Designios de Dios

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Y al fin se establecerá en los corazones el Reino de Dios, el que vendrá al encuentro de los simples de corazón y de los pacificadores.

Esa será la hora de la gran e inolvidable definición de los que estarán a favor o en contra de los Designios del Padre.

Quien ore de corazón encontrará la salida y no quedará preso de los obstáculos.

En este tiempo, Mi pedido de tantas oraciones es para derramar los códigos de luz que tantas almas esperan.

Sigan adelante, conquistando, por todos sus hermanos, el esperado retorno de Cristo para que Él esté entre ustedes, con todo Su Esplendor y con Su gran Humildad. ¡Anuncien al mundo Su llegada!

Aunque todo esté en movimiento, reúnan a los soldados de la oración para que la humanidad reciba el gran y último impulso del amor.

No se cansen de seguir adelante, continúen por la senda de la redención.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Tercera Serie de Poemas

Primer poema de un alma al Sagrado y Bendito Corazón de Jesús

Jesús,
¿qué haré con tantas
gracias en mi consciencia?

Te pido, Amado Señor,
hazme digno de recibirlas,
una a una.

Haz mi corazón pequeño y humilde
para que tenga la dicha
de conocer Tus prodigios.

Tú sabes, querido Jesús,
que no soy merecedor
de tantas misericordias.

Ayúdame a profundizar en el amor,
así como Tú lo profundizaste
en cada paso del Calvario.

¿Cómo poder amar, Señor,
lo que sería imperdonable?

Arranca de mi ser
todo el orgullo y toda la soberbia.

Que en cada momento,
querido Maestro,
yo pueda sostenerme en Ti
para que tenga la valentía,
lo suficientemente grande,
como para poder traspasar
mis propios sentimientos,
mis más duras resistencias
y todos los obstáculos
que me separan de Ti
y de Tu Verdad.

Que pueda humillarme
cuantas veces sea necesario
para que en la resignación
de mi persona,
Amado Señor,
yo pueda transformar
la condición humana
que siempre me ha condenado
y castigado.

Sagrado Libertador de la vida,
¡Bienaventurado Jesús!,
hazme nada en todo momento
y sométeme a Tu inalterable Voluntad,
para que cualquier vestigio
de poder personal se desvanezca
de mi consciencia y así pueda vivir
en Tu grandiosa Voluntad.

Amén.

¡Les agradezco por guardar las palabras de esta alma en sus corazones!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Segunda Serie de Poemas

Séptimo poema de un alma al Sagrado y Bendito Corazón de Jesús

Delante de Ti, postrado, Señor,
aspiro alcanzar la misma simplicidad
que la Tuya, para que
bajo ese espíritu soberano y amoroso
yo lleve adelante Tus Designios
y Voluntades.

Hazme capaz, Señor,
de amarlo todo,
así como Tú, Dulce Pastor,
amas a cada una de Tus ovejas.

Entrégame en confianza
la prueba que Tú
ya has pensado para mí,
a fin de que yo pueda crecer en el amor
y desvanecer de mi consciencia
toda soberbia y arrogancia.

Hazme semejante a Tus siervos,
disponibles en el amor,
entregados en el servicio,
abiertos a Tu Misericordia y a Tu Perdón.

Que Tú puedas
curar a este ser, profundamente,
y que puedas llegar hasta los espacios
en donde ni siquiera logro percibir la realidad.

Sé que Tú, querido Jesús,
lo puedes todo,
acepta mi pequeñísima oferta
en comparación con la oferta
de todo el Universo.

Convierte dentro de mí
todo lo que no está bien
y ábreme la puerta segura
para que mi alma se pueda sumergir
en el Océano de Tu Divina Consciencia.

Que nunca deje de sonreírle
a la vida que Dios me ha entregado.

Concédeme, Señor mío,
la fuerza de Tu Renovación
para que la humanidad sea renovada
en espíritu y esencia,
y así vivamos la redención
tan esperada.

Amén.

¡Les agradezco por guardar las palabras de esta alma en sus corazones!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Para que se abran los Cielos y los Designios de Dios desciendan al mundo, rueguen para que la Verdad se manifieste y que, junto con ella, en el interior de los seres despierten la fe, la confianza y la sabiduría para que la humanidad esté delante de la Verdad y sepa recibirla, aceptarla y vivirla.

Clamen para que la mente y el corazón de los hombres tengan claridad, para que los autoconvocados y los llamados compañeros de Cristo no se confundan y no se pierdan por los estímulos retrógrados, característicos de estos tiempos, que vendrán para probar y definir a las almas.

Clamen al Padre para que todos sepan reconocer Su presencia en aquellos que serán enviados por Él, pero que en nada se asemejan a la humanidad, porque su origen no es de esta Tierra.

Oren para que el miedo se disipe delante de lo nuevo y para que el amor permita que los seres trasciendan las apariencias parar llegar a la esencia de todas las cosas.

En estos tiempos de revelaciones ustedes estarán ante situaciones nunca antes vividas por la humanidad. Por un lado, necesitarán vencer el temor, la desesperanza y la falta de fe; y, por otro, necesitarán saber estar delante la Verdad, distinguiendo aquello que se manifiesta para confundirlos de lo que se manifiesta para despertarlos y conducirlos a un nuevo tiempo.

Cuanto más unidos estén con la esencia de la Verdad, siendo ustedes mismos verdaderos y transparentes, más podrán reconocerla cuando ella se manifieste fuera de ustedes. Los espejos de sus corazones les mostrarán en qué confiar, pero para eso ellos deben estar limpios y resplandecientes por la transformación de cada uno y por la unión cada vez más profunda con la esencia de la Verdad.

Tienen Mi bendición para esto.

Su Padre y Amigo,

San José Castísimo

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos