MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

¡Oh! Alma humana, que estás en el último tiempo de tu imperfección, renuncia a lo que te ata al viejo mundo y lánzate al infinito de una nueva vida. Lucha con firmeza tu última batalla en este ciclo de oscuridad, batalla que te hará ascender a realidades sublimes y que, a pesar de ser larga y dolorosa, tendrá méritos sin fin.

¡Oh! Alma, que eres tan desconocida para ti misma, profundiza en tu mundo interior y retira los velos que cubren tus ojos humanos, para que descubras el infinito de tu propia consciencia.

Alma de Dios, ya tan cansada por los ciclos de ilusión vividos en esta Tierra, termina ya la ceguera y la indiferencia, para que reposes, contemplando el despuntar del Sol de un nuevo día, de una nueva era.

Alma de Dios, que eres tan pequeña e infinita al mismo tiempo; tu grandeza fue escondida por la ignorancia de la mente humana y tu pequeñez se encuentra en la humildad, que has de develar. En ti, humildad y grandeza deben encontrarse, porque solo reconociéndose una pequeña nada, descubrirás tu semejanza con Dios que contiene en Sí todas las cosas.

Ábrete de corazón al Verbo Creador y habla por medio de la oración y ya no con limitados conceptos e ideas humanas.

Contempla, delante de ti, el ejemplo grandioso de la Sagrada Familia y vence el prejuicio milenario de ser puro y simple como los tres Sagrados Corazones. El mayor de los misterios se devela en la simplicidad.

Ya no busques  tanto las grandes ciencias, si la mayor de todas las ciencias es descubrirse semejante a Dios: en Él se encuentra la Omnisciencia.

Mientras el mundo afianza la materia en los viejos patrones de la Tierra, elévate, alma pequeña. Hazte leve como el viento y retorna al Padre. Carga contigo, en el silencio de tu ejemplo, toda la humanidad, y llegando a los Cielos, abre las puertas para el nuevo tiempo, para el tiempo que siempre fue, que es, pero que tu mundo nunca conoció.

Ve en busca de lo nuevo, de lo eterno, del Infinito.

Aquel que te muestra el camino para la nueva era,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Que despierten los jóvenes de la Tierra, trascendiendo los viejos patrones humanos y reconociendo su identidad universal.

Que despierten al amor y a la unidad con Dios, encontrando un sentido para la propia existencia.

Que despierten los jóvenes de la Tierra, renunciando a los placeres y a las superficialidades del mundo, para que experimenten el verdadero júbilo, que es celestial. Que despierten a la misión que hace eones de tiempo, en el Cosmos, se comprometieron a cumplir.

Que despierten los precursores del nuevo mundo, aquellos que no medirán esfuerzos para hacer triunfar el bien y que con sus ejemplos convertirán y despertarán a los nuevos espíritus.

Que despierten aquellos que, en el ímpetu de su juventud, romperán barreras y borrarán fronteras, reconociendo la unidad que existe entre todas las criaturas de Dios.

Que despierten los jóvenes de la Tierra a una vida superior, al amor al Cosmos y al Plan del Creador. Que reconozcan que este tiempo es definitivo y caminen sin miedo hacia el establecimiento de la paz.

Que despierten aquellos que imitarán el ejemplo de Cristo y unirán culturas, credos, razas, naciones, lenguas y religiones con un único propósito: establecer la paz y manifestar un nuevo mundo.

Que despierten aquellos que unirán los tiempos, que abrirán las puertas de la Tierra para nuevas leyes y rayos universales, que retirarán los velos de la consciencia humana y que disolverán su ceguera, permitiéndole reconocer la verdadera luz.

Que despierten los hijos del Nuevo Hombre, aquellos que en la historia universal serán conocidos como los que trascendieron los viejos patrones por medio del amor, los que vencieron a la oscuridad con la luz de la propia esencia y los que manifestaron el Propósito Divino, llevando hacia el Universo, hacia la Tierra redimida, una civilización de nuevos Cristos.

Que despierten aquellos que no temerán dar los pasos que el Creador espera y vivir lo que hoy parece imposible para la humanidad; aquellos que viviendo el amor y la unidad, permitirán que  el Cristo, que fue su ejemplo, siga Su evolución y trascienda la vida material, mental y espiritual, para llegar a ser la Vida que todo lo habita, en los universos sublimes, en la Consciencia del Padre.

Que despierten los jóvenes de la Tierra: los jóvenes de cuerpo, mente, corazón y espíritu.

Que despierten todos aquellos que esperan representar a lo Nuevo.

Su Padre y Compañero,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

A la Juventud del planeta

Hijos, este es el inicio de un nuevo ciclo para la consciencia planetaria. El próximo agosto marcará el tiempo de definiciones aún más profundas para las almas, y el Festival de la Juventud por la Paz abrirá las puertas de ese ciclo para todos los jóvenes de la Tierra.

Deben tener la consciencia de que su misión no comienza ni termina en este Festival, porque él es el principio de un camino que será infinito, profundo y doloroso para muchos, un camino de transformación, de definición, un camino para descubrir la verdad sobre sí mismos y perder el miedo de expresarla.

Les digo que será un camino doloroso porque la juventud de hoy está muy involucrada con superficialidades, en una vida poco profunda del punto de vista espiritual. Es una juventud educada para pensar solo en sí misma, en el propio provecho, en el propio placer. Una juventud construida en una era de estímulos involutivos permanentes, una juventud que representa los últimos ciclos del viejo hombre y que está completamente impregnada por los patrones dejados por todas las generaciones anteriores.

Esta es la juventud a la cual le corresponderá vivir la transición del planeta y soportar las corrientes que descenderán para reformar la Tierra y atraer una nueva vida. A esta juventud, le corresponderá decir "no" a todos los patrones que carga en la consciencia, como un compilado de experiencias humanas de todas las eras de la humanidad, para ser nada y renacer en vida como hijos de Dios.

Hijos, vean que el Festival de la Juventud por la Paz es solo una puerta que se abre en la consciencia de la juventud y que muy tímidamente les muestra en el horizonte el despuntar de un nuevo Sol.

Al ser el principio de un nuevo ciclo espiritual, aunque no lo parezca, el Festival de la Juventud por la Paz colocará a sus consciencias ante una síntesis interior, a veces, incluso antes de que el Festival ocurra.

Esto será así porque aquellos que primero dicen "sí" son la punta de lanza que rompe las viejas barreras y abre la consciencia para lo nuevo. Estos deben ser el ejemplo para los que vendrán después y, para eso, serán forjados en lo invisible del espíritu.

Que despierten los jóvenes a un nuevo tiempo y a una nueva vida. Que preparen sus espíritus para sustentar el planeta con paz y armonía interior y que sean sembradores del futuro, preparando la vida de los que serán la juventud de la nueva Tierra.

Les dejo este impulso que les amplía la consciencia y los eleva, para que comiencen a ser conscientes de la vida del espíritu y no se queden tan presos de las apariencias y la materia. La juventud de hoy ya está prisionera de las apariencias y muchos jóvenes no saben lo que son, porque solo conocen lo que quieren aparentar ser. Como un impulso para toda la consciencia humana, sean verdaderos y transparentes y no tengan miedo de amar y ser como son.

Reconozcan que hay un gran misterio espiritual por detrás de cada pedido de la Divinidad, porque, cuando se trabaja para Dios, todo tiene un Propósito Superior.

Les dejo Mis Votos de un buen despertar para todos.

Su Padre y Compañero,

San José Castísimo

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS, CON MOTIVO DE SU CUMPLEAÑOS

Mis amados hijos,

Mientras el mundo agoniza y Mi adversario intenta escribir un futuro diferente para la Tierra, a través de las heridas marcadas en los corazones y espíritus de los niños y de los jóvenes que viven en las guerras, Mi Espíritu materno de amor intenta llevarlos al equilibrio y a la reparación del corazón humano.

Hijos, las heridas profundas que están siendo marcadas espiritualmente en los niños y en los jóvenes de hoy hacen crecer, en los corazones de Mis pequeños, el odio y el rencor, el ansia de generar nuevas guerras y de venganza; y borran dentro de ellos, el temor a Dios, la posibilidad de amar, de encontrar la paz, de expresar la armonía, la belleza, la fraternidad, la pureza y la compasión.

Los jóvenes y los niños que hoy sufren por las guerras, y que incluso participan activamente de ellas, obligados o llevados por el rencor de sus corazones, son almas que vinieron al mundo para prestar un servicio, para expresar un atributo divino y llevar al Universo un aprendizaje de amor y de unidad.

Para que este Plan del Creador no se pierda y no sea modificado por las manos del adversario, Yo los llamo a equilibrar, a generar unidad, paz, armonía y fraternidad. Yo los llamo a difundir el amor y la posibilidad de experimentar, en la Tierra, una vida sana y plena de Dios. Yo llamo a toda la juventud del planeta a colaborar en la redención, no solo del propio ser, sino también a que sea guardiana del futuro de toda la humanidad; guardiana del proyecto divino que le corresponderá manifestar en el próximo tiempo.

Hijos Míos, el Festival de la Juventud por la Paz, no es un encuentro de distracción para jóvenes, como lo son tantos festivales que ocurren a lo largo del mundo. El Festival de la Juventud por la Paz es la semilla de una nueva vida, que Yo estoy plantando en la consciencia de aquellos que deberán llevar adelante los Planes del Altísimo; de quienes deberán trascenderse a sí mismos y a todas las influencias y superficialidades mundanas, para expresar un arquetipo divino, basado en el amor, en la unidad y en la fraternidad.

Hoy, llamo a todos los jóvenes del mundo a que se unan de corazón y de espíritu al Festival de la Juventud por la Paz, donde se expresarán por medio del arte, del canto, de la creatividad, del espíritu y hablarán con el lenguaje del corazón, a través de la oración que se encuentra en todas esas cosas.

El arte que allí expresarán, no será solo una manifestación individual o grupal de armonía y de belleza, será una ofrenda para todos los jóvenes y niños del mundo que ya no pueden expresarse libremente a través de las artes, y que no consiguen encontrar, en el propio interior, la forma de expresar con colores, armonía y belleza la alegría de sus almas, porque muchas veces, hijos Míos, esa alegría está ausente.

Que el canto, sea un canto que cure, que irradie, que renueve y que inspire nuevos corazones.

Que las artes fotográficas los lleven a lo sagrado, a la comunión con la vida, a la expresión de la belleza divina, que en el día a día no consiguen observar.

Que las palabras escritas entre versos y poemas expresen la gratitud del alma, por servir a Dios, y que sean siempre fuente de despertar para otros espíritus.

Que cada momento de interacción y de fraternidad sea una ofrenda por toda la falta de amor que hoy recorre el mundo y por la incapacidad, que el adversario causó en muchos de Mis hijos, de vivir la unidad con el prójimo, inclusive en sus propias familias.

Hijos amados, hoy les pediré a todos que apoyen, ayuden y participen del Festival de la Juventud por la Paz, viéndolo no solo como un momento de paz para Mis queridos jóvenes, sino también, hijos, como un servicio planetario que se basa en el ejemplo y en la vivencia de los Principios divinos, que se expresan en la simplicidad del corazón joven.

Que todos los jóvenes y los niños del mundo reciban la irradiación de esta semilla divina, que se plantará en la consciencia humana por medio de este Festival, y así el Plan del Creador encuentre una esperanza y una renovación en el corazón humano, en el corazón de los más jóvenes.

Yo los amo y hoy los bendigo, al mismo tiempo en que bendigo a Mi amada hija, que también representa a la juventud consagrada a Mi Corazón, el futuro del planeta y su ingreso en el real tiempo del Universo.

Les dejo Mi santa paz,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Querido hijo:

Fortalece en tu interior, todos los días, la certeza de la existencia de una vida superior y de un propósito que trasciende la materia y las superficialidades impregnadas en ella. 

En estos tiempos, muchos fortalecerán las ilusiones, los placeres desmedidos y el usufructo absoluto.  Las grandes empresas que dominan la mente común de la humanidad con sus influencias, inspiradas en las fuerzas del caos, de la misma forma que los falsos gobiernos de este mundo, incentivarán a la humanidad a buscar el placer por encima de la propia vida.

Cuando el cambio del ciclo planetario sea visible hasta para los ciegos de corazón, la Luz llamará hacia sí a Sus hijos y las tinieblas también querrán fortalecer su reinado. Tú, como hijo de laLuz, deberás ser un faro que ilumine el camino de los perdidos y les indique la meta.

No te dejes llevar por la desesperación de la humanidad o incluso por el ansia de “gratificarse mientras hay tiempo”, porque ese será el lema de los tenebrosos al final de todo.

Trata de estar lúcido en medio de todos y, por más que aquellos que amas sigan otros caminos, mantente firme en el propósito de llegar a Dios.

Nunca pienses, hijo, que ya no vale la pena seguir principios espirituales e intentar encontrar a Dios en un mundo que tanto se separó de Él. Por más que a tu alrededor el mundo pareciera que se acaba, el Principio de todo, la semilla que fecundará la Nueva Tierra, estará dentro de ti y, mientras te mantengas firme, a pesar de ti mismo, ella nunca morirá.

Dios está vivo en el interior de todas Sus criaturas, pero solo actúa por medio de aquellos que creen en esa verdad y que permanecen en ella, aunque parezcan ser los únicos con esa certeza.

Las cosas que te digo, hijo, podrás encontrarlas hoy en el mundo a tu alrededor o mañana a tu lado. Por eso, asimila lo que te digo y consolida dentro de ti la convicción absoluta del triunfo de Dios en la Tierra

 Por menos visible que esta guerra sea para tus ojos, en este momento debido a tu inmadurez espiritual, solo confía y crece; madura tu espíritu con bases santificadas por los impulsos de los Mensajeros Divinos y serás, tú mismo, el Principio vivo de una creación perfecta en este mundo.

Como tú, existirán otros, y de todos surgirá la Nueva Humanidad. Por eso, sé valiente y persevera. No bajes los brazos, pues estamos contando contigo en este ejército de amor, de paz y de renovación para la Tierra.

Tu padre y amigo,

San José Castísimo

 

MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos,

Sus oraciones son como ese rocío que limpia y refresca todas las flores. Sus oraciones son esa llama que todo quema y purifica en el sublime fuego de la Creación. Por eso todos los días busquen la transformación interior para que el Padre vea el resultado de esa gran conversión.

Queridos hijos, siguiendo los pasos de Mi Hijo, podrán alcanzar la redención de sus vidas, y ellas podrán ser el modelo espiritual para la Nueva Tierra.

Hijos Míos, encuentren en el cambio interior la posibilidad de configurar nuevamente sus consciencias para que pronto ellas reciban de todo el universo, la vertiente de la Luz divina, fuerza inquebrantable que los transforma.

El Espíritu de Dios los estará bendiciendo en este mes de diciembre, el Espíritu de la Gracia y de la Misericordia. Sean así, constantes, para ascender por la escalera del amor y de la humildad, escalera hacia el Sagrado Corazón de Mi Hijo.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendigo. Los amo.

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Recemos, el mundo lo necesita.

Recemos porque el Plan se precipita.

Recemos para que la unidad prevalezca.

Recemos por los que se purifican.

Recemos por los que son hipnotizados.

Recemos por los incrédulos.

Recemos por los egoístas.

Recemos por los que fracasaron.

Recemos por los que no merecen nada.

Recemos por los que se perdieron.

Recemos por los que cometen injusticias.

Recemos por los que mienten.

Recemos por los que no tienen fe.

Recemos por los que son olvidados.

Recemos por los que no son amados.

Recemos por los que no tienen casa.

Recemos por los que no saben a dónde ir.

Recemos por los que viven en la calamidad.

Recemos por los que mueren injustamente.

Recemos por los que son crucificados.

Recemos por los que viven en la guerra.

Recemos por los inocentes.

Recemos por los que pagan el precio del error.

Recemos por los desagraciados.

Recemos por los idólatras y ateos.

Recemos por los que desmerecen la paz.

Recemos por los que reinan con el falso poder.

Recemos por los que crean bombas nucleares.

Recemos por los que contaminan los océanos.

Recemos por los que destruyen la vida.

Recemos por los que interrumpen la gestación humana.

Recemos por las mujeres que abortan.

Recemos por los que están presos.

Recemos por los que viven en la prisión interior.

Recemos por los ingratos.

Recemos por los que destruyen el planeta.

Recemos por los que violan las Leyes del universo.

Recemos por los que omiten.

Recemos por los que infunden miedo.

Recemos por los duros de corazón.

Recemos por los que no tienen amor.

Recemos por los que se condenan.

Recemos por los que se niegan a despertar.

Recemos por los que no persisten.

Recemos por todos ellos, día y noche.

Recemos sin dejar atrás el camino de la persistencia y de la fe.

Agradezcamos por todo lo que tenemos.

Agradezcamos por lo que somos.

Agradezcamos por el Amor de Dios.

Agradezcamos por no ser inconscientes.

Agradezcamos por siempre ser redimidos.

Agradezcamos por la Gracia infinita que nos colma.

Seamos agradecidos por la Presencia de Cristo.

Seamos agradecidos porque Él nos perdona.

Seamos agradecidos por la fuerza interior que no nos falta.

Seamos agradecidos por todo lo que el Señor nos da, así estableceremos el Reino de Dios y la Nueva Tierra nacerá.

Amén.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los ama, por encima de todo error o de toda falta,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos,

En esta navidad que llega quisiera que en sus corazones se establezca el espíritu de la reconciliación con Dios, para que en el mundo no se pierda el acto de siempre reconciliarse los unos con los otros y así también atraer el espíritu de la Paz.

Esto ayudará a que en sus memorias se registre algún momento de reconciliación y de perdón, esto hará que nunca olviden la esencia del amor que todo lo puede. Sean pacientes con sus propias dificultades.

Que, en esta Navidad que se aproxima, las almas vivan el Nacimiento de Mi Hijo como algo verdadero y profundo. Así, queridos hijos, sus corazones serán receptáculos preparados para recibir los mismos códigos de luz que en aquel tiempo la Sagrada Familia recibió de todos los ángeles del universo, cuando ellos se congregaron en torno al Sagrado Nacimiento de Jesús.

Desearía, hijos Míos, como Vuestra Madre y Protectora de la vida espiritual, que cada una de sus esencias desde ahora se fuera preparando para poder ingresar espiritualmente en el pesebre de Vuestro Señor. Para eso, que sus actos diarios ya no sean de conflicto o de desacuerdos, que sus gestos y acciones sean impregnados por el Amor de Dios.

Recuerden, queridos hijos, que en este mes de diciembre, mes del Señor Jesús, las familias serán el motivo perfecto de trabajo espiritual y de unidad entre los seres.

Aún la guerra no ha terminado, y juntos debemos lograr que prevalezcan los valores que hacen de la familia de la Tierra ese esperado modelo de consagración y de vida espiritual.

Por todo eso, los Sagrados Corazones, trabajarán en este mes de diciembre por la realización del proyecto de la nueva familia, aquella que en esencia y en consciencia repoblará la Nueva Tierra.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

En oración y preparación para el día del nacimiento del Rey, los saluda,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Nunca olvides que Yo soy el Gran Espejo de la Misericordia de Dios, que ofrece amorosamente la redención al mundo. Nunca olvides que Yo soy Tu Madre y que encarné en este mundo para recordarte la Pureza de Dios; que estoy a tu lado todo el tiempo, tanto en la alegría como en las pruebas.

Yo soy aquella Mujer que sufrió junto a Jesús y soy la misma que carga contigo la Cruz que Dios te entregó. Yo he venido al Reino de Aurora para dar a conocer la cura del alma y del espíritu. He venido a este suelo sagrado para revelar el sagrado recinto y el divino refugio a todos los corazones.

Si esta es tu casa, ¿por qué no vienes? Si tu corazón despertó en Aurora, ¿por qué no llamas por Ella? Necesito que aprendas a redimirte en este sagrado lugar. Tal vez tu ser no encuentre aquí la belleza o la perfección, pero tu consciencia se alegrará porque verá en este horizonte la Luz de la redención.

Por eso, anímate a transformarte de la noche a la mañana. Deja que Mi propia Aurora te muestre los pasos para la cura interior. No desprecies esta oportunidad, sabes que millones de almas no saben de esto ni tienen la Gracia de recibir como tú el poder del amor curador.

El planeta sufre por tantas condenaciones y por tantas pruebas y tú debes ser esa nueva célula divina en profunda redención.

Tú no debes vivir más para ti mismo, sino para lo que quiere Dios, así conocerás la verdadera y grandiosa Voluntad en tu vida. Camina en confianza hacia ese gran descubrimiento. Un nuevo despertar te espera. Un último llamado se pronuncia al mundo.

No guardes rencor para contigo mismo ni para con tus hermanos. Despójate enseguida de las ataduras que llevan al constante error. Ya no debes ser más el mismo, debes ser aquello que Mi Hijo espera. Ya no debes pensar como piensas ni obrar como has obrado hasta ahora. Debes ser lo que nunca has vivido. Debes reflejar el verdadero ser que aún no despertó dentro de ti.

Por eso, no vengo como Tu Madre para despertar tu mente, porque así nunca entenderás lo que te digo mientras dejes que tus ideas actúen. Vive así como Mi Hijo te lo enseñó a través de Su Pasión.

Ama más allá de tus preferencias y gustos. Ama maduramente para poder ver el sentido del verdadero amor. Vengo a despojarte de la arrogancia para darte el vestido del amor. Vengo a quitarte la soberbia para entregarte en manos la santa humildad. Vengo a retirarte el orgullo para así mostrarte la simplicidad.

Quiero que seas otro ser a partir de este momento. Espero que entiendas y sientas el camino que Yo te estoy mostrando, el camino hacia el absoluto vacío interior. Pero no temas quedar desnudo y mostrar tantas imperfecciones, busca la esencia de la humillación para que tus modos se transmuten.

Quédate a Mi lado y no sufrirás. Vive en el refugio de Mi Corazón y te librarás de todo. Entre tantas maldades humanas Yo debo rescatar a los más necesitados para que sean semillas redimidas en la Nueva Tierra.

No temas perder la posesión de tu propia vida porque la verdadera vida te espera en el cosmos. Déjate guiar día y noche. Entrégate a Mi Instrucción y esfuérzate para cambiar, así Dios podrá esperar que el Plan continúe.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Quien los ama profundamente y los guía,

Vuestra Madre María, Soberana Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos:

Los tiempos de los grandes y esforzados sacrificios llegaron a este mundo; esto es parte de la Justicia Divina, porque el desequilibrio de las almas y la injusticia de los corazones son mayores que la armonía que se requiere.

Queridos hijos, las almas que no hayan implorado a Dios y tampoco hayan implorado por Su Reino por haberse quedado en la superficialidad de la vida material e ilusoria, sufrirán y no habrá nada que las pueda consolar, porque el mensaje del Cielo ya fue proclamado y pocos prestaron atención a las palabras de luz de los Mensajeros Divinos.

No habrá nadie que pueda revertir esto; la ceguera de la humanidad es muy grande y a veces le apetece estar ciega y sorda. Pero la victoria del Reino de Dios sucederá en todos los corazones que, habiendo sido obedientes y consecuentes, repoblarán la Nueva Tierra.

Este nuevo ciclo exigirá, de los corazones que están lejos de Dios, un esfuerzo extremo para mantenerse en paz; será diferente a un alma que ora verdaderamente y sin reconocimientos, porque desde ella brotará la fuente de la paz.

Por eso, no hay tiempo que perder en las pequeñas cosas; muchos de ustedes son entrenados a través de Mi Corazón para el final de los tiempos. Recemos por los que no quieren escuchar a Dios, por los no creyentes, para que sus corazones se abran al descenso de la Luz celestial.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los despierta a la realidad planetaria,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Quisiera decirles, hijos Míos, que las situaciones del mundo se precipitan y no tienen límites, porque la propia humanidad genera las condiciones para que eso suceda. 

Pero existe una parte de las almas que luchan espiritualmente para reparar los graves ultrajes que la mayoría comete y, aunque todo esto no sea suficiente, la Divinidad ayuda a los consecuentes para que al menos una parte de la humanidad se torne rescatable y redimible. 

El peso de la deuda espiritual de la humanidad es muy grande y las almas en estos momentos están padeciendo las consecuencias de lo que la mayoría hace. Eso despierta la ira de Dios, que no es castigo, sino una suprema tensión ardiente que intenta impedir el descenso de la Ley y que la mayoría de los hombres ignora. 

Los acontecimientos de estos últimos tiempos demarcan el cambio futuro, moral y espiritual, de la humanidad y lo que potencia más la ira de Dios es la inconsciencia y la forma de cómo se lleva adelante la vida planetaria. 

En toda esta realidad, los Reinos de la Naturaleza sufren también las consecuencias de la humanidad. Ellos, como parte de un mismo fin, tendrán una acción dentro del ciclo de la gran purificación. 

La Madre Naturaleza, que es sabia y pura, mostrará su poder a la humanidad. Todo esto no sería necesario si desde el principio se hubiera respetado la dignidad humana y los Reinos creados. 

La consciencia de la humanidad, hijos Míos, está más retrasada que los primeros pobladores de la Tierra. Eso hace estremecer el Corazón de Dios al ver que el discernimiento y la sabiduría desaparecen de la consciencia de los que dicen ordenar las naciones. 

Por eso, el Amor de Dios podrá traspasar las barreras de esta precariedad que el hombre de hoy creó por sus acciones. 

El nuevo paraíso, la Nueva Tierra, estará libre de todas estas influencias, porque el proyecto era que esta raza fuese fraterna y equitativa en todos los estados del ser; lo que fue cambiado. Esa es la preocupación del universo delante de la realidad de esta humanidad. 

No existen valores y si los hay, todos son manipulados, lo que hace perder el verdadero propósito de la vida del alma y del espíritu, y muchas almas son presas del adversario que es el principal gobernante de algunas regiones. 

Oremos sin cesar y sin pensar, algo deberá cambiar, el tiempo lo indica.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Portavoz del Universo

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN EL CENTRO MARIANO DEL NIÑO REY, RIO DE JANEIRO, BRASIL, TRANSMITIDO POR MARÍA SANTÍSIMA, ROSA DE LA PAZ, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Entregaré hasta el último pétalo de la rosa que guardo en Mi interior, para que se disipe la ignorancia de los hombres.

Como Amor puro y materno que nace en la esencia de Dios, vengo al mundo para curar lo que es incurable, vencer lo que es invencible, derrumbar lo que es inquebrantable y que separa a las creaturas de su Creador.

En este último tiempo, no mediré esfuerzos, ni palabras para despertar el corazón humano y sacarlo definitivamente de la oscuridad, de la ignorancia en la cual vive permanentemente.

Hijos, moveré todo, dentro y fuera de los corazones, para que los orgullosos vivan la humildad, los soberbios la renuncia, los egoístas el servicio y para que aquellos que ignoran y niegan la existencia de Dios disipen todo el mal de sus ojos y de sus corazones.

Mientras exista la intercesión de los corazones del mundo, Yo siempre actuaré. Mientras exista un solo corazón que ore de verdad, Yo siempre estaré aquí.

Se acerca el día del fin de la oscuridad del mundo, y todas las raíces del mal, que habita en el interior de los seres, serán arrancadas por el Poder de Mi Amor y de la Justicia Divina. Sentirán que el suelo tiembla, que el interior no se sostiene, que el espíritu se conmueve y el alma no soporta la claridad de Mi Luz, mas sean persistentes y confíen en Mi Corazón.

Verán que muchos de los que parecían soldados valientes entregarán sus armaduras; otros lucharán para ejércitos contrarios. Que ningún ejemplo de los que no Me siguen sea motivo para alterar sus caminos.

Verán surgir, en el propio interior, un mal que no sabían que existía. Solo aférrense a Mis divinas manos y reafirmen la consagración a Mi Corazón. Yo los sostendré en esta purificación y, aunque permita que sean probados y que se confirmen en este camino rumbo a la luz, los acompañaré silenciosamente, siempre.

Pronunciaré palabras intensas que harán que el enemigo pierda su reinado dentro del corazón humano. Derribaré al espíritu arrogante y orgulloso, no para maltratarlo, sino para que aprenda, de una vez por todas, el camino hacia la humildad.

Permitiré que vivan grandes pérdidas a los ojos humanos, que para Dios serán oportunidades únicas de despojarse de sí y seguir un solo camino. Desterraré la ilusión de Mis soldados y los volveré maduros ante los Planes del Creador.

A Mi lado, quedarán pocos que responderán completamente a Mi llamado, pero con esos mantendré abierta la puerta de la redención para toda la humanidad.

Es hora de definir sus caminos, sabiendo que las consecuencias de sus elecciones no se verán en este mundo, aunque sí después de esta vida.

Para muchos, el final de todo parecerá un gran fracaso y aquellos que disfrutaron de las ilusiones de la materia se jactarán por haber escogido el camino de los placeres del mundo. Pero cuando el Cielo se abra ante las puertas del infierno y la Justicia Divina señale los nuevos caminos, será cuando sentirán los méritos de todo el sacrificio y de toda la renuncia alcanzada en esta vida.

No quiero causarles temor, pero ya es hora de que sean verdaderos, para que vivan el despertar.

Maduren en los tiempos que se aproximan.

Yo los guiaré en cuanto Me digan sí y, con las decisiones de la vida, demuestren que responden a Mi llamado.

Mi bendición se perpetuará en este sagrado suelo de la Nueva Tierra, Tierra que deberá vivir un nuevo ciclo de madurez y decisión interior. Así demostrarán al mundo el milagro del Poder del Amor y de la Redención.

Yo confió en sus corazones y sé que seguirán Mis pasos.

Vuestra Madre Santísima, María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos Míos:

Solo el amor será la antorcha que iluminará vuestros caminos en los momentos de mayor tribulación.

Solo el amor vencerá entre ustedes y prevalecerá en vuestros corazones cuando en verdad confiesen vuestras faltas ante el Redentor.

Solo el amor reinará en la nueva Tierra prometida cuando tan solo alguien en este mundo viva en su nombre.

El amor no es falsedad, no es mentira y tampoco apariencia de amar ni de sentirse amado. El Amor de Dios es otra cosa y para encontrarlo, vuestros corazones deben humillarse y rendirse ante el Amor del Redentor.

Es así, hijos Míos, que vuestras vidas sobre la Tierra se curarán y día a día esa cura universal impregnará cada vez más vuestras almas hasta que no exista ninguna herida, dolor ni incomprensión.

Amen, porque si no aman no podrán conocer vuestra verdad. Sean amantes puros del amor de Dios, dejen que ese amor brote y rebrote, los conquiste y los transforme en aquello que hasta ahora no aceptaron ser.

Mis hijos, Yo los amo, por eso estoy aquí todavía: amándolos, bendiciéndolos, mostrándoles el camino de la redención. Cuando vivan el verdadero amor, el Plan se fortalecerá y ya no será necesario que ninguna otra alma abandone el camino de Mi Hijo por solo querer vivir su propio amor.

El Amor de Dios los hará humildes, y siempre podrán reconocer que en la simplicidad del Amor de Dios todo tendrá su gran victoria. Quien no ama, ¿cómo lo conseguirá?

Amen, amen mucho y no tengan miedo de amar porque el amor comprende, ayuda, cura y convierte el corazón frío.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los ama en el Amor de Dios,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE PARA LA APARICIÓN MENSUAL EN EL CENTRO MARIANO DEL NIÑO REY, TERESÓPOLIS, RÍO DE JANEIRO, BRASIL, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A MADRE MARÍA SHIMANI DE MONTSERRAT

Mis amados hijos:

Quiero que reconozcan Mi llegada a vuestras vidas y que sepan que nunca más estarán solos.

Yo habitaré en cada corazón que Me abra la puerta de su interior y allí reinaré como vuestra Madre Celestial por toda la eternidad.

Cuando cada uno de Mis hijos pueda vivir Mi Amor en su interior, este mundo dejará de sufrir y padecer por las asechanzas del enemigo.

Hoy llego a esta, Mi Casa, una morada predilecta para Mí. Aquí encontré el amor de los simples, de los desposeídos, de los imperfectos y también de los puros de corazón, de los fuertes de espíritu, de los incansables en el camino de la caridad y de la entrega al prójimo.

Aquí Yo sembré la semilla de la Nueva Tierra en el corazón de Mi amada hija Pama, para que ella se donara por entero y, a través de sus manos y su corazón, Yo pudiera obrar y rescatar a las almas frágiles, almas que recibieron el amor de madre y de padre que Dios destinó para Sus Criaturas.

En este día, pido a todos los que escuchan Mi Voz que oren, para que este delicado y precioso proyecto de Dios se mantenga a salvo de las garras del enemigo, el que busca intervenir en cada uno de los proyectos de Mi Hijo.

En esta casa, que con tanto esfuerzo y amor se le tiende la mano al inocente que sufre, que padece por la ignorancia de otros, en este lugar sagrado, Yo deposité Mi Luz y Mi Amor maternal. Son ustedes, Mis servidores, los que deben cuidar y proteger con amor cada consciencia que aquí llegó a encontrar una luz para su alma.

Quiero expresar para todos Mi gratitud, porque sé lo difícil que es para todos ustedes, dentro de este mundo agonizante, crear un espacio de verdadera luz y redención, de amor y evolución.

Hoy les pido a todos que coloquen en el corazón este, Mi proyecto de amor y de redención, donde Mi Hijo aspira llegar un día, para que todos sepan en los tiempos que vendrán, que una vez Dios con Su dedo de Amor señaló esta sierra, este lugar y estos corazones, para que se gestara aquí la semilla de una Nueva Tierra, una nueva humanidad fraterna. Cuidemos, todos, esta aspiración del Creador.

Hoy bendigo a cada uno de estos niños, de estos jóvenes y a aquellos espíritus guerreros que los acompañan con tanto amor. Derramo Mis Gracias nuevamente sobre este lugar y en nombre del Creador, dejo Mi Estandarte de Paz, Amor y Protección, para que el enemigo no coloque aquí sus pies.

Benditos sean los que con la pureza del corazón construyen la fraternidad. Ellos serán llamados Hijos de Dios, el Altísimo, por todos los siglos que vendrán.

Benditos sean los que se esfuerzan verdaderamente, día tras día, por trascender los males de este mundo y ofrecen al universo una puerta segura para que la luz de las estrellas pueda descender. Ellos serán llamados guardianes del universo, por todos los siglos que vendrán.

Benditos sean los que persisten, los que ya han colocado, con determinación, sus almas en el final del camino y construyen con su fidelidad al Plan de Dios la oportunidad para otros. Esos serán llamados por el Creador los eternos fieles, por todos los siglos que vendrán.

Benditos sean ustedes, Hijos del Altísimo, por abrirme la puerta del corazón día tras día.

Oren, oren, de día y de noche que Yo los tengo siempre bajo Mi Manto.

Los amo y los guardo dentro de Mi Materno Corazón.

Gracias por esperarme con tanto amor y por estar hoy Conmigo.

Vuestra Madrecita del Cielo, María, Madre y protectora de todas las criaturas del mundo

MENSAJE PARA LA APARICIÓN MENSUAL EN LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA, BUENOS AIRES, ARGENTINA, TRANSMITIDO POR MARÍA, ESTRELLA DEL MAR, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Yo Soy la Sagrada Estrella del Mar, Mi Amor es el lucero que ilumina el camino de los navegantes. Mi Estrella del Mar enciende de devoción a los corazones que estaban heridos y eleva nuevamente hacia el Reino de la Paz a los caminantes perdidos.

En Mi océano de Gracias existe un lugar en donde todas las almas se pueden encontrar, para beber de la Fuente de Misericordia y de Cura.

Yo Soy la Estrella del Mar y Mis caminos están en vuestros caminos para ayudarlos a reencontrar el compromiso mayor que tenían con Dios. Aquel que viene a Mí, no se perderá, nunca se sentirá solo y, más aún, podrá unir su espíritu al Espíritu de Dios.

El mundo entero se olvidó de que los mares son parte de la Creación de Dios y que en ellos Él depositó Su Espíritu de Paz y de Serenidad. Desde el principio el Señor ordenó a los mares que fueran espejos que reflejaran el Reino de la Paz, pero muchos de los océanos ahora son espacios de destrucción y de contaminación.

Quiero y deseo despertar en ustedes una mayor consciencia y amor por los elementos y por los Reinos de la naturaleza, ellos también forman parte del Espíritu de Mi Maternidad. Y ustedes, Mis queridos hijos, a través de la oración permitirán que vuestro planeta permanezca puro y vivo por un tiempo más, aunque los daños ocasionados a lo largo de los siglos a la Creación de Dios son innumerables.

Yo les pido que coloquen en vuestros corazones la necesidad de orar más y de ayudar a que este amado planeta azul, del cual Yo provengo, sea una futura morada para los hijos que poblarán la Nueva Tierra.

Mi Divina Misericordia y Mi Piedad siempre intentaron cambiar el rumbo de los acontecimientos planetarios.

Como Reina de la Paz no solo les entrego la Paz que necesitan vuestros corazones, sino que también les entrego la realidad que están viviendo en este mundo, mundo que fue donado por amor a ustedes y del cual deberán testimoniar ante el Dios Altísimo.

Por eso, queridos hijos, que vuestros ojos se abran para poder desvanecer la ilusión que muchos viven. Yo vengo para anunciar la Paz, pero también vengo para anunciar la Verdad, eso es lo que Mi Hijo me ha pedido, y juntos, Madre e hijos, podremos interceder por este amado planeta.

¡Agradezco a todos por despertar a la Consciencia Suprema, a Vuestro Padre Eterno y Creador!

Los bendice siempre,

María, Reina y Señora de la Estrella del Mar

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

En este camino de transformación de sus vidas, se encuentra presente Mi Sagrado Corazón de Amor.

Aquel que Me busca y Me ama verdaderamente, recibirá de Mí el Amor y la Confianza de Mi Reino.

Aquel que se esfuerza por vivir en Mí recibirá de Mi Espíritu la templanza y el porvenir.

Todas las almas forman parte de Mi Proyecto Redentor, todos los corazones son partícipes de Mi Camino al Cielo; en todos ellos Yo afirmo Mis bases de paz y de redención para que la Nueva Tierra se pueda manifestar.

Aún procuro ser todo para las almas, a tal punto que los corazones sientan ansias de estar Conmigo como si no existiera nada más. Así, Yo les entrego nuevos corazones que necesitan de cura, de caridad y de amor, porque espero que Mis servidores donen y entreguen a sus semejantes el amor que sienten por Mí. De esta forma, se podrá construir la verdadera fraternidad y ya no existirán barreras ni preferencias entre los Míos.

Aguardo que todos los corazones siempre fortalezcan sus vidas a través de Mi Presencia.

Solo espero que nazcan los Nuevos Cristos del amor y del perdón.

Bajo el Amor Absoluto del Padre, sean bienaventurados.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

A las tres de la tarde, a Mi Corazón le agrada ingresar en todos los hogares en los que Mi Espíritu es bien recibido y esperado.

Este acto de parte de los fieles devotos de Mi Sagrado Corazón representa el verdadero misterio de la fe que brota de cada alma, y este acto de amor también representa para Mí un emblema de unidad entre el Cielo y la Tierra.

Mi Corazón prepara en estos tiempos, todos los días a las tres de la tarde, a los soldados de Mi Infinita Misericordia los que deberán dar testimonio al mundo de Mi aproximación inusitada a la Tierra, a Mi casa original. 

Por sus preciosas oraciones, se preparará la Tierra en la que se colocará la semilla de la Nueva Humanidad que brotará como una flor hermosa de la cual emanarán los aromas de la redención.

Hoy les pido que perseveren en Mi Propósito para que Dios les envíe Sus Eternas Gracias, que los ayudarán a caminar entre los abismos y las grandes batallas. Pero para que eso sea posible deberán surgir los testimonios sinceros de su fe y amor por Mi Corazón Confiable.

En esta era de tribulación y de ausencia de luz, Dios llama a todos Sus hijos para que suban a tiempo a la barca de la salvación, aquella barca de la Divina Misericordia que pasa frente a sus hogares y toca la esencia de sus corazones.

Por eso Yo enviaré, como en el pasado, a los nuevos apóstoles; esta vez revestidos de paz y de misericordia para que, en humildad y en oración, den ejemplo de redención y de renacimiento a la vida del espíritu, a la Vida Universal de Dios.

Todo sucederá en la medida de la entrega de los que favorezcan en amor a Mi Sagrado Proyecto Redentor.

Bajo la Gracia del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por vivir Mis Palabras con el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Mi Vida es un gran espejo que refleja sobre las almas la preciosa Voluntad de Dios.

Por eso aquel que está en Mí y Yo en él siempre tendrá el discernimiento y la sabiduría suficientes para decidir qué camino tomar en estos tiempos, porque Mi Corazón lo abrazará todo el tiempo y así seremos Uno para siempre.

Para que este misterio se revele en sus vidas, Mi Corazón les brindará la cálida esperanza del porvenir, para que así, animados por Mi Consciencia, sean servidores de la Nueva Tierra. Aquel que vigila siempre en Mí, percibirá cuándo está siendo desafiado para trascenderse y cuándo está siendo engañado astutamente. De esta manera no existirán rivales en el momento de la batalla, porque sus corazones estarán firmes en Mi Corazón y nada los derribará. Pero, aquel que ora y vigila poco será como los corazones que no perseveran ni siguen Mis Palabras.

Es necesario tener un espíritu noble y sólido para enfrentar las corrientes y los cambios que se anticiparán más de lo que muchos creen saber. Por eso la oración misericordiosa es el alimento espiritual que Yo, desde Mi Sacerdocio Divino, les he dado a conocer.

Pidiéndole a Dios por Misericordia, purificarán las faltas y comenzarán de nuevo bajo el impulso de la pureza de corazón.

Bajo el Amor del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por recibir Mis Palabras abiertos de mente y de corazón.

Cristo Jesús, vuestro Amado Rey

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Alabados sean los niños que vienen a Mí, porque es de ellos el Reino de los Cielos.

Alabadas sean las pequeñas almas de los niños que oran Conmigo, porque por medio de ellas Mi Corazón liberará y dará Luz a las almas que están caídas.

Alabados sean los niños que vienen a Mí, porque en ellos depositaré Mis nuevos Dones, los que darán fruto en la Tierra Prometida a través de sus pequeños corazones.

Queridos hijos y hermanos Míos, hoy los llamo a volverse como niños para que en ustedes despierten la humildad y la simplicidad de amar al Dios del Amor sobre todas las cosas.

Queridos, es hora de lanzar las redes del amor y de la redención para que más seguidores y no seguidores Míos puedan despertar a la Vida del Espíritu. Mi Corazón Sagrado, lleno de Gracias y de Misericordia, obrará por medio de sus esencias; por eso es necesario mantener ordenada la casa interior, el templo del corazón de cada uno de ustedes, para que Mi Espíritu reconciliador los pueda visitar y guiar, paso a paso.

Queridos compañeros, hoy les doy Mi Abrazo Paterno de amor para que puedan encontrar en Mí el alivio que necesitan, y así alcanzar la Gracia de la conversión que su amado Padre tanto espera de ustedes.

Vengan a Mí y no se cansen de venir, abran la puerta del corazón y permitan que emane desde ustedes la fuente del amor, para que ella sea derramada sobre los que más necesitan de paz.

Estamos en tiempos de Inminentes Gracias, inexplicables para la humanidad; por eso la Fuente Inagotable de Mi Corazón se podrá unir a ustedes mediante la oración que renueva todas las cosas. Estoy volviendo para dar vida a sus espíritus y para renovar en vida a sus corazones. Solo abran el camino para que el Pastor los pueda guiar en el amor y en la redención.

Bienaventurados sean los mansos de corazón, porque ellos serán como niños en la Nueva Tierra Prometida, la Tierra bendecida por Dios Padre.

Bajo el Amor y el Bien del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por recibir Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús
 

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Orando el rosario todos los días, las almas, cada vez más, se pondrán a los pies del Señor. Ellas recibirán el bálsamo de la Misericordia de Mi Hijo y, de esa manera, las faltas más graves les serán perdonadas por el Amor de Dios.

Queridos hijos, por este motivo, hoy nuevamente los llamo a perseverar en el propósito de la oración para que vuestros corazones se distancien de las artimañas del enemigo. Lleven en vuestras vidas un ritmo consecuente con la vida de oración, creen momentos indispensables de oración para que vuestras almas estén presentes en cada momento de la vida.

Cuando Yo los invito a observar un ritmo de oración, estoy llamándolos a mantener una consciente tarea espiritual e interna en este final de los tiempos. Vuestros corazones y vuestras vidas deben sentir sed de oración y de descubrir los Misterios Divinos que la fe despierta en vuestros corazones.

Hijos Míos, para eso, busquen la fuente de vuestra inspiración interior en Jesús, y Su Sagrado Corazón les mostrará el camino correcto hacia la redención y la reconciliación de cada una de vuestras vidas.

Será importante, queridos hijos, mantener constancia en la oración porque eso los preparará para enfrentar los tiempos que llegarán para el planeta.

Mis queridos hijos, hoy los llamo a tener como premisa, este, Mi pedido, que los llevará a comprender dónde se encuentra la esencia victoriosa del amor y del perdón.

Hijos Míos, como Madre Divina, cada vez más, quiero que todos Mis niños sean tenidos en cuenta para la salvación porque sé que todos deberían vivir en la belleza y en la Luz del Amor del Paraíso.

Vuestra sincera oración formará a la Nueva Tierra de Dios.

¡Les agradezco!

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Páginas

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos