MENSAJE SEMANAL DE LA VIRGEN MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos de Brasil:

Como su Madre Celeste, espero que las humildes pero profundas palabras enviadas por el Santo Padre a cada uno de ustedes, conforte a sus almas y alivie a sus corazones de este durísimo y difícil momento que todos están atravesando.

En Sudamérica, Brasil es el Corazón de la Madre Celeste. Un Corazón cansado de sufrir y de padecer junto con Sus hijos, pero un Corazón que trabaja y que lucha silenciosamente por la salvación y la conversión de las almas.

Queridos hijos de Brasil, estoy aquí y soy su Madre, la Madre que nunca los abandonará. Les pido que todos vuelvan sus miradas hacia Dios y que confíen en el poder de Su Misericordia.

Mi Hijo murió por ustedes, por todos ustedes. Él llegó exhausto hasta la Cruz y cumplió Su promesa. Que cada vida, que cada hijo de Brasil coloque su rostro en el suelo por todos los que salieron de la Ley y por los que fueron castigados injustamente por la pandemia.

Hijos Míos, no se olviden de Mi Corazón. Que, en este próximo mes de mayo, sus corazones entren en Mi Corazón para que Dios, el Padre Eterno, los pueda consolar.

Hijos amados, los necesito más orantes que nunca. Brasil enfrenta los primeros pasos de su desconocido Armagedón; pero Brasil nunca perderá su semilla interna que un día germinará en los corazones redimidos y rendidos ante Cristo, Nuestro Señor.

Oro por ustedes. Acompaño sus acontecimientos diarios. Tómense de Mi mano y Yo les daré Mi abrazo de Paz.

Que todas las almas inocentes y no inocentes sean elevadas al Cielo.

Este es el tiempo en el que la vida de cada hijo Mío sea el mismo Rosario.

Los bendigo y les agradezco por escuchar de corazón,

Vuestra Madre, la Virgen María, Rosa de la Paz

 

El Sagrado Llamado
APARICIÓN DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO DURANTE EL SAGRADO LLAMADO, EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

La pluma de Dios se detiene y Él deja de escribir. ¿Qué significará esto para ustedes, delante de lo que hoy vive el mundo?

Yo soy el Señor del Silencio, el Señor de la introspección. Mi Voluntad llega hasta los confines del universo, pero Mis Palabras obran en los corazones abiertos para escuchar.

Ante esta revelación que hoy les he traído, parte de un secreto de su Maestro y Señor, les pido que sigan orando Conmigo, así como oran con Mi Madre Celeste, porque los hombres de la Tierra no tienen ningún conocimiento sobre la verdadera Justicia de Dios, una Justicia que no puede ser tentada, modificada o alterada. Solo la Gracia de la Madre de Dios puede cambiar los acontecimientos en el planeta y, sobre todo, en los corazones que están en peligro por sus propias acciones, por la inmensidad de su ignorancia, por la ingratitud.

Ustedes ya saben que Mi tiempo en este lugar, sagrado para Mí, ya está terminando. Y hoy les vuelvo a decir que cuando eso suceda deberán ser testigos ante el Padre Celestial y la humanidad, de lo que han sido testigos en estos últimos tiempos a través de Mi llegada a este lugar, que tiene una razón y un propósito desconocido para todos, aún no revelado al mundo.

Eso no significa que la suprema Voluntad de Dios les esconda a Sus hijos, las criaturas, todos Sus misterios y revelaciones. Pero Él escoge directamente a quién los necesita saber y conocer. Así lo ha sido a través de los tiempos en las diversas apariciones de Mi Madre Celestial.

Por más que hoy no sepan lo que he dicho o todo lo que he revelado, que no sea una curiosidad para nadie, sino un impulso para reforzar y redoblar la oración, porque así el Cielo siempre los escuchará. El Cielo estará atento a la voz de sus súplicas, él siempre escucha a los hijos de Dios.

Mientras estoy aquí, también estoy con la humanidad entera, en estos últimos momentos de su Maestro y Señor, tan semejantes a los últimos momentos compartidos con los apóstoles a través de la Última Cena. Estamos en un momento muy semejante y culminante.

Esto no es sensacionalismo, esto es una verdad que viene directamente del Corazón de Dios para ustedes, porque las escrituras se seguirán cumpliendo, así como fueron dictadas al corazón de los profetas y de los apóstoles, y nada las cambiará, solo su adhesión incondicional a la Madre de Dios, a la Reina del Cielo y de la Tierra, a todas Sus aspiraciones y voluntades, que son parte de la Voluntad del Espíritu Santo.

Hoy solo les puedo hablar a través de símbolos, porque tienen que meditar sobre Mis Palabras, porque Mis Palabras guardan muchas llaves que abrirán las puertas de sus consciencias, para que así estén más cerca de Dios y de Su Voluntad.

Así como lo he hecho siempre, hoy estoy cumpliendo la Voluntad de Mi Padre, para que los velos de la consciencia caigan de sus rostros y puedan ver la verdad y la realidad de estos tiempos, sabiendo que cada tesoro e impulso espiritual, que se les entrega, tendrá que ser justificado por ustedes hasta el último día de sus vidas.

Así, ante el Padre Celestial, darán testimonio de lo que recibieron y de todo lo que les fue entregado a través de los tiempos y de los años, no solo por Mi Corazón misericordioso, sino también por la Madre de Dios y por San José Castísimo.

Hoy más que nunca, la esencia de Nuestros Sagrados Corazones llega al mundo con los últimos mensajes que preparan el momento definitivo de cada ser humano, en estos tiempos finales.

Cielo y Tierra pasarán, pero Mis Palabras quedarán en aquellos que las hagan valer y reconocer en el mundo, en todos los pueblos, en todas las naciones, en cada rincón de este planeta. Su ejemplo y cristificación, su sacrificio y entrega a Mi Corazón serán previos al momento tan esperado de Mi Retorno, porque solo podré llegar primero a través de ustedes, de su transformación, rendición y redención. Es lo único que necesito para que Yo también pueda justificar ante Padre todo lo que hice por ustedes.

La Palabra de Dios no se desperdicia. La Palabra de la Jerarquía nunca será inválida. Ella es autónoma, eterna y trasciende todos los tiempos, generaciones y formas.

Pero solo ustedes han sido llamados por Mi Padre Eterno para ser testigos, en el fin de los tiempos, de todo los que les entregué y les revelé.

No estoy siendo dramático, estoy diciéndoles la verdad, porque la verdad los librará de ustedes mismos.

Así como les dije a Mis apóstoles, en la Última Cena, muchas de las revelaciones que Dios Me entregó para las generaciones futuras de la humanidad, también ustedes como seres y como razas, como pueblos y naciones, están en un gran momento de inflexión, están ante el mismo momento en el que estuvieron los apóstoles cuando cada uno, en el momento más crucial y culminante, tuvo que dar testimonio de Mí.

Hoy vuelvo a estar solo, como lo estuve en el juicio de los fariseos, esperando en el mayor silencio la adhesión y la unidad de Mis compañeros.

La Madre de Dios, Puerta de la sabiduría, del discernimiento y del amor, ahora está presente por pedido de Su amado Hijo, así como también está presente San José.

Pueden venir aquí, a pedido de Cristo, los videntes, para unirnos en este momento con los Tres Sagrados Corazones.

Invitamos a aquellos que nos escuchan a través de este medio de comunicación, que ante este misterio que nos traen los Tres Sagrados Corazones, nos arrodillemos o nos coloquemos de pie para reverenciarlos.

Agradecemos.

Dios nos está escuchando y contemplando, y así también lo hace con la humanidad entera.

Después del día mundial de ayuno y de oración pedido por el Santo Padre, el Papa Francisco, Nuestros Tres Sagrados Corazones han recibido la súplica de la humanidad.

Vengo a pedirle al mundo, en nombre de la divinidad de los Sagrados Corazones de Jesús, de María y de San José, que todos los que puedan, en los próximos seis meses, repitan el día de ayuno y de oración los días catorce de cada mes. Así tendré más hechos y testimonios para mostrarle al Padre Eterno el esfuerzo de Sus hijos por el alivio, la cura y la paz de la humanidad y del planeta.

Entren en el Océano de la Misericordia de Dios, las puertas de sus entrañas más profundas están abiertas para que, a través de los méritos alcanzados por su Maestro y Señor, las almas sean perdonadas y absueltas por la infinita e insondable Misericordia de Dios.

Este es el tiempo de los apóstoles Míos. Este es el tiempo de dar su testimonio a la humanidad.

Lleven en sus corazones Mis Palabras, que ellas no se borren de su memoria, que hagan eco en estos tiempos que vendrán, porque las necesitarán como fortaleza para seguir adelante. Mi Corazón nunca abandonará a los misericordiosos.

Es así que ahora, ante los Tres Sagrados Corazones, celebraremos la Eucaristía y la Comunión espiritual que las almas que escuchan en este momento podrán vivir con el Divino Maestro.

Podemos traer el altar.

Señor Jesús, haznos dignos de vivir Tu Palabra, pero también haznos dignos de vivir este Sacramento para que, como humanidad y planeta, alcancemos la redención y la eternidad. Amén.

La Divinidad de Cristo se hace presente en este momento de celebración. En honor a los méritos alcanzados por Nuestro Señor Jesucristo antes, durante y después de la Última Cena, ofrecemos este pan para que sea convertido en el Cuerpo de Cristo.

En la noche, antes de ser entregado, Jesús tomó el pan, lo elevó y dio gracias al Padre para que fuera bendecido y transubstanciado. Enseguida lo partió y lo entregó a Sus apóstoles, diciéndoles: “Tomen y coman, porque este es Mi Cuerpo, que será entregado por los hombres para el perdón de los pecados”.

Te alabamos, Señor, y Te bendecimos.
Te alabamos, Señor, y Te bendecimos.
Te alabamos, Señor, y Te bendecimos.
Amén.

Enseguida tomó el Cáliz, y realizando el mismo ofrecimiento y entrega, lo elevó dando gracias al Padre, porque Su Sangre inocente y pura redimiría a la humanidad. Fue así que entregó el Santo Cáliz a sus apóstoles, diciéndoles: “Tomen y beban, este es el Cáliz de Mi Sangre, Sangre de la Nueva Alianza, que será derramada por su Redentor para la remisión de las faltas. Hagan esto en memoria Mía”.

Te alabamos, Señor, y Te bendecimos.
Te alabamos, Señor, y Te bendecimos.
Te alabamos, Señor, y Te bendecimos.
Amén.

El Cuerpo y la Sangre viva de Cristo.

En unión a los Sagrados Corazones de Jesús, de María y de San José, realizamos la oración que Nuestro Señor nos enseñó.

Padre Nuestro.

Padre Nuestro (repetimos en inglés).

Que la Paz de Cristo descienda a la Tierra.

Que la Paz de Nuestro Señor esté en este lugar y en todos los corazones. Amén.

Santísima Trinidad,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,

os adoro profundamente
y os ofrezco el preciosísimo Cuerpo,
Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo,
presente en todos los sagrarios de la Tierra,
en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias
con los que Él es ofendido,

y por los méritos infinitos de Su Santísimo Corazón
y del Inmaculado Corazón de María,

os pido la conversión de los pobres pecadores.

Amén.

No olviden todo lo que hoy les dije, porque el Cielo y la Tierra pasarán, pero Mis Palabras quedarán en los corazones que las hagan resonar dentro de sí.

Nos despedimos y enviamos al mundo todo Nuestro Amor y Nuestra Paz, para que la conscientización humana despierte en todos los corazones. Que así sea.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Y ahora, a pedido de Nuestro Señor Jesucristo, en esta Trinidad tan especial formada por los Tres Sagrados Corazones, postrados a los Pies de Nuestro Señor Jesucristo, de Nuestra Divina Señora, la Virgen María y del Castísimo Corazón de San José, ofreceremos una última canción, para que Cristo siga resonando dentro de nosotros y así forme a Sus apóstoles.

Escucharemos “Todo lo que yo viví”.

MENSAJE DIARIO DE LA VIRGEN MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

A los grupos "Rosarios de Luz"

Queridas familias de Dios, amados Míos:

En este mes de mayo, los llamo para recibir a Mi Corazón Inmaculado en el seno de sus familias y hogares. El Corazón Inmaculado de María espera estar en el núcleo de sus familias y en sus altares, para que Mis hijos vivan semanalmente la consagración al Inmaculado Corazón de María.

A través de la Casa de Nuestra Señora de los Pobres recibirán la santa imagen del Corazón Inmaculado de María para que la puedan venerar y para que puedan rezar el Santo Rosario a fin de que, a través de ustedes, las demás familias del mundo alcancen la consagración al Corazón de su Madre Celeste.

Espero con alegría poder ingresar en cada una de las familias de los Rosarios de Luz para que, a través del portal de los Hijos de María, sean compartidas las fotos de las familias con el Corazón Inmaculado de la Madre Celeste.

Durante el mes de mayo, como Madre, quiero llevar a todos a Mi Corazón a fin de que se sientan amados y comprendidos, aliviados y amparados por la Madre Divina.

Queridos hijos, les entrego el Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María, para ser recitado luego de haber finalizado el Santo Rosario.
 

Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María, con motivo del mes mariano

Inmaculado Corazón de María,
fuerza, luz, protección y esperanza,
en Ti nos renovamos, a Ti nos consagramos
para que seamos testigos, ahora y siempre,
del triunfo de Tu Inmaculado Corazón
en toda la humanidad.
Amén.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre, la Virgen María, Rosa de la Paz

Mensajes especiales
MENSAJE EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE BUENOS AIRES, ARGENTINA, HACIA PORTO ALEGRE, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZON DE JESÚS

Una amnistía fue concedida a su Madre Celeste para que, junto al Castísimo Corazón de San José, Yo pueda regresar diariamente, como en otros ciclos, para poder acompañar desde cerca el calvario planetario y el Armagedón interior de Mis hijos.

Por esa razón, nos ofrecimos junto a San José, como en el tiempo de la presentación del pequeño Niño en el templo. Pero esta vez, Nuestra oferta fue la de Nuestros Sagrados Corazones y, también, las súplicas y sacrificios de todos los que han persistido a Mi lado hasta los días de hoy, y que vivieron la injusticia de muchos y dolorosos acontecimientos.

El Padre Eterno Me permitió que después de que se cumpla un año de los mensajes semanales, exactamente el día 2 de marzo de 2020, su Madre Celeste haga una transición con Su amado Hijo y asuma la instrucción diaria durante un año más, hasta el 2 de marzo de 2021.

Quiero que sepan, hijos Míos, que Mi doloroso Corazón maternal no solo padece los horrores de los tiempos de hoy, sino que también sufre el abandono de los hijos que tenían una misión apostólica junto con Mi Hijo.

Es así, que por gracia de esa amnistía espiritual, hoy vengo de manera extraordinaria a anunciarles que esas serán Mis últimas instrucciones para la humanidad y que cumpliéndose el año de los mensajes semanales, Yo ya no comunicaré mensajes escritos para las apariciones. Solo vendré al mundo y a su amoroso encuentro como lo ha sido en los últimos años, a través de los encuentros de oración que son compartidos mundialmente.

Yo vendré durante un año más por una emergencia mundial y, como Madre, ya ofrecí todos Mis dones y oraciones para que el Padre Celestial Me concediera esta importantísima Gracia.

Desde ahora, les anuncio este mensaje para que sepan valorar y reconocer internamente Mis últimas y amorosas instrucciones.

¡Les agradezco, hijos, por hoy haber orado mucho Conmigo!

Los bendice,

Su Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN POR LA PAZ EN LAS NACIONES RECIBIDO EN EN EL NÚCLEO-LUZ SAGRADO CIELO, BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, TRANSMITIDO POR MARÍA, ROSA DE LA PAZ, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Yo no solo soy tu Madre Celestial y la Madre de la Vida, soy la Luz que impulsa ardientemente la devoción de tu alma por nuestro querido y glorioso Creador.

Soy el bálsamo con aroma a rosas que limpia, purifica y santifica tu ser para que, en este tiempo, te animes a dar los pasos en confianza hacia el Creador.

Soy ese espejo que encarnó en la Tierra para entregar, a los hijos de Dios, la esencia del amor, de un amor que sea capaz de regenerar la vida interna y de borrar, para siempre, el sufrimiento y el dolor.

Soy esa flor, única e irrepetible. Soy esa eterna flor que se entrega en las manos de Sus hijos para que la puedan contemplar y amar, para que ese amor que aún no ha surgido desde adentro de cada hijo, pueda florecer y hacer milagros de amor en la vida de los que sufren y de los que no tienen nada.

Soy la Madre que los abriga en los inviernos fríos de la vida y que los protege en las noches de tempestad.

Los coloco a todos cerca de Mi pecho para que no solo estén en Mis brazos, sino para que sientan también el amor de Mi Corazón, de un Corazón que late por cada uno de ustedes.

Esa es la razón por la cual estoy aquí, por cada uno de Mis hijos perdidos y no perdidos, creyentes o ateos, conscientes o ignorantes. Estoy por cada uno, para poder llevarlo hacia Mi paz y para que en Mi paz, hijos Míos, aprendan a vivir en Dios, en Su Presencia y en Su Reino.

Soy esa Madre incondicional, esa Madre consoladora y aliviadora del sufrimiento humano y moral.

Vengan a Mí, hijos, porque en Mí encontrarán a Dios, y todas sus experiencias y pruebas se volverán pequeñas ante el Amor que proviene del Padre y que los hará libres.

Hijos, soy la Madre que comprende y que ora, incansablemente, por el mundo de hoy, por la humanidad que está enferma psíquica y espiritualmente. Por eso, vengo, porque una madre haría cualquier cosa por ustedes. Solo una madre es capaz de sentir y de comprender, hasta en lo más profundo, a cada uno de sus hijos.

Hoy, que las madres del mundo, madres terrenales y madres espirituales, se unan a Mí para clamar al Padre por la humanidad y por su gran indiferencia, para que el amor y la vida sean respetados, para que la solidaridad sea sembrada en el corazón humano y para que todo pueda ser reparado y curado en lo más íntimo de cada ser.

Que hoy las madres recen para que el espíritu de la sagrada maternidad no sea disuelto de las mujeres del mundo y para que ese primer contacto que la madre tiene con el recién nacido sea protegido y amparado por la Madre de Dios porque, a pesar de todo lo que hoy hace la humanidad, el Proyecto de Dios en la vida de la familia no se ha perdido, y para que las almas reencuentren el sentido de estar en unidad y en familia.

Recen Conmigo, recen madres del mundo y así Mi Inmaculado Corazón triunfará.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

En donde las almas clamen por paz y se unan con el único propósito de establecer la paz en el mundo, allí Dios estará.

El Creador escucha la voz y las súplicas de Sus hijos, escucha lo más profundo de sus almas que despiertan. Con un mínimo esfuerzo de elevación, las Manos de Dios se extienden hasta la Tierra y alzan las almas hacia Su Corazón.

El Festival de la Juventud por la Paz es ese momento, hijos, en el que las almas encuentran aliento y respiro; los jóvenes encuentran el sentido, la esperanza y la fuerza para seguir con su misión de transformar este mundo y hacerlo retornar al origen del Propósito Divino.

Aunque no sepan ni comprendan la ciencia de los acontecimientos espirituales, muchos jóvenes son tocados, liberados y rescatados por Dios. Mientras cantan, sus almas se liberan. Mientras se expresan con su voz, con su corazón, con palabras pronunciadas en poesías, en testimonios, en reflexiones; cuando sus sentimientos se manifiestan en pinturas, en fotografías, en fin, en aquello que llaman arte; es así, de esta forma simple, que el Creador silenciosamente toca sus almas. Es así que su Madre Celestial, humildemente, transforma los corazones y les muestra el camino por donde deben seguir.

El Festival de la Juventud por la Paz es una puerta a la nueva vida, por la que las almas reconocen el camino y reciben la bendición divina para recorrerlo.

Reverencien este momento porque los que despiertan serán los precursores de la nueva vida sobre la Tierra, serán los que darán testimonio de su redención al Infinito, serán los que retornarán al Origen con la consciencia plena de su misión cumplida y ofertarán a Dios la renovación de Su Amor y de Su Creación.

Esto es el Festival de la Juventud por la Paz, la puerta a un nuevo camino, a un nuevo tiempo. El primer impulso de un despertar que culminará con el triunfo del Corazón de Dios.

Así es como deben verlo y con ese amor acompañar su crecimiento, su madurez y su expansión.

Tienen Mi bendición para esto.

Su Padre y Amigo,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE ZAGREB, CROACIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Mientras más almas ingresan en Mi Universo de Luz, más hechos del pasado son disueltos por el Amor Crístico, y así vuelvo a triunfar ante la oscuridad, y las almas recuperan el sentido espiritual de estar aquí para dejar de estar desorientadas.

Las almas caminan rumbo a los planos internos para tener un encuentro con su Maestro y Señor. Aunque no lo parezca esto fue lo que sucedió con las almas de Croacia y será lo que también podrá suceder con las almas de Hungría, estratégicamente presas de un sistema de autodestrucción humana.

Pero Mi Misericordia llegará a todos los que la quieran recibir, y aun más.

Mi Misericordia colmará todos los espacios cuando Mi llegada sea anunciada así como fue anunciada la llegada a Croacia de su Madre Celeste a través de la difusión del corazón, que fue compartir el Amor Crístico.

Este es el último tiempo en el que las almas recibirán inesperadamente el impulso del despertar directamente de la Fuente, para que cada una asuma su compromiso con el Padre Celestial y sea parte de los soldados de Cristo del fin de los tiempos.

Pero ese impulso solo será por única vez y no se repetirá.

Por eso, cuanto más la difusión sea consciente del trabajo que ella realiza en los planos internos, mayores serán los efectos en el mundo entero de la Obra de la Jerarquía.

Por todos los esfuerzos realizados, Yo les agradezco por guardar Mis palabras e impulsos en el corazón.

Los bendice, 

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN MEDJUGORJE, BOSNIA Y HERZEGOVINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

No quiero que algún día sientan frustración, incomodidad o desesperación por estar cansados, porque Yo llegué a la cruz más exhausto y destruido que todos ustedes; por eso tienen la oportunidad, en este día, de padecer por Mí.

Sé que para sus núcleos internos a veces es demasiada exigencia, pero ya es tiempo de que vean que nada, absolutamente nada les falta y que Mi propio Padre, a través de Su Madre Celeste, cuida hasta esos detalles.

Recuerden a todos aquellos hermanos suyos que nada tienen, que nada reciben y que se encuentran en peores condiciones de vida espiritual y material.

Yo llamé a cada uno de ustedes para que Me dieran algo de su interior, y muchos aún no Me lo dieron.

No busco su desarrollo material ni intelectual. Lo que siempre busco es que sus corazones ofrecidos plenamente por la humanidad estén conmigo también en este momento en el que tal vez sus células desean o aspiran a otras cosas.

Yo les prometí Mi Reino por medio de sacrificios soportables para ustedes. Ahora es el tiempo de ofrecerse completamente en las manos de su Redentor para que milagros e intervenciones más grandes se puedan dar.

Les prometí decirles la verdad, reconozco los demás esfuerzos, pero hoy necesito que individualmente se coloquen ante Mí y Me pregunten ¿Señor que más debo hacer?

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor Cristo Jesús

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN POR LA PAZ EN LAS NACIONES, TRANSMITIDO POR MARÍA, ROSA DE LA PAZ, RECIBIDO EN LA CIUDAD DE PALERMO, SICILIA, ITALIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Soy la Señora de las Lágrimas de Siracusa. Vengo en este día para decirles, hijos Míos, que Mi llanto por este pueblo de Sicilia nadie lo ha calmado y que espero todavía el gran momento de la conversión de los pecadores que se encuentran en esta isla.

Es así que hoy Me presento a ustedes como la Señora de las Lágrimas, porque a través de Mis lágrimas dejo en este lugar el mensaje de que este pueblo del sur de Italia aún no acepta la redención y de que, por medio de las apariencias, creen que todo está bien y que lo seguirá estando.

Yo llamo a Mis hijos de Sicilia para que se arrepientan de corazón, para que pidan perdón al Padre Celestial, porque así Él les concederá Su Misericordia y no Su divina y poderosa Justicia.

Así, Mis hijos, el pueblo de Sicilia, con la oración de todos, alcanzará una gracia extraordinaria y esa gracia repercutirá también en los miembros de la Iglesia de Mi Hijo.

Vengo hasta Sicilia para que el pueblo del sur de Italia no olvide que la Señora de las Lágrimas lloró y que aún está llorando porque Sus hijos más necesitados de amor no la quieren escuchar.

Vengo para retirarlos del poder que creen tener en sus manos.

Vengo para ofrecerles Mi Corazón maternal como un camino para su conversión final.

Pero también vengo al sur de Italia, como la Señora de las Lágrimas, por una de las crisis más graves de este siglo XXI, que es la migración de Mis hijos de África y de Medio Oriente hacia Europa, a través del mar Mediterráneo.

Es así, hijos Míos, que la Señora de las Lágrimas también llora por la gran indiferencia de todos los europeos, ante la falta de acogimiento y de amor para con los refugiados.

Este es el tiempo y es la oportunidad de que no solo Italia, sino también toda Europa, tengan la gracia de poder revertir sus deudas a través del servicio a los refugiados.

Yo, como Madre de todos, los llamo a la fraternidad y a salir de sí mismos para que el que más sufre y escapa de los conflictos y de las guerras ocupe el primer lugar en sus vidas. Así, aprenderán a conocer la Misericordia Divina.

Italia siempre fue una tierra muy bendecida por los santos y por los milagros eucarísticos, porque es la nación que más necesita de Piedad y de Misericordia en el fin de estos tiempos.

Todos los orantes, en este momento, pueden ser importantes intermediarios ante la Justicia Divina para que, unidos a su Madre Celeste, colaboren a fin de que todas las importantes etapas de la Peregrinación se cumplan conforme Dios lo desea y lo siente.

Sigamos, hijos Míos, permitiendo que la insondable Misericordia descienda en las naciones de la Tierra.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

Su Madre Celeste está preparando la llegada de Su Hijo a Aurora.

Por este motivo, y por Su divina orden, los ángeles del Cielo aprisionaron a centenas de demonios que castigan e instigan a las almas a seguir el camino de la ilusión y de la perdición.

Estas criaturas inferiores, a pesar de estar prisioneras, deberán presenciar su derrota cuando Mi Hijo llegue a Aurora; porque ellas tendrán que ver cómo la victoria de Cristo se realiza en la confianza, en el amor y en la fe de los corazones.

Será algo semejante al día de la Pasión del Señor, cuando miles de criaturas inferiores presenciaron su derrota a través del Amor y del Silencio de Cristo.

Hijos Míos, este acontecimiento de la llegada de su Madre Celeste en el día del aniversario de Sus instrucciones diarias, preparará la redención y el cierre de muchas puertas inciertas en la consciencia de la humanidad.

Su fe, su devoción, su amor y su alegría, en estos próximos días, permitirán que la Jerarquía Divina tenga más espacio para poder intervenir en la humanidad.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

Deseo que la Faz de María, Rosa de la Paz finalmente sea pintada y que ella esté en el altar el día del aniversario de Mis mensajes diarios.

Ya pasó mucho tiempo de ese pedido, pero en este año 2019 quiero que María, Rosa de la Paz sea conocida en el mundo conforme a las indicaciones que, una vez, fueron entregadas.

Por esa razón, la revelación de la Faz de María, Rosa de la Paz, en este año 2019 indicará el comienzo de un nuevo ciclo de su Madre Celeste en la Obra que los Sagrados Corazones llevan adelante.

El mundo, conociendo la Faz de la Rosa de la Paz, podrá profundizar en el misterio y en la ciencia divina de la Madre de Dios y así se develarán los conocimientos de la vida universal para todas las almas.

Por este motivo, la Faz pintada de María, Rosa de la Paz, cumplirá promesas espirituales para todos los que tengan la imagen. Dichas promesas ayudarán a las almas para que ellas sepan atravesar el fin de estos tiempos.

Entre esas promesas, a quienes tengan consigo la Faz de María, Rosa de la Paz, no les faltará la paz, el ímpetu de orar de corazón, la alegría y el júbilo de estar en Cristo, el reconocimiento de la Gracia de Dios, el sentirse merecedor de la Divina Misericordia, el reconocerse como digno hijo de Dios, el vivir una fe fortalecida y amparada por el Espíritu Santo.

El día 2 de marzo de 2019 espero ver en los altares de Aurora esta santa Faz de María, Rosa de la Paz, para que así como fue con Faz de Jesús Glorificado, ella sea presentada al mundo en ese día especial.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Mi Luz espiritual, que es la Luz del Padre, desciende a la Tierra para colmar a Mis hijos de nuevos atributos, para que la humanidad recupere el propósito que perdió después de la Ascensión de Jesús.

Por esa razón, hijos, traigo del Cielo esa Fuente de luz espiritual para que Mis hijos se nutran de elevados dones que permitirán, en los corazones simples, restaurar la consciencia de la humanidad.

Por medio de esa luz, hijos, el planeta como un todo también es ayudado, y las almas se benefician de esa poderosa luz, la que los eleva de estado de consciencia y de vibración.

Por medio de esta luz espiritual, su Madre Celeste hace milagros en la vida de las personas, y la vida planetaria es reconfigurada, una y otra vez, para que los seres alcancen la redención.

Esta luz espiritual despierta la paz y promueve el bien en las almas porque ella proviene de la Fuente del Amor Mayor de Dios.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN VILLA LA ANGOSTURA, LOS LAGOS, NEUQUÉN, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

Cuando su Madre Celeste tiene la dicha de visitar la casa de Sus hijos, en los mundos internos se fortalece esa confianza en Dios y la fe se manifiesta como una flor a los rayos del Sol.

A través de Mi Visitación a los hogares de las familias, la Madre de Dios encuentra acogimiento y reposo; así, la Madre Celeste retoma fuerzas internas para seguir caminando en este mundo, para buscar y rescatar a Sus hijos más perdidos.

Por esa razón, cuando su Madre Celeste es recibida con mucho amor, Sus ángeles del Cielo, los que descienden junto a Ella, transforman los espacios en recintos sagrados de oración y de vibración, como una ofrenda de devoción a Dios.

La Visitación de María a las familias del mundo representa la posibilidad de reconfirmar esa filiación, espiritual e interna, que cada hijo Mío tiene con la Madre de Dios.

Delante de la desunión predominante de cientos de familias en el mundo por la falta de amor y de solidaridad, que la Madre de Dios hoy visite esta simple casa significa la oportunidad espiritual de interceder, de manera planetaria, por miles de familias.

Desde ahora agradezco esta recepción, porque en este día el seno herido de las familias está siendo cicatrizado por el bálsamo del Amor de Dios.

¡Les agradezco responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN BAHÍA LÓPEZ, BARILOCHE, RÍO NEGRO, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Con la Luz que emanan los Espejos, su Madre Celeste puede traer hacia el planeta los Principios regentes de la Consciencia de Dios y, desde los Espejos de Luz, derramar esos atributos internos en la consciencia de la humanidad.

Con la Luz de los Espejos, su Madre Celeste puede disolver las fuerzas contrarias que impiden el despertar de la humanidad.

Con la Luz de los Espejos, su Madre Celeste puede conceder la cura espiritual en las almas para que después se dé la cura material.

Con la Luz de los Espejos, su Madre Celeste puede regenerar la consciencia de la humanidad y puede retirarla de la ilusión espiritual, a fin de que los corazones encuentren el camino crístico.

Con la Luz de los Espejos, su Madre Celeste puede abarcar grandes regiones del planeta y, desde los lugares más naturales y sagrados de la Creación en este mundo, Ella puede ayudar a elevar la consciencia de los seres humanos, a fin de que despierten a su realidad interior.

Con la Luz de los Espejos puedo reflejar sobre el planeta todo el Amor de Dios para que las almas sientan y perciban que es hora de cambiar, para que el mundo pueda cambiar y toda la Tierra se pueda redimir.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE COLONIA, ALEMANIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Cuando vengo al mundo es por una causa y por un motivo mayor.

Por eso, hijos, su Madre Celeste moviliza grandes esferas divinas de consciencia para que cada propósito encomendado por el Padre Eterno se pueda cumplir según Sus más amorosos designios.

Ese movimiento generado, que es amparado por las grandes huestes de Luz, apela a concretar, paso a paso, lo que desde antes ya fue pensado por el Creador.

Es así, hijos, que todo el Universo Celestial se presenta al ser convocado para llevar adelante esa misión que sucede, por ejemplo, a través de la manifestación de cada encuentro de oración.

En este sentido, toda la labor llevada adelante por la Jerarquía Divina abraza, a nivel planetario, a muchos estados de consciencia, y todo lo que debe descender a la humanidad, de ciclo en ciclo, es llevado adelante con grandes esfuerzos.

Hijos, hoy les digo esto para que perciban y tomen consciencia de que cada nuevo encuentro, sea donde sea, es la oportunidad única de alcanzar esa esperada redención para una parte de la humanidad, para una región específica del planeta o para un grupo de consciencias.

Todo es parte de una gran operación espiritual y divina.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA LOCALIDAD DE PÊRA, ALGARVE, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Vuelves a la tierra en donde una vez nació tu pureza íntima y esencial.

Vuelves a la tierra que el Cielo, todos los ángeles y la Madre del Sol bendijeron.

Vuelves a la tierra en donde muchos testimoniaron que el don del amor y de la inocencia era el camino seguro para retornar a Dios.

Vuelves a la tierra en donde reina el poder de Mi Inmaculado Corazón para toda Europa y el mundo.

Estás ante el Santuario del mundo y el altar del ofrecimiento de la humanidad.

Estás casi a las puertas del Reino de Lys, Reino que te recuerda el retorno hacia tu pureza esencial, hacia la esencia de la Unidad de Dios.

Retornas a la casa que una vez visitaste, la Casa de María, la Reina del Rosario.

¡Alégrate, hijo Mío!, estás en los brazos de tu Madre Celeste y de allí nadie te podrá apartar, porque es Mi designio que Me acompañes en esta sagrada y victoriosa misión dentro de Europa.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, HACIA LISBOA, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Cuando escucho sus voces orando, en Mi Corazón resuena la melodía de la más simple devoción de Mis hijos.

Es ese amor interior que siento de Mis hijos del mundo, el que Me hace retornar a la Tierra, directamente desde el Cielo para volver a bendecirla.

Cuando escucho la voz de Mis hijos, Mi Corazón es inundado de un amor desconocido y elevado de parte de ellos, amor que en muchos casos se mantiene guardado en su interior.

Cuando escucho la voz de Mis hijos, es la señal más verdadera de que, una y otra vez, debo descender del Cielo para estar cerca de Mis niños y así derramarles la Luz de Dios.

Cada vez que Mis hijos rezan a Mi Materno Corazón, su Madre Celeste puede penetrar las capas más oscuras de la Tierra para derramar la luz del amor que muchos hijos necesitan y así liberarlos de la perdición.

Quiero seguir escuchando la voz de la oración de Mis hijos para que pueda volver al mundo cuantas veces sea necesario.

¡Les agradezco de verdad por responder a Mi llamado!

Y sean bien recibidos en Portugal, la tierra en donde una vez Mi Inmaculado Corazón tocó la esencia de la humanidad.

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, HACIA BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

En este día, primero de junio, comienza una nueva etapa de luz y de redención por medio de la Peregrinación por la Paz en Europa, momento en el cual su Madre Celeste se prepara, al igual que ustedes, para recorrer los lugares que ya fueron citados y en donde podrán suceder importantes trabajos espirituales, no solo en la región que los Mensajeros Divinos visitarán, sino también en las almas muy necesitadas que allí se encuentran.

Portugal siempre es escogido, no solamente por su dogma de fe a Mi Materno Corazón, sino también como el preámbulo para que, por medio del Reino de Fátima, se lleve adelante la gran operación rescate de esa parte de la humanidad y así muchas situaciones sean evitadas.

Esa es la razón por la cual su llegada a Portugal será para recibir el impulso interior de Fátima a fin de que, etapa tras etapa, se concreten los Designios del Creador.

Hoy estoy con ustedes, a su lado, acompañándolos y protegiéndolos.

Estoy preparándome interiormente para esta próxima misión de paz.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Aparición de la Virgen María, en el Centro Mariano de Figueira, Minas Gerais, Brasil, al vidente Fray Elías del Sagrado Corazón de Jesús

Por medio de esta canción vengo a clamar al mundo que no pierda su inocencia, porque de lo contrario sufrirá mucho, peor que el siglo pasado.

Que la inocencia no se pierda de los corazones, para que nunca les falte la Paz.

Ayer les hablé de la esperanza, pero hoy les hablo de la verdadera consciencia que muchos ojos no quieren ver, por temor, por miedo o por angustia.

Pero Yo, hijo Míos, como Madre de Ustedes y Madre del Mundo, debo decirles siempre la Verdad.

Estamos intentando construir algo nuevo en un tiempo difícil, en donde cada segundo y cada minuto es definitivo; en donde cada paso que será dado, deberá ser dado con premeditación y discernimiento, para que nadie se precipite al abismo.

Con esto quiero decirles, queridos hijos, como les dije a los pastores en Fátima: No pierdan su inocencia; porque si pierden su inocencia como humanidad y como pueblo, perderán el poder de su pureza original, sus esencias se mancharán y Dios no podrá aproximarse a ustedes para traerles lo nuevo y lo renovador.

Pero como Yo Soy Madre de todos y Madre que viene por todos, por los que están y por los que no están aquí, hoy les hago esta súplica desde lo profundo de Mi Corazón Espiritual y Maternal; que su inocencia pueda resplandecer en estos tiempos a pesar de los errores, de las pruebas y de todo lo que sucede en el mundo, día a día.

Necesito, hijos, que por medio de su inocencia, retornen al camino de su pureza esencial, porque el mundo lo necesita mucho para poder seguir adelante.

A pesar de todas las manifestaciones de estos tiempos, hijos Míos, recuerden que Yo siempre seré su Patrona en esta nación y deseo ser Patrona en todas las naciones del mundo, no importa cómo Me reconozcan o cómo Me llamen. Yo Soy la Divina Madre de Dios, el Espíritu Sagrado y Femenino, que surgió de la Fuente para venir al mundo y tener a todos Mis hijos en Mis Brazos, así como tuve a Jesús, al Supremo Rey.

Los invito a que por medio del camino de la oración, no solo busquen la esperanza de Dios, sino la inocencia interior que debe reinar en estos tiempos, para que las cosas se mantengan en su equilibrio y sobre todo, para que las naciones se mantengan en armonía.

Porque si su inocencia está disponible para el mundo, permeada por una profunda gratitud y amor, muchas cosas que estarían por suceder en los próximos tiempos se podrían detener, cosas muy difíciles y muy grandes, que su Madre Celeste observa, día a día.

Por eso, todo lo que hagan y todo lo que ofrezcan a Dios será importante en este tiempo; ustedes deberán ser creadores de fuentes de reparación para que muchas cosas se equilibren en el mundo y muchos acontecimientos que están previstos no sucedan.

Por medio de este llamado los quiero llevar a todos a la esencia del Amor y de la Verdad, para que el mundo también pueda despertar a eso.

Pero esa esencia del Amor comenzará primero en ustedes, en su descubrimiento interior de una forma simple y humilde, para que después despierte en el mundo y en la humanidad.

La humanidad ha perdido muchos valores, ha perdido muchos principios y también muchos designios que su Madre Celeste viene a restablecer en este tiempo por medio de la peregrinación y del llamado a todos Sus hijos del mundo, independientemente de su religión, de su nación o de su pueblo.

Con esto quiero decirles, queridos hijos, que Yo Soy la Madre Universal, la Madre que acoge a cada uno de los hijos de Dios: los perfectos y los imperfectos, los pecadores o los creyentes, los que han errado o los que han acertado, todos son Mis hijos en la misma Fuente Original.

Por eso Yo vengo a llamarlos y vengo a buscarlos, para que la transformación de la consciencia suceda en este tiempo y no sucedan graves acontecimientos, como está previsto.

Pero el camino de la oración del corazón que cada uno de ustedes Me ofrece día a día, disipa poco a poco todas las malas influencias y la Luz puede reinar un poco más en el mundo, llegar a más corazones dormidos y despertar a más consciencias que deben encontrar su verdad interior para poder seguir el camino de la Fuente, el camino hacia la Divina Voluntad.

Mientras hablo con ustedes Yo rezo por el mundo. Quisiera que todos lo días que vendrán imitaran este ejercicio de su Madre Celeste, porque en cada segundo de sus vidas, así como en cada tarea diaria, será necesario colocar la mente y el corazón en la oración, para que muchas, muchas más fuerzas negativas se disipen y el poderoso canal de la oración triunfe en Mis hijos y en consecuencia, en el mundo.

Únanse a la oración permanente y continua con su ángeles de la guarda; momentos más agudos llegarán al mundo y ya no son solo palabras, sino realidades que su Madre Celeste hoy les decreta.

Porque el mundo decidió seguir el camino del desamor y se apartó de la verdad.

Pero aún aquí, en esta Tierra, hay muchos corazones valientes, de los cuales Dios se servirá plenamente para llevar Su Obra al mundo.

Todavía hay un poco de tiempo, para poder resolver lo que sucede en la humanidad.

Por eso Yo los llamo, hijos Míos, a que Me acompañen en cada paso de una nueva peregrinación, porque su Madre Celeste necesita establecer nuevas realidades en el mundo; lo que Yo llamo "Principios de Dios", que vienen directamente de la Fuente para acudir a la humanidad.

Dios necesita de instrumentos, de muchos más instrumentos que quieran donar sus vidas al Plan; por un Plan que aún es desconocido y que la humanidad conoce tan solo en un menor porcentaje.

Pero no hay Misterio que no se pueda revelar; su Madre Celeste siempre les traerá la verdad, la guía y el camino para sus vidas, para que ese Divino Plan se cumpla como está previsto.

Sepan, hijos Míos, que estamos llegando al gran momento de los grandes esfuerzos que deberán vivir cada una de sus almas. Esfuerzos mayores de los que han vivido hasta este tiempo, porque es necesario convertir muchas más cosas en el mundo.

Con la dulzura de Mi Voz, hoy les traigo la Verdad; con la calma de Mi Corazón, hoy les traigo la esperanza; y pronuncio el llamado de Dios para el mundo una y otra vez, hasta que finalmente todas las almas escuchen y se den cuenta que es necesario cambiar.

Les agradezco por su perseverancia y su Fe, por medio de esas virtudes Yo también puedo hacer muchas más cosas en el mundo.

La perseverancia siempre los tornará valientes; la esperanza siempre construirá el futuro, dentro y fuera de ustedes y sobre la superficie de la Tierra.

Quiero que hagan triunfar el Plan de Dios en la humanidad, con cada esfuerzo y cada dedicación diaria, con cada oportunidad de servicio y de entrega, para aliviar el Corazón de Dios que está muy ofendido por los hombres, también por Su iglesia.

Quiero que alivien el Corazón del Padre junto Conmigo, con esa alegría que viven y que tienen y que nunca se podrá borrar, con esa devoción que han construido por medio de cada cuenta de oración diaria, con cada servicio que han prestado a la humanidad y a los Reinos de la Naturaleza.

Todas, todas esas virtudes transforman al mundo y reparan el Corazón de Dios aunque a veces estén muy cansados. Todo es valorado por el Altísimo y reconocido por Sus Ángeles del Cielo.

No hay testimonio de amor que ustedes hagan que no quede escrito; todo queda registrado en el Libro de los Cielos; toda obra de bien que se realiza, toda obra de Paz que se propaga, todo servicio prestado que se entrega de una forma incondicional al Universo, es registrado en los Libros del Cielo, y así muchas más Gracias pueden retornar al mundo, como la Gracia de la Presencia de la Madre de Dios en estos tiempos críticos y difíciles.

La dulzura de Mi Corazón siempre estará cerca de ustedes, aunque llega el tiempo en que Me recogeré al Cielo, al igual que Mi Hijo; estaré aquí, en Espíritu con ustedes, haciendo florecer  y emanar las Gracias que muchas más almas necesitarán en los tiempos definitivos, en los Centros Marianos .

Todo lo que hagan por Dios, lo harán por la humanidad y en consecuencia el Reino de los Cielos, les retribuirá con Sus Gracias.

Hoy podré decir, querido hijos, que la Misión Espiritual en Europa y África será cumplida; pero será necesario de mucha más ayuda para que ella pueda finalizar como está previsto por el Universo.

Por primera vez, queridos hijos, y por Voluntad del Altísimo Padre del Universo, los Mensajeros Divinos abrazarán a muchas naciones al mismo tiempo y con ellas a todas las almas que allí se encuentran, para evitar una catástrofe universal que podría abarcar gran parte del mundo y sobre todo a muchas, muchas vidas.

Pero ahora que Me han respondido y Me seguirán respondiendo por los días que vendrán, Yo misma evitaré, a pedido de Mi Hijo, lo que podría suceder en esa parte del mundo y que podría traer grandes consecuencias en el resto de la humanidad.

Cuando su Fe se sostiene en el Propósito, la Misión se cumple y las Gracias vuelven al mundo para socorrer a los corazones más perdidos y a las naciones más necesitadas de Misericordia, aunque no lo parezca.

Hoy le pido a Dios para que la humanidad recupere su inocencia interior y que esta inocencia prevalezca y reine en este tiempo.

Como un testimonio Mío de este pedido, hoy consagraré a nuevos Hijos de María, que formarán activamente parte de Mis ejércitos celestiales, para llevar adelante esta obra de Redención y de Perdón en la humanidad, a la cual el mundo necesita despertar.

Que a los pies de este escenario se coloquen los Hijos de María, los que hoy se consagrarán ante Mi Inmaculado Corazón.

Hoy volveré a pedirles que repitan la canción que han cantado, como un llamado Mío al mundo, para que muchos más hijos Míos Me escuchen y encuentren la Paz.

Deseo que traigan ante Mi Presencia agua para bendecir y consagrar, para Mis hijos que hoy se consagrarán.

Los escucho…

Yo los consagro y los bendigo.

Les agradezco por haber respondido a este importante llamado.

Dios derrame su Luz en sus vidas y especialmente en sus corazones.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del espíritu Santo.

¡Les agradezco!

Vigilias de Oración
Aparición de la Virgen María durante la Vigilia de Oración por la Paz en las Naciones, el 24 de Mayo de 2018, en el Centro Mariano de Figueira, Minas Gerais, Brasil; al vidente Fray Elías del Sagrado Corazón de Jesús

Vengo en nombre de Mi Hijo para darles las gracias por sus súplicas, por medio de la novena que están realizando al Castísimo Corazón de San José.

He venido desde el Cosmos a decirles esto para que sepan que su Madre Celeste está con ustedes, así como está con el mundo, tan necesitado de Amor y de Luz.

Yo vengo a hacer resplandecer sus vidas por medio de la oración, para que se vuelvan columnas de Luz para este mundo y lleven esa Luz al mundo en donde más se necesita, en donde más claman.

Les agradezco por esta novena, porque las puertas se están abriendo y los corazones están consiguiendo ser sinceros.

Por más que no comprendan en profundidad el Propósito de Dios, su Madre Celeste, por medio de Su Amor, les hará comprender todas las cosas con simplicidad y humildad.

Por eso, sigan orando hasta el término de la Novena de San José, para que también el Castísimo Corazón pueda impartir Sus Gracias sobre Europa y África.

Grandes son las necesidades planetarias, muchísimas son las emergencias en estos tiempos.

Les pido, hijos Míos, que sigan orando por la Paz en las naciones, como vienen haciéndolo: semana tras semana, cuenta por cuenta y corazón con corazón, encendiendo esa Luz de Mi Amor en el mundo por medio del poderoso Rosario.

Con todo esto Yo les pido que continúen adelante, para que puedan seguir renovándose a través de los tiempos, a pesar de que cosas gravísimas suceden en el mundo.

Mi confianza, hijos, está en ustedes, en cada momento de oración que ofrecen a Mi Corazón Inmaculado, para que heridas profundas e internas puedan ser disipadas del Corazón de su Madre, y así, del corazón de Sus hijos, que buscan la paz.

Vengo a su encuentro con todas las estrellas del Cosmos. Vengo a visitarlos con grandes Consciencias angélicas para desatar los nudos de estos tiempos, para que las almas encuentren la paz, vivan el espíritu de la solidaridad y de la cooperación con los semejantes, sabiendo que todo podrá ser superado en el Amor. No hay otro camino.

Mientras el mundo no aprenda a amar, no existirá paz. Mientras más se animen a practicar el ejercicio del amor del corazón, mayores posibilidades existirán para que millones de almas aprendan a vivir el camino del Amor.

Por medio de esta escuela de oración que viven Conmigo todos los días, especialmente en la oración por la Paz en las naciones, todas las cuentas que son realizadas y ofrecidas conceden Gracias inexplicables al mundo entero; cosas que tal vez no verán en este tiempo, pero sí verán suceder en el futuro cercano, cuando su Madre Celeste ya no esté más a su lado para visitarlos y solo esté en el Cielo, deseando ardientemente que vivan Mi instrucción, la instrucción de Mi Hijo y la de San José, para que esta Obra continúe adelante, así como está escrito en el Corazón de Dios.

Mientras tanto, hijos Míos, los invito a seguir amando de verdad, a colocar el amor en práctica en cada detalle, como con cada hermano que se aproxime a sus vidas buscando un poco el amor reparador, buscando un poco el amor curador y consolador, que solo brota de la Fuente del Espíritu Santo y de las almas que se coligan con Él.

La Obra que realizará su Madre Celeste en Europa será importante. Por eso, cada colaboración es imprescindible, por más pequeña que parezca. Pero Yo sé que hay almas que pueden ayudarme más y saben que es verdad lo que les digo.

La Madre de Dios no ostenta riquezas, sino el bien para todos Sus hijos, independientemente de su nación, religión o creencia.

Quiero que aprendan hijos Míos, junto a Mí, que todos pueden ser uno, porque alcanzando esa unidad espiritual, Dios estará en ustedes y ustedes estarán en Dios viviendo en Su Reino; a pesar de los acontecimientos de estos tiempos, de las purificaciones o de las pruebas.

Yo los invito todos los días a ser parte de la Gran Hermandad, la Gran Hermandad que está en el Cielo y también aquellos que están en el interior del planeta y que con su silencio llevan adelante grandes Obras en el mundo por la liberación del planeta y de la humanidad, por la redención de los corazones, por la Paz en todos los pueblos.

Yo los invito todos los días a coligarse a esa gran Hermandad y a seguir encendiendo en sus pechos la Estrella Confederada, la cual los llevará por el camino de la Luz, de la ascensión y del bien.

Leyes muy profundas y desconocidas del Universo podrán transformar sus vidas y las vidas de sus hermanos y ya no será necesario, hijos Míos, sufrir. Quiero que el dolor y el sufrimiento terminen en el mundo. Quiero que las almas conozcan la verdadera alegría de servir a Dios. Lo que Yo llamo “felicidad espiritual”, que no está en este mundo sino en el Universo, en la Vida Universal y en el Conocimiento; en la fe, en el servicio y principalmente, en la gratitud.

Quiero llevarlos, queridos hijos, al Reino de Dios todos los días, para que ustedes se animen a traer el Reino de Dios a la Tierra y muchas, muchas más cosas en el mundo sigan transformándose.

Este es el deseo ardiente de su Madre Celestial, de su Madre humilde y servicial, incansable y eterna, que viene a llamar a Sus hijos a través de los tiempos para que más vidas despierten hacia su verdadera vida espiritual.

Mientras esto no suceda, Yo seguiré viniendo al mundo. Yo seguiré impulsando el despertar de las consciencias, respondiendo al pedido de Cristo y del Padre Celestial; con ustedes y en ustedes. Yo podré, como Madre, hacer muchas cosas más.

Aún hay mucho por hacer, hijos Míos. Hay mucho por materializar y expresar dentro de esta Obra de Amor y de Redención planetaria que recorre el mundo y las naciones, solo para sembrar la Paz y la esperanza.

Hoy traigo el Rayo de la esperanza al mundo, para que las almas lo puedan reconocer y vivir. Sabiendo que cada uno de Mis hijos tiene tantas virtudes y dones para servir a Dios, para poder despertar y reconocer en sí lo que ni siquiera las almas saben completamente.

Por eso, Yo los vengo a impulsar y a motivar, al despertar sus talentos, virtudes y dones. Porque Cristo vendrá a llamarlos y les pedirá sus virtudes y talentos, así como todos sus dones, para que estén al servicio de Él en el momento de Su gran Retorno al mundo.

Ustedes, hijos Míos, son llamados como su Madre Celestial, a ser mediadores del corazón y de la palabra; a buscar en todas las cosas y en todos sus hermanos el espíritu del bien; a ver el bien en sus hermanos y no el mal; lo que es positivo, radiante y elevado en cada consciencia que guarda en sí el Cristo interno.

Promuevan en este tiempo el despertar del Cristo interior y el planeta será repoblado de sublimes energías divinas, que serán atraídas por los hijos de Dios, no solo como columnas de Luz, sino también como espejos de Su Divina Consciencia.

Los invito, hijos Míos, a recrear juntos este planeta y esta humanidad. A re-enseñar  el camino del amor y del servicio por medio de las misiones humanitarias, de las peregrinaciones, de las corales, de todo lo que pueda expresar el Amor de Dios en el mundo.

Por eso, esta Obra es para todos y es más amplia de lo que parece y de lo que es. Ustedes, hijos Míos, tienen la llave de Mi confianza para poder hacerlo, siguiendo los pasos de la Jerarquía Espiritual en la obediencia y en el bien, para que todo se mantenga en su camino así como Yo espero ardientemente que se cumpla.

Vengo a agradecerles en esta noche, por su colaboración amorosa, a todos aquellos que están gestando por medio de la oración y de la colaboración, la próxima misión de paz en Europa y África.

Ni siquiera saben, hijos Míos, todo lo que sucederá en ese continente y todo lo que los Mensajeros Divinos harán en cada nación que visitarán, así como en cada lugar al que irán para sembrar la Paz y la Misericordia que ustedes han tenido la Gracia de conocer en los últimos tiempos.

Los invito, por medio de la colaboración y de la construcción de esta próxima misión, a seguir siendo orantes y misericordiosos con los que son más ignorantes, que están distraídos y muy ilusionados con todo lo que les ofrece el mundo.

Todo lo que hagan en la Tierra también lo estarán construyendo en el Cielo. En el último día de sus vidas sabrán y tomarán consciencia de todo lo que hicieron por amor a Dios.

Todo lo que tejen en la Tierra también lo tejerán en el Cielo, y el Universo tendrá memoria de sus acciones y de sus obras de bien por la humanidad.

Hoy Me elevaré al Cielo en profunda tranquilidad, sabiendo que Mis hijos han comprendido, más allá de las palabras, el llamado del Cielo.

Sean propagadores del bien que hoy les traigo, para que el planeta sea colmado de Luz y de Misericordia, hasta que los Mensajeros Divinos terminen de cumplir Su Misión en la humanidad.

En esta noche, quiero que sus corazones, hijos Míos, sean revestidos de esperanza para que la cura se establezca en la humanidad, el bien llegue a muchas más vidas en el mundo y sean tocadas por la Gracia de Dios, por Su Misericordia Infinita.

Vengo a traer la Paz, no solo al Brasil, sino también al mundo. Este encuentro ha ayudado para que eso suceda.

En el Amor y el Bien, Yo los bendigo.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Les agradezco por responder a Mi llamado.

Que este lugar siempre se revista de esperanza, para que la esperanza transforme al mundo y todas las consciencias sean tocadas por el Rayo de la Esperanza de Dios.

¡Les agradezco!

Páginas

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto