Jueves, 28 de julio de 2016

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Encuentren la fortaleza interior en la renovación permanente ante el Plan de Dios.

Hijos amados, en estos tiempos, la presión del planeta los llevará a una definición de la consciencia y ya no habrá más dos caminos para seguir. La luz y la oscuridad batallarán delante de sus consciencias para triunfar en el corazón humano. Aquellos que se comprometieron con la vivencia de la paz, del amor y de la unidad con Dios, deben buscar en el Creador su fortaleza permanente.

Coloquen el propio ser en los Brazos del Señor y confíen a Él la conducción de la propia vida. La voluntad propia no tendrá espacio en estos tiempos. Deberán escuchar las indicaciones internas para estar en el lugar correcto y colaborar con el Plan de Dios.

Hijos, el Creador, poco a poco, silencia el eco de Su Voz, pero aquellos corazones orantes que construyeron un camino de unidad con Dios podrán sentir Su Voluntad y escucharla a través de la propia consciencia.

Las pruebas que muchos viven en estos tiempos y los desafíos que están viviendo son parte de una voluntad superior, que los impulsa a una transformación inmediata y verdadera. No piensen que Dios los abandonó o que están fuera de Su Camino por estar viviendo pruebas, muchas veces dolorosas para el corazón y para la consciencia.

Si sus caminos no los llevan al destino que esperaban, pregúntense hijos, si ese es el camino correcto y si los obstáculos que encuentran no fueron colocados por el propio Creador para que despierten y perciban que por allí no deben caminar.

El Señor está intentando corregir los pasos de Sus discípulos y compañeros mientras haya tiempo para revertir los errores y para retornar; porque ya está llegando la hora, hijos, de que los errores ya no sean reversibles como lo son hoy y que ya no dispondrán de la misericordia como el manantial del que disponen ahora. Será la justicia la que guiará a la humanidad y serán otras leyes las que conducirán su aprendizaje. Por eso, hoy les advierto: estén atentos a las señales de la propia vida, mediten antes de dar sus pasos y pregúntense internamente cuál es la Voluntad de Dios. Pídanle la gracia de estar en el lugar correcto y de colaborar con Su Plan. Pidan la gracia de ser conducidos a una definición que los lleve hacia la Voluntad Superior.

Este próximo agosto intentará encontrarlos firmes y adultos en la vida espiritual. Eso significa que deberán asumir las consecuencias de sus pasos y de sus decisiones y que ya no contarán tanto con la intervención permanente de la Jerarquía.

Nuestro amor y nuestra mirada siempre estarán sobre ustedes; pero muchas veces, hijos, solo podremos observarlos.

Les digo todo esto como un impulso para el crecimiento de todos. Que aquellos que aún estén con los pies en dos barcas se definan y no caigan en el mar de las ilusiones y de las ignorancias del mundo.

Los amo y les dejo Mi Bendición. Los impulso al nuevo ciclo que llegará.

San José Castísimo