MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Hijos Míos:

En el advenimiento de un nuevo tiempo para el mundo, tiempo de cambios y aprendizajes, hoy les pido más oración: oración que brote como manantial desde vuestros corazones, oración que socorra al mundo, oración que alivie el gran peso de la humanidad. La oración les traerá siempre claridad, sabiduría y discernimiento en los momentos que llegarán para la humanidad.

Vuestras vidas ya viven un tiempo distinto. Es necesario, queridos hijos, estar atento y vigilante a la consciencia y al corazón.

Mientras el mundo continúa reiterando errores que se vuelven irreparables, Mi Corazón Materno llega a la humanidad para traer Luz y Misericordia.

Sé que algunos de Mis hijos juzgan la veracidad de Mi existencia y de Mis apariciones para ustedes. Por eso, queridos hijos, hoy les digo que la Bienaventurada siempre Virgen María, Madre Universal y Reina de la Paz, está entre ustedes desde hace ya algunos años.

Dios Me dio el permiso de enviar Mi mensaje salvador a todos Mis hijos; por esto, muchos corazones fueron partícipes de Mis apariciones a lo largo del último año.

Queridos hijos, ante el hambre en la humanidad, ante la guerra que despierta entre corazones hermanos, ante la pérdida mayor de niños y adolescentes, ante el camino de perdición que muchos jóvenes están recorriendo y ante muchas cosas más que ahora ustedes desconocen, Yo les digo: ¡Recen! ¡Recen! ¡Recen y recen como si fuera la última vez! y reconozcan desde este día la Gracia Celestial que ustedes están recibiendo a través de la amorosa intercesión de Mi Inmaculado Corazón.

Hijos Míos, ahora ya son adultos en vuestra vida de oración, por eso, con madurez y caridad, oren por la Paz y por la Misericordia para cada rincón de este mundo.

Este es Mi último y definitivo llamado a la humanidad: ¡Oración! ¡Oración y oración! para que más almas puedan ser partícipes de la presencia del Maestro y Salvador.

Queridos hijos, ustedes tienen en vuestras manos y en vuestros labios el camino de la Salvación, de la Gracia y de la Misericordia. Ustedes tienen en vuestras vidas el poder infinito de la oración. Ustedes deben amar la oración y sentirla en lo profundo de vuestras almas.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Hoy vengo al encuentro de ustedes por medio de la Presencia del Sagrado Corazón de Jesús, para que siempre recuerden que Mi Corazón tiene un precioso espacio para las almas que difunden Mi Existencia en el mundo entero.

El corazón es el Templo de Dios para sus consciencias, porque a través de él sus males serán remediados y todo el dolor será disipado. Traten de vivir en el corazón para saber cuándo es él quien les habla o cuándo es el enemigo que dicta ideas erróneas a la mente.

A través del corazón sus sentimientos se aclaran y a través de Mi Corazón sabrán qué paso dar y cuál camino seguir. 

Vivan en el corazón porque así podrán reconocer la pureza divina que Dios guarda en cada criatura.

Que por intermedio del corazón se unan las almas para que Me ayuden a cumplir con el Propósito de Dios.

Ingresen en el Océano Infinito de Mi Sagrado Corazón porque así recibirán la luz eterna de Mis Rayos y sus tinieblas se disiparán de cualquier espacio.

Si aún no saben qué hacer con sus vidas o cómo proceder, les pido que ingresen en la consciencia de sus corazones para que Mi Océano se pueda unir al río de amor que corre por la vida sin dirección; quiero que sus corazones y el Mío sean uno solo, así sabrán qué hacer en todo momento.

Mi Corazón es infinito, es piadoso y misericordioso. Mi Corazón es el refugio para sus dudas y es la luz para su oscuridad. Estén todo el tiempo en Mi Eterno Corazón y así estarán comulgando siempre Conmigo, con Mi Eterno Amor.

Bajo la Luz del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por vivir en Mi sagrado refugio del Corazón.

Cristo Jesús, el Sagrado Corazón

Consagración al Sagrado Corazón de Cristo Jesús

Oración para ser recitada los jueves,
día de los Misterios Luminosos

Eterno Templo,
que guardas en amor mi morada,

Eterno Fuego,
que iluminas mis caminos,

Eterno Rey,
Sagrado e Insondable Corazón de Jesús,
vive en mí, sé en mí,
actúa y obra a través de mi corazón,
para que seamos ahora y siempre
uno en el Paraíso Eterno de Dios.

Amén.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

La paz reina en los corazones que silencian su boca, su mente y su corazón para escuchar a Dios.

Cuando los murmullos y los clamores cesan por un instante y dan lugar al silencio, las almas se postran delante de Dios para escuchar Su Voz y Sus Designios, también silenciosos pero llenos de Amor pueden permear a los corazones y traerles claridad, certezas, respuestas y, sobre todo, paz.

El silencio, hijos, también es oración.

En el silencio, sus espíritus pueden elevarse hacia más allá de las dimensiones, de los conflictos y del caos y estar en un lugar seguro para dialogar con Dios. 

Las almas que aprenden a silenciarse, aprenden a entrar en verdadero contacto con el Infinito, porque no están solo pidiendo o queriendo elevarse por su propio esfuerzo, sino también saben silenciarse, confiar y dejarse tocar por las Manos de Dios, que las conducen al contacto con la vida superior. 

El silencio también es parte del camino que los conduce a Dios. Sepan percibir los momentos para clamar, cantar, rogar y simplemente silenciarse para oír la Voz del Padre, para dejarse conducir por Él al infinito de Su Reino, a los misterios de Su Creación.

Tienes Mi bendición para esto.

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​

Cura tu corazón, tu cuerpo y tu espíritu, renovando en Cristo todo tu ser.

Hijo, la enfermedad, tanto la espiritual como la física, es fruto de la desunión con Dios en algún nivel de tu consciencia y viene para demostrar que debe existir un mayor equilibrio en ti. Busca estar unido al Padre y renacer internamente en espíritu.

La vida comienza en la esencia y en la consciencia. Todos los hechos que se plasman en la materia, primero se originan en niveles más sutiles y ocultos para la mente humana adormecida. Por eso, es en la consciencia donde se revierten los acontecimientos y es en la esencia de todas las cosas donde surgen los nuevos códigos que convertirán lo que está viciado.

Si te sientes enfermo en el corazón, en el cuerpo, en la mente, en el alma, en el espíritu y también como humanidad, busca transformar en la consciencia ese desequilibrio. Busca en la oración la claridad para vivir la transformación y para saber conducir tus propios pasos. Busca en la oración la fortaleza para vencer a tu condición humana y vivir principios que este mundo no está acostumbrado a experimentar. Pacifica tu interior y a partir de él, a todos los niveles del ser, desde el espíritu hasta la materia.

Si tuvieras fe no habrá desequilibrio que no pueda ser revertido. Sin embargo, tu esfuerzo y tu dedicación para ser otro, deben ser permanentes.

Aquiétate, respira, reflexiona antes de actuar, ora antes de dar un paso. Pregúntate internamente cuál es la dirección correcta a seguir. Deja el desequilibrio para los que no pudieron conocer la paz. Sé un portavoz de un nuevo patrón de vida: una vida sana y de unión con el Creador.

Hijo, serena al corazón en este tiempo y busca un contacto más profundo e interno con Dios y contigo mismo. Aquellos que permanezcan en las superficialidades se confundirán mucho y no podrán sostenerse. Por eso, afírmate en Dios y frente a cualquier adversidad, no te dejes influenciar por el temor, por la desesperación o por la impulsividad.

Busca la paz y encuentra en ella todo lo que necesitas.

Por el equilibrio interior de cada corazón humano,

San José Castísimo

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos