Viernes, 21 de abril de 2017

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

La confesión es uno de los principales sacramentos de fe y de esperanza para las almas, porque él trae la reconciliación como un acto de volver a comulgar con el Padre Eterno.

La confesión es algo que enseñó Mi Hijo a Sus apóstoles para que las almas, a lo largo de los tiempos, tuvieran un medio para liberar sus corazones y vidas.

La confesión hecha con el corazón lleva a reconocer y a concientizarse sobre los hechos pasados, buscando el camino para no volver a repetirlos y a fortalecer en las consciencias la madurez interior y la fe.

La confesión es la forma y el medio por el cual el alma habla de corazón con Cristo y así confiesa sus faltas al Universo.

La confesión no es un acto para amedrentarse, sino para la liberación interior, que es ejercida por la intercesión de un sacerdote, ministerio concedido por el propio Cristo.

La confesión está basada en la guía del Espíritu Santo, que trae la renovación de todos los sacramentos vividos por la consciencia en su vida.

Les agradezco por responder a Mi llamado.

Los unifica,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz