MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE LEÓN, ESTADO DE GUANAJUATO, MÉXICO, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Soy el Cáliz Virginal

Yo soy el Sagrado Cáliz Virginal que guarda dentro de sí los códigos redentores y divinos del Preciosísimo Hijo.

Soy el Cáliz que derrama todas las Gracias en las almas que se abren para recibir en su interior los Misterios de Dios.

Soy el Cáliz que guarda dentro de sí la esencia de la Divina Vida de Cristo.

Soy ese Sagrado Cáliz que atrae con su Inmaculado Espíritu todas las Leyes de la Misericordia de Dios, para que las almas encuentren su liberación y su paz en estos tiempos.

Soy el Sagrado Cáliz que transporta en el Universo los principios de la nueva vida y de la redención.

Soy quien trae en su Cáliz Virginal el Amor Purísimo de Dios para que las almas lo reconozcan por medio de Mi presencia en el mundo.

Soy el Sagrado Cáliz de la humildad que viaja por las naciones llevando a todos los espíritus la preciosísima experiencia de Cristo en la Tierra.

Les doy de beber a cuantos claman por piedad, y vierto en las almas los dones de la rehabilitación.

Desde el principio de todo soy ese Sagrado Cáliz que gesta la vida espiritual e inmaterial.

A través de Mi vientre puro creo el espíritu redentor en cada corazón que se abre todos los días para conocer Mi amor maternal.

Soy el Sagrado Cáliz del Arca de la Santa Alianza.

Soy el instrumento que reviste al Precioso Hijo con toda gloria, amor y divinidad.

Soy el Cáliz que protege y guarda los preciosos códigos alcanzados por Cristo, y soy el Cáliz que los derrama sobre la consciencia planetaria.

En ese Sagrado Cáliz se guardan las más importantes memorias de la redención vivida por la humanidad.

Soy el Cáliz Divino que por medio de la Sangre Divina de Cristo refracta el Espejo sutil de la Redención para el mundo, con el fin de que las almas despierten a su momento de redención.

Soy el Sagrado Cáliz que gesta en la consciencia la rehabilitación, abriendo las puertas a la Compasión del Padre.