¿Qué es?

La Oración por la Paz en las Naciones nació de un pedido de la Virgen María, para que recemos por internet un Misterio del Rosario por la paz en el mundo. Los Mensajeros Divinos nos explican que este pedido no es un ejercicio espiritual más en nuestros días, sino que se trata de una pauta que atiende una urgente necesidad planetaria.

Sabemos que las naciones del mundo atraviesan momentos de conflictos y crisis materiales y espirituales, sin embargo, ellas pueden recibir una ayuda divina, si nosotros como humanidad, hacemos nuestra parte. María Santísima ya nos pidió oraciones por varias regiones, países y causas importantes. Ella constantemente nos recuerda que debemos asumir nuestra responsabilidad con la tarea de orar por la Paz.

Actualmente, oramos por regiones como: África, Centroamérica, Asia, El Caribe, Oceanía, Medio Oriente, países francófonos y Europa. Oramos por países como: Alemania, Argentina, Austria, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Corea del Sur, Ecuador, Estados Unidos, México, Paraguay, Perú, Siria, Suiza, Timor Oriental, Uruguay y Venezuela. También realizamos otros ejercicios espirituales, como las 1000 Avemarías , y las 1200 cuentas de la Coronilla a la Divina Misericordia; además, oraciones por la Consciencia Indígena, por la Juventud del Mundo, por los Reinos de la Naturaleza, por los Ángeles de las Naciones y por los no nacidos.


 


 

Den un gran valor, queridos hijos, a la Oración por la Paz en las Naciones, este simple ejercicio que Mi Corazón les concedió para realizar todos los días de la semana, orando por las naciones tan sufridas que viven en la oscuridad y dentro de los abismos del planeta, para que puedan recuperarse y seguir adelante; orando por culturas y por hermanos distantes, que sienten y viven, así como ustedes, la grandeza de Mi Corazón Inmaculado.

María, Rosa de la Paz, 2 de mayo de 2018

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos