MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Hijo e hija:

No busques la perfección de la vida tan rápidamente. Permite que el servicio y la donación constante de sí sean los que te lleven, algún día, a encontrar esa perfección.

Deja que la humildad gobierne toda arrogancia y que la estricta obediencia rija cualquier tipo de control humano; así conseguirás aproximarte un poco más a la esencia de la perfección.

Confía que con el despojamiento de ti mismo permitirás que otros principios sagrados actúen en tu vida, como la renuncia, el anonimato, el silencio y el sacrificio, virtudes que te ayudarán a construir lentamente ese camino a la perfección.

Mientras tanto, agradécele a Dios por cada prueba o dificultad vivida.

Agradécele a Él por enseñarte a superarlo en el amor, hasta en los detalles más simples.

Comienza trabajando en tu camino a la perfección con tu ardiente necesidad de servir a los demás y de donarte plenamente, para que el propio Espíritu Divino de la Gracia de Dios sea el que un día conciba en ti la consagración total de tu consciencia a la Voluntad Sagrada de Dios.

En ese día, y bajo esa circunstancia, estarás superando la dualidad para comenzar a vivir en la unidad definitiva. 

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Cuando San José comenzó a aproximarse para transmitir Su Mensaje, nos fue mostrando algunas imágenes de la vida de Jesús, antes de que cumpliera con Su misión pública. Mostraba a Jesús trabajando en una carpintería, conversando con personas, caminando solo… Y, mientras mostraba esas imágenes, San José dijo: “Hijos, Jesús vivió tres años públicamente, pero treinta en el anonimato. Vivió tres años proclamándose el Hijo de Dios vivo, pero treinta en humildad, como simple carpintero, nacido en una familia pobre. Con eso, aprendan no que hay quien viva mejor una tarea pública, que aquel que aprendió a vivir en el anonimato”.

Y, entonces, pidió que anotara el mensaje de hoy:

No hay guerrero más valiente, que aquel que se vence a sí mismo.

No hay predicador más preparado para su misión, que aquel que se prepara en el silencio.

No hay corazón más dispuesto a recibir a Cristo, que aquel que se abandonó a sí mismo por medio de la esencia de la humildad.

Hijo, no hay alma más consagrada a Dios, que aquella que reconoce que su consagración comienza en el espíritu y que su rendición absoluta es lo que más importa, porque si no hubiera rendición, no hay consagración alguna.

Vive,con la alegría que puedas sentir, el abandono de ti mismo.

Alégrate en esperar en el Señor la hora en que Él te llamará a Su lado y deja que la humildad sea quien prepare tu espíritu para la misión que debes cumplir en estos tiempos.

No hay corazón más atento a Mis Palabras, que aquel que aspira a vivirlas y que intenta hacerlo, todos los días, en el silencio de su corazón.

Recuerda lo que hoy te dije con palabras simples, pues aquí se encuentra la diferencia entre vivir una experiencia crística y nunca encontrarla.

Tu Padre y Amigo,

San José Castísimo

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos