MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

La bestia de los últimos tiempos y la Mujer de todos los tiempos

Una señal inminente se precipitará sobre el mundo y ella revelará claramente a todos que los últimos tiempos han llegado.

Esa señal que llegará al mundo abrirá el último y gran abismo, y la bestia furiosa, que estaba presa en sus infiernos, saldrá a la superficie. El mundo no verá una bestia material, pues ella con su astucia ya está conquistando a muchos e inocentes corazones.

Esa señal que llegará al mundo desde el Universo le revelará a los orantes cuánto la bestia ha reinado en las consciencias principales de este planeta. Su gran ostentación es llevar a los corazones al constante pecado, por eso la bestia, que está aún en su abismo, se fortalece con los deseos que viven todos los hombres en esta vida material.

Pero a la bestia no le apetecen las almas que son más conscientes, sino que ella siembra con su astucia la indiferencia y la omisión.

Ella no desiste de buscar a los más valientes, sus garras están sobre los grandes gobiernos del mundo, los cuales en consecuencia someten la dignidad de las almas y su evolución.

Cuando la bestia salga de su abismo, todos los pecados capitales estarán en una gran y decadente exacerbación; como muchos están pensando, todo estará permitido: el libertinaje y la superstición.

La bestia se alimenta del fracaso de sus semejantes, pero ella no sabe que la oración vuelve invisible a las almas y las aparta de sus garras. La bestia desenvuelve su furia a través de los conflictos y todos los que viven en conflicto atraen para sí la furia de la propia bestia.

En cambio, el alma que ora construye y se eleva sabe sustentarse a sí misma y al planeta, y está más libre de la decadencia. Pero la bestia ya sabe que deberá ir en búsqueda de los hijos del Sol.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ,TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Reunidos en el santo Cenáculo después de la Resurrección de Vuestro Señor, veamos los preciosos misterios de Redención y de Misericordia que Mi Amado Hijo fue manifestando durante Sus apariciones a los apóstoles y seguidores.

Sientan en el corazón la alegría de estar sirviendo a Dios así como Mi Hijo la sintió desde el momento de Su encarnación en el mundo.

Acepten con valentía todo lo que el Señor les envía como Gracia de instrucción y aprendizaje interno para los corazones. Vivan verdaderamente el camino que Mi Amado Hijo les ofrece, vivan el camino de la santidad y de la paz en un tiempo crítico y oscuro.

Vuestro Pastor es esa luz infinita y poderosa que iluminará sus pasos; sigan en obediencia Sus designios y así aprenderán a vivir en la Jerarquía.

Esperen el momento de purificación que les tocará vivir, no como una dificultad sino como el esperado momento de dar un paso en la consciencia.

Hijos Míos, imiten el ejemplo que les ha dado Cristo y crean que, en el fin de este ciclo planetario, la entrega de cada apóstol de Él definirá las Gracias para toda la humanidad.

Yo los acompaño en este sagrado desafío como la Madre de la Humanidad.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los reúne en el Sagrado Cenáculo del Señor Jesús,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Por medio de la Comunidades-Luz y de los Centros Marianos que deberán fundarse en este próximo ciclo en lo alto de los Andes de Ecuador y de Colombia, su Maestro y Señor creará, desde el plano del espíritu, los primeros refugios y espacios de protección material para el tiempo más agudo del Armagedón.

Por eso, la fundación de las nuevas Comunidades, las que primero serán núcleos de amor y de luz, deberá contar con el apoyo incondicional de todos los miembros de la Obra; porque al igual que en la futura Comunidad en Monte Shasta, la Jerarquía Espiritual tendrá un espacio manifestado en donde poder depositar y guardar los Tesoros Sagrados del Universo.

Como todo está para poder manifestarse, desde el plano espiritual hacia el plano material, el primer paso para los responsables por dicha obra y su sustentación, será su unión interna y permanente con la Jerarquía; para que, a partir de esa unión, todos los principios espirituales de las Comunidades sean visibles y conscientes en las almas que formarán parte de esa importante tarea.

Mientras su Maestro espera con fervor la concreción de esas próximas Comunidades, nunca olviden que todo lo que se sostiene y lo que se realiza por y para las Comunidades es por amor a la Divina Jerarquía, para que esta humanidad pueda contar con recursos espirituales que la ayuden a dar sus pasos en dirección a la redención.

Por eso, todo lo que hagan y todo lo que ofrezcan a las Comunidades-Luz, sea desde lo más pequeño hasta lo más grande, será por la permanencia de la Jerarquía allí presente, en cada corazón humano, como en cada espacio.

En este tiempo solo vivirán en las Comunidades, es decir, en las islas de salvación para el fin de los tiempos, las consciencias que con reverencia y obediencia sigan los pasos definitivos de la Jerarquía; porque de lo contrario sería imposible proyectar una Nueva Humanidad, una nueva consciencia.

Quisiera que todos los días que vendrán recuerden que su Maestro y Señor espera pacientemente, y con fervor en Su Corazón, la concreción de los próximos puntos de luz y de amor en Ecuador y en Colombia, tierras apreciadas por Dios desde el principio.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos