mayo

26

Viernes, 26 de mayo de 2017

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE LISBOA, PORTUGAL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Mantén tu pequeño corazón en Dios y solo agradece al Padre por tantas dádivas entregadas a ti y por intermedio de ti, a toda la humanidad.

Por medio de la oración, perpetúa los estados de paz en tu interior y tórnate un Instrumento de Dios en el mundo, que transforma el caos y la confusión humana, sublimando la atmósfera con el Espíritu del Amor.

El simple hecho de ser agradecido, hijo, te elevará a nuevos horizontes, sin que te des cuenta. Deja que tu corazón se amanse y se silencie, para sentir la paz que se expande en ti, a través de la Presencia de Dios*.

Si algo te perturba o aflige, respira hondo, concentra tu mente y tu corazón en el momento en el que tuviste a Dios delante de tu espíritu y deja que esta Divina Consciencia, omnipresente y omniabarcante, envuelva de nuevo tu ser, para devolverte la paz. Hazlo por el bien de la humanidad.

Los estados de paz elevan la consciencia humana hacia espacios y dimensiones desconocidas. Mediante estos estados internos, podrás comprender misterios inexplicables, ingresar en recintos espirituales y divinos, y recibir de Dios aquello que Él espera poder entregarle a la humanidad: Su Legado de Amor y de Unidad.

El simple hecho de abrir tu corazón al Espíritu de la Paz y confiar en Dios ya es un gran servicio para toda la consciencia humana; un servicio verdadero, pero invisible; un servicio amplio, sin límites, sin fronteras, sin direcciones.

Cuando un corazón es capaz de abrirse para sentir la Paz de Dios, toda la humanidad recibe esta oportunidad. Por eso, hijo, solo deja que la paz se expanda dentro de ti y que la Molécula de Dios que tocó tu corazón, encuentre espacio en tu interior para transformar, curar y sublimar tu pequeña consciencia.

Este grandioso misterio de encontrar a Dios es uno de los misterios que se guarda en el acto de orar. Este es uno de los caminos que se abre cuando el corazón humano ora. Permite, entonces, que tu espíritu descubra muchas otras posibilidades existen para vivir, por medio del verbo orante. Sumérgete en este misterio que se abre con una puerta tan simple y que, a veces silenciosamente, te lleva al Triunfo del Corazón de Dios.

Por ser tan simple, el enemigo de Dios desconoce el poder de la oración; sin embargo, también hay muchos seres humanos que lo desconocen. Da entonces, el testimonio de tu vida, de la Gracia que desciende sobre ti cuando oras. Haz esto solo orando y dejándote transformar. Tórnate un servidor en silencio, que habla con el ejemplo y con su presencia, que está plena de Dios, porque Él habita en el corazón que ora.

Aquel que ora contigo, cuando oras de corazón.

Tu Padre y Amigo,

San José Castísimo


[*] San José se refiere a la experiencia que María nos hizo vivir el 25 de mayo de 2017, en la que Ella nos condujo hacia las dimensiones celestiales para que estuviéramos ante la Consciencia de Adonai, por un instante, y recibiéramos de Él, una pequeña partícula de Luz, que provenía de Su Consciencia.

mayo

12

Viernes, 12 de mayo de 2017

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN LA VILLA DE DORNES, FERREIRA DO ZÊZERE, SANTARÉM, PORTUGAL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Hoy contemplen la Presencia de Dios y reciban Su Santa Paz.

Hijos, hoy no estoy solo, estoy también con todo el Universo Celestial, que contempla la magnitud con la que se prepara el Reino de Lys para expandirse hacia los corazones del mundo.

Hoy, el Universo se detiene y las Fuentes de la Gracia se abren para acompañar la presencia de la Madre del Mundo entre los hombres y para derramar sobre ellos los últimos caudales de perdón, de redención y de misericordia.

Hoy, hasta los Ojos y el Corazón de Dios se detienen a la espera de que un único corazón se abra, verdaderamente, para ingresar en el Reino de Lys y conocer sus misterios, comprendiendo que la Gracia de Dios está en la Tierra así como en el Cielo y que el Reino de Su Madre Celeste cohabita con la humanidad, en silencio y en reverencia, a la espera de corazones abiertos y dispuestos a encontrarlo.

Hoy, la Justicia es nuevamente aplacada por las manos de la Madre Universal, para que toda la Creación contemple la magnitud de Su Amor por los hombres y por el Plan de Dios.

Con una mínima correspondencia de la humanidad, el Creador operará milagros, bastará que ustedes estén correctamente colocados frente a Su Gracia.

Que cada instante de este sagrado momento del Reino de Lys sea reverenciado por los hijos de Dios, como lo es en todo el Cosmos. Oren y vigilen para que la expansión de Amor que Lys-Fátima espera vivir pueda llegar más allá de las fronteras, más allá de las necesidades personales de los corazones que claman, más allá de las naciones que le abran el corazón.

Que la Luz de Lys penetre los abismos de la Tierra, convirtiendo y reparando los corazones, conduciendo a las almas perdidas y curando un pasado milenario que aún espera el momento de ser aliviado.

Acompañen con el corazón este próximo 13 de mayo, que marcará un antes y un después para la consciencia planetaria, porque el espíritu del planeta sentirá el peso que le será aliviado y muchas almas comprenderán como en verdad es simple responder al Corazón de Dios.

Corresponderá a cada ser mantener en su espíritu los impulsos de Lys y no dejar que ellos perezcan, para que su expansión se perpetúe más allá de todos los días 13 que llegarán.

Donde quiera que estén, sientan la presencia del Reino de Lys, y que su Pureza pueda cruzar los muros de sus mundos interiores y devolverles la esperanza de retornar a Deus.

Que se enciendan las esencias por la Luz de Lys, la que encontrará en sus oraciones el vehículo para recorrer las diferentes dimensiones de este mundo.

Oren y vigilen con todo el Universo. Únanse como un ejército único de la Madre Universal, de la Madre del Mundo, y que Su Luz y Su Pureza se extiendan a todo el planeta.

Vigila en oración en el Reino de Lys, donde la pureza se prepara para expandirse sobre la Tierra,

San José Castísimo

mayo

05

Viernes, 5 de mayo de 2017

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE GONDOMAR, OPORTO, PORTUGAL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Mientras el mundo agoniza y el Señor comparte las llagas del espíritu herido de la Tierra, clamen por Misericordia. Aún están a tiempo de orar y de que sus oraciones abran las puertas al manantial curador de la Divina Misericordia, para que lo que está perdido pueda encontrarse y lo que está distante de Dios pueda retornar.

Hijos, aún están a tiempo de abrir los ojos y de elevarlos hacia el Cielo buscando una salida, buscando  a Aquel que es su salvación y su vida: el Creador de todas las cosas.

Están a tiempo de pedir una oportunidad más para vivir Sus Principios y Su Paz, para que Su Proyecto no se pierda y Su Esperanza no se desvanezca con el polvo que quedará de la humanidad.

Están a tiempo de dar todo de sí por Aquel que lo dió todo a Sus criaturas y dándoles la Vida, Se hizo Él mismo carne para mostrarles el camino de la evolución. Se entregó a los más perdidos de Sus hijos, ingresando donde todo era tinieblas y ceguera espiritual para que las almas vieran Su Luz y pudiesen despertar.

Esa Luz aún brilla en las tinieblas del mundo y en el horizonte interior de todos los seres. Solo basta, hijos, que la quieran ver y que caminen en su dirección, mientras ella aún es visible. Esta Luz vino al mundo para encender a muchos más, aquellos que lleguen hasta ella, se tornarán la nueva luz del mundo y los que no fueran en su dirección permanecerán en la oscuridad.

Solo no buscan a Dios y no lo aman aquellos que no lo conocen, pues no hay en la Creación un corazón que,  conociendo verdaderamente el Amor del Padre, elija el mundo y la ilusión de la materia. Solo elige al mundo quien no conoce el Amor. Por eso, hijos, no teman rendirse para buscar el Amor de Dios. No teman decirle “sí” y caminar en Su dirección.

No hay mayor tesoro que aquel que se encuentra al recorrer la vida del espíritu, al dar los pasos en la propia evolución, al retornar un poco más hacia el propio Origen, hacia la Fuente de la Unidad y del Amor Absoluto.

Mientras el mundo agoniza y el Hijo del Hombre aún agoniza por los pecados del mundo, oren y busquen a Dios. No hay mayor servicio para toda la Vida, para Dios y para sí mismos, que buscar al Padre y encontrarlo. Toda la Creación encuentra alivio cuando un corazón se une a Dios. Ustedes aún están a tiempo de hacerlo, porque los caminos están abiertos y la Misericordia intercederá  por los que se arrepientan y clamen por ella.

Les digo que aún están a tiempo, porque llegará el momento en el que él ya no existirá y cada uno iluminará su camino con la luz que encendió en su interior. Quién esté en Dios, caminará con la Luz de Dios y, aún en tiempos de Justicia, beberá de la Fuente de la Divina Misericordia.

Su Padre y Amigo,

Aquel que los advierte y los guía,

San José Castísimo

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos