MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Sagradas puertas se abren hoy en el sur de este planeta; el área más austral de la Tierra es colmada por una especial luz y esto llega a los corazones que, unidos a Dios, viven el camino del Propósito.

Las puertas internas de la Jerarquía se develan ante las consciencias de la Tierra y el conocimiento de otrora llega como un tesoro proveniente del Universo de Dios.

Un mensaje claro se muestra a todos los que viven la oración, es la señal que desciende de las altas esferas, es el anuncio de los Universos de Luz que, reunidos en una misma Hermandad, auxilian a toda la raza humana.

Impulsos de las estrellas hoy son emitidos para las almas de la Tierra, impulsos de luz que formarán a los nuevos seres para que asuman su puesto dentro del Plan de Amor.

Las puertas sagradas que hoy se abren comunican el nuevo rumbo de la Hermandad, lugar marcado en el horizonte por la Cruz del Sur.

En esos espacios internos todos se concentrarán para vislumbrar con sabiduría el próximo ciclo que llega, a fin de que los servidores de la Tierra puedan participar de este encuentro universal.

Los velos de la ignorancia ya no pesan en los rostros de los autoconvocados, porque el fresco viento del sur los retiró para que el espíritu de cada ser contemple el advenimiento del Santo Cáliz, el que unirá, en un solo corazón y en una sola mente, a todos los hermanos.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

 

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Quisiera poder ver a Mis apóstoles del último tiempo unidos a Mí en la esencia del Propósito y no en sus preferencias.

Quisiera poder ver los frutos de los tesoros que Yo les entregué en estos últimos tiempos, tesoros que están al servicio de la humanidad.

Quisiera poder ver los resultados de todos los impulsos que construyó la Jerarquía con esfuerzo y con amor en las almas.

Quisiera poder ver la madurez de Mis amigos, en el sentido de poderse colocar por encima de sí mismos para que reine la unidad y la hermandad.

Quisiera poder ver la fidelidad y la generosidad de los que se comprometieron a ser compañeros de Mis compañeros, hermanos de Mis hermanos, dentro de este sendero de amor y de perdón.

Quisiera saber si Mis amigos más cercanos son capaces de confiar, plenamente, en los instrumentos que Yo escogí para llevar adelante la Obra preparatoria del retorno de su Señor.

Quisiera poder ver manifestado el Pensamiento Divino en la Tierra y el sendero de la salvación para todos los que están perdidos.

Quisiera poder ver que Mis amigos Me reconozcan, más allá de las apariencias, cuando Yo regrese al mundo.

Quisiera poder confiar en todos.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Mientras el tiempo alcance, su Maestro y Señor intentará ayudar a toda la situación planetaria, intentará abarcar a la mayor cantidad de consciencias y de naciones posibles para liberarlas del error.

Para que esto sea posible, Mis apóstoles deberán tener claro el camino que escogieron seguir y no titubear porque, de lo contrario, darán mucho trabajo a la Jerarquía, principalmente, en el momento de llevar adelante las operaciones divinas en la Tierra.

Antes de que esta misión suceda, deben preguntarse qué es lo que harán en este tiempo ante el compromiso irrefutable Conmigo.

Intento, por todos los medios posibles, que comprendan y vivan la amplitud de esta misión de rescate en el fin de estos tiempos.

Necesito que, desde ahora, exista en ustedes la claridad suficiente para poder discernir y tomar decisiones.

No necesito que retrocedan, como en otros tiempos. Necesito que avancen junto Conmigo en esta misión, por la Misericordia y por la paz en la humanidad, porque en poco tiempo Yo deberé legar Mis Tesoros a la Tierra para que Mis apóstoles trabajen con ellos, a fin de preparar el retorno definitivo de su Señor a la humanidad.

Con Amor Mayor en el Corazón espero que comprendan lo que les digo.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE LA VIRGEN MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Mi silencio, en este día, habla sobre la falta de consciencia y de amor por parte de los representantes de las naciones, especialmente de las naciones de Sudamérica.

Porque donde no está Dios, no está la Justicia y menos la Misericordia.

Esa falta de Justicia lleva a la desigualdad y al abuso desmedido de los poderes que los hombres creen tener por derecho. Todo esto genera discordia y falta de credibilidad.

El propio sistema mundial, creado a lo largo de los tiempos, está a punto de derrumbarse y con él todo lo que está entrelazado y no es fiel.

En este sentido, las naciones que deberían ser recintos de vida próspera y equitativa, por las desigualdades de todos los tiempos y por la falta de transparencia con el pueblo de Dios, generan desorden social, económico y político.

Las raíces de los sistemas creados según el entendimiento de los hombres, será lo primero que se autodestruirá, de una manera inimaginable, cuando el mismo planeta demuestre su intenso poder de purificación.

Todos los que tengan un corazón sinceramente arrepentido se salvarán y todos los que oren por sus enemigos, concederán Misericordia a los que estaban condenados eternamente.

Por esa razón, seguirá siendo la Oración por la Paz en las Naciones lo que generará ese potentísimo bálsamo que aplacará las injusticias y traerá perdón a los condenados de espíritu.

Continúen rezando, porque la Jerarquía actúa silenciosamente ante este escenario de caos del fin de los tiempos.

¡Les agradezco, por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

 

MENSAJE ESPECIAL DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO PARA LA 61.ª MARATÓN DE LA DIVINA MISERICORDIA, EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Segundo Mensaje

Hoy Mis Palabras deben resonar en lo profundo de los seres para que los seres comprendan lo que está sucediendo.

Desde el Gran Consejo de la Jerarquía hoy vengo a visitarlos y a emitir Mi Mensaje para el mundo, para todos los que siguen Mis Pasos y también para los que han dejado de seguirme.

Hoy no vengo a hablar de nadie en particular ni de alguna situación específica que corresponda al planeta o a la humanidad.

Hoy vengo a hablar del Proyecto de Dios que deberá cumplirse por intermedio de todos los que son autoconvocados por la Jerarquía.

Como en otras ocasiones, vengo desde un lugar especial en donde el Gran Consejo de la Jerarquía está reunido en este momento por la evolución de este planeta y de esta humanidad.

Estamos a las puertas de un nuevo ciclo, estamos a las puertas de un próximo 8 de agosto, en donde el Cielo, el Universo, desciende a la Tierra y a la humanidad para volver a hacer su síntesis y para meditar en los próximos pasos.

La humanidad ha cambiado los acontecimientos, por eso hay que meditar para percibir qué es lo que está sucediendo verdaderamente.

Hoy vengo desde un lugar en el Desierto de Chilca, en Perú, en donde los grandes Consejeros del Universo están reunidos, preparándose para ese momento.

Como Maestro entre los maestros, como Guía entre los guías, como Mensajero entre los mensajeros de la Jerarquía vengo a anunciarles ese importante momento para que no solo sean conscientes, sino también responsables ante el Plan.

Cada uno sabe lo que Me puede dar. Cada uno sabe con lo que puede contribuir para que la manifestación se realice.

No busco lo perfecto ni lo imperfecto. No busco lo que es avanzado o moderno.

Busco la verdad de cada corazón humano, de cada servidor de esta Tierra, de cada autoconvocado que fue llamado a lo largo de los tiempos para servir y unirse a la Jerarquía.

Deben mantenerse en el camino para los próximos acontecimientos. No deben permitirse salir de la Jerarquía, porque la Jerarquía necesita estar en esos acontecimientos para poder acompañar a la humanidad y al planeta.

Los tiempos de hoy no son los mismos tiempos que han sucedido en el ayer.

Día a día los acontecimientos cambian, dentro y fuera de los seres.

Día a día son colocados ante una nueva definición, ante un nuevo paso.

La Jerarquía Espiritual no pide lo que es posible. La Jerarquía Espiritual les pide a todos lo que es simple y lo que nace del corazón, que es lo que ayuda a manifestar la Obra; los pilares de esa manifestación deben sostenerse con la colaboración de todos.

Como en el próximo 8 de agosto, tan importante y determinante, los autoconvocados deberán estar donde está la Jerarquía, donde el Universo ha escogido; el lugar para dar los impulsos tan necesarios para la humanidad por medio de la Instrucción y de la Gracia, por medio de la Misericordia y de la cura para todas las almas.

Quisiera saber dónde está la atención de los que dicen estar Conmigo.

Quisiera poder comprender, más allá de todo, el sentimiento de los seres humanos de esta época.

Ustedes saben, compañeros, que Mi Consciencia no tiene límites, pero aún después de todo lo vivido en este planeta y con esta humanidad, estoy aprendiendo con ustedes, de tiempo en tiempo.

Deben abrazar la Verdad que les revela el Plan de Dios, deben sostenerse en esa Verdad para poder seguir adelante.

No deben engañarse a ustedes mismos, no deben crear espejismos con ustedes mismos. Deben saber que cada nuevo ciclo que comienza a partir del 8 de agosto es una oportunidad de renovación y no de inercia.

La inestabilidad de estos tiempos será transmutada por la responsabilidad de todos, por la obediencia y, especialmente, por la adhesión.

Esas son las reflexiones que los Consejeros de la Jerarquía están estudiando y meditando, porque si en la esencia de los seres humanos el conocimiento no está claro, no lo estará en la manifestación.

Deben aprender a vivir como vive la Jerarquía.

Las Gracias del Cielo ya fueron entregadas. Méritos no merecidos fueron concebidos para muchos corazones.

Ahora es tiempo de recapacitar y de saber, verdaderamente, de lo que están participando junto a la Jerarquía.

La purificación no es solo un momento de dolor o de incomodidad. La purificación forja en los seres humanos una definición y una transformación constante.

Recuerden que la balanza de este planeta siempre deberá estar en equilibrio, ¿quién la sustentará?

No solo coloquen el empeño en buscar el bien. No coloquen el empeño en buscar la propia conveniencia o la propia satisfacción.

El apostolado de los Nuevos Cristos deberá ser tan cristalino como el agua y tan puro como la luz del Sol.

Deben construir en ustedes mismos lo que el Universo necesita para poder crear la nueva raza, para poder manifestar la Nueva Humanidad.

La necesidad de que los seres humanos de estos tiempos tomen consciencia es una preocupación de toda la Jerarquía.

El Plan de Dios no es algo que uno pueda usar por conveniencia o por el tiempo que lo necesite. Yo vine a enseñarles eso a Mis Apóstoles y a todos los que Me escucharon alguna vez.

El legado del Proyecto de Dios es inmaculado y sublime, y a él le debemos todo, porque fue el que nos creó y el que nos manifestó para estar presentes en estos tiempos.

Deben forjar en ustedes la determinación de persistir. Muchos seres humanos en estos tiempos están sobreviviendo, pero los que están con la Jerarquía no tienen que sobrevivir, tienen que persistir, tienen que construir y tienen que sostener junto a la Hermandad.

Así, el conocimiento sagrado no faltará y los impulsos divinos no dejarán de descender; porque cada ser recibe lo que necesita, según su momento y su tiempo.

Por esa razón, compañeros, estamos reunidos como Consejeros de la Jerarquía para reflexionar, aprender y meditar.

El Plan deberá seguir manifestándose como está previsto, por la adhesión de todos, por la constancia de todos y, principalmente, por el amor de todos.

El Plan de Dios no puede ser vivido con tibieza o con frialdad.

Deben buscar en ustedes ese fuego que una vez los despertó y los convocó para servir, y en ese fuego se deben renovar todo el tiempo.

Después de todo lo que ha sucedido en Europa, llegó el momento de que escuchen con claridad lo que siempre les he querido decir. Esperé sesenta encuentros para poder decirlo, para que en ustedes pudiera madurar esa semilla que una vez coloqué cuando todo esto comenzó.

Deben colocar su amor en lo que en verdad existe, más allá de todo esto, de todo lo que es físico o material.

El Universo espera que en ustedes se espeje una verdadera respuesta que sea conforme a lo que han recibido y vivido por intervención de la Jerarquía.

Así, el legado no será en vano y habrá receptáculos simples, pero verdaderos, que guardarán en su interior la esencia del Plan.

Sosténganse en las palabras que hoy les dicto, fortalezcan su fe en la vibración que hoy les traigo, y que sus corazones vivan la templanza; así como Yo la viví para llevar adelante lo que Mi Padre necesitaba que sucediera, cuando una vez estuve presente aquí en la Tierra, junto a ustedes y por ustedes.

El Plan de Dios no es una emoción pasajera ni es algo que las almas puedan rechazar por sí mismas. A su alrededor hay ejemplos de eso y vean cuánto están sufriendo, innecesariamente.

Las consciencias de este mundo no tienen noción de lo que es el Plan, no solo por su ignorancia, sino también porque no lo saben, aunque a veces crean que lo saben.

Los Consejos de la Jerarquía necesitan de su madurez y de su adhesión para que muchos más acontecimientos positivos que están previstos puedan suceder y no sean interferidos por nadie.

Mi Corazón Misericordioso esperó hasta este momento para poder decírselos.

Mi Corazón Misericordioso espera de ustedes una reflexión y no un caos.

Ahora llegó el momento de que cada uno asuma su parte con transparencia y madurez, sin culpar a nadie.

Cada uno de ustedes es una pieza preciosa dentro de este Plan y aunque no sepan lo que eso significa crean en lo que les digo, porque tienen ese valor y esa lealtad.

Sepan que todo lo que sucede es para que las consciencias y las almas maduren, para llevarlas algún día a vivir la soberanía que existe en el Universo y en toda la Hermandad. Eso hace recrear a la Creación, eso lleva siempre a tener consciencia y responsabilidad ante los acontecimientos.

Que para esta Maratón todos piensen en el paso que es necesario dar en este tiempo, sin esperar que eso suceda mucho tiempo después, porque ha llegado la hora para dar ese paso.

Los animo a vivir el Plan con mayor consciencia y responsabilidad.

Los animo a ser parte de una Jerarquía Espiritual de la cual la humanidad hasta ahora nunca formó parte, por estar siempre en la inmadurez.

Les vuelvo a decir, no necesito de seres perfectos, necesito de seres conscientes que se animen siempre a transformarlo todo y a vivirlo todo por amor a Dios.

Eso llevará el Plan hacia otra escala y hacia otro nivel; eso hará descender a la Tierra los tesoros que están guardados hace tanto tiempo en el Universo y que esperan para ser revelados por la Jerarquía.

Desde el Gran Consejo de la Jerarquía Espiritual en el Desierto de Chilca los bendecimos y esperamos, como guías y maestros, su correspondencia y lealtad, eso hará que el Universo les confíe nuevas cosas.

Tomen Mis Palabras como una oportunidad de crecimiento interior y no como un reclamo, porque Mi tiempo ya está terminando entre ustedes, así como Mi tiempo terminó con Mis Apóstoles en un momento.

Escuchen Mis Palabras cuantas veces sea necesario y extraigan de ellas todos los impulsos que necesitan para poder cambiar, antes de que todo esté por suceder en la humanidad.

Sean Espejos de la Luz del Plan para estos tiempos.

Sean lo que el Universo necesita que sean en este ciclo, porque así todo cambiará.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE FÁTIMA, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Recordemos, compañeros, la Fiesta de la Misericordia que es solemnemente celebrada el domingo siguiente después de Pascua.

Celebrar la Misericordia es aceptar en espíritu la Presencia de Dios, sabiendo que en cada momento de la vida necesitamos la Presencia de Dios para enderezar nuestros caminos y encontrar la paz.

Esta vez, la Misericordia volverá a ser celebrada en Polonia y esto concederá, en los planos internos, la cura profunda de todas las generaciones de europeos que de alguna forma atravesaron por las guerras mundiales.

Una expiación será concedida a los grandes pecadores y, así, una historia que quedó grabada en la memoria de los inocentes será disuelta, a fin de conciliar la paz entre las consciencias, tan necesaria y justa para estos tiempos y para los tiempos que vendrán.

Nuevamente la Divina Misericordia actuará y atraerá curas profundas en la esencia de las almas.

Todo lo que será ofrecido por medio de la Peregrinación por la Paz ayudará a la Jerarquía Celeste, para que Ella lleve adelante el desbloqueo espiritual de un proceso que condenó y que condena a miles de almas en esta parte del mundo.

Para que esto sucediera fue necesario revelar, primero, la Faz de Mi Divina Misericordia para que los corazones supieran que, a través de los méritos alcanzados por su Maestro y Señor, la vida planetaria podría ser ayudada ampliamente.

Ahora, y en esta ocasión, Polonia será ayudada de nuevo.

¡Les agradezco por guardar Mi Palabras en el corazón!

Los bendice, 

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN PUERTO VIEJO, LIMA, PERÚ, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

La contaminación físico-espiritual del planeta compromete la evolución interior de la raza humana, porque ella misma crea desarmonía en la Creación y, al mismo tiempo, sale del ritmo correcto de las Leyes universales.

En los grandes océanos, por ejemplo, la contaminación no solo demuestra una falta de consciencia espiritual, sino también un elevado grado de indiferencia ante los Reinos de la Naturaleza.

Todos los desechos conocidos y desconocidos que son vertidos en los grandes mares del mundo, además de atraer para la humanidad una serie de dolencias espirituales y físicas que en este siglo XXI han sido consideradas como inexplicables, también generan la manifestación de ciertas fuerzas espirituales creadas por la contaminación y por las experiencias químicas llevadas adelante en los océanos.

Esta situación tiene un efecto no considerado por el ser humano y provoca la colonización de ciertas regiones del planeta y de la raza humana, comprometiendo su proceso de evolución.

En este tiempo no será suficiente con la oración para disminuir los efectos ocasionados por el ser humano moderno a los Reinos de la Naturaleza, sino que es urgente tener consciencia e interés por proteger y amparar el Plan de evolución de la raza humana.

Grandes Jerarquías angélicas trabajan en esas regiones afectadas para generar un efecto de transmutación capaz de compensar todo el desequilibrio ocasionado.

¡Es hora de despertar!

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto