MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Hijo:

Nunca dejes de ser la Luz de Cristo en estos tiempos. Que esa luz, en abundancia, colme a los corazones. 

Sigue siendo esa Luz de Cristo que disipa las tinieblas y rescata con amor a los corazones.

Sé la Luz de Cristo en estos tiempos críticos. Que esa luz interior e inextinguible pueda llegar a todos los que la necesitan.

Sé la Luz de Cristo en cada acto, así como en cada prueba. No te atormentes ni te aflijas por nada. 

Sigue siendo la Luz de Cristo, esa luz que tiene que triunfar y traer paz al mundo.

En todo busca la humildad para que la Luz de Cristo también pueda penetrar en los espacios profundos de la consciencia.

Sé esa Luz de Cristo que todo abarca, que a todo recibe y que todo comprende.

Sé esa luz interior que trasciende las formas y todos los sentidos.

Busca ser la Luz de Cristo en el amor y en el bien. Deja que esa luz traspase los límites y las fronteras de la consciencia.

Sé esa luz que porta la Paz y la Misericordia de Dios. Deja que la Luz de Cristo triunfe todos los días para que en la Tierra, finalmente, se manifieste el Reino de Dios y este se realice en cada redimido.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Como Madre del Consuelo, les doy la Paz y todo el Amor Celestial del Padre.

Como Reina del Cielo, los quiero acercar hacia el Divino Corazón de Mi Hijo.

Hoy, queridos hijos, el permiso de parte de cada uno de ustedes posibilitará que sus almas se unan a Cristo y Cristo se una en Amor a ustedes.

Ya es el tiempo de vivir la conversión del corazón a través del ejercicio diario del verbo en la oración.

Vuestras vidas deben ser ejemplo de hermandad y de caridad para que este mensaje de donación pueda transmitirse a los que aún no viven el servicio absoluto al Creador.

Queridos hijos, Mi Corazón Inmaculado es el gran consuelo y auxilio para todas las almas y en Mis brazos pueden encontrar el refugio y el amparo necesarios para cada uno de Mis hijos. Cuando todo parezca difícil en vuestras vidas, será el momento, hijos Míos, de comulgar a través de la oración con Mi Glorificado Hijo.

Es hora de que sus miradas se dirijan hacia la Mirada consoladora y misericordiosa de Jesús, porque en Él encontrarán el alivio del calvario interior que están viviendo.

Sepan, queridos hijos, que el gran consuelo que Mi Corazón quiere derramar es el consuelo de la paz. Porque es en la paz que muchos de Mis hijos en el mundo podrán nacer como esencias preciosas delante del trono de Dios.

El verdadero alivio consolador para los afligidos es una de Mis misiones celestiales en la Tierra. Pero ahora, a todos los grupos de oración marianos Yo les dejo la tarea de revertir, a través de la oración del corazón, todas las causas que hacen sufrir a innumerables hijos que necesitan de paz y de amor.

Ustedes ya están bajo Mi Manto, pero ahora los demás hijos, los más distantes de Mí, también deberán estar bajo la Luz Redentora de Jesús, Luz Infinita de Dios Padre.

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

 

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Pequeños Míos:

Cuando quiebren algún voto hecho al Señor, vengan hacia Mí, y Yo los curaré y los escucharé. La vida propia es vida para ser transformada por el fuego de Mi Amor.

Hoy los invito a imitar al pequeño Cristo para que vivan el Amor sobre Mis brazos durante el reposo. Todo lo que aún ofende al Señor está para ser liberado.

Por eso, Mis pequeños, debemos orar para que el mundo alcance de nuevo la Luz del Señor. Escucho sus corazones afligidos; por eso pequeños Míos, aférrense a Mi voz orante para que sus seres salgan de las penumbras y brille la nueva Luz que Yo estoy trayendo. Encuentren en Mí vuestro descanso y aguarden en confianza que la Madre de los Cielos llegue a su encuentro.

Queridos Míos, aliviemos el mal del mundo a través del voto constante de la oración reparadora de todas las causas que ofenden a Dios. Cada oración debe brotar como la fuerza del Amor Divino en sus corazones, así, Mis pequeños, el rumbo de todos los corazones podrá cambiar para el bien de todos.

Amen el poder del silencio y encuentren en él el Reino de la oración viva. Aliviemos al mundo y a los corazones del ruido que cada corazón lleva sobre sí. Por eso, es hora de donarse más, sin restricciones; es hora de aprender a amar.

En el amor que los guía,

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Querido Mío:

Hoy quiero que tu alma ya no llore más, que tu pequeño corazón se alegre por recibirme en la Eucaristía. Ábreme tus brazos para que Yo pueda entrar en tu corazón y vivir plenamente en tu esencia para que así Mi Santo Corazón de Amor nutra tus vacíos e ilumine los espacios oscuros, lo que tu vida aún no puede lograr.

Si confías que toda prueba, definición o paso están bajo la mirada de Mis Ojos y acompañados por el sentimiento infinito de Mi Amor, tú podrás de ahora en adelante caminar hacia Mí. Caminar sin dejarme atrás ni un segundo, porque el Amor del Maestro solo quiere hacerte crecer desde el corazón y desde la experiencia única de tu vida.

Quédate por un segundo en Mi Corazón y experimentarás la Gloria de Dios en los Cielos, se calmarán tus ansiedades y aflicciones y podrás reconocer que el Verdadero Amor todo lo puede, porque el Verdadero Amor no es vencido ni derrotado ni siquiera por la astucia del enemigo.

Querido Mío, deberás reconocerme en estos tiempos dentro de cada corazón y en la vida única y divina que proporciona la Eucaristía. Hoy no bajes los brazos, ábrelos para que Mi Espíritu Redentor y de Transfiguración pueda ingresar por toda la Eternidad.

A ti te conozco bien, sé lo que eres desde el nacimiento y para qué Dios te ha hecho manifestar en vida y en alma. Recuerda que lo eres todo para Mi Padre y que Mi Padre espera de ti lo mejor, lo bueno y lo puro, porque así ayudarás a cumplir Su Voluntad sobre la Tierra.

Camina hoy junto a Mí, a Mi lado, porque Mi Luz te mostrará el próximo rumbo. Hoy solo permanece más tiempo en Mi Corazón de Amor. 

Bajo el Poder del Amor de Dios, sé bienaventurado.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos