Jueves, 23 de julio de 2020

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE LA VIRGEN MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Hijo:

Guarda la Luz de Dios en tu corazón. Allí, ella reposará y trabajará silenciosamente hasta cumplir su propósito interior.

Guarda la Luz de Dios en tu corazón, para que ella alcance la meta dentro de ti. Esa Luz desciende para bendecirte y para renovarte.

La Luz de Dios es neutra pero muy compasiva. Su presencia regenera la vida y despierta el amor en el corazón humano.

Esa Luz, que proviene de Su Fuente, es una potentísima Gracia que llega para renovar la vida del alma orante.

La Luz de Dios llega para redimir tus células a través de la elevación interior de tu ser. Así, abrirás espacio para que esa poderosa Luz actúe y obre conforme con el propósito que ella tiene.

Deja que la Luz de Dios transforme a tu ser y aquellos espacios dentro de ti a donde aún ninguna luz llegó.

Confía en el poder de la Luz de Dios y todo se convertirá.

Ella atrae las almas hacia la Fuente Divina.

Ella comulga con el corazón que vive el camino de la oración.

Es la Luz que ilumina el camino de los pies peregrinos.

Es la Luz que revela la verdad interior.

Es la Luz de Dios que despierta a la consciencia y la conduce al discernimiento.

La Luz de Dios interviene en momentos culminantes y en situaciones difíciles.

La Luz de Dios nunca se reduce o desaparece de este espacio-tiempo.

La Luz es omnipresente y su omnipresencia le permite ayudar a muchas almas que necesitan imperiosamente esa humilde Luz del Creador.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre, la Virgen María, Rosa de la Paz