Mis apóstoles

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Sé que a veces te cansas y te duermes delante de Mí, pero no te preocupes porque Mis Apóstoles también se durmieron durante la noche culminante de Mi Agonía.

Ahora tu cansancio es comprensible, puede venir de sostener por mucho tiempo el cumplimiento del Plan, de vivir la purificación permanente, de luchar y de batallar contra Mi enemigo; hechos que la mayoría de la humanidad no conoce y que ignora porque está dormida espiritualmente.

Pero vengo para animarte, para que, a pesar de cómo te encuentres, sigas trabajando para Mí por amor, a fin de que se cumpla el Propósito y todas las Voluntades que Mi Padre desea concretar en la humanidad.

Este es el tiempo de los grandes cambios, de los desafíos, de los desiertos y de las pruebas.

Sigue Mi Camino a pesar de todo el cansancio. Te aseguro que la victoria de Mi Reino está dentro de ti.

En Mis Brazos reposarás y restaurarás tu consciencia.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE LA CIUDAD DE FLORIANÓPOLIS, HACIA SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Por medio de Mi Sangre, señalo y designo nuevas tareas para Mis apóstoles, las cuales son espirituales y carecen de cualquier protagonismo, porque son tareas entre cada apóstol y Yo; esto es algo profundamente interno y absolutamente invisible, porque se trata de algo inmaterial.

Así, Yo deposito en cada consciencia una misión que se revela en una tarea y en una Voluntad Mía por cumplir. 

Tal vez esa misión que Yo le encomiende a uno de Mis apóstoles no esté acorde con la necesidad que el discípulo cree que tiene, pero hasta que el apóstol no aprenda a amar la misión que Yo le he encomendado pasará por la misma prueba cuantas veces sea necesario; porque Mi intención es que aprenda a separar, en sí, su espíritu de toda su consciencia, a fin de que actúen las Leyes Mayores y no las propias.

Día y noche espero que todos Mis apóstoles consigan cumplir la misión que les he encomendado y, aunque la misma parezca abstracta, espero que la puedan cumplir con alegría y amor.

Por esa razón, coloco en los Míos lo que cada uno necesita y no lo que cada uno quiere, para que, por encima de sí, aprendan a amar lo desconocido y, así, eso desconocido sea parte de su vida y de su consciencia para siempre.

Con esta exigencia espiritual que establezco para este tiempo es que haré despertar a los Nuevos Cristos, así la Tierra al menos contará con quienes la puedan rescatar.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Una vez Yo le dije a Mis apóstoles que deberían dar la vida por Mí, y sé que en ese momento no Me comprendieron y huyeron cuando más los necesitaba.

Sabía, desde entonces, que Yo debería estar solo entre Mis enemigos para poder cristificarme.

Ahora, en este tiempo, se vuelve a repetir la situación, pero con hechos diferentes.

De manera semejante, muchos de los que deberían dar su vida por Mí, huyeron con sus propias ideas e incomprensiones y Me dejaron solo.

Esta prueba de fidelidad al Maestro se vuelve a repetir porque es el aprendizaje de los que decían estar Conmigo y que, por diferentes justificaciones propias, no lo están.

Antes Yo volví hacia Mis apóstoles y les mostré que había resucitado y que estaba vivo, así como fue prometido; pero ahora Yo no podré volver a los Míos para decirles que estoy vivo y que estoy regresando para entregarles la Buena Nueva.

Cada uno de los que decían que iban a estar Conmigo hasta el final, pero que se vieron superados por la prueba que fue más fuerte que su propio amor, estos deberán testimoniar ante la Justicia Divina sus fracasos, sus mentiras y su falta de arrepentimiento.

Pero, ¿quién los salvará?

Todo lo que una vez fue dado deberá ser devuelto. Nadie podrá dar la espalda e irse con las manos llenas como si nada hubiera pasado.

Por eso, Me estoy preparando para presenciar lo que en poco tiempo vendrá sobre aquellos que Me abandonaron y se sumergieron en su soberbia y arrogancia.

Solo recemos.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Abre tu corazón y tu mente para percibir las señales crísticas que Yo podría depositar en alguno de los Míos, a fin de salvaguardar físicamente el Proyecto Redentor de la humanidad.

Ábrete al misterio de lo Divino y de lo Superior para que en tu mundo interno se prepare el templo central del corazón, para poder acoger nuevas leyes y nuevos principios de vida.

Dentro del contexto de la situación mundial, el Universo Celestial llevará adelante algunos movimientos, a fin de proteger y de amparar lo que está previsto concretarse a través de los siervos que Yo he convocado para esta sagrada tarea.

Por eso, abre tu consciencia, aunque todavía no sepas ni comprendas lo que sucederá y lo que tengo previsto para cada ser.

Lo más importante es que se establezca la Voluntad de Dios y que esa Voluntad se realice en donde fue previsto concretarse y manifestarse.

Un lugar en donde deberá realizarse es en tu consciencia, porque ya está previsto y está escrito lo que deberás atravesar y vivenciar en honor a Mi Divina Persona, en honra a Mi Sagrado Corazón.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN SALVADOR, ENTRE RÍOS, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Que nada te sorprenda en el fin de este tiempo, porque a los que Me abandonan después de haberles dado todo, todo les será quitado y nadie podrá reclamar porque estará obrando la Divina Justicia.

A veces las consciencias humanas piensan que Mi Plan es un proyecto, que tiene por motivo a unos pocos y que es pasajero; pero en verdad les digo que conocerán la realidad de Mi Obra.

Ya no podré poner Mi confianza en los corazones tibios; la renovación solo promete más transformación y más esfuerzo.

Y si con lo poco que les pido que hagan ya se sienten cansados, ¿quién protegerá la espalda del Maestro cuando llegue la hora de vencer con Mi Espada al adversario?

¿Dormirán a los pies del árbol como lo hizo Pedro? ¿Quién vigilará Conmigo en la hora más culminante?

Ya basta de lamentarse y de justificarse por no saber encontrar la salida al estado de bloqueo o de resistencia.

Yo solo les pido que amen lo que hacen, porque de lo contrario tendré ante Mí un número incontable de ingratos.

¿Dónde están Mis apóstoles de los últimos tiempos?, ¿solo están presentes cuando Me necesitan?

No puedo volver perder los tesoros, como una vez se perdieron en todos los que antes Me honraron y después Me crucificaron.

¿Tendré que volver a sentir sus clavos en Mis Manos?, ¿dónde está su misericordia por Mí?, ¿acaso no les he dado todo lo que Soy y todo lo que tengo?

Mis hermanos, reflexionen, ya no es hora de abandonar la barca, porque la tempestad de estos tiempos podría hacerlos perder.

Antes de decidir, recen, recen y solo recen.

No se puede vivir Mi Obra de Redención con los pies en dos caminos, los quiero fríos o calientes.

No pierdan la oportunidad de hacer un esfuerzo más. Si al menos no lo hacen por sus hermanos, háganlo por Mí, de verdad, y así estaré aliviado.

Desmientan ahora su fantasiosa realidad; la Vida Mayor los llama a amar de verdad.

¡Les agradezco por respetar y por considerar Mis Proyectos!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos