MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE MONTEVIDEO, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos míos:

En vísperas de la Fiesta Anual de la Divina Misericordia, día santo en el cual ustedes se encuentran en cenáculo y oración, deseo que difundan a todos Mis hijos la importancia de vivir el día de la Divina Misericordia que Mi Hijo instituyó para el mundo.

Hijos, vengo para todos, los pecadores y fieles, para los conscientes y para los ignorantes de corazón; vengo en nombre de Mi Amado Hijo para toda la humanidad.

El día de la Fiesta de la Misericordia será dedicado, de manera especial, a todos ustedes y para todos aquellos hijos Míos que participen de ese día. Desde donde se encuentren, si comulgan y piden perdón haciendo un acto de reparación y rezan con devoción la Coronilla a la Divina Misericordia, serán absueltos de las deudas graves que los han mantenido presos de la involución y, así, recobrarán un espíritu de fe y fuerza interior para los tiempos que llegarán.

Esos hijos Míos tendrán la Gracia de ayudar espiritualmente a sus familias y seres queridos a través del acto de la comunión en el día de la Misericordia, y Mi Hijo, desde Su Reino, impartirá una Gracia de salvación, nunca vista en los últimos 50 años, a todas las almas pecadoras.

¿Por qué es importante que todos celebren Conmigo el día de la Divina Misericordia?

Porque haciéndolo consciente en vuestras vidas permitirán que atributos como la redención y la conversión toquen los corazones de los no creyentes y, sobre todo, los pecadores e injustos reciban la última tabla de salvación, que será la Divina e Insondable Misericordia.

El Universo se prepara y ustedes también, y los ángeles derramarán los dones sobre aquellos que comulguen en nombre de todos.

Durante ese día habrá una expiación universal a través de la Misericordia que Cristo derramará sobre el mundo y sobre las almas que especialmente celebren ese día de gloria y de resurrección espiritual para todos.

Por esta causa, deseo que el 13 de abril, en el Centro Mariano de Aurora, sean levantados dos altares que estarán representando a Jesús Misericordioso y a vuestra Madre Divina. En honra a la victoria que Mi Hijo alcanzó, deseo que coloquen guirnaldas de color sangre y agua y que decoren no solamente el altar, sino también la sala en donde Jesús y María descenderán, ese 13 de abril, para dar una bendición especial al mundo y una expiación centenaria de todas las deudas cometidas contra el Sagrado Corazón del Padre Celestial.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE FÁTIMA, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Recordemos, compañeros, la Fiesta de la Misericordia que es solemnemente celebrada el domingo siguiente después de Pascua.

Celebrar la Misericordia es aceptar en espíritu la Presencia de Dios, sabiendo que en cada momento de la vida necesitamos la Presencia de Dios para enderezar nuestros caminos y encontrar la paz.

Esta vez, la Misericordia volverá a ser celebrada en Polonia y esto concederá, en los planos internos, la cura profunda de todas las generaciones de europeos que de alguna forma atravesaron por las guerras mundiales.

Una expiación será concedida a los grandes pecadores y, así, una historia que quedó grabada en la memoria de los inocentes será disuelta, a fin de conciliar la paz entre las consciencias, tan necesaria y justa para estos tiempos y para los tiempos que vendrán.

Nuevamente la Divina Misericordia actuará y atraerá curas profundas en la esencia de las almas.

Todo lo que será ofrecido por medio de la Peregrinación por la Paz ayudará a la Jerarquía Celeste, para que Ella lleve adelante el desbloqueo espiritual de un proceso que condenó y que condena a miles de almas en esta parte del mundo.

Para que esto sucediera fue necesario revelar, primero, la Faz de Mi Divina Misericordia para que los corazones supieran que, a través de los méritos alcanzados por su Maestro y Señor, la vida planetaria podría ser ayudada ampliamente.

Ahora, y en esta ocasión, Polonia será ayudada de nuevo.

¡Les agradezco por guardar Mi Palabras en el corazón!

Los bendice, 

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos