MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE FLORIANÓPOLIS, SANTA CATARINA, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Hoy recibo todas sus oraciones en Mi Reino Maternal, y ellas son más que cientos de jardines florecidos.

Eso es obra del alma que ama la oración y a través de la oración perseverante transforma su vida.

Eso es obra del alma que, viviendo en la oración, es la oración viva; del alma que clama, pide y suplica sinceramente por los demás, más allá de sí mismo o de su experiencia de vida.

Eso es obra y manifestación de la oración planetaria, la que disuelve de la consciencia de los hombres cualquier estado de maldad y de destrucción.

Hoy recibo de Mis hijos las oraciones del corazón, oraciones que sostienen la vida, oraciones que alimentan y curan el espíritu de todas sus experiencias vividas; oraciones que renuevan el alma y que atraen hacia el planeta la esencia de Mi Paz.

Todo es obra del amor que puede sembrarse en la consciencia que comprende que solo el amor es el que atraerá hacia las almas la gracia de estar en Dios y de ser colmado por Su Espíritu.

Les agradezco por este gesto de amor orante que hoy le ofrecieron a su Madre Celeste.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE PARA LA APARICIÓN DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Cómo construir la Nueva Vida sobre la Tierra

La Nueva Vida sobre la Tierra, queridos hijos, comienza con la Gracia de Dios. Desde el Corazón del Padre nace el principio de lo nuevo y se convierte en una Gracia para toda la humanidad. Esa Gracia sublime, que trae consigo todos los códigos y atributos de un nuevo ser, los patrones de conducta de una nueva vida, desciende sobre la Tierra a través del camino de luz creado por los corazones que oran.

Su Padre y Creador emite al Universo esa Gracia que después es conducida por Sus ángeles hacia la Tierra. Y los ángeles de Dios están atentos a las súplicas y a las plegarias de los corazones sinceros para que, por medio de ellos, los principios de la Nueva Vida fecunden la Tierra.

Cuando los corazones que oran unen el poder de la oración con la instrucción y la sabiduría que provienen de Dios, esas gracias encuentran las bases para asentarse, encuentran el suelo fértil para desarrollarse y, entonces, fruto de la oración en el suelo de la instrucción divina, la Nueva Vida comienza a despuntar.

El próximo paso, hijos Míos, es crear la condición para la transformación y la redención del viejo hombre, y eso se alcanza a través del servicio abnegado que puede comenzar dentro de sus casas o abarcar una situación de emergencia planetaria. Todo lo que los hace salir de sí y los lleva hacia la necesidad del prójimo es considerado por Dios un acto de servicio y de amor que despierta en su interior al nuevo hombre.

Desde el principio de Mis Apariciones vengo gestando en sus vidas la Nueva Vida, y llamé a ese "semillero celestial" de Red-Luz. Allí tracé el camino para que sus corazones pudieran dar un paso a la vez y que, casi sin percibirlo, se vieran transformados por la propia gracia que permitieron que actuara en sus vidas.

La Red-Luz, que reúne en sí a la oración, a la instrucción y al servicio, y que tiene como resultado de esa unión la cura, es la manifestación del principio de lo Nuevo. Aquellos que sigan Mis pasos con plenitud y no teman recibir la Gracia y la Misericordia de Dios en sus vidas, cosecharán el fruto del nuevo hombre que nacerá en su interior.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

El triunfo de Mi Corazón se dará en los que Me escuchen...

El triunfo de Mi Corazón se dará en los hijos del mundo que Me escuchen y acepten Mi llamado como algo primordial para sus vidas; así poco a poco Vuestra Madre del Cielo, cuando sea invocada en la oración, podrá disipar las tinieblas de las naciones y establecer el Reino de Dios en el mundo, un Reino esperado por los inocentes.

Por medio del ejercicio espiritual del Misterio del Rosario por las naciones de América, que comenzó en estos últimos días, la Divinidad universal ha colocado toda Su atención en la respuesta, interna y álmica, que los corazones han dado ante el llamado a la oración que fue realizado por Vuestra Madre Celeste.

De esa forma, por la respuesta de las distintas naciones de América, el adversario comenzó a perder el poder de acción regional y mundial, debilitándose todas sus redes malignas, las que interferían en la consciencia y en el despertar de los pueblos.

Las respuestas manifestadas por todos los que se consideran en este momento hijos de María, permitieron que los hechos previstos en el Apocalipsis de Juan fueran transformados por la intercesión de María y por las simples oraciones de los corazones abiertos.

En esta semana que hoy concluye, los ángeles de algunas naciones de América recobraron la fuerza espiritual para poder actuar, y los ángeles de la guarda de los orantes imploraron la presencia de los catorce principales coros del Cielo ultraterrestre, así Vuestra Madre Celeste, estando al gobierno y al mando de toda esta divina convocatoria, recibió el permiso celestial para expulsar ciertas creaciones malignas que irían a comprometer aún más las deudas de la consciencia de las naciones.

Por la pronta respuesta de los autoconvocados para esta tarea de oración por las diferentes naciones de América es que, a partir de este día, los orantes obtendrán el mérito celestial de tornarse mediadores junto a la voz de María, por medio de la columna inquebrantable de la oración del Santo Rosario.

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos