MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Mi Corazón es un gran Sagrario de paz y de reparación para las almas; ustedes pueden dirigirse a él con absoluta confianza y siempre recibirán en sus seres internos la respuesta que necesitan para sus vidas.

Mi Corazón es un Sagrario de paz y de amor y en él podrán ver la Luz de Dios manifestada, la Luz que proviene de la Fuente del verdadero origen de ustedes. Deben saber que Yo fui humano, hombre al igual que ustedes.

Mi Corazón es un gran Sagrario de salvación y de conversión, en él encontrarán consuelo y fortaleza, y las debilidades de sus seres se disolverán. Cuando tan solo invoquen el Sagrario de Mi Corazón, habrán ingresado en el Océano de Mi Infinita Misericordia.

El Sagrario de Mi Corazón está abierto día y noche. En él no existe el tiempo material ni la hora de cerrarse; el Amor Eucarístico de Mi Corazón torna resplandecientes todas las horas del día y, de esta forma, todos los corazones pueden dirigirse con fe y devoción al Sagrario de Mi Corazón.

Hoy, algunas almas han llegado a lo profundo del Sagrario de Mi Corazón y esto significa que, desde este momento, ellas deberán recordar y meditar sobre cómo fue que abrieron la puerta de Mi Sagrario del Corazón.

Que la templanza y la valentía fortalezcan sus vidas, porque solo a través del Sagrario de Mi Corazón hallarán la luz para sus preguntas.

En Mi Sabiduría se irradia el Amor.

En Mi Verdad se encuentra el alimento del Espíritu de Dios.

En Mi Misericordia se halla la Fuente del perdón y de la piedad.

Vayan en paz y recuerden retornar pronto al Sagrario de Mi Divino Corazón de Amor. 

Bajo la Adoración a Dios Padre, sean bienaventurados. 

Gracias por buscar siempre el Sagrario de Mi Corazón Misericordioso. 

Vuestro Sacerdote Celestial, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Yo Soy el Sagrario y ustedes son las chispas de luz de la Gran Eucaristía; quien Me adora por entero recibirá del Cielo lo proporcional por haberme contemplado.

Llamen a todos al acto supremo de la adoración del Señor, para que las almas construyan dentro de sus seres una relación espiritual inquebrantable y así nada las pueda separar de Mi Corazón.

Ustedes son chispas de Mi Eucaristía; aquellos que visitan el Sagrario reciben los códigos de la redención y del perdón.

Vayan y adoren Mi Cuerpo Resplandeciente con el propósito de que los corazones reciban la ayuda misericordiosa que necesitan.

Ustedes son las chispas de Mi Eucaristía y Yo Soy el Sagrario, donde lo más puro del Creador se guarda para que las esencias regresen a la Fuente de todas las cosas.

Ustedes son las chispas de luz que Yo irradio al mundo para que la necesidad de redención y de perdón se cumpla en todos los que no Me visitan en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía.

Bajo la Luz del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por contemplar Mi Sagrado Corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Vengo al mundo nuevamente, para retirar de sus ojos las tinieblas que no les permiten ver el camino de la Luz Eterna que los dirige hacia Mi Sagrado Corazón. Por eso Mis Palabras pueden tener dos efectos principales en sus vidas: sembrar la luz en la consciencia o perderse en el silencio del tiempo sin dar fruto alguno.

Hoy los invito a amar el camino de la trascendencia, porque él los llevará a transformarse como está previsto en Mis Planes Divinos desde el principio. Por eso les pido gran paciencia y amor, para soportar las grandes corrientes universales que Mi Corazón enviará para desenmascarar y desterrar del mundo al viejo hombre. Estas corrientes llegarán a cada alma a su debido tiempo, porque como es en el Cielo así también será sobre la Tierra.

Para soportar el Fuego que proviene de Mi Corazón Solar, desde el centro de su universo les pido que en sus casas, familias y entre sus seres más queridos expresen especial devoción al Sagrado Corazón de Jesús y al Cristo Misericordioso. Hagan esto durante quince minutos antes de la Hora de la Divina Misericordia con el fin de que Mi Fuego Liberador los toque y los transforme con absoluta paz y armonía.

Aquellos de Mis seguidores que se dediquen a la adoración de Mi Sagrado Corazón, recibirán todos los días el impulso de luz que necesiten para resolver problemas, dudas, incertidumbres, falta de fe, falta de amor, de sentido en la vida de la materia o del espíritu. Ustedes, como almas, tendrán la oportunidad de elegir cuál imagen bendita adorarán.

Sepan, Mis compañeros, que Yo estoy presente en toda imagen y en todo lugar cuando tan solo Me llamen, porque Yo prometo venir en su auxilio.

La adoración especial al Sagrado Corazón de Jesús, durante los meses de junio y julio de 2013, tiene el objetivo de elevar al Infinito sus consciencias; si así lo hicieran, también repararían Mi Sagrado y Bendito Corazón de los graves ultrajes y pensamientos profanos que la humanidad vive en los abismos de la vida.

Si todos se unieran a Mí antes de la Hora de la Divina Misericordia, Yo seré para las almas y las consciencias el Libertador, para dejar de ser el Portero del Gran Juez que está en los Cielos, porque en estos tiempos quiero darles a conocer la ciencia de Mi Divina Misericordia. Para eso Yo los invito a conocer la esencia de Mi Sagrado Corazón a través de Mi hija Santa Margarita María Alacoque.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Me agrada saber que muchos de Mis siervos se esfuerzan todos los días para amar Mi Amor Redentor. Logro saber, en lo profundo de sus seres, cuál es la dimensión de su amor incondicional por Mí. Ese amor que madura y crece, a través de las verdaderas experiencias de amor, Yo lo distribuyo en los corazones que están sin amor desde hace mucho tiempo.

Ahora, en un tiempo de grandes cambios, Mi Amor Redentor debe ser vivido, conocido y contemplado por la unión de ustedes Conmigo en la Eucaristía. Por medio de la Sagrada Comunión los podré enderezar y armonizar en la vida, en el día a día, hasta en sus sentimientos y pensamientos.

Hoy vengo a recordarles de nuevo el compromiso de ustedes con la Fuente Insondable de Paz y de Misericordia. Hoy Mis Manos bendicen a aquellos que trabajan en este tiempo para tener un corazón puro y sabio, un corazón entregado a Mis Preceptos y Designios.

Quiero ser la señal, la marca visible y viva en sus pequeñas almas para que aquellos a quienes cruzarán en el camino puedan reconocerme a través del amor de ustedes por Mí, de su sagrada devoción a Mi Tarea Redentora. 

Hermanos Míos, estoy aquí en Espíritu y en Consciencia abriendo las puertas de los Cielos para redimir, convertir y liberar a muchos del infierno que viven hoy. Ya no demoren en subir a Mi Barca del Nuevo Tiempo: el Pastor y Pescador de hombres tiene designios preciosos preparados para aquellos que vivan el sacrificio, la adoración a Mi Sagrado Corazón y la oración del corazón.

El Navegante del Universo dirigirá la nueva Arca de Noé para que descubran en los corazones humildes, los dones que les fueron entregados a los que una vez Me dijeron sí sin restricciones. Siento el amor de cada uno de Mis hijos, ese amor sincero y sin posesiones, que alivia el dolor que siente Mi Corazón por esta humanidad dormida.

Ustedes, Mis amigos despiertos al Nuevo Tiempo, deberán llevar en sus manos la antorcha de Mi Fuego Liberador; espero alumbrar los espacios más profundos en la consciencia de los que hace tiempo están en la eterna oscuridad. 

Mi Luz viene a alumbrar lo que está oscuro.

Mi Amor viene a dar vida a lo que está muerto.

Mi Misericordia viene al mundo para rehabilitarlo ante Dios.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Ya no teman, vengo al mundo para despertar en ustedes Mi Gracia Eterna. Vengo al mundo nuevamente para cerrar las puertas del mal. Vengo primeramente a sus corazones para que ellos sean liberados de cualquier perturbación, dolor o fatiga.

Mi Amor Redentor los transfigura, después los consagra y más tarde los eleva, los perdona y los redime. Mis queridos seguidores, mientras ustedes vislumbran el poder sublime de Mi Océano de Misericordia, muchas almas por las cuales Yo tengo sed se pierden en los deseos y las gratificaciones del mundo. La verdadera promesa para sus vidas es la redención y la santificación de sus almas, corazones y esencias.

No hay otro camino sino el de pasar ardientemente por Mi Fuego que transmuta, Fuego Divino que los purifica y los libera, que los convierte en sublimes como consciencias que obran en la Tierra por los amados Planes de Dios. 

Hoy, por primera vez, Mi Voz se extiende y se difunde a través de tres de Mis hijos para que puedan sentir con el corazón cómo son el Poder Misericordioso y el Amor de Mi Padre. Abriendo una vez más las puertas de los Cielos, Mi Corazón hoy los entrega, como lo he dicho, en los Brazos del Creador.

Anímense, Mis compañeros, a seguir el rumbo y el camino que dejan Mis Huellas para su retorno. Vean en este tiempo la Gracia Especial que los espera porque, en toda circunstancia, los amo, los conozco bien y entiendo el mundo interno de todos. 

Permitan que el Amor de Mi Corazón, el que se manifiesta en algunos de Mis hijos, los pueda curar y fortalecer, animándolos a seguir adelante sin temor alguno. Recuerden que el sagrado tabernáculo de adoración es el poder de Mi Sacratísimo Corazón, Corazón que los alivia, Luz que los conduce y los renueva todos los días.

Bajo la Gracia de Dios, sean misericordiosos.

Gracias por recibirme hoy en sus espíritus.

Cristo Jesús, vuestro Redentor

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos Míos:

Que este día de reparación a Mi Sacratísimo Corazón sea considerado por sus consciencias de suma religiosidad, devoción y oración. En ese estado de unión con Mi Espíritu Universal, ustedes estarán reparando los grandes flagelos que Me ocasionan algunas almas y, como consecuencia de esa reparación, el poder de Mi Misericordia salvará e intercederá por las almas que más necesitan.

Queridos, el día viernes deberá ser considerado un día de mucha oración, de gran unión interior Conmigo, porque semana a semana los estaré preparando para los sábados de Misericordia. Este ejercicio interior consistirá en que, todos aquellos que aspiren a estar más conscientemente en Mi Sagrado Corazón, Me adoren durante tres horarios claves: al amanecer, al mediodía y al anochecer.

Estos son los momentos cumbres en donde Mi Consciencia Crística estará presente irradiando al mundo y a aquellas consciencias que se unan a Jesús Glorificado.

Hijos, ustedes son llamados, como grupo de almas, a adorarme en estos tres significativos horarios, los cuales se refieren a momentos de Mi Pasión: al amanecer, cuando Yo fui entregado por los escribas; al mediodía, cuando Yo fui condenado y a la noche, cuando Mi Cuerpo Flagelado reposó en el Santo Sepulcro.

Les transmito que si Me adoran para reparar y restaurar estos tres momentos que Mi Corazón recuerda, aun cuando la humanidad día a día lo flagela, podrá ocurrir el milagro de Mi intercesión por aquellos que, en el mundo, se condenan gravemente por sus faltas.
Mi Misericordia no observará como un juez las acciones que ofenden a Dios, Mi Corazón será el Salvador para muchos. En especial, para aquellos que Me adoren durante esos tres horarios bajo la advocación de Jesús Misericordioso, Yo derramaré Mis Prodigios y Mis Gracias en los corazones que se abran para recibirme por medio de la adoración.

Al menos aspiro a que este ejercicio se realice en Mis comunidades 1, para que así las almas aprendan a sentir con el corazón a quien las guía en estos tiempos finales.

Les agradeceré el tiempo espiritual que ustedes le dediquen a Mi Consciencia. Quien Me adore podrá conocer, a través del silencio, Mi Amor Restaurador. A todos aquellos que en sus hogares, familias y ciudades respondan al llamado de los días viernes, podrán ser ayudados por Mi Consciencia Sacerdotal y Pastoral.

Bajo el Amor de Dios, sean bienaventurados.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Para comprender y amar la Justicia de Dios, primero, hijo, debes abrir tu corazón para conocer al propio Dios, puro Amor, Misericordia y Compasión, que, con ternura, aguarda el retorno de Sus hijos a la Fuente Celestial.

Con tu oración, con tu diálogo con el Creador, con la meditación sobre todas las santas palabras que Él ha enviado a lo largo de los siglos, con la adoración al Cuerpo Eucarístico de Cristo, con la contemplación de Su Sagrada Faz, con el silencio, con la propia vida, conoce a Dios y profundiza tu contacto con Él.

Busca saber quién es Él para que, entonces, sepas que Su Amor excede todos los límites y se oculta hasta aun en la justicia y en las correcciones que expresan Sus Leyes en la vida universal y planetaria.

Conoce a Dios y sabrás, hijo Mío, que Su amor, siempre presente, está sobre ti a través de los Ojos de Dios fijos en tu corazón. Deja que esa mirada te ampare. Encuentra tú también la Faz Sagrada de tu Creador y únete a Él, por medio de una mirada que encuentre la Suya y que se transforme, se funda, se disuelva en esa Presencia Divina. 

Todo eso se alcanza no solo con la fe, sino también con el esfuerzo permanente, con la rendición cada vez más interna, más profunda, de los espacios más ocultos de tu consciencia.

Cada día, entrégate más a Dios y sabrás cuánto Él también aguarda para entregarse a Sí mismo a tu corazón.

El Amor de Dios es un espejo que se refleja en tu interior para que lo profundices, para que aprendas a amar. Y cuanto más te abres para recibir el Amor del Padre, más ese Amor se expande y te transforma.

Pide la Gracia de conocerlo más, de dar más espacio a Su expresión, a Su Voz, a Su Vida, a Su Amor en tu interior.

Tienes Mi bendición para esto.

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN WEED, SISKIYOU, CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Ingresa en las esferas celestiales a través de la adoración al Cuerpo Eucarístico de Cristo. Deja que el Pan se revele como parte consagrada de tu Señor y encuentra en Él a los espejos y a los portales.

Ve tu esencia reflejada en Aquel que se da para ser adorado y, en el silencio de tu corazón, vive la revelación de la Alianza, siempre nueva y eterna, sellada por Cristo para que tu consciencia trascienda la condición humana y viva Su Propósito Divino.

Adorar al Cuerpo Eucarístico de Cristo, en profundidad, es vivir la revelación de la unidad entre Dios y los hombres, entre el infinito Cosmos y el microcosmos en tu interior. Allí es en donde la verdad se revela, en donde los velos rasgados se abren como los telones de un teatro que tuvo su fin, y los personajes dejan de existir para mostrar su verdadera faz.

No solo contempla y adora a la Eucaristía, hijo, sino, como un imán espiritual y divino, deja que ella venga a tu encuentro y ve tú también al encuentro de ese portal hacia el Corazón del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Entonces, al ingresar estarás en el Tiempo eterno de Dios y podrás reconocer quién eres.

Contempla, en la Sagrada Eucaristía, a la Iglesia Celestial de tu Señor. Que ella misma revele lo sagrado que hay en ti.

Comprende así que hay misterios infinitos, no solo en lo oculto y en el silencio de las dimensiones invisibles de la vida, sino también, hijo, en aquello que te fue entregado como Gracia y ceremonia y, más que eso, en tu propio ser, en tu propio cuerpo, alma, espíritu y corazón hay misterios que debes develar.

Contempla en la Sagrada Eucaristía la puerta que te conduce a esa revelación celestial para que ya no existan misterios.

Tienes Mi bendición para esto.

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Encuentra fuerzas en la oración, en el pensamiento del retorno al Origen, en la certeza del regreso de tu Señor al mundo.

Encuentra fuerzas en lo que te une a la Verdad, en la donación de tu corazón y de tu vida, en el servicio de todos los días a través del auxilio que puedes prestar a los que están a tu lado.

Encuentra fuerzas siendo verdadero y transparente, expresando la esencia de Dios que hay en ti, y no buscando fuera de ti formas de ser que parezcan agradar a los demás.

Encuentra fuerzas en Dios, en la esencia del Amor que habita en ti y en todo. Podrás encontrarlo en la quietud, escucharlo en la adoración y comunicarte con Él orando con sinceridad.

En estos tiempos, hijo, el mundo buscará debilitarte, hacerte desistir, padecer y angustiarte. Pero basta que sepas encontrar tus fuerzas en lo que es real, en lo que proviene de Dios, de Su Eterno Corazón.

Él será tu respiro, tu aliento y tu perpetua renovación para que puedas persistir hasta el esperado día de estar, cara a Cara, con tu Creador Celestial.

Encuentra tus fuerzas en Dios, tu Dios y Dios de la vida. En Él siempre habrá renovación para tu corazón y para tu espíritu.

No te olvides de lo que te digo. Que Mis palabras resuenen en tu corazón.

Tu Padre y Amigo,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ,URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Mientras más contemples y adores a Dios en la Eucaristía, Él estará más en ti y se revelará en tu interior.

La Eucaristía no es solo el Cordero entregado por Amor para reparar los pecados del mundo. La Eucaristía es el Corazón completo y perfecto de Cristo, en donde se guardan los misterios de la Creación y la esencia del Amor de Dios. Amor que, conteniendo en sí a todas las cosas, se multiplicó para que la vida tuviera forma y espíritu, renovando y recreando la Existencia Divina.

La Eucaristía es la presencia del Altísimo revelada. Allí está quién es Dios, Sus misterios, Su Amor y Su esperanza. Contempla y adora a la Eucaristía y en ella, al Portal para retornar al Origen, a la Verdad, a la Luz.

Dios se oculta en Sus misterios y se revela a los que lo buscan. Busca a tu Creador y Redentor en la Eucaristía y, en silencio, deja que Él te conduzca a Su Corazón, a una unidad perfecta con Su Verdad y con Su Amor.

El misterio de la Eucaristía se revela a los humildes, en el silencio de su corazón. En humildad, permanece delante de este elemento consagrado y así como Dios colmó el pan de todo lo que Él es, deja que también consagre y transforme los elementos de tu ser en unidad con Él.

Tu Padre y Amigo,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

La persistencia espiritual es una prolongación del amor. Cuando un ser ama algo de forma verdadera, sincera y evolutiva es capaz de persistir para alcanzar su propósito. El amor lo renueva ante las dificultades y lo hace fuerte ante las pruebas que el camino le trae, por diferentes motivos.

Cuando viven algo con amor, son capaces de persistir, de vencer la propia inercia, las propias resistencias y, de la misma forma, vencer las resistencias y los asedios que el mundo les impone. 

Para cumplir con el Propósito de Dios y cargar la cruz que Él les ofrece, es necesario desarrollar la persistencia espiritual, la que es fruto del amor al Propósito Divino.

La oración, la Adoración al Cuerpo Eucarístico de Cristo y el silencio en contemplación al Dios vivo en su propia esencia son llaves que los conducen al verdadero amor, que es el Amor de Dios y, de esa forma, ustedes se renuevan todos los días en su camino.

Estas tres cosas disolverán el caos y los conflictos que, naturalmente, nacerán en sus mundos internos, una y otra vez, porque esa es la prueba de este momento planetario.

Estas tres llaves serán siempre el sustento y el principio que los conducirá a la realización de todas las cosas, porque a través de ellas encontrarán no solo amor y persistencia, sino también sabiduría y valor para comprender al prójimo y auxiliarlo, ya que uno de los mayores asedios de este tiempo será destruir las relaciones de amor y fraternidad entre los seres humanos, porque la unidad, hijos, es lo que los hará manifestar el Plan de Dios en la Tierra.

Por eso, hoy, solo les digo que, cuando les falte persistencia, fuerza, amor, fraternidad y capacidad de superar los desafíos para unirse a sus hermanos, deténganse por un instante y oren, contemplen al Corazón Eucarístico del Señor o silénciense delante del Universo, delante de la propia esencia para recibir la paz y la sabiduría de su Padre y, de esta forma, podrán superar el fin de los tiempos.

Su Padre y Amigo, 

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

A donde ni los ojos ni la mente consiguen llegar, allí habita el Corazón de Dios.

A donde solo las almas, los espíritus y los corazones, elevados en adoración, consiguen entrar, allí habita el Corazón de Dios.

Mirada que abarca la Vida y que a todo contempla. Amor que se renueva a sí mismo, segundo a segundo y fuera del tiempo. Espíritu que anima, sustenta y ampara todo lo que fue creado.

En las esferas más sublimes de la Existencia, a donde parece que la multiplicación de la Vida nunca existió y la Unidad es una realidad eterna, allí habita la Consciencia Divina.

Permitan, en este ciclo, dejarse elevar y conducir hacia las esferas superiores de la Existencia, para que encuentren la verdad sobre sí mismos y no se dejen envolver o engañar por las superficialidades del mundo.

Ustedes existen como criaturas divinas, manifestadas en este mundo por un Propósito superior y, a pesar de que en este tiempo todo parece estar más denso y la condición humana parece estar profundamente inmersa en las ilusiones del mundo, la única forma de vencer las dificultades propias de los ciclos finales sin perderse, hijos, es elevándose hacia Dios y, sin ignorar su condición material, elevarse hacia la Verdad Divina.

Por eso, en este tiempo, los Mensajeros Divinos traen en Sus Palabras revelaciones y un estado interior que se oculta en todo lo que les decimos, para que ustedes alcancen las esferas sublimes, se aferren a la Verdad universal y que la propia Verdad los torne libres de sí mismos y de las cosas del mundo.

Yo los bendigo y los guardo en Mi Corazón.

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​

Santifiquen sus vidas, adorando al Dios Vivo que habita en todo lo que fue creado.

En la esencia, puramente interior, del acto de adorar, encontrarán el verdadero sentido del servicio y de la caridad, que es la búsqueda de la unidad con el Dios existente en todas las cosas.

En un pasado lejano, los seres humanos reconocían lo sagrado como algo más natural y podían sentirlo como parte de sus vidas. Hoy en día, enseñarles a reverenciar y adorar a Dios internamente, es ofrecerles un gran desafío.

En Jerusalén, como en todo el Oriente, muchos pasaron la vida entera buscando el Salvador y esperando al Mesías, convencidos que vivían y respiraban solo para encontrarlo.

Sin embargo, cuando estuvieron delante de Él, no lo aceptaron y negaron la Humildad de Dios, que era el símbolo purísimo de Su manifestación entre los hombres.

No corran el riesgo de repetir lo mismo que la humanidad vivió tiempos atrás, que creía que buscaba a Dios y que vivía para Él. Sin embargo, nunca creyó en la autenticidad de su búsqueda y menos aún, de su meta. Recibía la instrucción como algo sagrado, pero solo para mantenerse en la teoría y organizarse social y éticamente, de manera que pudiese vivir con un poco más de paz, en tiempos de muchas guerras, conflictos y búsqueda incesantes  de poder.

Páginas

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos