Mar

12

Domingo, 12 de marzo de 2017

Vigilia de Oración
APARICIÓN DE LA VIRGEN MARÍA EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA ,MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Esta es la luz que Yo busco en el mundo, luz de sus corazones y esencias, la luz de la fe, la luz del amor, la luz que brota a través de la paz.

Esto es lo que Yo necesito de Mis hijos, para poder consumar el Plan de Mi Hijo en la Tierra, porque cuando Yo ya no este entre ustedes, deberé subir al Cielo para decirle a Mi Padre que la Obra está cumplida.

Por eso, en esta noche vengo a reconsagrar sus corazones, especialmente sus vidas y almas, para que se realice el Plan de Dios, a través de la ofrenda de cada uno de ustedes.

Hoy siento sus corazones, como nunca antes lo sentí, hoy siento sus almas, como nunca antes la sentí, hoy siento sus espíritus en un gozo que nunca antes he visto.

Por qué esto es posible queridos hijos? Es la llama de la fe que permite todas las cosas.

Deseo el camino del bien para todos Mis hijos, deseo el camino de la paz para todas las naciones del mundo y que las almas despierten a este gran esperado retorno de Mi Hijo.

Hoy, Mi Palabra hace eco en sus corazones. Mis amados hijos, hoy hago votos de confianza con cada uno de ustedes, asumiendo este compromiso de manifestar la redención de la humanidad y la liberación del mundo por medio de la fe y del amor.

Hoy, he venido del Cielo para darles Mi gesto de paz, la alianza con Mi amado Hijo y con toda Su Sagrada Obra. Ustedes son parte de esa expresión, de la expresión de la obra de amor y cada paso que den, diariamente, no solo en la oración sino también en el servicio, así como siempre lo han hecho, hará de esta humanidad, una humanidad rescatable al menos en su gran mayoría.

Hoy he venido, queridos hijos, para traerles Mi Amor que es el Amor que los hace confiar en Dios.

Vine del Universo como una gran Consciencia de luz, como la portadora de la paz, como el Ave Mensajera para estar cerca de Mis hijos, para que Mis hijos sientan, que Yo estoy entre ellos, y ellos están en Mí, en Mi corazón.

Para que esta, Mi aspiración, se realice y que todos los días estén en Mi corazón viviendo Mi Amor y Mi Paz, Yo vengo a bendecirlos fortaleciendo su consagración, y los votos que sus corazones hacen, diariamente, a Cristo.

Para que todo esto sea posible vengo a traerles algo nuevo, un don que despertará en el momento propicio, cuando Dios lo determine y cuando Mi Hijo lo impulse a través de cada uno de ustedes.

Quiero que sean un verdadero espejo y que puedan irradiar lo que nunca han conseguido irradiar.  Es la Gracia y es el Amor de Mi corazón que les permiten todas estas cosas.

Necesito, queridos hijos, que vivan en Mi Corazón, para que Yo pueda vivir en ustedes, estar en sus grupos de oración, en sus familias, compartiendo la alegría y el dolor, la transformación y la liberación de sus vidas, para que, finalmente, se realice el Plan de Mi Hijo en cada uno de ustedes.

Iré hasta ustedes para bendecirlos y así en la simplicidad de Mi Corazón, agradecerles por lo que hacen por esta Obra de Redención, de Amor y de profunda Paz.

No he venido Sola, sino con todos los ángeles del Cielo, y los ángeles de su guarda que vienen a alabar a Dios en agradecimiento, en paz y en amor por todo lo que se ha realizado en este tiempo.

Eso es solo lo que hoy quiero, bendecirlos, consagrarlos, colocarlos a todos dentro de Mi Corazón Maternal. Hagamos eso ahora.

(Se recita el Ave María en portugués por cinco veces)

Estoy aquí, hijos, y hoy doy un mensaje simple, porque simples son sus almas, las que han orado en los planos internos por todas las naciones del mundo, para que la Llama de Cristo despierte en estos tiempos.

Vengo así, para cerrar esta jornada, este momento de instrucción, este momento de elevación, en este momento de oración, agradeciendo siempre al Padre Eterno, por cuanto Él nos da en estos tiempos de caos y crisis.

Es la confianza de sus corazones, por la que Mi Gracia puede descender a la humanidad. Por eso hoy,en esta noche, vuelvo a reconsagrar sus corazones al Poder de Mi Inmaculado Corazón.

Junto a los Ángeles Yo los bendigo, los consagro con la señal poderosa de la Cruz, y a todas sus familias.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Les agradezco por responder a Mi Llamado, y porque sigan respondiendo a Mi Voz, a la Voz de Dios, que es infinita e invencible.

Hoy sus almas han sido restauradas, hoy sus espíritus han despertado a un gran llamado que llegará.

Les agradezco.

Mar

24

Viernes, 24 de marzo de 2017

Vigilia de Oración
APARICIÓN DE LA VIRGEN MARÍA DURANTE LA VIGILIA DE ORACIÓN POR LA PAZ EN LAS NACIONES, EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

 

Estoy aquí con ustedes, queridos hijos, porque quiero estar con las naciones del mundo, principalmente con aquellas que no se han consagrado a Mi Inmaculado Corazón.

Cada oración pronunciada tiene un valor incalculable para Mí, y más valor tiene, cuando es realizada de corazón.

Así Yo les demuestro, queridos hijos, el poder transformador de todas las cosas. Y lo más imposible que parezca en sus vidas o en cualquier lugar del mundo, cuando sus corazones se abren a la oración, Mi Consciencia Divina puede actuar y socorrer a todos Mis hijos, especialmente a los que están más perdidos por las tentaciones de la vida material.

En mayo reconsagraré a Europa a Mi Inmaculado Corazón y extenderé esa consagración hasta Rusia, cumpliendo así con lo que he pedido, en el siglo pasado, a los pastores de Fátima. No deseo que el tercer secreto de Fátima se cumpla, mas que el mundo responda a esta convocatoria de amor por la redención de la humanidad.

Quisiera que sus consciencias, el día 13 de mayo, ingresaran a Mis portales de luz, independientemente del lugar en donde se encuentren, pero que sí se comprometan a acompañar a su Madre Celeste en esta tarea planetaria que sucederá en Fátima, con todos los fieles que se encontrarán allí para conmemorar, junto a su Madre Celeste, el triunfo de Su Inmaculado Corazón.

Quisiera que prepararan sus casas, así como a sus grupos de oración, adornando cada espacio, con la presencia de Nuestra Señora del Santísimo Rosario. Mayo es el mes para su consagración y la oportunidad de dar un gran paso por esta humanidad y por este planeta ante tantas agresiones, ultrajes e indiferencias que cometen las almas del mundo, sin ninguna consciencia ni razonamiento.

Los invito a estar Conmigo, queridos hijos, en la concreción de esta Sagrada Peregrinación por la Paz. Confío en que ustedes, hijos Míos del mundo, darán nuevamente ese paso, de ayudar a su Madre Celestial para que las puertas de la Gracia, no solamente se sigan abriendo aquí en este lugar, sino también en el mundo entero, esta vez en Europa.

Grecia necesita de la intercesión celestial, de la Gracia y de la Misericordia de Dios, a través de sus Mensajeros Divinos. Hay una gran herida que debe ser curada en Atenas, a través de las almas que se refugian, escapando del horror y del terror.

Ustedes no saben, queridos hijos, lo que significa para su Madre Celestial, observar y contemplar a sus hijos refugiados en un mar de desesperación y de un interminable sufrimiento.

Ustedes que son parte de la consciencia de esta nación, consagrada a Mi Inmaculado Corazón y que viven en Mi Corazón día a día, los invito, queridos hijos, así como a Mis hijos de las demás naciones del mundo, especialmente a Mis hijos de Europa, a que den este gran paso por Mí, ayudando a su Madre Celestial, en esta misión corredentora antes de la venida de Cristo.

Por eso las gracias, muchas más gracias y misericordias, serán derramadas durante la Sagrada Semana, para que todos los corazones del mundo, especialmente los grupos de oración, den ese gran paso para que esta Obra, esta Peregrinación por la Paz en el continente europeo abrace a más naciones del mundo, más naciones de las que Yo visitaré junto a Mi Hijo y a San José.

Así Yo les demuestro, queridos hijos, que una sagrada tarea está pensada por Dios, en este importante centenario en que Fátima reabrirá sus puertas para que su Madre Celestial descienda, así como fue el 13 de mayo pasado.

Desde mayo de 2016 vengo preparando este encuentro, vengo preparando a las esencias que necesitarán de este impulso universal que el Centro de Fátima dará para el mundo. Por eso vean, queridos hijos, cuántos meses de trabajo viene realizando su Madre Celestial en este camino para poder propagar la fe, la renovación y la confianza en Dios para estos tiempos finales.

Quisiera que sus ojos internos se abrieran a este misterio que hoy les traigo, de ayudar a concretar el Plan de Dios en la Tierra, para que todos los ejércitos angélicos y arcangélicos desciendan, el próximo 13 de mayo sobre Fátima, para generar la cicatrización de una gran herida planetaria, generada por la humanidad.

Por eso estoy aquí entre ustedes, como estoy también en Medjugorje, anunciándome como la Reina de la Paz, para que los corazones perciban, en lo más profundo de sus almas, que la misión con todos Mis hijos del mundo no ha terminado.

Yo vengo a retirar a las almas de las garras del mal, por eso aún necesito peregrinar por las naciones del mundo para que el equilibrio en el planeta no se pierda por ninguna consecuencia generada en estos tiempos, que son tan difíciles y de gran aprendizaje para todos.

Los invito para que repasen este Mi mensaje de hoy, en la difusión y en todos los lugares del mundo que acepten recibir este llamado que va para todos los corazones, para todas las almas que viven la devoción a Mi Inmaculado Corazón.

En Fátima estaré entre los más simples. Y aunque la mayoría no sepa que Yo estaré allá, como lo estuve en 1917, estaré con Mi Consciencia Divina expandida, derramando grandes caudales de gracia y de amor, que puedan transformar a las esencias corruptas del mundo, que fueron engañadas por Mi gran adversario.

Nuevamente, como en 1917, la Señora del Santísimo Rosario, la Madre del Sol y la Madre del Mundo, tomará con Su Mano derecha el Cetro de Dios para golpearlo sobre la Tierra y abrir las fuentes de la gran Pureza Original, en donde todos los espíritus que allí estarán congregados, recibirán una expiación que los ayudará en todo este siglo veintiuno y hasta que retorne Mi Hijo al mundo.

¿Comprenden así, queridos hijos, la importancia de concretar esta Peregrinación por la Paz?

No solo vengo a hacerlos vivir el bien en la vida material, sino también el bien en la vida espiritual. Vengo a abrir la fuente de la donación y de la divina providencia que se guarda en los corazones y en muchos bolsos del mundo.

Quiero que tengan piedad por sus semejantes, para que aprendan a tener piedad por el planeta que sufre, día a día, por su más profundo silencio, por todos los errores que comete la humanidad.

En Italia, Mi Consciencia visitará la Iglesia de Mi Hijo, en su contexto espiritual y también humano. Porque todos están en prueba, queridos hijos, por eso Mi amado Hijo Me envía para reconsagrar a Italia, a Roma, a Mi Inmaculado Corazón.

Será una tarea desafiante, pero tendrá sus frutos en los meses subsiguientes a través de los grupos de oración que allí se encuentran. Italia, a pesar de sus errores, siempre fue santificada por Dios, por la presencia de grandes sabios, de grandes instructores,de los llamados santos de la época. Por eso, San Pío de Pietrelcina será Mi fiel compañero en esta sagrada tarea con Italia.

España necesita de Mi ayuda nuevamente porque muchos corazones están borrando su fe interior en el Reino de Dios, por las cosas superficiales que viven en la propia Iglesia de Mi Hijo.

Es por eso que en España, esta vez Yo iré por todos los sacerdotes, para que puedan reactivar espiritualmente el carisma de la Fe y del Amor al gran Plan de Dios y por todas las almas que allí se encuentran.

En Ávila será una oportunidad de que las almas de España recuerden la entrega de Mi amada hija Teresa de Jesús. También será una oportunidad de dar un paso por toda la península ibérica.

Barcelona será el gran momento de la rehabilitación para todos, porque en Montserrat y a través de la Morena de Montserrat, las almas podrán encontrar todo lo que siempre han buscado en su interior, lo que Yo llamo "Dones de Dios", para que las almas se conviertan en grandes servidores del Plan.

Todas las gracias, queridos hijos, estarán siendo derramadas en esas naciones y será la preparación para Mi próxima visita a Asia y Oceanía; por lo cual Yo los invito a orar desde ya, porque esas almas, en esencia, nunca me han conocido.

Les daré el don de las lenguas para que se puedan comunicar de corazón a corazón y por medio de los ejemplos, del servicio y del amor, entre ustedes y las almas de Asia y de Oceanía.

Así también podrán ver, queridos hijos, cómo hoy Mi Corazón Inmaculado les muestra la Voluntad de Dios y es cumplida por medio de la oferta de todos.

Si eso no existe, la obra de Dios no puede descender al planeta y los horrores en el mundo se multiplicarán, las naciones perderán la paz, así como la están perdiendo muchas naciones de Medio Oriente. Aún la sangre sigue corriendo por los países de Medio Oriente.

La Madre de los Mil Velos por allí está caminando, silenciosamente, para rescatar a los que sufren, especialmente a los que mueren injustamente, día a día, sin poder encontrar la paz, el alivio ni la reconciliación.

Ustedes, queridos hijos, y los grupos de oración, son parte de una obra planetaria. Ya no solo son una comunidad o almas que viven el bien. Son parte de un Plan Divino que espera dibujarse en sus corazones, para que llegue a más consciencias que tanto lo necesitan y lo esperan desde hace décadas.

Después de Fátima, desde 1917, vengo a dar continuidad a la obra en Sudamérica, para que las almas encuentren el camino a la Nueva Humanidad.

Amados hijos, junto a los ángeles de la Justicia Divina que sustentan la balanza del desequilibrio, a través de Mi Amor maternal que lo puede todo, Yo les dejo esta reflexión y este mensaje con la aspiración de que hoy salgan de aquí, meditando profundamente Mis palabras y orando para que todo se realice, así como lo he implorado al Padre Celestial.

Quiero que recuerden este mensaje y que la vean cuantas veces sea necesario, porque en ellas he dejado ejemplos de lo que hoy realiza Mi Consciencia Celestial, junto a Mi amado Hijo Jesús y a Mi esposo San José.

Mañana los esperaré más preparados y decididos a dar ese paso en la evolución interior de todas sus consciencias, para que así se establezca los mil años de paz.

Ahora Me elevo al Cielo, haciendo resonar Mis palabras en sus corazones, para que sus mentes no piensen, pero sí sus corazones se abran para acoger Mi Súplica.

Uniendo Mis Manos en oración, tomando el Santo Rosario que une los continentes y las naciones, y hoy une este Centro Mariano con el Centro Mariano de Fátima, les pido, queridos hijos: tengan piedad por aquellos que sufren en estos tiempos.

Invocarán ahora una canción que los contactará con su pureza esencial. Que esta canción también esté en los hijos Míos que recibirán este mensaje, para difundirlo en el mundo. Hablo del cántico Pureza, Alma de Lys.

Les agradezco y los bendigo bajo la Luz Crística de Mi Hijo y de todos los ángeles.

En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Vayan en Paz.

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos