MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

La piedad es la esencia que amorosamente soporta todo. El corazón es la morada que acoge todas las incomprensiones y las disuelve en la fuente del amor. El alma es el refugio que sostiene y apoya todas las verdaderas estructuras espirituales y es el templo que más sufre las consecuencias de la mente concreta.

El espíritu es el fuego que impulsa todas las cosas, él vive y gobierna por la Voluntad de Dios, la que se cumple de ciclo en ciclo. Las miserias son el resultado del desamor y de la falta de franqueza con sí mismos y ante los otros, y todo se libera por la acción de la transparencia y por el amor superior, el que desata los nudos de la consciencia.

Amar a los otros es un trabajo doble pero victorioso, porque en la trascendencia se dibujan los nuevos caminos para todos.

Alcen vuelo hacia lo Alto y permitan que el Universo les señale el próximo paso que deben dar, porque en la obediencia todo se resolverá.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los ama y los perdona,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DEL CALVARIO,TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Hoy estemos a los pies del Sepulcro en el silencio interno de las santas mujeres, contemplando la restauración corporal y espiritual de Nuestro Señor y, en consecuencia, de toda la humanidad.

Estemos en vigilia y oración, esperando el gran momento de la Resurrección de Cristo en los corazones del mundo.

Hagamos memoria y honra a Mi Amado Hijo, junto a los ángeles del Cielo, para que nuevamente Su infinita Misericordia y Piedad salven a los perdidos.

Vivamos el misterio de la Redención no solo a través de la Cruz, sino también a través del Sepulcro y de la unión interna con Jesús.

Abran sus brazos en donación y reciban en sus corazones la cura restauradora de Cristo en este Sábado Santo, en que las huestes del Padre se reúnen en adoración y gloria para bendecir al Hijo Amado.

En ese acto de piedad y de misericordia, los que nada quieren saber de Cristo lo conocerán en algún momento de sus vidas y reconocerán en Él el gran universo de amor que guarda Su manso Corazón de Amor.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

En adoración a los pies del sepulcro,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre del Calvario

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos:

El acto del servicio humanitario por las almas perdidas, que sufren o que están enfermas, tarde o temprano lleva a la consagración total de la vida a las manos de Dios.

El servicio humanitario en Turquía despertó en cada hijo misionero el don de un servicio más profundo y consciente en unión con la Jerarquía Celestial.

Queridos hijos, la obra interna realizada durante tantos días en Turquía permitió que todas las almas acogidas en el corazón de los misioneros, y en consecuencia en el Corazón de la Jerarquía Celestial, pudieran reencontrar el sentido material y espiritual de la vida.

El camino de servicio humanitario realizado por los misioneros en Medio Oriente, recorriendo cada región de Turquía, requirió un esfuerzo y principalmente una adaptación de cada misionero al estado de transmutación que hasta ahora continúa sucediendo con el apoyo íntimo de la Madre del Mundo.

Un servidor no solamente hace servicio para encontrar en algún momento de su vida la Divina Piedad, sino que un servidor también se dispone en estos tiempos críticos a colaborar abiertamente en lo que el Universo necesitará liberar de la sufrida humanidad.

Durante esta misión sucedida en Turquía la Jerarquía Celestial, en unión con los servicios de los misioneros, transmutó ampliamente los estados de indignación, de miedo y de desamor.

Cada acto de servicio misionero, que fue presentándose día a día, abrió una pequeña ventana por donde la luz espiritual pudo ingresar en consciencias de Medio Oriente que habían sido víctimas del adversario y de la falta de luz espiritual.

El triunfo de Mi Inmaculado Corazón se fue tejiendo como una nueva red de amor espiritual en cada región de Turquía por donde los misioneros pasaron y, principalmente, queridos hijos, esa red se tejió en los corazones de los refugiados que habían perdido la esperanza. Es así, hijos Míos, que el Ángel Regente de Turquía, por esta misión humanitaria y por medio de las oraciones de todos, fue liberado de la prisión a la que estaba sometido.

Una vez más la Luz de Mi Inmaculado Corazón sembró nuevas semillas para el futuro.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los unifica,

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

Si la piedad no existiera el mundo ya estaría perdido, no solo por la acumulación de sus pecados, sino también por las artimañas realizadas por Mi adversario. Pero él sabe que Yo puedo pisar su cabeza con Mis pies y teme que eso pueda suceder.

La Compasión de Dios supera toda falta o maldad. Es en la escuela de la compasión que los necesito presentes para que aprendan a amar a sus semejantes más allá de los errores, eso ayudará a que ellos curen las heridas espirituales del pasado.

Hoy vengo para mostrarles que nuevamente la divina piedad los salva, los rescata y los redime. En estos tiempos Mi adversario activa sus planes contra sus enemigos, contra todos los promovedores de la paz; por eso deberán estar preparados en oración y en vigilia. Esto es parte del Armagedón, de su primera fase, la que es desconocida por la humanidad, ya que nunca lo ha enfrentado.

Todo saldrá a la luz, las cosas más profundas y escondidas se purificarán; para lo que deberán prepararse, sin ansiedad ni miedo, con paciencia y armonía a pesar de las propias adversidades o de los abismos.

Una verdadera madre nunca abandona a Sus hijos, los acompaña de cerca con ojos de sabiduría y discernimiento.

Hijos Míos, dentro de ustedes aspiren a que toda purificación pase pronto, para que finalmente pueda nacer el ser espiritual.

Mientras continúen en oración, no teman por nada; en verdad conocerán lo que nunca conocieron de ustedes mismos y verán lo que nunca vieron de sí mismos.

Dios permite todo esto para que de una vez y para siempre ingresen en Su Reino Celestial, en pureza y amor.

Nunca les faltará ayuda, aquí estamos.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los vigila en amor y compasión,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

¡Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia!

Queridos hijos, este es el lema para el nuevo jubileo de la Misericordia, una puerta fundamental que el embajador de Cristo, Mi hijo Francisco, abrió en este fin de año.

Es a través de este jubileo que todos los corazones son llamados por el Cielo, para que pongan su atención en el principio divino de la Misericordia de Dios en estos tiempos.

Queridos hijos, sin Misericordia ni Piedad nada será posible. Es por eso que en este último día del año, quisiera que Mis hijos orantes pensaran y meditaran en la importancia de alcanzar la Misericordia de Dios para los tiempos que vendrán.

Así como una vez dijo Mi Hijo: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”, esto es una afirmación divina para toda alma de la superficie de la Tierra que crea en esa Misericordia que perdona y disuelve cualquier falta.

Necesito, queridos hijos, que para este jubileo de la Misericordia de Dios, sus actos diarios sean actos de misericordia, actos que restablezcan en el mundo la paz y el amor entre los seres, siguiendo desde cerca la llama del Amor de Cristo, la que alumbra el tiempo de oscuridad que vive el planeta.

Queridos hijos, a través de las obras de misericordia ustedes estarán equilibrando sus deudas y así, silenciosamente, darán lugar para que Mi Hijo pueda realizar Sus prodigios de Misericordia en consciencias que están perdidas.

Hijos Míos, en este jubileo de la Misericordia, que sus corazones vivan el impulso extraordinario que llega a la Tierra para poder salvarla de alguna forma. Si ustedes confían en la Misericordia de Mi Hijo, sus vidas algún día serán misericordiosas.

La Misericordia de Dios en este tiempo los invita a cambiar su forma de actuar y de pensar, buscando la unidad entre los seres por medio del poder misericordioso del amor. Si eso se alcanzara, gran parte de la humanidad estaría a salvo sin haber sido previsto.

La Misericordia es una tabla de salvación, es el puente directo hacia el Corazón del Padre, que es Compasivo y Bondadoso con todo lo que fue creado.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

Hoy vengo nuevamente para enseñarles algo fundamental dentro de la lección del amor, lo que se llama la Divina Piedad.

Sin Piedad los corazones no consiguen dar los pasos hacia Mi Hijo y menos aún consiguen ver todos sus caminos internos abiertos para concretar la Voluntad Sagrada de Dios. Por eso, hijos Míos, que sus corazones se animen todo el tiempo a ser piadosos con ustedes mismos y con los demás, porque después de haber visto a Mi Hijo sufrir y morir en la Cruz por ustedes, la Divina Piedad de Dios fue y es el bálsamo que neutraliza todos los graves errores.

Que en este tiempo, de crisis espiritual y mundial, sus ojos vean los acontecimientos de la vida y de la purificación con ojos de Piedad y no de furia; hijos Míos, eso evitará que se instale en el mundo un sentimiento de odio, opuesto al amor y a la unidad.

A todos los que oran a Mi Corazón les pido que recuerden el sagrado atributo de la Piedad, pues en el momento más necesario sus vidas y consciencias podrán recurrir a ella, que será el don que todo transformará a tiempo.

La Piedad será la llave maestra para las causas imposibles o irreversibles en las consciencias, porque siempre ella les traerá paciencia, entusiasmo y sobre todo motivación de servir a Dios por encima de todas las consecuencias.

Que el espíritu divino de la Piedad siempre colme sus corazones.

Recuerden, hijos Míos, que el Señor no solo es Amor, Él es profunda Piedad para con Sus más pequeñas criaturas.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los une a la Piedad Infinita de Dios,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos,

Escuchen la siguiente revelación y pedido que hoy desde el Cielo Vuestra Madre Santísima viene para hacerles.

Hoy escuchen la voz de Mi Corazón y no solamente las palabras. Hoy escuchen la súplica de Vuestra Querida Madre para con esta humanidad.

Deseo profundamente, Mis queridos hijos, que una nueva misión humanitaria sea llevada adelante por los misioneros de la Paz de Mi Inmaculado Corazón. Esta vez el destino protegido de esta misión será la frontera entre Turquía y Siria, para dar ayuda espiritual y humanitaria a los niños sin padres que están viviendo el horror de la guerra y de un exilio sin fin, que están sin casa donde vivir y sin alimento que comer.

Ahora Mis amados hijos, ¿comprenden el dolor de Mi Inmaculado Corazón?

También enviaré en una sagrada misión a Mis servidores de la Paz hacia Hungría, la que se ha vuelto el foco secundario de una batalla sin fin entre refugiados lastimados, familias diezmadas y revoluciones sociales por la no aceptación de inmigrantes.

La barca de la humanidad está haciendo agua rápidamente y pocos logran tener consciencia de que si algo no es rápidamente evitado, algo sorprendente podría suceder con esa parte de la humanidad. Por eso estoy invitando a Mis hijos para que por Misericordia y Piedad dejen de lado sus importantes preferencias y acompañen con sus oraciones y donaciones a Vuestra Madre Celeste y a Mis misioneros de la Paz.

Queridos hijos, como nunca antes ha sucedido, Medio Oriente se volvió el punto de conflicto más grave del planeta y es trabajo amoroso de todos detener esta guerra destructora de la dignidad humana.

Queridos hijos, con súplica de Misericordia hoy llego a este Centro Mariano para llamarlos a una profunda reflexión de caridad y de hermandad. Esta misión a Turquía tendrá como tarea el tratamiento espiritual, orante y de servicio a las familias en los campos de refugiados, y en Hungría, el cuidado moral y alimentario, como el de la salud de las familias que llegan a esos países, sedientas de ayuda y de paz después de haber recorrido caminos y fronteras durante días.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE EL CENTRO MARIANO DEL ESPÍRITU SANTO, CÓRDOBA, ARGENTINA HACIA SALTO, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Todos los días vengo del Cielo para llamar a los apóstoles de la luz, a los servidores incondicionales de Mi Amado Hijo, pues la urgencia de que existan almas servidoras requiere ir más allá del conocimiento y de la formación recibida.

Por eso todos los días, mediante la oración del corazón que les he enseñado, vengo para despertar los dones que aún duermen en sus almas, almas sofocadas por la presión de los tiempos, por las modernidades, por el pecado, por el olvido de Dios.

Mi Plan corredentor de salvación en este tiempo apocalíptico, está dirigido al rescate inmediato de las esencias sometidas por el adversario. Para que eso sea posible, ante la emergencia que vive la humanidad, Mi Corazón viene a llamar a los apóstoles de la luz para que a través del servicio, la oración y las misiones de caridad, ayuden a los más desprotegidos e ignorantes de corazón, que necesitan del alivio, de la cura y de la misericordia.

Queridos hijos, el tiempo de mostrar los dones y de colocarlos al servicio del Plan ya llegó. Hay mucho por hacer y la humanidad no quiere escuchar ni ver, por vergüenza, ya que la realidad planetaria que la sobrepasa, la obliga a cambiar forzosamente.

Pero los corazones mansos y orantes en este tiempo pueden dar el ejemplo de una vida consagrada y feliz en los brazos del Padre Celestial.

Es hora de atender al planeta, es hora de que los guerreros de Cristo despierten a la convocatoria y salgan de sus hogares a servir; la Piedad y la Misericordia todo lo suplirá.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los entrena al servicio de amor,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE PARA LA APARICIÓN ANUAL DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Cuando un sol interior ilumina la oscuridad de sus corazones, Soy Yo, Hijos Míos, quien anuncia que el fin del caos se aproxima.

Este es el principio del fin, el ciclo en el cual todos los pasos dados por medio de acciones, pensamientos, sentimientos y definiciones serán colocados en la balanza del Divino Juez. Este es quien dictará para los ángeles y arcángeles cuál será el destino de esta humanidad.

Ante semejante ignorancia y oscuridad en el corazón de la mayoría de los seres humanos de este mundo, la luz más pequeña encendida, brillará como un sol resplandeciente. Una criatura que se mantenga sana, con su alma orante en equilibrio, podrá guiar a millones que deambularán sin meta, sin destino, a no ser su propio abismo.

Mis queridos, Mi Corazón ya no vendrá al mundo para alertarlos, porque eso Yo lo hice en los últimos ocho años aquí y en los últimos treinta años en Medjugorje. Muchas veces vine a este mundo y muchos fueron los intentos para despertarlos a la vida de oración, de santidad y de pacificación.

A partir de ahora, los tiempos que llegarán no esperarán más que estén preparados, pues se precipitará sobre el mundo la Justicia de Dios y cada ser vivirá según los méritos adquiridos en sus días de existencia.

Muchos buscarán la paz de Mi Corazón y no la encontrarán, porque no quisieron, en otros tiempos, construir el camino entre el propio corazón y Mi fuente de Paz.

Ya no podré interceder por el mundo como antes, porque hasta ahora di muchos pasos por sus pies, pero llegó la hora de que inicien su caminar y comiencen a generar sus propios méritos, no solo para sí mismos sino para toda la humanidad. Hoy les digo, Mis amados, que en el tiempo de la Justicia que se anuncia, será la misma humanidad consciente la que deberá abrir las puertas para que la Misericordia y la Piedad desciendan sobre los incrédulos y los adormecidos en el espíritu.

Muchos se arrepentirán a tiempo y otros no; por eso deben tomar consciencia de que la Justicia de Dios no causará el mal en los corazones, sino que a cada uno le entregará lo que merece para que viva su aprendizaje en este mundo.

MENSAJE MENSUAL PARA LA APARICIÓN EN LA CIUDAD DE BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, TRANSMITIDO POR MARÍA, SEÑORA DE LA PIEDAD, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos Míos:

Que en vuestros rostros hoy pueda surgir la sonrisa y la alegría de volver a encontrarse Conmigo.

Yo regreso a la ciudad de Betim debido a la respuesta que todos Mis hijos Me han dado para estos tiempos.

Hoy vengo con la esperanza de derramar Mi Divina Piedad sobre los corazones necesitados. Mis brazos de Madre se abren para acoger a cada una de vuestras vidas.

Como Reina y Salvadora de almas Yo conozco vuestros pesares, dolores y aflicciones; vengo para traer el Amor que tanto buscan en este mundo.

Nuestros Sagrados Corazones, recogen vuestras ofertas sinceras para que ellas sean contempladas por el Corazón Amadísimo de Dios.

De esta forma Mi Proyecto se cumple a través de los buenos servidores e hijos Míos que en devoción responden a Mi llamado.

Llego a Betim con la esperanza de reabrir las puertas a la conversión y a la redención que muchos necesitan vivir para estos tiempos. Yo guardo el Don de Dios, el que les permitirá alcanzar la redención y la paz; este Don tan preciado por el Padre se llama: Amor, el Amor del corazón.

Mi propósito es que desde aquí, desde esta ciudad y desde todos los pueblos que viven humildemente la devoción a Mi Inmaculado Corazón, puedan surgir grupos de oración renovados por el Espíritu Santo, que en este día Yo les traigo en nombre del Amor de Mi Hijo Resucitado.

Oro por ustedes todo el tiempo, y les digo que ahora el Cielo necesita de todas vuestras vidas para poder Obrar y cumplir el Plan de Paz que el mundo tanto necesita.

Hoy recibo de vuestros corazones las verdaderas urgencias y necesidades de cura física y espiritual, pero el verdadero milagro que existe para vuestras vidas es permanecer en Dios y con Dios por encima de todas las cosas.

Mi Espíritu Maternal e Inmaculado los quiere animar a servir plenamente, porque solo a través de la caridad y de la donación, el mundo como totalidad podrá equilibrarse.

Con este fin Yo visito sin tiempo y sin demora a las grandes ciudades, lugares en donde se encuentran Mis preciosas almas, aquellas que deben ser retiradas, a través de Mi intercesión, de los engaños y de los desvíos del enemigo.

MENSAJE PARA LA APARICIÓN MENSUAL EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR LA VIRGEN MARÍA, MADRE DE LA INFINITA MISERICORDIA AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos Míos:

Cuando Yo llego a vuestro encuentro, los Cielos se abren para revelar sus preciosos misterios a través del poder de Mi Corazón Inmaculado. Es de esa forma que a lo largo de estos últimos siete años, Yo los aproximé bien cerca del Corazón de Dios, para que lo pudieran sentir, amar y conocer como Vuestro único y verdadero refugio.

Por este fin mayor es que hoy nuevamente Yo me presento a todos ustedes, Mis queridos hijos, como la Madre de la Infinita Misericordia. Deseo darles a conocer qué infinito es el Amor de Vuestro Padre Eterno; qué infinita es Su Misericordia para esta era de la humanidad; y qué infinita es Su Piedad porque Él, en nombre del Salvador de almas, Me envía para entregarles aquí en América Mi último llamado.

Hijos Míos, cuánto deseo tenerlos todo el tiempo en Mis brazos, porque así el latir de Mi Corazón les demostrará confianza plena y gratitud por estar junto a la Reina del Cielo y de la Tierra; pero a esto solo lo reconocerán después que todo haya pasado.

Yo vengo como Vuestra Virgen Madre, vengo como la Madre de la Infinita Misericordia, llevo sobre Mi mano izquierda el esplendor de Mi Inmaculado Corazón, pues él se ha ofrecido como mediador para los pecadores del mundo.

Mi presencia maternal viste una larga túnica celeste de luz hasta los pies, esto representa que la Señora de la Paz está revestida de Cielo, para que todos Sus hijos puedan ver nacer en ellos el Cielo Interior.

Llevo sobre Mi cabeza un largo velo hasta los pies, él es azul como el mar. Quiero anunciar a través de esto, que Yo Soy la Madre de los navegantes, Soy la Estrella que alumbra a todos los corazones que buscan el puerto de la salvación.

Así Soy Yo, la Madre de la Infinita Misericordia, descalza ante ustedes, lo que representa que Mi única riqueza es el Señor. Así deberá ser también para ustedes a partir de estos tiempos, porque nada podrán llevar de este mundo, solo vuestros corazones se elevarán en el momento cierto y en la hora marcada por Dios, para que formen parte de la memoria celestial de los Santos y de los Bienaventurados.

MENSAJE PARA LA APARICIÓN MENSUAL EN LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA, BUENOS AIRES, ARGENTINA, TRANSMITIDO POR MARÍA, ESTRELLA DEL MAR, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Yo Soy la Sagrada Estrella del Mar, Mi Amor es el lucero que ilumina el camino de los navegantes. Mi Estrella del Mar enciende de devoción a los corazones que estaban heridos y eleva nuevamente hacia el Reino de la Paz a los caminantes perdidos.

En Mi océano de Gracias existe un lugar en donde todas las almas se pueden encontrar, para beber de la Fuente de Misericordia y de Cura.

Yo Soy la Estrella del Mar y Mis caminos están en vuestros caminos para ayudarlos a reencontrar el compromiso mayor que tenían con Dios. Aquel que viene a Mí, no se perderá, nunca se sentirá solo y, más aún, podrá unir su espíritu al Espíritu de Dios.

El mundo entero se olvidó de que los mares son parte de la Creación de Dios y que en ellos Él depositó Su Espíritu de Paz y de Serenidad. Desde el principio el Señor ordenó a los mares que fueran espejos que reflejaran el Reino de la Paz, pero muchos de los océanos ahora son espacios de destrucción y de contaminación.

Quiero y deseo despertar en ustedes una mayor consciencia y amor por los elementos y por los Reinos de la naturaleza, ellos también forman parte del Espíritu de Mi Maternidad. Y ustedes, Mis queridos hijos, a través de la oración permitirán que vuestro planeta permanezca puro y vivo por un tiempo más, aunque los daños ocasionados a lo largo de los siglos a la Creación de Dios son innumerables.

Yo les pido que coloquen en vuestros corazones la necesidad de orar más y de ayudar a que este amado planeta azul, del cual Yo provengo, sea una futura morada para los hijos que poblarán la Nueva Tierra.

Mi Divina Misericordia y Mi Piedad siempre intentaron cambiar el rumbo de los acontecimientos planetarios.

Como Reina de la Paz no solo les entrego la Paz que necesitan vuestros corazones, sino que también les entrego la realidad que están viviendo en este mundo, mundo que fue donado por amor a ustedes y del cual deberán testimoniar ante el Dios Altísimo.

Por eso, queridos hijos, que vuestros ojos se abran para poder desvanecer la ilusión que muchos viven. Yo vengo para anunciar la Paz, pero también vengo para anunciar la Verdad, eso es lo que Mi Hijo me ha pedido, y juntos, Madre e hijos, podremos interceder por este amado planeta.

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA EN LA CIUDAD DE CÓRDOBA, ARGENTINA, TRANSMITIDO POR LA REINA DEL ESPÍRITU SANTO AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridísimos hijos de Córdoba y del mundo entero:

En el nombre del Amor de Cristo, Vuestro Señor, Yo los reúno para renovarlos mediante la Fuente de los dones del Espíritu Santo.

Mi Inmaculado Corazón atrae hacia vuestras vidas el don de la Piedad, el don de la Fortaleza y el don de la Ciencia; estos tres dones serán los que reformarán la vida de las consciencias que participan en el Plan de Dios y, en consecuencia, muchos corazones se verán beneficiados cuando Mis servidores vivan y obren a través de estos tres dones.

Como Reina y Madre del Espíritu Santo los llamo, en este día, para reforzar los esfuerzos en la misión de la oración del corazón. Mi Espíritu Divino guiará los pasos de las almas que se dispongan a ser representantes activos del Espíritu de Dios en la Tierra pues, en este tiempo, solo a través de la fuerza y del poder sabio del Espíritu Santo se resolverán muchas situaciones confusas.

Ahora el Santo Espíritu los abraza y los acoge en la Esencia del Amor de Dios, para que en esta era se definan y confirmen totalmente su caminar en el Plan de Dios.

Nuevos soldados deberán surgir desde el caos planetario, por eso Mi Santo Espíritu Mariano acompañará a los servidores que difundan amorosamente la Ciencia y la Vida del Espíritu Santo.

Mi Corazón los invita a pensar e interiorizar en el corazón los dones del Espíritu Santo. El Santo Espíritu desea profundamente formar parte de vuestras vidas y transformar aquello que aún no se ha transformado; para eso será necesaria vuestra determinación, para que Él pueda obrar.

Hijos amados de Córdoba, de esta forma Mi Inmaculado Corazón regresa a vuestras moradas para encender el Fuego del Espíritu Santo. Solo en el Santo Espíritu de Dios ustedes encontrarán la fuerza interior y la determinación de proseguir cumpliendo con el Plan del Padre.

Córdoba y el norte de Argentina tienen la misión de representar al Espíritu Santo a través de Sus dones y de ser grupos de almas precursoras de los dones divinos.

A través de la oración diaria al Espíritu Santo y a la invocación de la Consciencia Suprema del Espíritu de Dios, nuevas y renovadas fuentes surgirán para la conversión y la redención de los corazones de vuestra nación.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Mientras la humanidad aún busca la satisfacción en la vida, Mi Corazón Materno llama a todas las almas al nuevo y último rebaño de Cristo.

Como mediadora delante de las almas que han encontrado el camino espiritual hacia Dios, quiero que ellas puedan auxiliar a otras almas que se desvían rápidamente del camino de la fe y del Amor de Dios.

Por eso, hijos Míos, pido hoy a todos los orantes que no pierdan tiempo y oren con mucha aspiración hacia lo Alto y aguarden la Infinita Misericordia de Mi Hijo.

Espero de Mis soldados el despertar de la consciencia y que se ofrezcan a colaborar para que la mayor parte de la humanidad pueda vivir un tiempo más de paz. Y como el tiempo pasa rápido, Yo les pido que oren con el corazón, atentamente, para que algo pueda cambiar en la humanidad.

Queridos hijos, ¡recen, recen, recen y recen! Recen con la voz de vuestros corazones para que la Piedad y la Compasión de Dios toquen a los corazones que se han separado de la Ley del Señor.

Recordando la enseñanza de los mandamientos de Moisés, hoy les pido que los tengan presentes en vuestras vidas como las primeras reglas básicas para un buen hijo de Dios.

Queridos hijos, a lo largo del tiempo, la humanidad ha sido llamada a cambiar desde el corazón; por eso ustedes, abran vuestros ojos y vean la Luz Misericordiosa que Mi Inmaculado Corazón está irradiando para todos.

Les recuerdo la importancia de vivir en la fidelidad a Mi Hijo para que vuestros corazones sean guiados y estén protegidos en estos tiempos finales.

¡Les agradezco por responder en estos tiempos a la voz de Mi llamado!

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Oración, mucha vida de oración a Dios necesitan muchos de Mis hijos en este tiempo. Los Cielos están abiertos para recibir las plegarias de todos Mis niños que oren con la total sinceridad del corazón.

Queridos hijos:

Siendo Madre de la Reconciliación, hoy les pido que consideren la vida del espíritu, la expresión amorosa de vuestras almas para que así Dios reine entre ustedes.

Hijos Míos, este es tiempo de vigilar y de orar, como lo ha dicho Mi Hijo Jesús; y, en estos tiempos, la vigilia de oración será de suma importancia para toda la vida espiritual del mundo. Ustedes, queridos hijos, deben ser precursores de la oración, motivadores de la oración para que las almas se coloquen dentro de la vida de oración.

Sepan, hijos Míos, el Cielo Divino agradece por la intercesión consciente de un alma de este mundo cada vez que se coloca en oración. Queridos hijos, quiero decirles que la oración es escuchada, no solo en el mundo entero, sino también en todo el universo, desde donde los ángeles y los arcángeles asisten a las almas. Vuestras vidas deben ser un manantial inagotable de oración para que Dios Padre se sirva del servicio abnegado de cada uno de ustedes.

Cuanto más grupos asuman la tarea de orar por este mundo tan necesitado de Luz, Yo, como Madre Misericordiosa, podré auxiliarlos y así, juntos, Me ayudarán a restaurar el corazón de muchas almas.

Este es el tiempo de la Misericordia, de la Piedad y de la Redención. Este es el tiempo del último llamado a la reflexión y a la conversión del corazón. Este es el tiempo de colocarse en perpetua oración por toda la humanidad.

Todos ustedes, Mis queridos hijos, son llamados a orar por la paz en cada corazón.

¡Les agradezco!

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Mientras Dios Padre sostiene desde el Cielo Su sagrada mirada sobre toda la humanidad, queridos hijos, hoy los llamo, como todos los días, a la reparación del corazón mediante la oración. Un inmenso número de almas aguarda las oraciones de todos los misioneros marianos consagrados a Mi Inmaculado Corazón, almas que, distantes del camino de la santidad, se conducen por senderos contrarios a los destinados para sus vidas.

Por eso, hijos Míos, como Mediadora en este mundo de hoy, los llamo para contemplar la Faz Misericordiosa de Jesús como el único camino para la redención del corazón. Estos tiempos distraen cada día más a las almas y las conducen hacia intenciones que distancian sus corazones del camino que las lleva a Dios.

Hoy los llamo a orar con todo el corazón para que Dios Padre escuche las plegarias de todos ustedes por la salvación de todos Sus hijos de este mundo.

Con una espina clavada en Mi Corazón Maternal, hoy les pido que, a través de la oración, reparen Mi Inmaculado Corazón para que, como Madre de la Misericordia, pueda sostener por más tiempo a todos los corazones que se pierden.

Que todos Mis hijos sean conducidos por Mi Corazón Materno para que todas las criaturas levanten Sus brazos y clamen por piedad.

Queridos hijos, es momento de concientizar la vida de oración, oración que, por el propio poder divino que ella adquiere, podrá protegerlos en los momentos próximos de final de ciclo en este mundo.

Deben renacer a través de la oración como preciosos instrumentos en las Manos de Dios. Todos Mis hijos son llamados a colaborar con el planeta. Es necesario que todos ustedes sepan que alguien de esta humanidad debe interceder ante el Creador. Para eso, Mi Hijo les ha dado a los pastores. Oren por ellos para que el Espíritu Santo los guíe en estos momentos.

¡Les agradezco por vuestras oraciones!

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Mientras muchas almas necesitan de la Misericordia en este tiempo final, Mis Rayos de Amor y de Piedad intentan llegar a todos Mis hijos.

Por todo esto, queridos hijos, hoy los invito a contemplar la Faz de Compasión y de Amor de nuestro Padre, Dios Eterno para que, a través de la oración interna, ustedes puedan ayudar, por amor, a otras almas dispersas y perdidas en el mundo. Con la colaboración orante de sus corazones ustedes entrarán en el Plan Misericordioso de Salvación y, de esta manera, serán partícipes del Plan Redentor de Mi Hijo.

Solo la vida de oración los preparará para el tiempo que vendrá; pero ahora coloquen vuestros ojos y vuestras manos sobre las cuentas contemplativas de la oración para que los Ángeles del Señor asistan al mundo carente de Amor Verdadero y de Paz Interna.

Yo vengo hacia Mis hijos para darles la Paz de Mi Inmaculado Corazón y para hacerles recordar el compromiso con Cristo, Mi Hijo amado.

Uniendo sus corazones en un verdadero, puro y cristalino corazón de hijos y de hermanos estarán dando el ejemplo para los que aún no viven la fraternidad. Cada alma tendrá, delante de Dios, la oportunidad de renacer en el Amor y en la Redención.

Para eso, la asistencia orante por parte de Mis ejércitos marianos en la Tierra tiene peso, y eso posibilitará la conversión de corazones que serían irrecuperables.

Así la Gracia de Dios será la fortaleza y la victoria del Sagrado Corazón de Jesús en esta época y en esta humanidad. Será un acto y un ejercicio de servicio por parte de todos los hijos que acompañan Mi Espíritu Mariano.

Que la vida convertida en una nueva flor para el Creador sea de belleza profunda para sus corazones. Hoy, solo les pido que vigilen Conmigo en oración.

Podrán vivir Mis palabras cuando ellas sean oración en vuestras vidas.

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

 

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE PHOENIX HACIA TUSAYAN, ARIZONA, ESTADOS UNIDOS, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Acércate a Mí, para sentir Mi Gracia y la renovadora fe que puedo entregarle a tu alma.

Con ardiente aspiración, que cada día puedas superarte más en el amor y en el servicio. Así estarás en constante renovación y tu corazón sentirá la plenitud de estar viviendo el camino correcto.

Descansa en Mí cuando lo necesites y ábrete, en este tiempo, para percibir y reconocer la falta de amor que existe en las personas. 

Por medio de la generosidad, alcanza a abrir la puerta de la Piedad de Dios para que más y más almas sientan que estar en comunión podrá ayudar a renovar también a todos los que lo necesitan.

Muéstrame, todo el tiempo, tu espíritu de apostolado y lleva a las almas a religarse a Dios para que ellas se aproximen a la consagración y especialmente al momento de sacrificarse y de ofrecerse como víctimas de Mi Corazón.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE LAS PIEDRAS, CANELONES, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Compañeros:

En los lugares más humildes y simples de la Tierra es donde Dios puede estar presente y, así, hacer sentir y conocer el poder de Su Misericordia a los más miserables y perdidos.

Por esa razón, cada oportunidad que se presente es una puerta de Luz que se abre ante situaciones espiritualmente complejas, dolorosas y sufridas.

Es así que, ante los infiernos, desciende el poder de la Misericordia para socorrer y rescatar a las almas encarnadas que son más ignorantes y frágiles ante la adversidad de estos tiempos.

Todo esto es posible cuando un alma abre su corazón e implora ayuda a Dios. Así, no solo la consciencia se ve beneficiada, sino también todo lo que está a su alrededor, lo que necesita Misericordia y Luz.

Ese poder aumenta y se duplica cuando en la hora de la Misericordia las almas oran y se unen a la Pasión del Señor.

Es de esa forma que otras almas muy necesitadas se ven atraídas hacia esa Luz celestial que se presenta y reciben mucha piedad interna.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, CON MOTIVO DEL DÍA DE CELEBRACIÓN DE LOS SACRAMENTOS

Y verán venir, compañeros, al Hijo de Dios transfigurado en el momento más culminante de la humanidad así como Él viene hoy a su encuentro en Divinidad y en Espíritu. Yo retornaré en la hora más culminante de la Tierra, cuando vendré a buscarlos y a reunirlos en Mi Nombre, de la misma forma como Yo reuní a los doce apóstoles en el pasado, pero esta vez será diferente porque, a pesar de que el mundo esté en convulsión, ustedes podrán reconocerme y Me recibirán de la misma forma que lo hacen en este momento.

Reuniré a todas las tribus de Mi Padre, no solo aquí en Argentina, en lo alto de una montaña, sino que también apareceré, al igual que en Betania, en otros lugares de Sudamérica a fin de que en esa hora tan aguda y difícil, ustedes, Mis amigos, no sientan miedo alguno sino un profundo y jubiloso gozo por volverme a encontrar.

Los llamaré a cada uno por su nombre original y así despertará en ustedes el dulce recuerdo de haber estado Conmigo una vez, compartiendo el mismo pan y el mismo vino que hoy les vuelvo a entregar a todos.

Mi llegada a Argentina esta vez es diferente, ya los encuentro más maduros y conscientes de la importancia de seguir a su Redentor sin duda alguna.

Este es el tiempo en el que finalizará su preparación interior y comenzará su verdadero servicio por la redención y por el perdón de todo el género humano.

Llegó el tiempo de Mi Retorno.

¡Les agradezco por haberme recibido!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

 

Palabras de Cristo Jesús transmitidas durante la consagración de los elementos, en la presencia de muchos peregrinos: 

Que Mis Palabras puedan ser el soplo del Espíritu en ustedes para que se manifieste en este tiempo el verdadero ser, aquel que Me representará en la Tierra y que dará testimonio de Mi Presencia en el mundo entero.

Yo vengo para congregarlos en la Verdad, en la única Verdad de Dios, que los hace participar de Su libertad espiritual y que les promete la redención total de sus seres y de sus consciencias a fin de que se cumpla Mi Propósito Crístico.

Páginas

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos