Exilio

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE LOS COCOS, CÓRDOBA, HACIA LA CIUDAD DE MENDOZA, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Hoy los llevo a todos al momento del exilio de la Sagrada Familia en Egipto, momento en que el Divino Hijo Encarnado trajo para la humanidad de aquella época la fe en un solo y único Dios.

Por medio del exilio de la Sagrada Familia en Egipto, la consciencia humana aprendió a reconocer a través de Cristo la presencia de la Sagrada Voluntad del Creador, la cual debe ser irrefutable y ampliamente aceptada por todos los seres humanos; de esa forma, la consciencia humana estará libre de los constantes errores y plena en la Voluntad de Dios.

Fue así que el Divino Hijo con Su Presencia en Egipto trajo para aquel tiempo la disolución del ateísmo y el establecimiento, por medio de la energía crística, de la unión interna y sacramental con el Todopoderoso.

La Presencia de la Sagrada Familia en Egipto, marcó un antes y un después para ese pueblo milenariamente acostumbrado a una forma de creencia superficial y pagana.

El Divino Hijo en Egipto, aún siendo silenciosamente pequeño, trajo para el mundo la posibilidad de comprender y de vivir la visión espiritual en un sentido evolutivo y no de apropiación, como los egipcios concebían a los astros del Universo.

La Presencia del pequeño Niño Jesús ordenó el sistema de creencias y también la visión cósmico universal, porque Él, en aquel tiempo, manifestaba el correcto alineamiento con las Leyes y los Rayos. Jesús abrió la Fuente de la Renovación sobre el planeta, para que las consciencias fueran curadas y aliviadas de su sufrimiento.

Él reunió a todas las consciencias de diversos caminos y las colocó sobre las Manos del Padre Eterno, para que tuvieran la oportunidad de sentir el Amor de Dios, y así recuperaran su filiación con la Creación.

La Presencia de la Sagrada Familia generó el renacimiento espiritual de los orígenes de este Proyecto, para que la raza humana de aquellos tiempos recuperase los principios de esta escuela de amor y de perdón.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

Como Madre Auxiliadora de los cristianos Me encuentro en Medio Oriente, ayudando a las almas que no tienen esperanza porque la perdieron desde el momento en que sus vidas abandonaron su amada tierra.

Exilio es el resultado interior de no conseguir ver a Dios en todas las situaciones que les toca vivir, porque el corazón queda preso del terror y del miedo. Es por ello que Vuestra Madre se encuentra trabajando allí, entre los refugiados, para la recuperación del sentido de la vida y de la existencia de cada ser en medio de la desolación del fin de los tiempos y de las guerras.

Queridos hijos, por eso los invito día a día a colocar en sus corazones a los hermanos de Siria, porque ellos abandonaron sus hogares y lo poco que tenían para poder sobrevivir. Todos ellos transitan una de las peores crisis humanitarias, porque la no pertenencia a ninguna nación y el rechazo de parte de las naciones europeas se ha convertido en un gran desierto sin luz en la vida de cada exiliado.

Que sus oraciones se concentren en invocar la providencia para cada uno de ellos, y especialmente, para que recuperen la dignidad de vivir, ya que ellos son hijos de Dios. Si todos tuvieran la consciencia en esas situaciones, el mundo sería aliviado de su constante pecado, y puertas de paz se abrirían a lo largo y ancho de él.

Aunque la humanidad quiere excusarse y no ayudar como se debe, finalmente Mi Inmaculado Corazón triunfará a través de los más simples y humildes de corazón, y ellos conocerán la Nueva Tierra.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

En la esperanza de un verdadero cambio de la consciencia humana, reza por ustedes,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Con la cabeza en el suelo pidamos, queridos hijos, por el descenso de una Gracia Celestial que pueda en esta hora revertir las causas injustas de este gran exilio de las almas del mundo.

Muchos buscan a donde ir, pero muchas puertas se cierran a cada paso; eso hace entristecer el corazón de cada uno de los refugiados, y no encuentran sentido a la vida.

Quisiera saber si los europeos han comprendido las parábolas de Jesús, cuando Mi Hijo les decía que a aquel que le dieran de comer, a aquel que visitaran o le dieran un lugar de reposo, sería a Él que lo estarían recibiendo.

¿Creen en eso?

Si esta realidad de millones de refugiados sucede en sus tierras, es porque llegó la hora de que en verdad practiquen la fraternidad y la ciencia de la paz. Nada de lo que les pedimos es un misterio.

Queridos hijos, esto es parte de un Apocalipsis que muchos no quieren aceptar y se quieren evadir de todo sufrimiento o incomodidad.

A través de los refugiados, ¿no estarán reencontrando la verdadera familia espiritual?

Sean como Jesús y acepten a los desamparados, porque sus espíritus también estaban desamparados y Mi Hijo los abrigó.

Es hora de tomar consciencia del lugar que ustedes tienen y el cual muchos desolados anhelan merecer algún día: estar en el Corazón de la Jerarquía Celestial.

En consciencia y humildad les pido, hijos de Europa: hagan su parte, ¡están a tiempo!

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los ama,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos,

Los misioneros ya se encuentran en las puertas cercanas al conflicto y al desorden humano de millones de personas exiliadas.

Vuestra Madre Celeste ya está preparada para comenzar con el rescate de las esencias que fueron comprometidas por el terror y el mal. Por eso Vuestra Madre a través de los misioneros se prepara para ir directo al encuentro de las necesidades espirituales y materiales de Sus hijos en el exilio.

Con ojos de vigilancia y con manos de caridad, los misioneros estarán llevando en sus corazones la certeza de que Cristo disipará todos los males y salvará, a través de Sus apóstoles, la dignidad espiritual de los refugiados.

En este momento los ejércitos angélicos de luz se preparan para ingresar al área de confrontación y, silenciosamente, ellos confortarán a las almas que más necesitan de esperanza. El terror y la persecución no podrán ser desafiados por nadie.

La imitación de Jesús, silencioso pero atento, será la llave para que las almas sean auxiliadas por la luz de los corazones donados.

Ya estamos en la hora de reconocer la realidad de los tiempos. Que la consciencia de los que no fueron a la misión esté en la oración protectora por cada uno de los misioneros, así la cadena de la paz estará más firme, y Mi Corazón podrá triunfar.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY,  AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Hoy cuando estábamos finalizando el Misterio del Rosario, vimos otra vez a Nuestra Señora ayudando silenciosamente, en Turquía, en el camino del éxodo de los refugiados de Medio Oriente. Ella estaba vestida como una madre árabe, llevaba una túnica color rosa claro hasta los pies, estaba envuelta por una larga prenda blanca la cual llegaba a cubrir toda Su cabeza formando como un velo, y estaba descalza.

La Madre Divina estaba caminando en la ruta desde la frontera entre Siria y Turquía, rumbo a los países de Europa Oriental, en el éxodo entre los refugiados. Y nos preguntamos: ¿Por qué la Madre de Dios camina silenciosa entre las multitudes de refugiados que están en exilio?

Luego, vimos a la Madre María con un niño pequeño en brazos y de repente comenzaron a verse más niños en Sus brazos; Ella los cargaba a todos y, junto a las multitudes, atravesaba un largo desierto entre Siria y Turquía para ayudar a las almas de todos esos hermanos. Ella mostraba que las almas estaban en un proceso de gran desesperación, de miedo y de incertidumbre y, así, María colocaba la cabeza de cada uno de ellos cerca de Su Corazón para que sintieran paz.


      Vuestra Madre camina por el desierto, atravesando de un extremo al otro toda Turquía, rumbo a los países de Europa Oriental, para buscar asilo interior en los corazones que se abran para reconocer al Maestro en los refugiados.

Así como fue en Belén, queridos hijos, la Sagrada Familia, que es este proyecto de la humanidad, está huyendo de la guerra que se precipita sobre los inocentes.

Hijos Míos, hasta ahora no saben qué significa no tener hogar o un lugar donde reposar. Como la Madre que trajo la salvación para el mundo, Yo sufrí pacientemente lo que se llama de exilio, no solo en Belén, cuando buscábamos un lugar en donde el Rey pudiera nacer, sino también cuando buscamos refugio en alguna parte de Egipto.

Queridos hijos, hoy quiero traerles la consciencia de este pasaje de la Sagrada Familia, porque en los días de hoy la humanidad cada vez es más llevada al exilio y a la desesperación.

MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos,

Escuchen la siguiente revelación y pedido que hoy desde el Cielo Vuestra Madre Santísima viene para hacerles.

Hoy escuchen la voz de Mi Corazón y no solamente las palabras. Hoy escuchen la súplica de Vuestra Querida Madre para con esta humanidad.

Deseo profundamente, Mis queridos hijos, que una nueva misión humanitaria sea llevada adelante por los misioneros de la Paz de Mi Inmaculado Corazón. Esta vez el destino protegido de esta misión será la frontera entre Turquía y Siria, para dar ayuda espiritual y humanitaria a los niños sin padres que están viviendo el horror de la guerra y de un exilio sin fin, que están sin casa donde vivir y sin alimento que comer.

Ahora Mis amados hijos, ¿comprenden el dolor de Mi Inmaculado Corazón?

También enviaré en una sagrada misión a Mis servidores de la Paz hacia Hungría, la que se ha vuelto el foco secundario de una batalla sin fin entre refugiados lastimados, familias diezmadas y revoluciones sociales por la no aceptación de inmigrantes.

La barca de la humanidad está haciendo agua rápidamente y pocos logran tener consciencia de que si algo no es rápidamente evitado, algo sorprendente podría suceder con esa parte de la humanidad. Por eso estoy invitando a Mis hijos para que por Misericordia y Piedad dejen de lado sus importantes preferencias y acompañen con sus oraciones y donaciones a Vuestra Madre Celeste y a Mis misioneros de la Paz.

Queridos hijos, como nunca antes ha sucedido, Medio Oriente se volvió el punto de conflicto más grave del planeta y es trabajo amoroso de todos detener esta guerra destructora de la dignidad humana.

Queridos hijos, con súplica de Misericordia hoy llego a este Centro Mariano para llamarlos a una profunda reflexión de caridad y de hermandad. Esta misión a Turquía tendrá como tarea el tratamiento espiritual, orante y de servicio a las familias en los campos de refugiados, y en Hungría, el cuidado moral y alimentario, como el de la salud de las familias que llegan a esos países, sedientas de ayuda y de paz después de haber recorrido caminos y fronteras durante días.

MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA SAGRADA CASA MADRE PAULISTA, SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Mis ojos se iluminan cuando ven el resplandor de una vida redimida y convertida por el poder de la oración del corazón.

Hijos Míos, hoy desciendo desde el Cielo para pedirles oración por los niños de Siria y de Medio Oriente, pues el principal castigo e injusticia lo sufren los más pequeñitos. Es por esta causa sagrada, hijos Míos, que vengo a implorarles que a través de los treinta y tres días de oración, ustedes coloquen la intención de interceder por los niños de Siria.

Ellos viven la consecuencia del exilio, del hambre, del rechazo y del fracaso. Como Vuestra Señora de las Gracias, vengo para reconstruir esta humanidad que perdió los valores de lo reverente y de lo sagrado, de la fraternidad y de la paz.

Mis ojos también lloran por los más pequeños e inocentes, porque las familias más simples son el foco para la destrucción de la unidad y del amor entre los seres. La familia es un Proyecto de Dios, a través de la familia deben gestarse los valores de la fraternidad, de la cooperación y de la paz. La familia puede ser el principal grupo de oración, ella puede reflejar como espejo, hacia el Universo de Dios, la esencia de la conversión y de la redención.

Queridos hijos, por eso San José Castísimo también desciende del Cielo todos los días para ayudar a la humanidad, para que a través de Su Casto Corazón sean sembrados nuevamente los valores de la Sagrada Familia.

Yo desciendo todos los días para enseñarles a amar de verdad, para motivarlos a cambiar las costumbres de una vida material que deteriora a la familia de cada uno de ustedes.

Es por eso hijos Míos, que vengo para rogarles por oración, la oración debe ser el epicentro de la familia. El Proyecto de Dios en las familias del mundo debe realizarse. Si desapareciera la unión entre las familias, desaparecerían los valores internos y espirituales que permiten hacer evolucionar a todas las criaturas.

Por eso Abraham, Moisés y la Sagrada Familia de Nazaret, trabajaron por los valores sagrados del Proyecto de Dios que era tornar a la humanidad entera en una verdadera familia espiritual. Pero las influencias de estos tiempos, las modernidades y los proyectos personales han distanciado a las familias del Amor de Dios.

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos