Madre de Dios de la Puerta de Piedra

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE ZAGREB, CROACIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

Vengo en este día especial en el que su querido pueblo de Croacia recuerda a la Madre de Dios de la Puerta de Piedra, para que sus corazones y sus almas sientan este momento del perdón de todo el pasado y de todo lo sucedido.

Hoy su dulce Madre llega a su encuentro para despertarlos profundamente al Amor de Dios, a fin de que sus huellas de dolor y de sufrimiento sean borradas por el bálsamo de la luz de Mi Corazón.

Hijos Míos, hoy les traigo la Gracia de la renovación a su pueblo. Este es el momento en el cual Dios contempla a su pueblo a través de la Divina Madre y es el momento en el que el Padre Celestial está atento a la voz de sus súplicas para que, en consecuencia, Él derrame Su Misericordia y muchos más hijos se sientan espiritualmente aliviados de todo lo sucedido.

Como Madre Consoladora les ofrezco la Puerta de Mi Corazón para que, en este tiempo, puedan sentir el amor de su Madre Celeste. Un amor que alegrará sus corazones heridos, un amor que traerá cura y redención a sus consciencias.

En este día, en el que la historia de la antigua Yugoslavia será piadosamente liberada por Dios, sus corazones recibirán la Gracia de recuperar la fe en lo Alto y lo Alto descenderá sobre ustedes para que sea consumado el Propósito del Padre de recuperar su dignidad espiritual como hijos de Su Eterno Corazón.

Hoy el Cielo desciende en gloria a través de la Madre de Dios y la Divina Señora los coloca en Sus brazos para que sientan amor, cura y perdón.

Eleven sus corazones hacia el Cielo y crean en su libertad. Todo mudará, todo se transformará y lo que fue doloroso en el pasado ya no pesará, porque ustedes, hijos Míos de Croacia, alcanzarán la Misericordia.

Expresen su amor. Únanse al Padre Celestial. Él los espera con toda la compasión de Su Corazón para que vivan la paz y la esperanza en estos tiempos definitivos. 

Anímense a decirle "sí" al nuevo tiempo, al tiempo de la Misericordia.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice y los ama,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDA EN LA CIUDAD DE ZAGREB, CROACIA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Yo Soy la Madre de Dios de la Puerta de Piedra y vengo a este lugar, hijos Míos, para decirles que a pesar de todo el sufrimiento milenario, a pesar de las guerras, del caos, de la ilusión y del mal, Yo aún estoy aquí. Mi Amor por Mis hijos permanece intacto porque amo a la Presencia Divina en ustedes, al potencial que tienen sus corazones de amar y de abrir las puertas del Cielo para que toda la Creación retorne al Corazón de Dios.

Vengo con la Fuente de la Divina Misericordia fluyendo de Mi Inmaculado Corazón. Vengo con la Fuente de la Gracia brotando de Mis manos para que hoy, hijos Míos, reciban la oportunidad de curar lo incurable y de redimir lo que parecía que jamás se borraría de sus historias y de sus corazones.

Vengo a disipar el sufrimiento que se oculta en una vida que se reconstruyó materialmente, pero no espiritualmente. Mi Corazón les concede la Gracia de restaurar la alegría y la plenitud de estar en Dios. La Gracia desciende hoy sobre ustedes y sobre su pueblo para que, curados por el Divino Amor, se tornen nuevos instrumentos de Dios y oren para que más naciones reciban las bendiciones que ustedes reciben hoy.

Las deudas de la humanidad para con la Creación Divina son incalculables e impagables, hijos Míos. Solo la infinita Misericordia de Dios puede venir en auxilio de los hombres, pero para eso es necesario que clamen con consciencia y que oren con el corazón.

Estamos en tiempos de milagros espirituales, milagros de cura espiritual del planeta, cuando la Misericordia de Dios toca las heridas más profundas de la Tierra. Y hoy Yo vengo, en el nombre de su Padre Celestial, a concederles la Gracia de la redención y de la restauración espiritual para que todo el sufrimiento que se oculta en sus almas y en el alma de esta nación herida, pueda transformarse y sus corazones, hijos, se conviertan en instrumentos de la oración reparadora para este país y para todo el planeta.

Solo les pido que oren.

Oren para curar este mundo; oren para que sus corazones encuentren a Dios. Oren, porque las guerras dejan marcas internas que las construcciones materiales no pueden reparar.

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos