MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN BAHÍA LÓPEZ, BARILOCHE, RÍO NEGRO, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

María de Aparecida, Patrona Eterna del Brasil

Mis queridos hijos:

En este día 12 de octubre, en conmemoración a María de Aparecida y como Madre de todas las razas, invito a cada corazón orante a reconsagrar al Brasil a Mi Materno e Inmaculado Corazón, a fin de que pueda descender la Justicia Divina y no la justicia de los hombres, a fin de que la igualdad y la dignidad entre los pueblos pueda surgir en estos tiempos para que el Brasil vuelva a ser considerado el sagrado Edén de Sudamérica.

Hoy, más que nunca, su Madre Celeste y Señora de Aparecida recoge con Sus manos las oraciones de todos Sus hijos de Brasil y del mundo, sabiendo que en estos momentos de definición y de pruebas, nada quedará oculto.

Por ese motivo, en su reconsagración como pueblo brasilero a la Madre de Dios, el patronato de la Señora de Aparecida y Su guardia celestial volverán a establecerse en el espíritu de su país y de su pueblo.

Con las oraciones de Mis hijos aprisionaré a Mi adversario, a fin de que en esta batalla final por las naciones del mundo, triunfe el amor y la esperanza en todos los que confían en Dios y en la próxima venida de Su Reino.

Queridos hijos, el planeta y la humanidad se purificarán, por eso los invito a permanecer en vigilia y en oración, porque la hora más crucial está llegando y no podrán ser tomados por sorpresa cuando todo se desate en el mundo y en su superficie.

Por esa razón, anúncienles a todos su fe y su amor consolador por el Corazón flagelado de la Madre de Dios, la que es ofendida por los hijos que quieren desterrarla de todas las culturas y de todos los pueblos.

Es en la confianza de Mis hijos orantes en donde nuevamente se establecerá el Reino de la Madre de Dios, porque el ejercicio permanente del Rosario será el instrumento que derrotará toda mentira, falsedad y corrupción en las naciones del mundo.

Llegó el tiempo de dar a conocer los prodigios de la Madre de Dios en la vida redimida y convertida de los creyentes de Cristo.

Brasil es una tierra bendecida por Dios.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE QUITO, ECUADOR, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Hoy finaliza, en la Presencia de Mi Hijo, esta Peregrinación por la Paz, la que ha dejado Gracias, tesoros y frutos espirituales en las consciencias más simples del mundo.

Para que todo este impulso espiritual tenga continuidad en las naciones de Colombia, Ecuador y Perú, los Hijos de María deberán seguir trabajando para que la Obra de la Madre de Dios llegue a más corazones, promoviendo encuentros de oración, de servicio y de unión con los Reinos de la Naturaleza.

Si esto se mantiene y continúa adelante con la compañía amorosa e incondicional de los miembros de la Red-Luz, se generarán más condiciones para que, en una próxima etapa de la Peregrinación, la Obra en esta parte del mundo esté madura y abrace a más hijos, así como Dios lo espera.

Por medio de la visita de la Virgen Peregrina a los hogares, hospitales, asilos e institutos de menores, así como a las cárceles, su Madre Celeste podrá ir infundiendo Gracias de conversión y de amor a más corazones.

Ecuador será el corazón de esta tarea, por lo que deberá tener los brazos bien abiertos para poder difundir la Obra en las demás naciones.

Para eso, Yo vengo a pedir la unidad entre las naciones, a fin de concebir en estos pueblos los valores sagrados de la fe y del compromiso con el Plan de Dios.

Estoy agradecida por todo lo sucedido y espero que todos Mis hijos Me acompañen para establecer en las Américas el triunfo de Mi Inmaculado Corazón.

¡Les agradezco por haberme recibido!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE ESPECIAL DE CRISTO JESÚS PARA LA 63.ª MARATÓN DE LA DIVINA MISERICORDIA, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Segundo Mensaje

Y hoy vengo mostrando Mis Llagas para el mundo, para cada una de las almas, como un ofrecimiento por las llagas que hoy tiene la Argentina, como nación espiritual y material.

Hoy vengo a ofrecer Mi Sangre como ese testimonio perfecto de amor por ustedes y por cada nación de este planeta, especialmente por las naciones que más sufren, que son sometidas y colonizadas por proyectos que no provienen de Dios, sino de los hombres.

Pero eso ya acabará. Nada durará por mucho tiempo.

He venido aquí, a la Argentina, para que todo eso comience a cambiar desde ahora.

He escogido a esta nación para que eso comience a suceder, así como Mi Padre lo ha pedido.

Por eso ofrezco Mis Llagas, no como un símbolo de sufrimiento, sino de victoria, derramando de cada una de ellas la Luz de Mi Espíritu por los que quieren ser bañados por Mi Gracia.

Vengo aquí para testimoniar que el Reino de Dios es posible, dentro y fuera de los seres y en la superficie del planeta, que a pesar del caos del fin de los tiempos y de la purificación inmediata, el Señor los invita a prevalecer en la paz, los invita a construir dentro de ustedes un camino que aún es desconocido.

Ese camino que Yo les ofrezco es hacia el Universo, en donde se encuentra la Hermandad y en donde se vive un propósito, de por vida, hasta poder cumplirlo.

Por eso, deben buscar dentro de ustedes, compañeros, la esencia de lo que en verdad son y de lo que han venido a cumplir en estos tiempos finales en donde se definirá el próximo Reino de Dios en la humanidad y en el planeta, en donde muchas cosas más sucederán, las cuales deberán vivir para aprender y experimentar los grados del amor y del perdón para alcanzar, al fin, la redención tan esperada.

Por eso, Yo los invito a ser consecuentes Conmigo, así como lo han sido en todos estos últimos días, en donde en cada detalle, en cada labor y servicio he visto su amor y su esfuerzo por Mí, a fin de que se cumpla la Obra de la Divina Misericordia en la humanidad y, especialmente, en la Argentina.

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos