Promesa

MENSAJE PARA LA APARICIÓN DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

El sentimiento de Amor de Mi Corazón en el Nacimiento de Jesús

Desde Mis primeros años de vida, y antes de ellos, fui preparada por Dios para cumplir con Su Voluntad y manifestar Sus promesas, esas que estaban guardadas en las palabras de los Profetas, en los Libros Sagrados de nuestro pueblo.

Mi Corazón amaba al Señor con todo fervor y ese mismo Amor permitía que en Mis oraciones Mi Consciencia cruzara las dimensiones para estar delante de Dios.

Contemplaba, así, esa Fuente eterna de Vida y Su Silencio. Observaba cómo toda la vida se renovaba a través de los rayos, sonidos y colores que partían del Corazón de Dios y que eran conducidos por los ángeles y arcángeles hacia los diferentes Universos.

Mi Corazón solo aspiraba a silenciarse con Dios para estar allí, en aquella dimensión de la consciencia, en donde todo era quietud y paz.

Fue así que, contemplando la Consciencia Divina, el Creador Me reveló los misterios de Su Creación; Me mostró el momento en el que Su Amor se expandió y dio origen a la vida manifestada a través de las dimensiones; Me mostró el momento en que eran creados los primeros Espejos del Cosmos y cómo ellos servían para conducir el Amor y la Voluntad Divina hacia todo lo que había sido creado.

En Su Silencio, el Señor Me reveló la gracia de la expresión de la Divina Trinidad y cómo nació, de Su Corazón, Su Divino Espíritu y Su Hijo. Y, al fin, a través del Arcángel Gabriel, el Creador Me reveló que Su Amor se manifestaría en la vida como cuerpo, alma y espíritu humano, ocultando todo ese misterio antes revelado.

Delante del Arcángel Gabriel Mi Corazón se expandió y todo el Cosmos y las realidades sublimes que antes Yo contemplaba delante de Mis ojos, a través de los portales de luz que se abrían en el cielo, ahora comenzaban a ingresar en Mi interior; en Mi Vientre se guardaba todo ese misterio divino.

Primero el Creador hizo morada en Mi Corazón; después en Mi Consciencia y, entonces, en Mi Cuerpo, haciendo que todos los niveles de Mi Ser experimentaran Su presencia divina.

Cuanto más Yo vivía a Dios, más Yo Me silenciaba, porque Su Amor inundaba Mi Ser de forma que no había lugar para expresiones Mías, sino solo de Dios.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Camina y sigue adelante, nadie impedirá la concreción del Plan de Cristo.

Camina y sigue adelante confiando en los Designios Mayores.

Camina y sigue adelante llevando en tu corazón el Fuego, Amor de Cristo.

Camina y sigue adelante teniendo la total seguridad de que el Plan triunfará más allá de todo.

Camina y sigue adelante, sigue al Maestro del Amor y a todas Sus huestes angélicas hacia la meta de la realización del Plan.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE YREKA, CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Cree en el mañana y nacerás a una nueva vida. Ten esperanza y renacerás como esencia. Es tiempo de curar y no de resistirse. Es hora de que la vida se desprenda de sus amarras por medio del amor. Sin amor nada vale, ni tampoco nada se realiza.

Siente en tu interior la paz que una vez te concedí, refúgiate en ella y nada temerás. No le des fuerza a lo que no existe. Ayúdame a desarmar los planes de Mi adversario con inteligencia.

Cree de una vez y para siempre que te librarás del mal, porque donde Yo estoy presente nada opuesto a Mí puede estar. Soy la Madre de la Luz, y donde está la Luz está Dios. Porque el Padre es Luz Eterna, es Amor Infinito en constante expansión. Y si te unes a ese Amor ¿quién te separará de Él? ¿Crees en Cristo?, Él es tu confianza y Él es toda tu vida, Él conoce quién eres y a quién has venido a servir.

Nada está separado, solo la mente humana separa. Supera los obstáculos con pacificación, y que esa paz sea más fuerte que todas las tormentas. Deposita tus sentidos, sentimientos y formas de ser en las Manos del Señor, Él sabrá perfectamente qué hacer con cada una de ellas. Y así la pureza surgirá y los cofres se abrirán para que las virtudes emanen desde lo más profundo de la consciencia. Las tinieblas se desvanecerán y todo se renovará. Para Dios nada queda inconcluso.

El Universo mostrará la verdadera faz de la vida. Cree en esa Divina Faz que es el Universo en su infinidad de formas y expresiones. Tú vienes de ese lugar, y algún día retornarás con el equipaje de una experiencia vivida, de una redención concretada y de un amor comulgado con Cristo. Tu promesa será trascender los desafíos día a día sin querer ningún resultado inmediato.

Les agradezco por responder a Mi llamado.

Los impulsa,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Llegarán almas a la superficie de la Tierra que renovarán el planeta en este agudo ciclo y ellas llevarán en sí el impulso de la cristificación.

Llegarán almas que despertarán a la vida universal y, en consecuencia, impulsarán con su despertar el interés de otras almas por el camino crístico.

Llegarán almas que emitirán la nota precisa, la que ayudará a transformar gran parte de las cosas y que movilizará de espacio a los que espiritualmente quedaron estancados.

Llegarán almas que ayudarán a cambiar el ciclo, y todo el universo impulsará ese esperado movimiento. El tiempo cambiará y todas las consciencias tendrán la posibilidad de recibir ese impulso y de convertir sus vidas.

Llegarán almas que modificarán las corrientes en sentido positivo, y todos los fluidos universales serán retransmitidos espontáneamente a través de ellas.

Llegarán almas que despertarán la vida crística planetaria y que atraerán por un corto tiempo una corriente de paz universal, antes de que el mundo se purifique completamente.

Llegarán almas que podrán cambiar los acontecimientos y que por su juventud motivarán el cambio y la ascensión verdadera de la consciencia.

Llegarán almas que, guiadas por Mí misma, manifestarán un estado de Gracia inexplicable, algo que beneficiará al resto de la humanidad; serán almas en libertad que aspirarán a cumplir con la promesa de preparar la esperada venida de Cristo.

Esas almas están próximas y la hora ya lo indica.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice siempre,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Como Señora de las Rosas, quiero llevarlos a Mi jardín celestial para que todas las almas, reunidas como rosas, puedan permanecer en el prometido paraíso del Señor.

Queridos hijos, lindas son estas promesas, por lo que hoy los invito a la conversión de sus vidas, al perdón del pasado y a la reconciliación de sus corazones con cada uno de sus semejantes. Recuerden, hijos Míos, que en cada hermano se encuentra Cristo, Mi Hijo Resucitado. Por eso, los invito a ser consecuentes con el Reino de la Paz para que esté presente en cada uno de Mis hijos.

No teman por lo que aún no cambia en el mundo. Es necesaria la oración del corazón para encontrar la Luz del Padre.

Pequeños niños, corran como esencias puras hasta los pies del Creador, porque si ese gesto fuera sincero, a través de la oferta de la oración, el Señor Omnipotente los colmará con Sus Infinitas Gracias Reparadoras.

Hoy los observo y los coloco dentro del Reino Celestial. A toda la gran humanidad que no quiere cambiar aceptando los Planes de Dios por vivir su propia decisión de vida, la coloco en el interior del Reino Celestial de la oración, para que junto a Mis ángeles custodios, oremos por la salvación y la redención de todos Mis hijos.

Hijos Míos, a todos ustedes les cabe responder a los pedidos pronunciados por nuestro Dios en cada uno de vuestros corazones. Quiero hacerlos crecer desde el corazón para que muchos de Mis hijos puedan imitar ese simple camino de consagración al Santísimo Corazón de Jesús.

Es momento de reparar las grandes causas que han distanciado a las almas de Dios. Yo vengo aquí, hasta cada uno de ustedes, como Mediadora y Madre de Jesús, El Redentor, vuestro Salvador.

¡Les agradezco!

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Mis hijos, día a día y sin percibirlo se distancian de Dios. Sobre todo aquellos hijos que renuncian al Cielo para entrar en la vida de este mundo.

Mi Inmaculado Corazón los llama, los reúne y clama a todos por mucha oración para que la Luz del infinito Corazón del Padre pueda colmar a todos.

Por eso, queridos hijos, todos en este tiempo y, en especial, los más fieles devotos de Mi Inmaculado Corazón, deberán estar en Mi Hijo, encendiendo la llama del corazón para reunirse en oración y en vigilia con el Maestro del Amor.

Mi Hijo los llama a la oración para que Su Fuego Misericordioso los pueda redimir y reconciliar con el Eterno Dios de las Alturas. Mientras el mundo corre, día a día Mis hijos deben elevar sus corazones en dirección a lo Alto y lo Eterno para encontrar el verdadero Espíritu de Dios.

Todo está allí, queridos hijos, bien cerca de ustedes. Por eso, abran las puertas de vuestros corazones para que Mi Hijo Jesús pueda reinar en ustedes por toda la eternidad. Para que eso suceda deberán estar en oración constante, dialogando con Jesús y, en Jesús, dialogar con Dios. Así, sus vidas corresponderán a la Voluntad de Dios, y Sus Rayos de Luz y de Piedad tocarán el corazón de todas las criaturas.

Hijos Míos, es hora de sostener con manos firmes la santa oración y multiplicarla por el bien del mundo. Por eso, pequeños Míos, nunca olviden cuán importante es comenzar el día en el Señor para que vuestras vidas sean bendecidas.

Recuerden, al despertar, que son dignos hijos de Dios y que Él los espera desde la eternidad para que sus corazoncitos se fundan con Su Luz Universal. Si así fuere, hijos Míos, el mundo podría ser otro y Mi Eterna Paz, la Paz de Dios, estaría por más tiempo en el corazón de todos Mis hijos.

Vivan en la Misericordia de Jesús y recuerden Sus preciosas promesas para esta humanidad.

¡Les agradezco!

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Hoy quiero ver brotar en Mis hijos la alegría maternal de Mi Corazón por todo lo que Dios, a lo largo de este tiempo, Me encomendó entregarles con amor y devoción.

Es importante que sus corazones reverencien al Creador, a Mi Hijo que retornará y al Espíritu Santo porque, si así fuere, todos ustedes estarán dentro del Gran Espíritu de la Santísima Trinidad.

Hijos Míos, este simple acto de amor y reverencia los mantendrá firmes delante del nuevo tiempo que llegará.

Yo los invito a orar con el corazón porque en cada día de oración sus vidas deben profundizar más en el Reino del Señor.

Para que cada una de sus almas encuentre reposo en Dios, solo deben decirle “sí” diariamente para que Su Amor Misericordioso los guíe y los acompañe, en especial, durante esta hora.

Quiero que sus vidas puedan ser partícipes del Reino en el cual Mi Inmaculado Corazón se encuentra, por eso, hoy les hablo de la importancia de vivir una vida de oración como un servicio para toda esta humanidad.

Como almas que son, están a tiempo de llegar a los brazos de Mi Hijo que, como Buen Pastor, quiere hacerles conocer la esencia de la Paz Celestial. Vivan y sean partícipes de cada una de las promesas de Cristo mediante el acto de la oración del corazón como también recordando el pasaje de las bienaventuranzas.

Cuando Mi Hijo les habló de los bienaventurados, él los invitaba a santificar sus vidas en el Señor. Por eso, pequeños niños, si todos ustedes dan ejemplo de humildad y de caridad, caminarán hacia el estado de la verdadera consagración.

¡Les agradezco!

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

¡Alabado sea Jesús en sus corazones por toda la eternidad!

Hoy los invito a contemplar con gratitud el Sagrado Corazón de Mi Hijo porque Él les dará la fuerza necesaria para convertir sus corazones en instrumentos preciosos del amor y de la verdad.

Por eso, queridos hijos, guarden siempre en sus corazones y en sus vidas un momento de oración para conversar con el Dios Todopoderoso. Así sus almas podrán ser partícipes de la Misericordia del Redentor.

Hoy, Mis brazos de piedad están extendidos e irradian Mi Luz de Amor en lo profundo de sus espíritus. Para que esto pueda seguir ocurriendo, hijos Míos, deben vivir en el acto sincero y verdadero de la oración del corazón, porque así ustedes descubrirán cómo el espíritu de la oración del corazón los ayudará a perdonar y reconciliar sus propios corazones con Dios y, en especial, entre sus más queridos, familiares, amigos y otras almas conocidas.

Por eso, pequeños Míos, es hora de vivir el acto de la oración de la reconciliación para que todos Mis hijos puedan ser partícipes de las promesas de Cristo.

El compromiso de sus corazoncitos, que están sobre esta Tierra, es vigilar en oración, vigilar por los que no vigilan y por los que se distraen con las modernidades de este mundo.

De esta manera, hijitos Míos, vuestros corazones serán como los corazones de Mis ángeles querubines que vigilan, en la esencia del amor, por todos los que fácilmente día a día se alejan de Dios Creador.

Por eso, en el final de estos tiempos, la tarea de los grupos consagrados a Mi Inmaculado Corazón será vigilar en constante oración, porque así la fuerza de Mis hijos estará en el Verbo del Amor guiado por el Espíritu Santo.

¡Les agradezco, hijos Míos!

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

A los que están caídos, levantaré. A los que están tristes, alegraré. A los que perdieron la esperanza, les daré esperanza. A los que sufren, aliviaré.

Queridos hijos:

Estas son las promesas de Mi Hijo. Por eso, ¡oren!, oren con el corazón para que todos Mis hijos puedan recibir este precioso Acto Misericordioso de Mi Hijo. Mi Corazón les sirve de amparo, de resguardo y de salvación; por eso, no teman a las caídas en la vida. Hoy, Yo los invito a que se levanten desde donde están y caminen a través del Divino Espíritu de Cristo, de nuevo, tomados de las manos de Luz de Mi Hijo amado.

Ustedes, queridos hijos, deben construir en sus corazones las promesas del Cristo Vivo, a través de la oración, como una preparación para el nuevo tiempo de paz y en honor al retorno de Jesús esperado por todos.

Hoy, cada uno de Mis pequeños, véase como un discípulo que, habiendo recibido la instrucción del Maestro del Amor, ahora espera en vigilia el próximo llamado.

Así, hijos Míos, Mi Corazón de Madre les trae de nuevo, en este tiempo, el llamado a la oración, al perdón, a la reconciliación y a la Misericordia para que sus corazones purifiquen los sentimientos y toda intención se vuelva pura y cristalina como el agua de un hermoso río.

Abran día a día sus corazones delante de la voz de Mi Corazón y sepan que Dios los llama para que vuestras vidas manifiesten el don de la paz y de la mansedumbre en este tiempo.

El mundo podrá recibir de ustedes las oraciones pero más aún podrá recibir de ustedes el empeño para transformar la vida en un instrumento de Mi Paz.

Los preparo y los guío con inmenso Amor Maternal.

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

 

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

En la devoción a Mi Inmaculado Corazón la paz será alcanzada, y el mundo vivirá un tiempo más de Gracia. Vean emerger de sus corazones la presencia de Mi Amor Maternal y sus vidas estarán más cerca de Dios Padre.

Queridos hijos, Mi Corazón clama por la redención del mundo y de tantos hijos que sus pequeñas manos no podrían contar. Amados Míos, el universo al cual sus corazones pertenecen está lleno de Luz y de Gracia pero la humanidad poco ha aprendido a vivir de Dios. Por eso, alcen sus ojos siempre hacia el Reino del Santísimo Padre para que en el camino que ustedes están recorriendo puedan ver a su lado a Mi Hijo. Él es quien retorna por Amor, Redención y Paz. Encuentren en sus vidas a Dios a través de la oración.

Queridos hijos, acepten entrar en el camino de Mi Paz para que Mi Corazón los guíe y los proteja. Mientras el mundo aún cree vivir bien, así como fue formado a través de las generaciones, Yo les digo que todas las almas deben rendirse delante del trono del Creador para que Él los vea con ojos de Misericordia.

Amados hijos, cumplan con la promesa que sus corazones han hecho a Mi Hijo; antes de todo, vivan perpetuamente en Él para después, bebiendo del Manantial de Su Corazón, fundirse con Su Santo Espíritu de Amor.

Yo hoy los invito a que sus consciencias retornen a la unión con Mi Hijo que cada una de sus vidas ha tenido en el principio. Para eso, queridos hijos, alcancen la redención de sus vidas a través de la oración, la comunión con Cristo y la reconciliación con el Altísimo.

En cada nueva conversión estarán ayudando a aliviar al mundo para que el Amor Eterno de los Cielos reine sobre la Tierra dolorida.

Gracias por responder a Mi llamado.

Misericordia Divina para los que aún no la han alcanzado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SANTA MARIA, RIO GRANDE DO SUL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Hoy por primera vez, Me envuelve el manto de la bandera Argentina y por medio de este símbolo quiero anunciarles que Mi propósito para con ese pueblo aún es desconocido para la mayoría de las almas.

Por esta razón, para que las almas comprendan el sentido por el cual su Maestro y Señor regresará a la Argentina en el mes de agosto, que será la meta más osada de todos los tiempos, porque en ese pueblo Yo depositaré una de Mis siete aspiraciones a fin de que se cumpla, por la adhesión y la unión perfecta de todos Mis servidores.

Este es el tiempo de concederle al mundo la concreción de muchos milagros, así como también es el tiempo en el que la humanidad vea la realidad que siempre quiso ocultar de su vista.

Argentina es un pueblo obrero y trabajador, una virtud que también se refleja en la vida espiritual con la misma fuerza y determinación.

Por eso, Me serviré del poder interior del corazón de los argentinos para preparar Mi retorno y así cumplir en la humanidad con la promesa que una vez fue hecha para todos, que Yo regresaría en el momento más culminante de la Tierra.

Y como es el tiempo, y esa hora se aproxima, Yo visitaré nuevamente a Mis compañeros de Argentina para que en Sudamérica se terminen de fundar las bases de una Colonia-Luz de almas que, en el nombre de muchas más, cumplirán con la Voluntad de Dios.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Les prometí, así como escribió el Apóstol Mateo, que estaría con ustedes todos los días hasta el fin de los tiempos. Ahora, y en este momento, esa promesa se cumple.

Estoy aquí, con ustedes, todos los días de la vida y lo estaré hasta el fin de los tiempos. Por eso, vean y crean lo que está sucediendo.

Muchos esperan que Yo aparezca dentro de la Iglesia, pero en verdad, no Me comprendieron.

Yo voy al encuentro de la Iglesia espiritual que existe dentro de cada ser; esa es la Iglesia que Yo busco de las almas buenas que Me veneran y que Me escuchan a través de estos mensajes diarios.

Sigan, entonces, haciendo realidad todos los días la promesa de su Maestro y Señor, para que Yo pueda seguir estando con ustedes hasta el fin de los tiempos y, así, más corazones tengan la dicha de conocerme y de participar de la comunión Conmigo.

Sean testigos de este importante acontecimiento de estar participando del reaparecimiento de Cristo.

Que este sagrado encuentro reverbere en los tiempos que vendrán para que no solo las almas, sino también el planeta, sean merecedores de Mis Misericordias.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

En la víspera de Mi sagrado Aniversario de Instrucciones diarias, deseo que los buenos y santos corazones, los que Me siguen a pesar del cansancio, del vacío o del dolor, Me hagan conocer como su Sagrado y Glorificado Corazón de Jesús.

A aquellos que hagan conocer Mi Faz del Retorno, Yo les prometo lo siguiente:

Quien lleve la imagen del Glorificado Corazón de Jesús no perecerá en vida, sino que conocerá el poder de Mi Misericordia.

Quien adore la sagrada imagen entrará en contacto y en unión interior Conmigo, como si Yo estuviera presente a su lado eternamente.

A quien lleve consigo la sagrada imagen, cerca de su corazón o la coloque en la cabecera de su cama, y Me rece todos los días una pequeña oración Yo le prometo ser el Vigía y el Portero de su casa, para que nada que no sea Mi Luz se pueda aproximar.

A quien comparta de forma sagrada y fraterna el Ícono del Sagrado y Glorificado Corazón de Jesús con los enfermos, los ancianos, los jóvenes y los niños, Yo le prometo que estaré visitando en los planos internos a cuantos Me adoren por tan solo cinco minutos de su tiempo, pues Yo deseo profundamente prevalecer en el corazón y en la vida de cada ser.

A quien Me haga conocer con humildad como el Sagrado y Glorificado Corazón de Jesús, Yo le prometo ayudar, proteger, amparar e iluminar el camino de todos los que Me llamen con amor, devoción y verdad; prometo estar presente en los momentos de emergencia y de socorro.

A quien reconozca el Sagrado Ícono como verdadero y al mismo tiempo como misericordioso, Yo prometo protegerlo hasta los últimos días de su vida y llevarlo Conmigo al Reino Universal de la Paz.
A quien Me vea reflejado en la sagrada imagen, Yo prometo hacerle sentir profunda confianza, plenitud y júbilo celestial, para que viva en la eterna alegría de Mi Corazón.

El Sagrado Ícono de Cristo representará la unión entre el Cielo y la Tierra, entre las almas y Cristo Glorificado que retornará al mundo para volver a sacarlo de la muerte en la cual vive. Dios desea que glorifiquen al Sagrado Corazón de Jesús, pues Él es ofendido por las acciones injustas de las almas. Así, Yo prometo que quien guarde en su casa esta sagrada imagen recibirá Mis Gracias Especiales para alcanzar la redención.

Que esta Maratón Aniversario signifique para todos un paso en la entrega absoluta al Cristo Rey, para que así despierten los Nuevos Cristos.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Para todos aquellos que tienen las puertas cerradas, Yo las abriré para que ingresen sin demora en Mi Reino Redentor.

Queridos hermanos:

El camino por recorrer aún es largo, y solo les pido que mantengan encendida la fe en sus corazones, porque así Mi Corazón reconocerá a los discípulos y a los apóstoles del Nuevo Tiempo.

Sepan que no Me canso día a día de llamarlos a la redención; porque si se redimen, todo pasará y sus almas en alegría permanecerán Conmigo contemplando al Padre en la Creación. No demoren en venir hacia Mí porque los espero y los quiero encontrar siempre vigilando Conmigo en la oración del corazón.

Sientan Mi Paz, porque retorno para cumplir con la promesa del fin de tiempo.

Bajo el Amor del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

En Mi Reino, Reino que no es de este mundo aunque sí del Universo, no existen tristezas ni sufrimientos, sino alegría, paz y eternidad. Eso les prometo y Yo cumpliré Mi Promesa a los rebaños, después de Mi visible segunda Venida al mundo.

Mientras estén aprendiendo y creciendo en el mundo mediante las pruebas y las confirmaciones, afirmen sus vidas en Mi Corazón, sintiéndolo, amándolo, adorándolo, reverenciándolo como el Sacratísimo Corazón de Redención. 

Ahora, ante los cambios en las consciencias de todo el mundo, el enemigo utiliza su astucia para tentar con otro alimento a Mis rebaños. Delante de este ciclo, algunas ovejas maduras asumirán el cuidado y la protección de los demás rebaños; dichas ovejas, por su humildad y entrega, serán colmadas por los Dones del Santo Espíritu, que les darán la visión para discernir, la sabiduría para comprender, el entendimiento para tener inteligencia y la paz para estar todo el tiempo en el Amor de Dios y en Mi Sagrado Corazón.

La batalla definitiva aún no ha comenzado y a la humanidad le corresponderá dar cuenta ante el Universo de todo lo que ha hecho. Pero quien esté en el amor y se esfuerce por estar vivo en el Amor del Hijo Primogénito, tendrá la fuerza suficiente para sostener el timón de la barca que llevará a los rebaños por un nuevo camino de consagración hacia la Tierra Prometida.

Que nadie pierda la valentía de seguirme; aún más en este Nuevo Tiempo que ya ha comenzado, unan sus corazones al Mío para que podamos ser Uno en Mi Padre, sin separación ni diferencias.

Reunidos finalmente, en la mesa de la Nueva Cena, los apóstoles del Nuevo Tiempo congregarán a Mis seguidores en el amor y por el amor. Así formarán a los que en Mi Instrucción llevarán la Palabra de Vida, la palabra de Cura, la palabra de Redención: palabra que redimirá a la Tierra por los simples y sabios ejemplos de los apóstoles que vivirán en Mí firmemente.

Con ellos estaré y a través de ellos Mi Sacerdocio Pastoral será reconocido antes de Mi Retorno al mundo.

Bajo el Amor y la Gracia del Padre, sean bienaventurados de corazón.

Gracias por meditar sobre Mis Palabras con el corazón.

Cristo Jesús

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos