Estrella Guía

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

Aurora es una corriente de energía superior que sustenta y al mismo tiempo transmuta los procesos de redención.

Para que eso sea posible, Aurora actúa a través de la llave de la gratitud, ya que por medio de ese atributo todo el proceso de cura espiritual se puede dar.

A través de la corriente curadora de Aurora las almas se liberan a sí mismas de todas las prisiones que comprometen sus pasos en el despertar y en los grados de amor.

Aurora nos revela la existencia y la realidad de nuestro ser. Ella suple las necesidades internas que las almas tienen de poder romper los grilletes, y así, alcanzar la libertad del espíritu.

Aurora es una corriente que desobstruye los caminos del guerrero para que la victoria de la batalla esté en el corazón ardiente de quien se une a la Jerarquía.

Aurora muestra la verdad y no la repele, por más que sea una verdad dura, ya que la razón de todo mal está en la ausencia de amor y en la ausencia de bien en las almas.

Aurora transmuta las condiciones precarias y disociadas del ser; retira la consciencia de la ilusión cuando la consciencia se abre para salir de este espacio planetario.

Aurora nos eleva al mismo tiempo que nos ama. Su permanencia en el espacio universal es imborrable.

Aurora es como la Estrella Guía que surge en el firmamento de la noche para instruir al corazón pobre y humilde.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Una Buena Madre - Parte I

Una verdadera madre es capaz de darlo todo por sus hijos, no importa si sus hijos le corresponden o no.

Una verdadera madre hace todo en el silencio, y en ese silencio muchas veces calla para no desafiar las contrariedades de estos tiempos.

Una verdadera madre acoge el sufrimiento del semejante y lo hace parte de sí.

Una verdadera madre conoce la inmadurez y la testarudez de sus hijos, pero, aun así, siempre les demostrará la realidad y el lado bueno de la historia y de toda la experiencia.

Una buena madre no reclama, pero sí indica; no somete ni controla, pero sí advierte, sugiere y guía, porque su corazón maternal y femenino siempre le dictará muchas cosas.

Una buena madre siempre les dará el bien a sus hijos, y un poco más.

Una buena madre es la que siempre dice "sí" y es la que llora en su soledad. Ella espera que sus hijos encuentren el camino de la madurez, de la bondad y de la transparencia.

Una buena y verdadera madre teme por la perdición de sus hijos y cuando sus hijos no la escuchan se acongoja su corazón.

Por eso el Padre les dio una madre, no importa si es correcta o incorrecta. Dios les dio una madre terrenal y una Madre Espiritual.

Esas madres esperan que sus hijos nunca se olviden de ellas, que las lleven en su corazón grabadas a fuego, porque una madre es el hilo intermediario que los unirá a Dios en Su Aspecto Femenino.

Todo los que en la vida consagrada tuvieron la gracia de tener una madre espiritual es para que la reconozcan, especialmente la juventud, porque en estos tiempos estar en el regazo de una madre será como estar en los Brazos de Dios.

Se necesita mucha humildad y confianza para poder comprender, sentir y percibir lo que una buena madre siente por sus hijos.

Los invito a aliviar el corazón de las madres, por todas las madres del mundo que agonizan, día y noche, al no poder socorrer a sus hijos.

Dios les ha dado Su mayor tesoro universal: tener cerca una madre, así como Jesús Me tuvo a Mí, para que en los momentos más difíciles y áridos Yo lo apoyara.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE QUITO, ECUADOR, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Mis Palabras quedarán, pero el tiempo pasará

Mis Palabras quedarán, pero el tiempo pasará y llegará el momento en el que todo el conocimiento divino de los Sagrados Corazones será la estrella-guía cuando ya no estemos entre ustedes.

Mis Palabras quedarán, pero el tiempo pasará y en esa hora deberán estar afirmados en la unidad y en la fe para saber qué hacer y en dónde estar.

Mis Palabras quedarán, pero el tiempo pasará y para la mayoría será demasiado tarde para tomar consciencia de que todo lo que fue dicho por la Voz de Nuestros Sagrados Corazones es esencial para la transformación y la redención de la humanidad.

Mis Palabras quedarán, pero el tiempo pasará y todo estará sucediendo, dentro y fuera de las criaturas. Cosas inexplicables se mostrarán y la mayoría sabrá quién es, verdaderamente.

Mis Palabras quedarán, pero el tiempo pasará y algunos recordarán las sagradas llaves de la Instrucción que hemos entregado para el gran cambio de la consciencia humana.

Mis Palabras quedarán, pero el tiempo pasará y muchos no podrán retornar al momento anterior, porque no habrán dado el paso en confianza y en obediencia a la Ley Superior.

Mis Palabras quedarán en la consciencia de los pueblos y de las naciones, pero el tiempo pasará; cada impulso entregado es determinante y definitivo, y no volverá a repetirse nunca más.

Mis Palabras simples quedarán en la humanidad, pero el tiempo material pasará y todo se mostrará dentro y fuera de los seres humanos.

Serán imprescindibles corazones misericordiosos y compasivos que puedan soportar el fuego de las imperfecciones; porque llegará un momento en el que las almas podrán librarse, por última vez, de sus prisiones y de sus cadenas de otrora.

Ese será el último momento en el que su Madre Celeste llegará del Cielo para abrir el último Sello del Armagedón, y todo se desatará a fin de definir el surgimiento de una nueva y purificada humanidad.

Mis Palabras quedarán, pero el tiempo pasará y solo aquellos que se animarán a perder el control de su vida, el poder de sus acciones y la soberbia de sus cometidos, de la noche a la mañana vivirán los grandes cambios internos.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Retira toda angustia y pesar de tu corazón, y ya no pienses que no lo conseguirás.

Anímate, aunque parezca desconocido, a dar el “sí” al Universo con una total confianza.

Da tus pasos en dirección a Cristo. Aún en los momentos de mayor tribulación, deja que Mi Mano maternal se aproxime a ti para poder guiarte.

Deja que lo más viejo de ti vaya muriendo mientras que en tu esencia despierta lo que en verdad eres y lo que has venido a cumplir en este planeta azul.

Confía en que podrás seguir caminando. Deja que la Llama Sagrada de Mi Corazón ilumine tu camino y así puedas llevar adelante el propósito interior que el Padre te confió.

Mientras tanto, hijo Mío, recupera tu esperanza desde el origen de tu despertar, desde el momento en el que tu corazón sintió seguir este sagrado, pero desconocido camino. Desde allí, tú debes tomar coraje y fuerza interior para aprender a trascenderte, para aprender a elevarte y a encontrar el sentido justificable de tener que estar aquí.

Ahora tu vida es tan semejante a aquel momento en el que Pedro, el Apóstol, tuvo que confirmarse si estaba o no con Jesús, ya que, a pesar de su negación, en la esencia de Pedro existía esa confianza escondida por el miedo.

Abre tu corazón y atraviesa ese umbral del miedo que no existe y dile “sí” al Sagrado Corazón. Siempre di “sí” por más que no comprendas.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y SEÑORA DEL CARMELO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE ÁVILA, CASTILLA Y LEÓN, ESPAÑA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN, CON MOTIVO DEL ANIVERSARIO DE LA HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Soy la Estrella Guía

Así como el sol nace en el amanecer, así nace la Estrella Guía de la Señora del Carmelo.

Vengo, en este día, trayendo en brazos a Mi pequeño y amado Hijo, quien también les da la bendición celestial y los anima a seguirlo en la fe y en el amor.

Yo soy la Estrella Guía, y las almas pueden dar sus pasos a través de Mi Luz.

Soy la Estrella Guía, y los corazones del mundo pueden encontrar el camino de salida.

Que en estos tiempos de tribulación las almas puedan ver la Estrella Guía de la Señora del Carmelo, para que la humanidad se anime a vivir su momento de redención y de perdón.

Hoy expando Mi Estrella Guía más allá de España e irradio, en este tiempo, los códigos celestiales de la redención para que los corazones encuentren en sus caminos a Cristo, y lo vivan en su interior como una única verdad.

Soy la Estrella Guía y elevo la consciencia planetaria para que se pueda elevar también la humanidad.

La Estrella Guía de su Señora retorna resplandeciente, en este tiempo, para que la humanidad finalmente pueda despertar.

Esta Estrella no es física ni tampoco invisible, es la Estrella espiritual e interna de su Señora del Carmelo, la que se manifiesta para poder generar la mayor conversión en las almas de la humanidad, que no se arrepienten ni se entregan al Señor.

La Estrella Guía de su Señora puede comunicar los Universos y unir las dimensiones de la consciencia.

Ella puede disolver los abismos y guiar a las almas caídas hacia la Eterna Luz.

La Estrella Guía de la Señora del Carmelo puede penetrar en el inconsciente de los hombres y cambiar los acontecimientos venideros.

Esta santa Estrella Guía puede ayudar a disolver el pasado, a mejorar las condiciones del presente y a abrir las puertas para un mejor futuro, espiritual e interior.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE SAN PABLO, BRASIL, HACIA LISBOA, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Yo soy la Estrella Guía de la noche, que alumbra los caminos para conducir a Mis hijos hacia el Portal del Amor.

Su Madre Celeste, como prometió, está retornando a Portugal, por medio de Su grupo peregrino, a fin de que se lleve adelante la gran expansión de consciencia del Reino de Lys-Fátima.

A todos ustedes como también a sus hermanos que vendrán en sagrada peregrinación, los conduzco hacia los jardines internos de Lys, para que en cada alma se establezca, una vez más, la pureza original.

Con alegría, regocijo y devoción interior su Madre Celeste prepara Su llegada hoy a Portugal para que más corazones puedan encenderse de nuevo en el amor, en la verdad y en la Pureza Original

Así, los invito, Mis queridos hijos, a estar alegres y disponibles a cada momento de la peregrinación por Portugal porque, de esa forma, ustedes tendrán la Gracia y la Misericordia, como tantos hermanos peregrinos, de recibir la bendición de su Madre Celestial.

Seguimos en la fe, en la confianza y en la alegría, ¡porque nuevamente en Europa, Mi Inmaculado Corazón triunfará!

Les agradezco responder a Mi llamado.

Los bendice y los protege debajo de Su Divino Manto,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Yo soy esa brisa fresca de amor que todos pueden respirar.

Soy ese viento marino que acaricia el rostro del navegante en el Océano de la Misericordia de Dios.

Soy esa corriente poderosa que trae la Paz a todos los corazones.

Soy esa estrella que guía el camino de los rebaños de Mi Amado Hijo.

Soy ese principio de paz y de amor para el mundo. Por eso vengo para derramar Mi Fuente Celestial y para que los corazones orantes vivan la plenitud de estar en Cristo.

Establezco en cada hijo Mío un Propósito mayor el que todos están llamados a cumplir en esta hora.

Soy la Madre que trae el regocijo de estar celebrando en Cristo.

Soy ese motivo perfecto para orar y estar en Dios.

Soy ese infinito que nunca termina, que trae para todos el Amor y la Gracia de Dios.

Soy ese puente que se eleva a los Cielos para que todos lo puedan cruzar.

Soy lo mejor para ustedes. Soy la Mediadora. Soy la Reina de la Paz.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice y los absuelve en Misericordia,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Hijos Míos:

En este tiempo importante recuerden la única Estrella Guía que los ilumina, que los rige, que los ama, que los conduce hacia el Universo Infinito de Dios. Recuerden al Maestro de los maestros. Recuerden en vuestras vidas al Instructor, al Pastor, a la Esencia del Amor de Dios.

¡Hijos Míos, amen a Jesús Cristo, vivan en Jesús Cristo y por Jesús Cristo!

Queridos hijos, hoy los llamo a orar por la paz, paz que es urgente en las esencias y en las almas de todos Mis hijos. Hoy los invito a servir al Creador con el corazón, a donarse a Dios con el corazón y a permanecer en los brazos de Dios, vuestro Omnipresente y Eterno Padre.

Queridos hijos, pequeños hijos, ¡no teman!, ¡por nada teman! Abracen a Jesús. Sientan Su Insondable y Magnificente Corazón de Misericordia. Sostengan vuestra vida bajo Sus Rayos y vigilen en oración por la existencia cada hermano.

Hijos Míos, si ustedes aceptan dar la vida, el alma y la existencia a Cristo, ¿qué perderán?, ¿qué encontrarán en vuestros corazones? Hoy Yo les diré. Queridos hijos, vuestras vidas en Cristo, en Mi Hijo, hallarán el consuelo, el alivio, el amor, la confianza en Dios, la eternidad.

Queridos hijos, como Madre de la Divina Eternidad les pido: ¡confíen!, ¡confíen en Mi Llamado Maternal y Universal! Porque Dios solo Me pide que vuestros corazones estén resplandecientes y consagrados a los pies del Creador.

Mi alma materna busca almas que aspiren a encontrar la paz, el perdón y la redención. Hijos Míos, Mi voz reverbera silenciosamente en vuestros corazones por un solo motivo: vivir en Cristo aguardando Su llegada celestial.

En unión a todos Mis hijos les agradezco por vuestra respuesta a lo largo de este último año.

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

No Me cansaré de llegar a vuestras vidas porque, como Madre de la Misericordia, el mérito para todas las almas del mundo es la salvación.

Queridos hijos, con vuestros corazones abiertos alcanzarán la eternidad, por lo que hoy los invito a considerar como primordial la vida de oración. De esa manera, sus vidas estarán dentro del Reino del Creador. Hijos Míos, como Señora de la Paz, hoy les pido que oren, que oren con el corazón porque todo el Universo de Dios está atento a las súplicas de todos Mis hijos.

Queridos Míos, sostengan con manos firmes la oración para que ella, como Luz en el mundo, pueda auxiliar a los que más necesitan. Abran las Puertas de los Cielos a través de la oración, pues todo está permitido cuando ella nace de forma pura desde el corazón.

Hoy, permanezcan en Mí y no teman por nada, ya es momento de reverenciar a Quien los ha creado por amor y por devoción: Él es vuestro Único y Omnipotente Dios.

Queridos hijos, el tiempo de la Misericordia está transcurriendo velozmente en la vida de todas las almas; no tarden en llamar por la Presencia Divina que nace en el donado y amoroso Corazón de Mi Hijo. Todos son invitados a vivir en la insondable Presencia de Jesús. El Sacerdote del Amor, con Sus brazos abiertos hacia el mundo, los espera y les dice que ya es el momento de preparar el Templo Interior para Su retorno. Las sagradas palabras pronunciadas en el ayer por el Redentor se volverán realidad en los tiempos actuales.

Hijos Míos, aguarden día a día la venida silenciosa de Mi Hijo; Él es vuestra Estrella Guía, el Manantial que les saciará la sed que vuestros corazones tienen en estos momentos.

Beban de la Fuente y laven vuestros rostros con el Agua Divina que ha brotado desde Mi Hijo, porque será en esta ofrenda de Jesús donde encontrarán la Ley del Amor.

¡Les agradezco!

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

 

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

El Amor que Mi Corazón tiene por ustedes es grande e infinito; ese Amor va más allá de sus vidas porque llega hasta lo profundo de vuestras almas. Por eso, queridos hijos, Mi Amor es reparador, es un Amor ardiente, que enciende, anima, renueva y cura profundamente.

El Don de Mi Amor por todas las criaturas es el gran poder del Dios vivo y resplandeciente actuando a través de Mi Inmaculado Corazón. Es un amor que eleva la consciencia para que ella reconozca que es un alma de Dios, una llama de Su Espíritu Divino en la Tierra.

Mi Amor Maternal por ustedes es el mismo que Yo deposité en Jesús cuando niño. Por esto, queridos hijos, Cristo Me entregó por amor a ustedes, para que Yo fuera la Gran Maestra del Amor Salvador. Cristo Me consagró como la Estrella Guía para las almas, como la Intercesora delante de Dios, la Guardiana absoluta de los corazones. Ese es Mi compromiso y Mi misión con todos ustedes: acompañarlos, por amor, hasta la eternidad.

Hijos Míos, hoy los invito a confiar en ese Amor reparador; así vuestros corazones renacerán y desde ellos se borrará todo dolor interior.

Como Madre del Amor les entrego Mi Confianza, pues quiero que solo estén en Mis brazos para que ustedes aprendan a amar y a conocer el Amor Misericordioso de Dios. Todavía están a tiempo, así podrán llegar al Reino de Mi Hijo y vuestros corazones vivirán la Paz.

¡No teman, estoy con ustedes!

¡Les agradezco!

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

El único camino de salvación: Jesús.

La verdadera y fuerte esperanza en todo: Cristo.

La firmeza delante de las pruebas y los desafíos que pueden vivir Mis hijos: Jesús Cristo.

Él es el Pastor Primordial para sus corazones. Cristo es la Estrella Guía que se anunciará al mundo por segunda vez.

Por eso, queridos hijos, hoy los invito a orar para que la Estrella Guía de Cristo, que es Su Sagrado Corazón, pueda estar entre ustedes como estuvo una vez entre los apóstoles. No solo sus vidas pueden consagrarse al Propósito de Cristo en este tiempo en la Tierra, sino también cada uno de ustedes puede, en confianza, ser un amigo fiel de Jesús.

Quiero, hijos Míos, que ustedes puedan aprender a amar a través del ejemplo de humildad que Cristo expresó cuando vivió en el mundo y compartió Conmigo, Su Madre, Sus Prodigios y Enseñanzas de Amor. Aún en la Cruz, hasta el último momento, Él contempló la miseria de la humanidad a través de Su Infinita y Divina Misericordia.

Queridos hijos, quiero que aprendan, a través del acto diario de la oración y de la aspiración, a permanecer siempre en Jesús. Esto los ayudará a trascender los límites humanos que, en muchos, impiden dar los pasos hacia el Dios Eterno.

Aún están en los últimos tiempos de la Gracia. Por eso, Yo los llamo para que, mediante la oración sincera, intercedan por todos los hijos que están lejos de Dios. Y más aún, por todos aquellos que no quieren escuchar a la Sierva de Dios que viene de nuevo al mundo para darles el perdón, la salvación y el auxilio en el final de estos tiempos.

A través de la oración diaria, queridos hijos, sus pequeñas consciencias se preparan para los nuevos tiempos en los que la fe y el amor en Mi Hijo serán llaves para la gran salvación.

Es hora, hijitos, de que todos corran hacia la Fuente de la Misericordia de Jesús y que sus corazones se coloquen bajo los Rayos eternos de la Reparación y del Perdón. Para eso, como Madre de las Gracias, les ilumino el camino para que avancen por el sendero correcto hacia el Salvador.

Cuento con las oraciones de todos.

Los llevo a todos en Mi Corazón Maternal.

Gracias por responder a Mi llamado.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

En las doce estrellas de Mi corona encontrarán la guía que Yo vengo a anunciar al mundo. Ellas son como la estrella guía de Belén para cada uno de Mis hijos. Las estrellas son como el amanecer y el lucero en el Cielo para todos aquellos que deben resucitar a la vida en Cristo.

Queridos hijos, con inmenso gozo los llevo hacia el Corazón de Mi Hijo quien debe ser amado y venerado diariamente por esta humanidad. Esta preparación les permitirá recibir al Redentor por segunda vez.

Queridos hijos, hoy los quiero invitar a que contemplen el Rostro Misericordioso de Dios Vivo a través de la presencia de Mi Hijo. Que ustedes también testimonien la Presencia del Corazón Amadísimo de Dios por medio de Mi Corazón Inmaculado.

Sepan, hijos Míos, que en Mis estrellas podrán ver el nuevo amanecer, los largos años de paz, aquella promesa escrita en el Corazón de Dios Padre para todos Mis hijos.

En el adorable y venerable Corazón de Cristo ustedes hallarán el camino seguro que los conducirá hacia el Reino de Dios.

La humanidad puede, con la oración, remediar el pasado y el sufrimiento que ella misma ha gestado desde hace tiempo. Ahora, Mis soldados marianos deben expresar la esperanza y la redención para todos los que aún no las tienen.

También, hoy les anuncio, queridos hijos, que Mi presencia mensual los días 12 y 13 de mayo, nuevamente en la resurgida y amada Portugal, se extenderá hasta el día 14 de mayo en una peregrinación de todos los presentes en las apariciones hacia el Santuario de Fátima y Aljustrel. En ese ejercicio ustedes estarán, como tantos otros hijos, aliviando Mi Inmaculado Corazón y aliviando la Justicia prometida para Europa. El Ángel del Señor los ayudará y Él considerará esa oferta humilde de parte de todos.

Gracias, hijos, por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Con alegría y regocijo, en nombre de todos los niños del mundo, oremos por la salvación de las pequeñas almas que necesitan de Misericordia y Amor.

Hoy los invito a preparar Conmigo la llegada interior de Cristo a la Tierra. Desde los Cielos, la venida del Espíritu Santo estará derramando Gracias para el mundo en este último tiempo de la humanidad. Yo los invito, Mis pequeños corazones, a preparar Mi venida el día 24 de diciembre. Yo los llamo a la oración a fin de que sus corazones recuerden Mi peregrinación a la antigua Belén.

Que sus oraciones y sus corazones se conviertan en la Gran Estrella Guía durante la noche para que Mi Corazón pueda iluminar de paz al mundo. Para ello, Mis pequeños, los convoco a preparar el corazón durante los días que anteceden al 24 de diciembre. Antes de la llegada de Cristo, el Inmaculado Corazón de la Señora de la Divina Concepción llegará para estar, una vez más, delante de sus vidas.

Traeré al Espíritu Santo con la misión de renovar la vida de muchos corazones. Solo les pido que para ese mérito y para esta Gracia Especial de Perdón y de Redención, ustedes, Mis queridos hijos, eleven la voz de la oración hacia los Cielos para que el Señor Dios responda al llamado de todos Sus hijos.

El Ave del Sol, encendida por el Espíritu Santo, posará Su mirada de amor y de paz sobre los corazones que se abren, para así poder renovar la vida presente. Quiero, Mis pequeños, que para este advenimiento, sus corazones se preparen a través de la vigilia de la víspera, el día 23 de diciembre.

MENSAJE ESPECIAL DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO DURANTE LA 6.A MARATÓN DE LA DIVINA MISERICORDIA, EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, URUGUAY AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Hace un poco más de dos mil años de vuestro tiempo que la Gran Estrella de Belén guio el camino de los iniciados Reyes Magos, los que recibieron la bendición original del Hijo de Dios.

Este especial encuentro en Belén, con los Santos y Sabios Reyes del Espíritu, marcó un antes y un después en la vida y la evolución de la humanidad; ellos prepararon desde el corazón la venida gloriosa del Rey de las Estrellas.

Los Reyes que llegaron de diferentes partes de Medio Oriente y del Lejano Oriente eran más de tres. Recuerdo que Mi Amada Madre María, cuando yo tenía tan solo seis años de edad, me dijo que los Santos Reyes habían sido enviados por el Espíritu de Dios para ungir, por medio de las sagradas ofrendas, al Hijo de Dios.

Fue así que en aquel tiempo los Reyes reabrieron el camino de la cura y la redención espiritual de toda la humanidad perdida. En verdad ellos fueron los que prepararon el camino para el Mesías junto a la misión que cumplió Juan el Bautista.

Muchos de los corazones en esa época, muchas de las almas fueron bendecidas por la acción amorosa de los Reyes y, como buenos y humildes iniciados, sostuvieron el Plan que Dios quería implantar desde el nacimiento de Jesús.

También, en aquella noche, los pastores de Belén recibieron la visita del Ángel de la Paz, el cual anunció la Gloria y la Salvación por el nacimiento del Mesías. María y José, regocijados por el Espíritu Santo, fueron llevados en los planos internos frente a los Altares del Creador. Aunque hacía pocos días que Mi Sagrada Madre había dado a luz, Ella fue coronada y bendecida por el Espíritu de Dios.

Hoy les revelo este misterio, porque para este año que comienza Mi Corazón Misericordioso vendrá en búsqueda de los nuevos apóstoles; ya es hora de abrir las puertas para la liberación interior y para el camino de la paz.

Imiten el ejemplo sagrado de los Santos Reyes de Oriente, porque será necesario rescatar la reverencia y lo sagrado en la humanidad. Agradezco a todos los presentes por compartir Conmigo estos días de oración y de paz por la humanidad. Dios está alegre por vuestros esfuerzos.

Los ama siempre y los protege,

Vuestro Santo Rey, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Que para esta Natividad del Sagrado Corazón de Jesús, todas las familias se unan por un instante a Mi Infinita Misericordia, y que durante las horas de la Nochebuena tengan presente las necesidades de los más desprotegidos.

Cuando estén reunidos en familia en sus hogares, recuerden la falta del alimento espiritual y material que tantos padecen; cuando estén sentados a la mesa, recuerden y recen sobre todo por los que no recibirán amor ni compasión de nadie. En esta Natividad, Yo deseo sinceramente, desde lo profundo de Mi Sagrado Corazón, que todos ustedes puedan ingresar en el espíritu de la solidaridad y de la paz. Será necesario que las familias, reunidas en Cristo, reflejen durante esos días un amor profundo que pueda abarcar a los corazones del mundo entero.

Yo los invito, en verdad, a celebrar Conmigo la cena de la Natividad con sus oraciones y plegarias al Padre Celestial. Por eso, que los próximos días de la Natividad sean considerados celebraciones sagradas para que ellas puedan aportar a todos el valor por lo reverente y por lo sagrado por medio del Nacimiento de Jesús.

Únanse al Espíritu Crístico y permitan que la Gracia de Dios actúe en sus corazones, de esta forma el mundo se verá aliviado de todo mal.

Bajo la Luz de Dios, sean bienaventurados.

Gracias por dejarse guiar por la gran Estrella de Belén.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Que siempre quede un gran espacio en sus corazones para que Mi Luz Redentora pueda ingresar y preparar una nueva morada para Dios.

Hoy, con celestial alegría y regocijo, desciendo en Espíritu de Verdad sobre estas preciosas sierras, con la misión espiritual de consagrar a la Argentina a Mi Sagrado Corazón. En este día de gloria, los Sagrados Corazones depositarán Sus Reliquias Celestiales en este lugar, para que un nuevo ciclo de misericordia y de piedad pueda nacer en las almas que más necesitan de Mi Redención Espiritual.

Yo reúno en este día a todos los rebaños de diferentes orígenes y los llamo con alegría para celebrar Conmigo la nueva cena del amor y del perdón, la cena que los preparará para Mi Regreso, tan esperado en todo el Universo.

Derramo Mis Rayos de Luz sobre este Centro consagrado al llamado de Mi Santísima Madre, y dedico Mi especial atención a los corazones que, con fe y valentía, se animarán a llevar adelante la actividad de este nuevo espacio de luz y de hermandad consagrado a la Jerarquía Divina.

Mi Corazón de pastor se ennoblece por ver el esfuerzo de Mis discípulos. Entre pruebas, desafíos y triunfos en la vida diaria, Yo los invito a caminar sin miedo a Mi lado, y sabiendo que Mis Pasos de Luz siempre les indicarán el momento de proseguir o de meditar con sabiduría y atención. 

Siempre invoquen el poder del escudo de Mi Corazón para que los Universos Superiores sean la Estrella Guía que los ilumine durante la noche y los proteja. Sepan que Mi Corazón está con ustedes y que Mi Divina Misericordia hoy se vierte sobre el mundo entero, especialmente sobre esta, su Morada Sagrada del Padre Celestial.

Que el Espíritu Santo los inspire y que Él sea el guardián interior.

Bajo el Amor Infinito de Dios, sean bienaventurados.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón para que ellas crezcan como luz en sus pequeñas consciencias.

Cristo Jesús Misericordioso

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos