MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

En las doce estrellas de Mi corona encontrarán la guía que Yo vengo a anunciar al mundo. Ellas son como la estrella guía de Belén para cada uno de Mis hijos. Las estrellas son como el amanecer y el lucero en el Cielo para todos aquellos que deben resucitar a la vida en Cristo.

Queridos hijos, con inmenso gozo los llevo hacia el Corazón de Mi Hijo quien debe ser amado y venerado diariamente por esta humanidad. Esta preparación les permitirá recibir al Redentor por segunda vez.

Queridos hijos, hoy los quiero invitar a que contemplen el Rostro Misericordioso de Dios Vivo a través de la presencia de Mi Hijo. Que ustedes también testimonien la Presencia del Corazón Amadísimo de Dios por medio de Mi Corazón Inmaculado.

Sepan, hijos Míos, que en Mis estrellas podrán ver el nuevo amanecer, los largos años de paz, aquella promesa escrita en el Corazón de Dios Padre para todos Mis hijos.

En el adorable y venerable Corazón de Cristo ustedes hallarán el camino seguro que los conducirá hacia el Reino de Dios.

La humanidad puede, con la oración, remediar el pasado y el sufrimiento que ella misma ha gestado desde hace tiempo. Ahora, Mis soldados marianos deben expresar la esperanza y la redención para todos los que aún no las tienen.

También, hoy les anuncio, queridos hijos, que Mi presencia mensual los días 12 y 13 de mayo, nuevamente en la resurgida y amada Portugal, se extenderá hasta el día 14 de mayo en una peregrinación de todos los presentes en las apariciones hacia el Santuario de Fátima y Aljustrel. En ese ejercicio ustedes estarán, como tantos otros hijos, aliviando Mi Inmaculado Corazón y aliviando la Justicia prometida para Europa. El Ángel del Señor los ayudará y Él considerará esa oferta humilde de parte de todos.

Gracias, hijos, por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Con gratitud y amor alegren sus corazoncitos para que Mis palabras de paz y de conversión puedan ser escuchadas por los oídos de vuestros pequeños corazones.

Hijos Míos, por el maravilloso y victorioso Amor de Mi Hijo, hoy los invito a recordar la oración y la comunión diaria con Cristo; estos dos ejercicios internos los ayudarán a revertir el gran dolor de la humanidad.

Un acto verdadero de comunión con el Corazón Misericordioso de Jesús comienza en la absoluta confianza de cada uno de ustedes. Esto, hijos queridos, les fortalecerá la fe y el amor que deben vivir junto a Mi Hijo, el Sumo Sacerdote y Salvador.

Hoy, permitan que vuestras vidas estén el mayor tiempo posible bajo los Rayos de Mi Hijo, rayos misericordiosos que los ayudarán en la conversión y la entrega de sus corazones a Dios. Si ustedes cuentan con la Presencia de Mi Hijo en sus vidas estarán, silenciosamente, socorriendo a todos Mis Hijos en un gesto de amor, y de Corazón a corazón permitiendo así que la presencia de Mi Corazón Inmaculado esté sobre el mundo.

El verdadero tiempo de conversión comienza con la total entrega de ustedes mismos a Dios Padre; así la grandeza celestial podrá descender sobre todos los corazones de Mis hijos amados.

Prosigan en oración, hijos Míos; esto es urgente para la humanidad que debe despertar a los ojos del Dios Único.

Ustedes son pequeños soldados orantes que, en servicio, forman parte del Ejército Mariano en la Tierra.

Espero que muchos más hijos ingresen a Mi Inmaculado Corazón para que se reconcilien con Dios y Él los perdone.

Gracias por responder a Mi llamado.

¡Buen ejercicio de oración para Mis hijitos!

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

 

 

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Diariamente dirijo Mis palabras hacia vuestros corazones porque ellos tienen el don de la sabiduría y de la comprensión. Por eso, hijitos, sepan que las verdaderas palabras que provienen de Mi Inmaculado Corazón quieren despertar en ustedes los talentos preciosos que Mi Hijo les entregó.

Ustedes deben abrir el corazón día a día como las rosas se abren en el amanecer cuando ven el sol, y esto puede acontecer a través de la oración que nace con la pureza del corazón.

Queridos hijos, ustedes saben cuán importante es la Paz Interior en estos tiempos. Para que ella exista en todos Mis hijos, Yo los formo en la escuela de la oración para que vuestros corazones también puedan llamar a otros hijos que deben despertar a tiempo para la vida de oración.

Por eso, les dejo la misión de orar por todos aquellos hijos que aguardan ser curados del dolor y aliviados de la soledad, que invaden sus vidas en el día a día.

Todos Mis hijos estarán bajo el espíritu de la Gracia a fin de recibir la fuerza para iniciar el camino de la rehabilitación del corazón. Esto acontecerá cuando cada uno de Mis hijos orantes extienda las manos y entregue el amor del corazón a los que en verdad aún no pueden reconocer la Faz del Señor.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

El triunfo de Mi Inmaculado Corazón podrá acontecer a través de la respuesta inmediata de todos Mis bienaventurados hijos en el mundo.

El triunfo de Mi Corazón es la Presencia de Dios Padre en la vida de cada alma. Es el reencuentro prometido por Mi Hijo. Es el Reino venidero sobre la faz de la Tierra.

Mi Inmaculado Corazón, queridos hijos, es la Fuente de las Gracias que a lo largo del tiempo he derramado por amor a Mis hijos.

Ahora, hijos Míos, Yo los invito a que puedan hacer triunfar Mi Inmaculado Corazón a través del constante ejercicio de la oración del corazón, como también en todas las obras de caridad y servicio al prójimo.

Queridos hijos, es inmenso el Propósito de Dios para cada una de Sus pequeñas criaturas; por eso, los llamo a todos para que testimonien la Presencia de Cristo en los corazones y Su venida. Y esto sucederá cuando cada alma de esta humanidad acepte entrar al verdadero y único Reino de Dios.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Despierta cada día con la Luz de Mi Inmaculado Corazón. Recuerda, hijo Mío, el llamado a orar juntos por el Reinado de Mi Paz en los corazones. Que tu corazón de servidor no se aflija y se abra a Mi Presencia Maternal.

Los quiero a todos desde lo profundo en el Corazón de Dios. Los ilumino en sus caminos a través del silencio de una Gran Madre. Los acojo en Mi Ser inmaculado para que sus corazones sientan el alivio de Mi Amor Prodigioso.

Mis queridos hijos, en este momento deben orar con el máximo fervor de sus corazones para que el Señor pueda volver a encender los corazones que están vacíos de Él y a los corazones que se sienten sin Él.

Por eso, Mis pequeños soldados, abran el manantial de oración y de vida renovada que cada uno de sus corazones guarda desde hace tiempo. Así ellos estarán fundiéndose Conmigo en la obra eterna de la oración. Los espero todos los días porque ya es tiempo de prepararse para lo que vendrá.

Por todo esto, Mis pequeños corazones, Yo les anuncio que está llegando la hora de la vigilia de oración permanente. La Luz Interior de cada corazón deberá estar encendida cuando Dios, nuestro Padre, convoque a que despierten los instrumentos que servirán de auxilio para los últimos corazones que serán reintegrados a la Luz Mayor.

Así, Mis pequeños, sus almas confirmarán el voto con el Altísimo, porque llegará el momento de que cada alma y cada corazón deberá ser uno con los amados Ángeles del Señor. Todo esto preparará el camino para los últimos que se convertirán a Mi Inmaculado Corazón.

Caminen, Mis pequeños, en la fe absoluta de que junto a la Luz Misericordiosa de Mi Hijo Glorificado, todo camino se podrá recorrer. Ha llegado la hora de confirmar la confianza plena en Cristo.

Que reine la paz en sus corazones.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Hoy permanezcan en confianza bajo Mi Manto Protector. El Señor los ama y los protegerá en este camino de desafíos, entrega y consagración que sus pequeños corazoncitos están viviendo.

Hoy los invito a reunir las fuerzas del amor del corazón de cada uno de ustedes para que ese amor se funda con el Amor de Mi Inmaculado Corazón. Así, Mis pequeños, los guiaré en cada momento de la vida, y no perderán tiempo buscándome porque Yo, la Reina de la Paz, los aguardaré.

Que Mi Inmaculado Corazón sea para sus corazones el escudo de Luz que los amparará del mal que está disperso por el mundo. Para eso, Mis pequeños, hoy estamos en la hora preparatoria de los soldados que son formados bajo el principio creador de la oración viva y redentora.

Aspiren a penetrar en el Reino de los Cielos a cada momento de la vida. Así, Mis queridos, estarán consagrando la existencia dentro de este mundo. Ahora debemos, día a día, ir al encuentro de las almas que están perdidas y sedientas de Dios, pero que no saben cómo comenzar su propia reconciliación con Él.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Hoy los llamo a despertar al fruto del Amor Misericordioso que Cristo irradia a sus corazones. El Altísimo Señor espera que ustedes, Mis queridos hijos, eleven sus corazones hacia Mi Reino mediante el ejercicio de la oración.

El tiempo de la venida de Cristo está próximo, está más cerca de lo que cada corazón espera.

Vigilen Conmigo, en oración, por los méritos del Reinado de Mi Paz.

Soldados de Dios, caminen por amor a la Luz.

Los adora siempre,

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Camina a Mi lado a pesar de las tempestades espirituales de estos tiempos porque así, bajo Mi insondable apoyo, aprenderás y conseguirás superar los próximos e inesperados obstáculos.

Permite que el Rayo de Mi Piedad llegue a tu corazón para que, más allá de todo, recuerdes todos los días que existe algo mayor y poderoso que viene en auxilio de la humanidad y que se llama Amor.

Antes de querer o aspirar a conocer las realidades del Universo, debes aprender a desviar los embates espirituales que llegan a tu encuentro.

Por eso debes actuar con inteligencia y no con negligencia. Así conseguirás, en la tensión ardiente poder comprender, más allá de todo, los tiempos diferentes que se están aproximando y saber cómo actuar y proceder en el momento justo.

Camina a Mi lado para que aprendas de Mis comandos; para que seas, no solo un soldado de la paz sino también un guardián del Plan Divino, un instrumento que pueda compartir el Amor que Yo tengo por Mis discípulos.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

A casi un año de Mi primera Aparición diaria en el Reino Sagrado del Centro Mariano de Aurora, los Cielos y los Universos se han unido para traer Gracias Especiales para todas las almas que, a lo largo de este último año, escucharon Mi Mensaje Salvador.

Ahora, después de casi 365 días de impulsos espirituales diarios, las almas se han podido consagrar en la fe a Mi Sagrado Corazón.

Por eso, en estos últimos tiempos, Yo los llamo a ser testimonios vivos para los que no creen y para los que buscan la gratificación permanente. Yo los llamo a ser defensores fieles de la Hora de Mi Divina Misericordia. Si eso fuera así, a pesar de las circunstancias y de los imprevistos, Yo podría decir realmente que cuento con soldados de la misericordia.

Cuando Yo les pido que sean defensores de la Divina Misericordia, significa que primero deberán defender de ustedes mismos, de manera sagrada, este espacio importantísimo para que después las puertas de la salvación se puedan abrir para los que más necesitan.

Ayer Yo les hablé de la Gracia de Estado1 que sus corazones y vidas están recibiendo en un tiempo caótico; hoy Yo los llamo a que mantengan la consciencia despierta ante esta hora sagrada. En verdad, Yo les digo que ustedes verán los frutos de este trabajo de oración misericordiosa recién en el próximo mundo, y será solo allí que comprenderán profundamente la síntesis de sus vidas.

Mientras el mundo colapsa por sus acciones cotidianas, Yo les pido que sumerjan sus consciencias en el poderoso Manantial de Mi Divina Misericordia; así el Espíritu de Dios actuará por medio de ustedes, y no que intenten actuar a través del Supremo Espíritu. La misericordia siempre los llevará a la reconciliación y a la humildad del corazón.

Bajo el Supremo Amor de Dios, sean bienaventurados.

Gracias por escuchar Mis Palabras con el corazón.

Cristo Jesús

 

Gracia que acompaña el ejercicio de ciertas responsabilidades.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Ustedes pueden estar más Conmigo, así Yo les daré compañeros de camino para que juntos busquen en la noche la Fuente que les saciará la sed inmaterial; pues quien realmente está Conmigo recuerda todos los días Mi Presencia, por lo menos al despertar. 

En estos tiempos de purificación y de renuncia, Yo los llamo a replantear sus votos Conmigo. Todos tendrán siempre un espacio de luz en Mi Corazón, pero, para que Mi Tarea se cumpla, Mis soldados deberán en verdad estar definidos y así Yo los llamaré para tareas mayores o menores, según el grado de su entrega. 

En Mis planes crísticos no existen diferencias ni privilegios, solo deposito Mis Voluntades en aquellos que más necesitan crecer en consciencia y en experiencia de vida. 

Estoy aquí, en el silencio, meditando sobre sus vidas y sobre lo que vendrá dentro de poco tiempo. Yo los invito a asumir los votos de una manera humilde y simple; que cada uno, según como Me perciba, se coloque en el escalón del servicio que le cabe. Mis Ojos Misericordiosos siempre los mirarán con amor y compasión.

En estos tiempos, el camino del discipulado es solo para los que se animen a morir todos los días para sí, porque los verdaderos tesoros se encuentran al entrar en el Reino Mayor. 

Que cada uno se confirme, que cada alma Me entregue aquello que verdaderamente Me puede dar en estos tiempos críticos. 

Los observaré con detenimiento, y así ustedes se animarán a fortalecer un poco más sus espíritus a través de Mi Corazón Misericordioso.

Bajo el Bien Mayor de Dios, sean bienaventurados.

Gracias por escuchar Mis Palabras Sagradas con atención.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Les entregué Mi Vida para que pudieran vivir a través de Mí.

Les entregué Mi Cuerpo para que se purificaran a través de Mí.

Les entregué Mi Sangre para que se renovaran a través de Mí.

Y hoy les entrego el gran mérito universal de Mi Infinita Misericordia para que, a través de Mí, confíen en lo que Dios les envía para madurar y crecer en espíritu.

Solo les pido que Me sigan hasta el final. Los soldados de la nueva era todavía son pocos para poder concretar la misión esperada de Mi Regreso.

Confíen a Dios sus seres y tareas para que otros soles en la Tierra puedan despertar como estrellas de la Gran Hermandad.

Sean simples, amorosos y humildes, es tiempo de obedecer a los comandos que son dictados a sus corazones. Es hora de darse por entero para que la redención se cumpla en toda la humanidad.

Solo les pido que sean cristalinos como el Agua de Vida que brota incansablemente de Mi Costado, como energía y luz reparadora para el mundo entero. Sean semillas que ahora brotan en Gracia y Amor dentro de Mi Corazón. 

Agradezco a ustedes en este día martes por haberme ayudado en la salvación planetaria de las esencias que están dormidas. 

Los espero en la oración. 

Bajo la Paz Universal del Padre, sean bienaventurados. 

Gracias ahora y siempre por estar unidos a Mi Corazón. 

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

En los momentos de mayores pruebas es cuando Mi Espíritu Misericordioso está presente para todas las almas. Por eso, ante cualquier circunstancia de transición o de batalla, les pido que no pierdan la fe, porque en estos tiempos ella deberá ser más fuerte que un roble y más firme que el hierro.

La fe será la espada que junto al amor cortará todo mal.

Mis apóstoles, valientes y decididos, trabajarán para que Mi Plan Redentor sea una gran victoria sobre la Tierra.

Siempre deberán estar con el corazón en lo Alto y en lo Supremo para que nada les impida realizar con humildad la tarea que les fue encomendada.

Hoy Mis Ángeles de la Paz están sobre Mis servidores, guiándolos por el camino del bien y del amor.

Los amo y les agradezco por su perseverancia, porque con pocas ovejas Yo haré Mis grandes milagros de amor.

Adelante, Mis soldados de la Misericordia.

Bajo la Luz y la Protección del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por recibir Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Cuando las almas se unen a Mi Propósito de redención, conversión y amor, las llagas, abiertas por la humanidad en Mi Espíritu, se cierran por el ímpetu de la devoción y del amor que las almas tienen por Mi Corazón Misericordioso.

En estos tiempos vivir en la humildad y en la simplicidad de la vida sin buscar ningún resultado para sí, despierta rápidamente la unión de sus corazones con Mis Leyes Crísticas de consagración y redención. Así, Mi Corazón deposita sobre los discípulos el conocimiento de lo puro y de lo divino para que siempre aspiren a vivir esa meta y ese propósito.

Como los tiempos están cambiando con rapidez, Mi Paz impregna a todos los que se disponen en sinceridad a recibirla. Por este motivo, Mi Corazón nutre las esencias en la fraternidad y el amor, porque todas ellas deberán nacer al Espíritu de Dios como nuevas moradas.

Cuando llego al mundo cada día y les transmito Mis Palabras Sacerdotales, todos los que abren los oídos para escucharme reciben de Mí el manantial invisible de Mi Misericordia. Ese manantial llega directo a sus corazones y vidas con el propósito de transformarlos en siervos de Dios.

Yo hoy hablo a lo profundo de sus corazones, buscando su verdadera conexión y unión Conmigo, para que se llene aquel espacio vacío en la consciencia, el cual aún necesita de mucho amor y cura. Mis Rayos llegan al mundo para irradiar a todas las almas; así Mi Consciencia forma a los nuevos discípulos y ellos, en el amor, encuentran el verdadero camino que Yo les indico recorrer.

Sin pesares ni dolores espirituales envío por el mundo a los soldados que deberán anunciar nuevamente Mis Palabras Salvadoras, soldados que también deberán consagrarse a Mi Sagrado Corazón para que de sus memorias se borre el pasado e ingrese la Luz del Espíritu de Dios.

Entonces, será primordial que todos sean más caritativos, porque a través de la Fuente de Mi Misericordia los males que el mundo vive podrán ser remediados. Muchos se aproximarán hasta ustedes porque reconocerán Mi Presencia Salvadora y Luminosa. Para eso dispónganse para que Mi Corazón pueda redimir a los que hace tiempo esperan conocerme.

Bajo la Gracia Divina del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por escuchar Mis Palabras con atención y por guardarlas en el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hermanos en Mi Padre Altísimo:

Hace tiempo que no veo como hoy un rebaño tan unido a Mi Propósito.

A los que están cansados, les doy Mi descanso.

A los que están agobiados, les entrego Mi eterno alivio.

A los que sufren en lo profundo del corazón, les doy Mi aliento, Mi Fe, Mi Misericordia.

Así quiero ver a Mis nuevos soldados del fin de los tiempos: dispuestos más allá de sí mismos, entregados más allá de sus voluntades, animados más allá de cualquier inquietud interior. Quien confía en Mí prevalecerá en esta vida y más allá de la vida; quien confía en Mí no temerá, tendrá coraje, coraje que recibirá de la valentía del Espíritu Santo.

Cuando una vez dije que predicaran Mi Buena Nueva en Mi Nombre, Yo quise decir que siempre Mis Palabras estarían en aquellos que se dispusieran a vencerse a sí mismos por amor a otros.

Queridos, quisiera que todos al mismo tiempo alcanzaran la Luz de Mi Reino, porque ese Reino de Paz, Amor y Gloria es para todos, aunque pocos servidores se disponen a abandonar sus viejas vestiduras para que, libres, Me encuentren como el único refugio de los corazones.

Sé que sus vidas son débiles, por eso pido según la disponibilidad de Mis rebaños, pero ellas pueden volverse fuertes como Mi Espíritu para recibir siempre Mi Llamado.

Estoy aquí para bendecirlos y agradecerles por la perseverancia del corazón.

Queridos, la oración mueve y libera los corazones, y esta respuesta de ustedes ha tocado lo profundo de Mi Ser y así han dado consuelo al Dios del Amor. La Justicia ha sido más leve para los que la recibirían fuertemente, lo que quiere decir que las semillas de amor y de oración fueron depositadas en Mi Corazón, fui reparado y restaurado por el amor de sus espíritus.

Los invito a seguirme más allá de ustedes mismos, porque lo que Yo quiero revelarles no es de este mundo, viene del Universo al encuentro de todos Mis seguidores. Guarden en sus corazones el Amor que irradio.

Los amo más allá de la existencia de cada esencia. Los conduzco y les doy Mi Eterna Paz.

Bajo la Luz y la Gracia del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por responder a Mis Pedidos con el corazón.

Vuestro Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos compañeros Míos:

Hoy los llevo a todos hacia lo profundo de Mi Corazón y por esta emblemática unión Conmigo los reúno en torno de Mi Presencia para que puedan cumplir con los Mandamientos de Mi Padre.

Queridos amigos, sé que muchos de ustedes están a punto de cruzar el gran umbral del desierto interior para así vivir la transformación que el Padre necesita en sus vidas. Él Me envía hoy por amor a ustedes, por amor a toda la humanidad. Mi Misericordia hoy es el bálsamo esperado por sus corazones el que, mediante la Gracia vertida por Mí, les dará fuerzas para caminar, amor para poder vivir y fe para creer en Mi poderosa Palabra Redentora.

Hoy no solo estoy aquí con ustedes sino también con sus hermanos que están unidos a Mi Espíritu Sacerdotal en este horario de infinita misericordia.

Queridos Míos, veo también en ustedes un intenso agotamiento interior; les pido que concentren su fe en Mi Eterna Fe, su desesperación en Mi Consuelo, su dolor en Mi Compasión. Los amo, los amo tanto que di la vida por ustedes para que las generaciones pudieran estar presentes en vida en estos tiempos. Solo abandónense en Mis Brazos porque Mi Corazón ya ha recibido la preciosa consagración de sus almas.

Sepan, Mis compañeros, que el verdadero soldado de la Luz se forma empeñándose en servir y amar a Dios sobre todas las cosas. Adoro a aquellos que dan todo por sus amigos porque ellos se convertirán en servidores eternos de Mi Reino.

Mientras Mi Espíritu circula por el mundo derramando Gracias y Perdón, les pido que sean valientes todos los días y que no bajen el estandarte de la paz y de la redención.

Queridos, estoy retornando en Espíritu Omnipresente a fin de darles a conocer la Vida Eterna para sus consciencias. Encuentro en ustedes un luminoso camino lleno de bendiciones.

¿Qué más quieren para sus vidas si, desde la Cruz, les entregué por entero a Mi Santa Madre?
Mis amigos, afiancen su fe en el Inmaculado Corazón, porque él será para ustedes el camino de regreso a Mis Moradas.

Les agradezco por recibirme amorosamente.

Bajo el Amor Eterno del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por recibir Mis Instrucciones en el corazón.

Cristo Jesús, el Redentor del Mundo

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Que vengan a Mí los valientes y los que han caído.

Que vengan a Mí los seguidores y los que son perseguidos.

Que vengan a Mí los solitarios y los pobres de corazón.

Que todos vengan a Mí, los que están en el Cielo y en la Tierra, los que están en el sur o en el norte, los que están en oriente o en occidente.

Que toda la humanidad, despierta o dormida, venga hacia Mí, que no Me teman, porque a todos los conozco muy bien; que nadie tema llamarme o invocarme porque Mi Espíritu es Omnipresente y Omnisciente.

Que en la tormenta o en el sol, que en la lluvia o en el desierto Me llamen, porque Yo Soy el que Soy y seré aún más en Mis servidores cuando solo Me abran la morada pura del corazón.

Yo Soy el que los libera del pecado y Soy el que los levanta cuando están caídos.

Soy la alegría y el porvenir para sus vidas, Soy el bálsamo que cura el corazón.

Soy el agua que lava las heridas y Soy la sal que condimenta y da sabor a la vida de las almas.

Vengan a Mí, porque sin tiempo ni hora Yo siempre los espero, los contemplo, los adoro, los amo, los perdono, los libero de todo padecimiento o aflicción. Déjenme solo una vez ser todo para ustedes, porque nada perderán sino que reconocerán Mi Poder y Mi Ministerio Misericordioso.

Vengan a Mí los que se animan a mirar Mis Ojos, vengan a Mi Ley. A los fieles seguidores ya los tengo Conmigo en Mi Reino y a los que hace tanto tiempo espero, los llamo ardientemente a Mi encuentro.

Vengan los que aún no han venido hacia Mí. Mis Ojos los vigilan, Mi Amor los impregna, Mi Luz los envuelve, Mi Manto los protege, Mis Pasos los guían.

Llamo a los soldados del Cristo del Nuevo Tiempo y, una vez más, les digo: carguen con la propia cruz y, por amor, síganme hacia el encuentro esperado con el Señor del Universo. Si así lo hicieran, cada vez que caen o entristecen recuerden que lo estarán haciendo por toda la necesitada humanidad. 

Bajo el Amor del Todopoderoso, sean bienaventurados.

Gracias por escuchar Mis Palabras de instrucción.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Si Me llaman por Mi Nombre, Mi Corazón Misericordioso estará presente entre ustedes.

Si Me adoran como Consciencia Sacerdotal en la Eucaristía, Mi Corazón Redentor los redimirá y los librará del pecado.

Si Me llaman para que ingrese en su casa, así lo haré, porque estarán abriendo la puerta para que Mi Corazón habite perpetuamente entre ustedes.

Queridos, si están en Mi Fuego Celestial y Universal, Mis Llamas Sacratísimas quemarán todo aquello que no forma parte del Bien y de la Luz. Cuando ustedes purifican el cuerpo, el sentimiento y el pensamiento, Mis Prodigios los acompañan para aliviar la transición hasta la total trascendencia de sí.

No retorno para darles sufrimiento, eso Yo ya lo viví por ustedes y sé qué es el dolor aún no liberado del corazón de los hombres. Mi Fuego que los purifica, al mismo tiempo los consagra como almas dignas de vivir en el Reino de Mi Padre.

Mi Fuente es otro de los Dones Glorificados que Mi Padre Me concedió para bautizar, con Mi Amor, a todos aquellos que se han comprometido Conmigo para este tiempo final.

Soy el Vigía, Soy el Guardián Primordial de todas las esencias crísticas; no teman en este tiempo por lo que puedan estar viendo de sí mismos. Eso es lo que hoy les entrego, Mis amigos, la verdadera faz de lo que Mis ovejas son.

Por eso vuelvo, vuelvo entre nubes, rayos, estrellas, luces y soles para demostrar al mundo que el Hijo del Hombre es quien cumple con los Supremos Pedidos del Creador. Llevo entre Mis Brazos sus corazones y los contemplo como Mi única aspiración, la de que ustedes, en la simplicidad, alcancen la Eternidad.

Mi Reino, el que fue anunciado, está próximo, más de lo que todos Mis rebaños podrían imaginar. Primero vendrá el Espíritu Santo, que preparará en la sabiduría a los soldados para que enfrenten la batalla entre el Cielo y la Tierra.

Todo se curará, hasta la mínima partícula creada por Mi Padre; al final todo se redimirá y se consagrará por los siglos de los siglos a Mi Santo Señor. Anímense por la presencia de Mi Corazón, vivan todos los días en Mi Ley Redentora.

Bajo la Gracia de Mi Padre, sean misericordiosos.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón.

Páginas

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos