Viernes, 20 de mayo de 2016

El Sagrado Llamado
APARICIÓN DE CRISTO DURANTE EL SAGRADO LLAMADO, EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Abbun debashmaia...

(Padre Nuestro en arameo)

Adoren a Aquel que dio la vida por ustedes en el nombre de Dios.

Sumérjanse en el Corazón incansable que todavía vibra en el Universo por cada uno de ustedes.

Mi Gobierno es universal y el principio de Mi Ley es infinito, porque es la Ley de su Padre que los acoge en el seno de Su Amor y de Su Misericordia.

Bienaventurados los que persisten porque no perderán la paz.

Dejen entonces que Mi Corazón gobierne en ustedes, para que sus corazones se puedan abrir aún más a ese Misterio que intento revelarles, en el nombre del amor y de la unidad.

Yo Soy aquel Ser que en este momento gobierna las estrellas.

Soy el preámbulo que anuncia la venida del último tiempo a la humanidad.

Soy Aquel que no se cansa de estar con Sus apóstoles y con los que lo siguen con fidelidad y amor.

Hoy vengo a traerles la presencia del Infinito para todas las almas del mundo.

Hoy vengo a desterrar de aquí los falsos poderes de Mi adversario, que hipnotizaron a una nación entera y que hicieron de los corazones perdidos un fracaso.

Pero no descansaré, porque entre pocos Yo trabajaré para llevar adelante los Planes de Mi Padre, como fue en el tiempo pasado, donde silenciosamente se realizaron todas las Obras con los que fueron autoconvocados para servirme en este Plan de Redención, que continúa a través de los tiempos y que emerge de los corazones que se rinden ante Mi Presencia Celestial.

Hoy no estoy solo aquí, compañeros, sino que ustedes están con el Universo, con todo el Universo del Amor, en el cual son invitados a ingresar simplemente a través de Mi Corazón, que está presente en esta noche con ustedes para redimirlos.

La puerta de la redención que Yo abro en este tiempo es diferente a la que Yo abrí en el pasado, por la intercesión del Arcángel Miguel.

Hoy el Arcángel Gabriel acompaña el destierro de los espíritus impuros y clarifica a las consciencias que se humillan ante Dios y se arrepienten para poder recibir en sus corazones la Llama de la Reconciliación.

Los ángeles alados que acompañan Mi Gobierno son diferentes de los que acompañaron en el pasado Mi Obra pública. Porque ahora, queridos compañeros, los tiempos ya no son solo apremiantes, sino que en sus internos es urgente poder realizar las obras.

Esto determinará, ante Mi Padre Celestial, la posibilidad de que aún vengamos para ayudarlos y auxiliarlos en este Plan de Salvación.

Millones deberían estar postrados ante este suelo de Aurora, porque vine a una de las regiones más difíciles de este mundo para concretar lo que es posible en un lugar imposible y que nadie se anima a tratar.

Pero si es la Voluntad de Mi Padre, compañeros, todo estará hecho. Solo basta que dos o más corazones se unan a este, Mi Propósito, y todo se llevará adelante.

Pero las gracias ya fueron derramadas y ustedes lo saben.

Ya no puedo, como en el pasado y como una vez les dije, entregar las perlas del cielo a los puercos.

Los tesoros de Mi Padre son incalculables para los corazones que se abren a recibirlos en humildad y simplicidad.

Yo vengo a traer al mundo cosas desconocidas, oportunidades inexplicables y abro puertas para que eso pueda suceder cada vez que desciendo del Universo.

Yo ya no Soy solo Jesús. Soy el Gobernante de este Universo, que no está sentado en ningún trono porque Soy el Hijo de Dios, Soy el siervo del Padre Universal al igual que Su sierva fiel, que en el silencio trabaja con los inocentes y los pobres.

Somos divinos, compañeros, porque Nuestro Padre está en Nuestra Divinidad y es Él quien hace divina cada cosa que toca, con Su Amor y con Su Luz.

Cuántas misericordias aún están guardadas en Mi Corazón para este país y veo que no las aceptan, sinceramente.

El Todopoderoso les reveló este sagrado lugar que nació a través de la explosión de un amor sincero que curaba y redimía a todas las consciencias que aquí llegaban. Pero no supieron contemplar lo que era la cura de Dios y la cura del Universo.

Fuimos enviados, en este tiempo, desde el Gobierno Celestial para anunciar las correcciones al mundo y a la humanidad, a través de las Sagradas Palabras de la Ley, pero no las escucharon. Por eso no haremos milagros como lo hicimos a través de los tiempos con Mi Santísimo Cuerpo o con la Aparición de Mi Madre, en Zeitun, en Egipto.

Nuestro testimonio de amor no solo es espiritual, sino también físico. Nos reflejamos en los corazones que viven nuestros mensajes y que trabajan, día a día, para poder alcanzar el Proyecto de Dios.

Nada es imposible en este tiempo. Un poco de su disposición permitiría que todo se realizara como está pensado por la Mente Única, por su Dios que está en los cielos y los ama.

Después de que Yo ya no esté aquí, los arcángeles gobernarán a este mundo y a todo este sistema solar hasta Mi Retorno. Organizarán el Juicio Universal, que dejará de ser una teoría escrita en los libros o un entendimiento para pocos; porque la verdadera teología, compañeros, nace del corazón que se humilla ante Dios y ama lo que el Padre le entrega.

El único poder lo tiene el Universo y él es entregado a aquellos que no lo quieren para sí y que, sin darse cuenta, como ha sucedido con muchas consciencias, manifiestan el Poder de Dios, como lo es el poder de Aurora, que brilla en lo invisible y se aparta de los curiosos.

Porque Aurora es el Poder de Dios, poder que no ha sido comprendido ni tampoco aceptado. Ustedes, como humanidad, prefirieron ilustrar otras verdades, que no son verdades, sobre este santo lugar. Por eso venimos a dar el verdadero testimonio, como Mensajeros de la luz y del bien.

Por eso el Arcángel Miguel se dignó venir aquí con su santa presencia para decretar el poder de la Liberación para los que se animen a redimirse ante su guerrero corazón.

La humanidad nunca podrá comprender la Voluntad de Dios, porque primero hay que amarla y ella se expresa en la simplicidad y en el amor de los corazones pobres. No hay otro camino por donde ese Poder se pueda manifestar para que todo se concrete.

El Uruguay negó ese Poder por querer mantener su propio poder.

Aurora, como Poder de Dios, intentó desde el principio quebrar las estructuras para que los corazones se redimieran, aunque pocos fueron tocados desde que ella nació con el esplendor de su luz.

Pero nunca se cerrarán las puertas del Corazón de Dios para los pecadores y los más ignorantes, para los ateos o aquellos que viven alguna religión pero que tienen sus corazones duros para la Verdad por no querer sentirla y no poder comprenderla.

Envié a Mi Madre a este lugar para que el Uruguay aprendiera a amarla, no solo en una escultura, sino en sus corazones, en donde reside verdaderamente la Divinidad, la Presencia del Altísimo, el Amor.

Dimos señales claras de los caminos que estaban siendo abiertos para que todos pudieran recorrerlos y aun así, se demoraron.

Hoy vengo a traerles un mensaje de advertencia para que las demás naciones aprendan y no den los mismos pasos que dio esta humanidad, aquí presente.

El Universo ha hecho lo posible y lo imposible para que los ojos del corazón de muchas criaturas se pudieran abrir ante Mí; pero la Ley, compañeros, que es justa, amorosa y equilibrada, está cerrando este ciclo.

Aurora como Poder de Dios, tiene mucho para dar y llegará a aquellos que la busquen con sinceridad y amor, porque no será necesario comprenderla para poder conocerla; solo será necesario abrirse y la cura se manifestará en el corazón de quien la invoque.

El Arcángel Miguel tomará potestad de esta nación y Aurora seguirá brillando en otros espacios de este mundo. Como aquí, en este lugar, siempre brillará.

Sé que no entienden lo que les estoy diciendo, solo guarden la vibración de Mis Palabras para que ellas hagan eco en corazones receptivos y no se pierdan como las gracias que ya fueron derramadas en los corazones de esta región y no las supieron valorar.

Pero los compromisos que fueron hechos con el Universo, antes de venir aquí, como almas, aún están vigentes y eso también tendrá su juicio.

La Voz de Dios es única y hoy se expresa a través de Mi Corazón Misericordioso, porque es Mi Misericordia y Mi Bondad las que hoy les dicen estas cosas para que puedan crecer con consciencia y humildad.

Quiero que traigan aquí el estandarte del Arcángel Miguel, porque Él será el Patrón y el Protector de este lugar a través de Mi bendición divina.

Sigan orando internamente mientras espero el estandarte, porque les entregaré una sagrada potestad que concretará la Victoria de Cristo sobre la Tierra.

En este símbolo se encuentra la purificación de la materia y del espíritu, la liberación de las corrientes corruptas y de todos los espíritus que desvían del propósito a los corazones de la Tierra. En él se encuentra la elevación de la consciencia y la ofrenda perfecta al Creador.

Mientras estoy en silencio, los Universos están trabajando con la humanidad. No pierdan de nuevo la oportunidad.

Es Mi Consciencia la que une a todos los seres del Universo para que se exprese la Gracia de Dios en todos los corazones.

Fray Elías del Sagrado Corazón:

Vamos a entonar, a pedido del Maestro y en Su presencia, el Kodoish melódico.

Y ahora que los elementos fueron purificados oremos al Señor.

Repitamos:


Sagrado Arcángel Miguel,
Espada de Luz del Universo,
desciende, ¡oh Príncipe!, a este mundo
y destierra con Tu Amor
todos los espacios oscuros,
en el nombre del Divino Amor.
Amén.

La oración completa por tres veces.

Vayan en paz, compañeros, y reflexionen sin perturbarse, porque quien vive el Don de la Ciencia de Dios todo lo comprende, aun sin antes saberlo.

¡Les agradezco!

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén