Queridos hijos, Mi tarea maternal es decirles la verdad por más opuesta que parezca para sus consciencias. Pero si mantienen en sus manos la oración viva, Mi Hijo se servirá de sus oraciones para poder ayudar más al mundo y Mi Corazón podrá interceder por este mundo por un tiempo más.
Oremos.

 

Se ora tres veces el Padre Nuestro en portugués. Luego, en el silencio, se escucha un avión que pasa muy cerca del lugar de la Aparición.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Mientras el mundo se moviliza de una forma impropia a la Ley del Señor, Mi Corazón maternal intercede delante de Dios sin cansancio y sin demora, trabajando perpetuamente por la reparación del Corazón del Señor y por la salvación de todas las almas.

Deben saber, Mis queridos hijos, que en la simple oración del Padre Nuestro, encontrarán la luz y la paz que necesitarán sus corazones para los caminos que Yo los invito a recorrer desde la oración, en esta hora y en este momento. Traerá más luz a los corazones que están oscuros, y de esa manera, queridos hijos, todos los ángeles del Padre ayudarán sin condiciones a la consciencia de todas las naciones. Ellas necesitan, en este tiempo, de mucha misericordia, para que la Gracia pueda descender a través de Mi intercesión especial, la que Mi tarea realiza diariamente.

Mientras no estoy aquí entre ustedes, Yo los observo desde el Cielo para que los rayos de Mi misericordia, a través de cada una de sus oraciones, puedan compenetrar la vida de todos los seres, la vida de cada espíritu del Señor que habita sobre esta Tierra.

Queridos hijos, los tiempos normales ya han terminado, deben vivir dentro del nuevo tiempo, tiempo que los llama a la oración del corazón para que sus vidas se puedan sincerar delante del Padre, delante de esta tarea que Mi Corazón les anuncia sin cansancio y esperando de ustedes lo mejor.

Quiero en esta hora agradecerles por cuanto hicieron a lo largo de estos últimos meses, acompañando el llamado de la Señora de la Paz. Ese llamado es el llamado de Dios, es el llamado a la conversión, a la reparación del Corazón, al perdón de la vida para poder nacer hacia lo nuevo, la promesa que Mi Hijo está instaurando mediante Su retorno de Luz a este mundo.

Mientras Mi Hijo no llega, Él los contempla con Su corazón de Luz y les dice que los necesita en cualquier momento, para ayudar a las almas mediante la oración. Almas que necesitan de luz y que están sofocadas por los embates del enemigo. Entonces ustedes, Mis queridos hijos, serán Mis fieles colaboradores para que Mi Corazón maternal pueda elevar todas esas oraciones hacia los pies del Creador. También para que mucha Gracia y mucha Compasión, puedan llegar a todos Mis hijos durante esta hora de transición, donde muchos de ellos no perciben el peligro que existe para estos tiempos.

Si ustedes están en oración Conmigo, estarán dentro del Corazón del Señor, y si la oración estuviera dentro de sus hogares, Yo estaré con Mi Corazón maternal presente en sus vidas, guiándolos desde el corazón como Madre de todos.

Hoy les hago una bendición especial a través del Espíritu Santo, para que cualquier situación interior pueda ser resuelta a través de Mi intercesión y mediante sus oraciones diarias.

Alabado sea Mi Hijo y que Mi Hijo sea en sus vidas.

Hoy les dejo una misión especial para esta ciudad y para este mundo: ayudarlo a través del silencio para que el Eco de Mi Corazón pueda llegar a todos. Les agradeceré por ese esfuerzo.

En la bendición del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, que Mi Corazón maternal esté sobre ustedes.

 

Fray Elías: La Señora está pidiendo en este momento, que oremos por las almas del purgatorio. Para eso vamos a hacer la oración que nos solicita, la oración llamada “En Dios”, la que haremos en portugués.

Quien está en Dios,
     nada teme.
     Quien está en Dios,
     no retrocede.
     Quien está en Dios,
     vive el Amor de Dios.
     Esta es la fuerza de hoy.
     En Dios, en Dios, en Dios.

 

Se realiza esta oración algunas veces.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Siempre recuerden, queridos hijos, colocar en sus oraciones a todos aquellos que deben elevarse hacia el Reino del Señor, y que aún permanecen sufriendo en esta Tierra sin darse cuenta de que deben regresar a la Morada de Dios.

Les agradeceré por colocar sus intenciones por todas esas almas, de esa forma Mi Corazón Inmaculado también podrá interceder por la gran necesidad que existen en cada una de Ellas.

Oferto para sus vidas Mis dos rosas de luz, las que llevo en cada una de Mis manos, las cuales les traen la Paz y la Belleza del Señor para este mundo. Belleza que se llama amor y que deben recuperar en esta hora final.

El amor está aquí, el amor está en sus vidas, solo llamen por él.

Me retiro y les agradezco perpetuamente.

Oremos por la Paz.

Gracias por contestar a Mi llamado.

Y como buenos peregrinos, como almas peregrinas hacia el Señor, los espero en la Colina de Mi Hijo (morro del Cristo Redentor en Carmo da Cachoeira, Minas Gerais) y en la morada de Mi Corazón (Colina de las Apariciones), en Figueira.

Les agradezco.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Madre Shimani: La Señora está pidiendo que cantemos “Revelaciones de Aurora.”

 

Se entono el cántico, y se creó un clima muy especial.

 

Madre Shimani: Gracias Madre por cuanto nos das.

 

*  Fin de la Aparición  *

 

El grupo regresa al  interior del salón y se realiza el cierre de la Aparición mediante una reflexión de Madre Shimani y el relato de Fray Elías.

 

Madre Shimani: Vamos a hacer una breve explicación sobre lo que la Madre quiso decir con el silencio.

Todos estamos de acuerdo de que nuestro planeta emite mucho ruido y eso desequilibra las energías y sobre excita todo el plano mental y emocional de nuestro planeta y de su humanidad. Por eso la Madre nos pide que colaboremos con el silencio.

¿Cómo colaborar con ese silencio?

Algo muy importante, primero, es intentar mantener el silencio interno; para eso debemos hablar lo que sea necesario y útil. Solo con eso, habremos silenciado el ochenta por ciento de lo que hablamos. Si pudiéramos hablar solo lo que es bueno y útil  para todos, seríamos más silenciosos. Si pudiéramos pensar antes de hablar si eso que vamos a decir es necesario, esto también colaboraría, porque hablaríamos mucho menos. También tiene que ver con aquellos elementos que producen ruidos en nuestro planeta. Tener aparatos electrónicos encendidos sin necesidad, ello incluye la radio, la computadora y el televisor.

Ustedes saben que hay personas que encienden la televisión para que les haga compañía, eso produce gran distorsión en el plano interno de la persona y del ambiente.

Pero uno de los silencios más importantes, es nuestro silencio mental. Todos sabemos que  tenemos muchos pensamientos a lo largo del día, a veces es como si tuviéramos la radio, la computadora y la televisión ligada permanentemente y de forma concomitante, todos juntos de una sola vez. Eso parece nuestra mente. Si nosotros apagáramos de nuestra mente, de nuestro mundo interno todas esas voces innecesarias, no solamente colaboraríamos con la armonía planetaria, sino que escucharíamos el Inmaculado Corazón de nuestra Madre.

Una de las propuestas que podemos hacernos a nosotros mismos, es que mientras realizamos nuestras tareas, oremos mentalmente. Pueden ser oraciones cortas que no nos demanden demasiada atención, o alguno de los cánticos que entonamos frecuentemente, porque eso va a colaborar mucho con nuestro proceso personal y con el ambiente en el cual estamos. Es como una práctica espiritual, un ejercicio que hacemos por el pedido de nuestra Madre.

Cuando comenzamos hoy la Aparición, nuestra Madre nos hizo un pedido: que a partir de ahora, los días 11 y los días 24 de cada mes, hagamos una vigilia durante todo el día, como hicimos en Aurora en esta última semana donde la Madre estuvo con nosotros.

Se hará especialmente durante esos días, a determinada hora, la “Vigilia del Ave María”, orar el Ave María, transmitido por Internet en varios idiomas. Con eso, nuestra Madre va a hacer una tarea de intercesión por nuestro planeta. Para las Comunidades-Luz, eso será permanente, siempre se hará en esta fechas una Vigilia permanente para colaborar con la sustentación de nuestro planeta.

Están todos invitados a participar. A los que no puedan participar dentro de las Comunidades-Luz, les decimos que en todos los Núcleos de trabajo se realizá la misma vigilia y en todos los hogares que se presten para realizar esa vigilia, también será llevado adelante ese ejercicio para colaborar con nuestra Madre.

Por lo tanto estamos invitados a intensificar nuestro trabajo, el que nos ayudará a organizar y fortalecer nuestro ser, para cuando sucedan cosas difíciles y que nuestras consciencias puedan estar orando mucho tiempo, porque lo vamos a necesitar. Para eso tenemos que practicar y fortalecernos y poder cumplir con esa tarea y que en el futuro nuestros seres puedan orar durante muchas horas sin perder la concentración y sin cansarse. Va a llegar un momento culminante en que solo vamos a respirar y orar.

 

Fray Elías: Vamos a contar algo muy breve que ocurrió hoy.

Para que todos puedan comprender mejor, la Señora vino como la Reina de la Paz. Con un velo blanco, una túnica rosa y un manto azul, un rostro brillante, alegre y sonriente.

Lo más importante que hoy nos dejó fue una instrucción interior, que pudimos percibir mientras transmitía Sus palabras. Esa instrucción que descubrimos fue la de la gratitud a través del amor.

Porque mientras hablaba Ella no solo transmitía amor, sino también gratitud. Y todo lo que Ella pronunciaba se manifestaba en luz. Esa gratitud que emanaba de Su Corazón, se fundía con el amor en las palabras. Eso se sumaba a toda Su manifestación que en el día de hoy fue muy contundente.

Cuando llegó, vino acompañada por el Ángel de la Paz, el Ángel de Portugal. Ese ángel no venía solo, venía con otro compañero. Ellos venían custodiando a nuestra Señora, y traían en sus manos unas banderas de luz que se movía como si hubiera viento. Ellos permanecieron todo el tiempo al lado de nuestra Señora.

Después de que Ella nos transmitió las primeras palabras, nos dijo: “Por la Gracia, iré cerca de Mis Hijos.”

Hoy en un momento de la Aparición Ella dio Su bendición haciendo la Señal de la Cruz, en especial cuando se dirigió al Espíritu Santo. Ese movimiento que hizo para realizar la Señal del a Cruz generó una gran luz.

A pesar del movimiento de los aviones del aeropuerto cercano, nuestra Madre permanecía allí, presente, firme, neutral, porque sabe que ese movimiento también forma parte de la humanidad, de Sus hijos. Fue allí cuando nos transmitió la pauta del silencio.

Queremos complementar algo que dijo Madre Shimani que nuestra Señora nos indicó. Dijo que era importante el silencio también mientras oramos. Generar pequeños silencios entre las oraciones, porque dice que el silencio también es un forma de orar internamente. En ese momento nos mostró que es lo que genera una consciencia consciente cuando produce un silencio mientras ora. Mientras se hace el silencio, nos mostró que el alma genera una luz hacia el planeta.

Lo último que queremos comentar es que hizo un movimiento final cuando entonábamos el cántico “Revelaciones de Aurora”. Ella se colocó por encima de los árboles de Núcleo y colocó sus manos en forma de irradiación. Dentro de Ella aparece claramente la imagen del planeta Tierra, no solo había luz de dentro hacia fuera del planeta, sino por fuera del planeta también. Ella irradiaba con mucha potencia esa luz hacia el mundo.

 

Madre Shimani: Les agradecemos mucho el haber estado aquí con nosotros y reafirmamos la invitación que hizo nuestra Madre para que la sigamos hasta Figueira.

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos