mayo

26

Sábado, 26 de mayo de 2012

Aparición Extraordinaria
Aparición de la Virgen María, el 26 de mayo de 2012, en Fátima, Portugal, al vidente Fray Elías del Sagrado Corazón

 

El grupo se reunió a las 17.30  como en el día de ayer, en un auditorio de la ciudad de  Fátima, para orar y esperar a la Madre Divina.

Durante la oración, la Madre Divina sorpresivamente pidió para que una colaboradora hiciera la traducción simultánea de las palabras de la Madre al inglés. Por lo tanto, todos pudieron escuchar Sus palabras en español, portugués e inglés.

Casi una hora después de haber comenzado la oración y los cánticos, se siente de forma muy intensa la proximidad de la Madre Divina. En determinado momento, mientras todos cantan, Fray Elías y Madre Shimani se colocan de pie, anunciado la llegada de la Madre Celestial.

Se pide silencio, se escuchan catorce campanadas y “Momento de Aparición, contemplemos con el corazón.”

Luego comienzan a trasmitirse las palabras de la Madre.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Sepan que hoy están aquí para que sean uno en Dios.

Queridos hijos: con inmensa alegría les agradezco. Mi corazón maternal está sobre sus manos porque así quiero llegar a todos Mis hijos. Hoy los necesito aquí, como también los necesitaré en el otro lado del mundo.

Queridos hijos: quiero que sepan que traigo en Mi Corazón una Buena Nueva, que quiero que escuchen en este momento.

Coloquen sus corazones bajo Mis rayos maternales: hoy estoy siendo con ustedes bondadosa y prodigiosa.

La Gracia que hoy les traigo, hijos Míos, es que Mi Corazón maternal quiere llegar con Su Voz a un lugar del mundo:  ese lugar es a los Estados Unidos. Mi Corazón de Luz quiere descender sobre California los días 12 y 13 de septiembre de este año.

Y una Gracia más hoy les traigo: que Mis palabras de paz podrán ser transmitidas para todos como en estos días (por Internet) en Luján, Argentina, en Nicaragua y en California. Así, Mi Corazón de Paz podrá llegar a todos.

Sepan que Mi Corazón maternal ha intercedido por esto, como también Yo intercedo por todos ustedes.

Esa es la Gracia especial, ese es el gozo y Mi alegría para este día.

Celebren con alegría este encuentro Conmigo, porque muchas almas están siendo tocadas a través de Mi Llamado y por la devoción a Mi Inmaculado Corazón.

Hoy coloquen su mano izquierda sobre el corazón. Sepan que es él quien siempre les hablará, sepan que es él quien conoce la alegría, sepan que es él quien va al Cielo. Por eso, queridos hijos, cultiven sentimientos puros, para que sus corazones puedan escuchar palabras de verdad, la verdad de Dios, la verdad de Su Amor en sus corazones.

Eso lo permitirá la oración sincera y verdadera que nazca del corazón. Solo quiero que imiten Mi camino, para que puedan llegar al Señor que está aquí y ahora con ustedes a través de la presencia de Mi Corazón Inmaculado.

Queridos hijos, queridos niños, sonrían a la vida, el Señor los está colocando entre Sus brazos de Paz. Sepan que el verdadero niño interior debe volver a nacer, por eso Yo oro y por eso Yo espero; si están dentro de Mi Inmaculado Corazón serán como rosas que brotarán para sacarme las espinas.

Queridos hijos, concentren sus consciencias en el Corazón que hoy debe despertar a través de la Gracia de Mi perdón, para que así el Señor les pueda revelar la Gloria de Su Reino, el que debe estar vivo dentro de ustedes.

Vean ahora, queridos hijos, cómo las almas que están afuera se curan por estar alabando a Dios (desde el comienzo de la aparición, se escuchan cánticos de alabanza muy alegres en un lugar muy próximo).

¿Por qué sucederá eso, queridos hijos? ¿Cómo es qué sucede?

Colocando el corazón en Dios, las lágrimas del dolor y del sufrimiento desaparecen por la alegría de Dios presente en Mis hijos.

¿Qué es más importante para estos tiempos, hijos Míos, además de querer estar en Dios?

Muchas almas naufragan en esta vida y otras buscan el consuelo fuera de Dios. Entonces, queridos hijos, solo les pido que oren por ellos, porque el Señor necesita de todos para que, en el amor, las grandes pruebas se puedan superar.

Hoy les pido que recojan sus corazones en Mi Corazón de Paz; de esta manera, pequeños niños de la luz, estarán en Cristo. Sepan hijos Míos, que Mi Corazón maternal se fundió en Jesús durante la gran entrega aquí en la Tierra y Mi Inmaculado Corazón se Glorificó cuando el Señor me llamó a los Cielos.

Hijos: entren a los Cielos como lo hizo la Madre y Reina de la Paz. Estoy abriendo las puertas para que todos Mis hijos puedan entrar al verdadero Reino Interior, que primero debe vivirse en el corazón, para que después sea conocido por vuestras almas en el Paraíso.

¿Saben qué es el Paraíso? No es una ilusión para las almas, es la presencia de las almas sobre el Corazón de Dios. Ese es el Paraíso, es a donde Yo los quiero llevar. Pero primero deben perdonar para que lo puedan conocer.

También hay dos principios que en este tiempo ustedes deben vivir: el amor entre todos y la paz en la humanidad.

Sepan, queridos hijos, que solo los invito a vivir en la oración para que puedan conocer los dones del Padre y Sus pequeños corazones se glorifiquen como el Mío. Así ustedes podrán saber qué simple y humilde es estar en Dios. Cuando Dios me envió a la Tierra, Él me permitió saber algo importante de los hombres: la pureza original que Él colocó en cada uno de ustedes.

Hoy, hijos Míos, aquí en Fátima y por segunda vez, celebren en la procesión que en poco tiempo vivirán (la Madre Divina nos había pedido que participemos esa noche de la Procesión de las Velas en el Santuario), con la llama del corazón encendida, para que Mi Gracia pueda purificar todo dolor por la oferta de sus corazones en este ejercicio de fraternidad que Dios les está pidiendo.

Hijos Míos, caminen despojados de todo para que Cristo pueda reinar en ustedes a través de Mi llamado a la oración. Dios quiere para el mundo, que él se consagre a Su Corazón por intermedio de Mi Corazón Inmaculado y del Sagrado Corazón de Jesús; esa es la aspiración del Padre para este tiempo y esa es la razón de Mi permanencia en el mundo.

Quiero que guarden estas palabras como un gran recuerdo en vuestras vidas, porque las reconocerán al final de este tiempo.

Con la oración entre Mis manos y con Mi Corazón manifestado para ustedes, vayan en la Paz y en la alegría eterna.

Quiero consagrar estas intenciones porque lo he prometido (se refiere a  una canasta llena de cartas escritas por los presentes, que la Madre Divina había solicitado que cada uno colocara con una intención dirigida a Ella). Que esta intención sea la fuerza que los impulse a orar más.

Como Señora de las Gracias, hoy quiero derramar sobre sus corazones toda la luz que brota desde Mi Corazón, porque conozco sus intenciones y plegarias y sobre todo, la necesidad de Paz en el mundo.

Con este llamado que es difundido por Mi Voz mariana y que se extiende a las naciones como un pedido de Dios, quiero que me acompañen como peregrina, con los pies descalzos y el corazón abierto, porque de esta manera tan simple, hijos Míos, estarán siguiendo los pasos hacia vuestra consagración.

Coloco todas las intenciones en los Cielos; para eso canten Conmigo, canten al Dios Único.

 

En este momento se pide entonar el cántico “Misericordia, ¡oh María!”.

 

Fray Elías: Vamos a hacer ahora una oración que Nuestra Señora nos está pidiendo para despedirla:
 


Espíritu Santo,
convierte a las consciencias,
redime a los corazones
para la Gloria de Dios.

Amén


 

Se ora, frase a frase esta oración varias veces.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Que la Paz del Señor esté con ustedes. Gracias por responder a Mi llamado.

Vayan en paz y en alegría porque en la víspera, la oración preparará sus corazones para el esperado encuentro.  (Sentimos que se refirió al retorno de Cristo a la Tierra)

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

- Fin de la Aparición -

 

Madre Shimani: Vamos a permanecer en silencio por algunos minutos intentando valorar el esfuerzo que Nuestra Madre está haciendo para que todos puedan comprender Su mensaje.
Meditemos un poco en lo que ha sucedido y cómo Su manto se ha extendido por otros lugares del planeta. También cómo Ella no quiere dejar a nadie sin Su Amor y Su Protección, y cómo nos sorprendió hoy con esta traducción al inglés, para que nuestros hermanos de hablan esa lengua pudieran recibir Su mensaje. El compromiso de aparecer en Estados Unidos tiene como meta poder alcanzar el corazón de todos Sus hijos.

Sintamos gratitud en nuestro corazón.

Vamos a entonar “Bendita Tu eres” para agradecer y despedir a nuestra Madre.

 

Se entona el cántico durante varios minutos y con mucha gratitud y alegría.

 

Madre Shimani: Parece que hoy tuvimos unas cuantas sorpresas. La Madre nos pidió que tradujéramos al inglés y no estábamos preparados. Pero como buenos hijos obedientes, así lo hicimos. Parece que a partir de ahora tendremos que traducir en otro idioma más. Y otra de las novedades, es que los hermanos de los Estados Unidos se tendrán que preparar para recibirnos.

Nuestra Madre tiene una agenda bastante ocupada. Ahora en junio vamos a Argentina, en julio vamos a Nicaragua y en septiembre a Estados Unidos. Además tenemos las apariciones mensuales en Uruguay y en Brasil. Así que debemos estar atentos porque todas las segundas semanas y las últimas semanas del mes vamos a estar con Ella, por lo menos hasta septiembre, por lo que hoy nos ha revelado.

La tarea se intensifica cada vez más a medida que pasan los días, entonces tenemos que ser más fuertes para acompañarla a donde Ella vaya. Y cuando hablamos que tenemos que estar fuertes, nos referimos a todos nosotros, porque ustedes también nos tienen que acompañar. Cada uno desde su lugar, desde su casa, desde su grupo de oración; necesita acompañarnos y acompañarla a Ella en esta tarea. Así es como vamos a formar todos lo que Ella denomina Ejercito Mariano. Esperamos a todos sus corazones en esos lugares, además de aquellos que físicamente puedan ir.

Ahora vamos a hacer el relato sobre lo que sucedió en esta larga aparición.

 

Fray Elías: Después de cada aparición, la Madre Divina nos llama al recogimiento.

Hoy fue la aparición más extensa, pero también muy preciosa. Vamos a hacer una síntesis de lo que recordamos, porque son muchas cosas las que suceden  antes y durante la aparición.

En un momento de los cánticos, la Madre Divina se presentó de una forma especial: estaba vestida de blanco, como la manifestación del Inmaculado Corazón, pero no estaba con espinas, sino que tenía una llama de fuego, un fuego que envolvía Su Corazón. Ella permaneció así durante toda la aparición.

Estaba muy cerca y parecía que se podía tocar, era algo vivo e intenso.

En un momento abrió Sus brazos y con ellos Su manto, que irradió mucha luz. Vimos que dentro de Su manto había muchos corazones, los que Ella fue colocando sobre nuestros corazones.
Hoy, la alegría de Nuestra Señora era inconmensurable.

Ella transmitió sus palabras con mucha paciencia, mucha sabiduría y mucho amor.

Durante la aparición nos iba instruyendo sobre algo que, en un principio no comprendíamos de qué se trataba. Estaba revelando una parte del Cielo, de ese Paraíso del que habló. Como todos escucharon, dijo que tiene como base el Amor de Dios y que las almas que allí habitan, viven rodeadas del Amor de Dios.

En la visión que Ella mostró, la expresión de las almas que allí vivían era de alegría, no había sufrimiento ni dolor. En esos momentos, de forma muy amorosa, nos aproximó a ese Cielo.

Percibimos que de Su parte, tuvo una misericordia especial, pues para poder permanecer con nosotros por tanto tiempo recibió un permiso concedido desde lo Alto.

 

Reflexión final para los grupos de Europa que están reunidos para estas apariciones.


Madre Shimani: Desde hoy tenemos un compromiso con la Madre Divina. Si adoptamos la oración como una tarea diaria, seguramente mantendremos vivo todo lo que Ella nos entregó a lo largo de estos días.

Es como si Ella nos hubiera entregado una semilla y la hubiera sembrado dentro de nuestro ser. Nosotros tenemos que ocuparnos de que esa semilla pueda brotar, y la forma de mantenerla viva  y que se convierta en una planta que dé frutos, es orando todos los días.

Tenemos el compromiso de que esa semilla nazca en suelo fértil, porque los frutos que dé esta semilla, serán los frutos de los que nos vamos a alimentar en los tiempos difíciles. Así que todo dependerá de nosotros.

Dentro de un breve tiempo, vamos a encontrarnos en el Santuario de Fátima para compartir la Ceremonia de la Velas, y como dijimos ayer, haremos este ejercicio por otras consciencias y lo tenemos que hacer con esa misma alegría que la Madre Divina nos dejó durante la aparición.

A todos, muchas gracias.

 

***

mayo

14

Lunes, 14 de mayo de 2012

Aparición Extraordinaria
Aparición extraordinaria de la Virgen María, el 14 de mayo de 2012 en el Núcleo Corazón Sagrado, Madroeira, Portugal. al vidente Fray Elías del Sagrado Corazón

 

El día anterior, durante la Aparición, la Madre Divina invitó a todos los presentes a una aparición extraordinaria, finalizando así el 9° Encuentro de Oración para los grupos de Europa.

A las 17.00 se congregó un grupo, de alrededor de 150 personas en el Núcleo Corazón Sagrado, en una localidad cercana a Dornes.

Luego de una hora de oración, Nuestra Señora comenzó a manifestarse.

Se escucharon catorce campanadas y seguidamente: “Momento de aparición, contemplemos con el corazón”.

Minutos más tarde Fray Elías comienza a trasmitir las palabras de la Madre Divina.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Los niños son los primeros que entran al Cielo, antes que los adultos.

En ese momento se escuchaban las risas de algunos niños que estaban entre los presentes y que jugaban en el parque del Núcleo.

Permanezcan hoy Conmigo, aquí y en este momento.

 

Mensaje para el día 14 de mayo de 2012:

 

Queridos hijos:

Con alegría, agradezco la respuesta de todos nuevamente. El Señor está con cada uno de ustedes compartiendo Sus Bendiciones de Paz y de Amor para sus familias y en consecuencia, hijos Míos, para todas las familias del mundo.

Quiero que hoy consideren Mis palabras como una premisa para comenzar a vivir la oración como algo importante en cada uno de ustedes.

Hoy necesito que no solo estén aquí, sino también en el mundo, llevando Mi Paz y Mi Amor mediante la oración y la entrega que cada uno de ustedes pueda hacer a Dios en esta última hora. De esta forma, queridos hijos, estarán correspondiendo a la necesidad del mundo de alivio de los sufrimientos y de los corazones. Así Mi Paz podrá corresponder a todos los corazones que urgentemente necesitan de la Paz y de la Luz para poder resucitar de la propia vida que cada uno de Mis hijos tiene lejos de Dios.

Quiero que sepan también, que en este día Mi Corazón Inmaculado enciende pequeñas almas para que puedan vivir su redención y el encuentro con el amor, el Amor verdadero de Mi Hijo, que hoy también se anuncia a ustedes por medio de Mi presencia en Portugal.

Queridos hijos: es importante que vivan en comunión con Mi Hijo para que las ideas reciban la sabiduría del Corazón de Cristo en cada decisión que ustedes deberán tomar para sus vidas en este tiempo de cambios.

Si están unidos a Mi Corazón, Yo los podré acompañar y seguir sus pasos cuando ustedes abiertamente me lo permitan.

Sepan que cuando estuve aquí en Fátima, hace tanto tiempo, fue por Voluntad del Señor y para la conversión de los corazones. Corazones que, aún en este tiempo, deberán seguir convirtiéndose para la honra de Dios y antes de Su Juicio. Porque sepan, la Misericordia está en la puerta de cada uno de ustedes. Solo basta que clamen por ella a través de Cristo.

Hoy también les digo que muchas faltas que cada uno de ustedes conoce en lo profundo del corazón y del alma, han sido perdonadas a lo largo de estos últimos días por Mi Misericordiosa Presencia, por intermedio del fuego del Amor y de la Devoción infinita que tengo por cada uno de Mis hijos.

Porque sepan, hijos Míos, que solo aguardo que encuentren la humildad y la verdadera pureza para estar en el Señor en este tiempo que llega, el cual vendrá al encuentro de todos.

Sus corazones, pequeños niños, deben estar preparados, no solo a través de Mi oración, sino también en la comunión, en la confesión y en la participación de sus vidas diariamente delante de Dios, delante de Su Majestad, de Su Esplendor. Yo hablo aquí de Su Trono de Paz y de Luz que todos Mis hijos deben encontrar.

Pero para que este don se multiplique en cada uno de Mis hijos, ustedes solo deben estar en oración, en una oración profunda que construyan día a día, de corazón a corazón, unidos a Mí, para que ella pueda recibir, por Mi intercesión, todas las Gracias que Mis hijos, el mundo y las naciones, necesitan para estos tiempos sobre todas las cosas.

Sepan también que Mis palabras, que son permitidas por Dios, están terminando, pero Mi Corazón Inmaculado seguirá sirviendo a cada una de las almas para que ellas alcancen el perdón y la conversión en esta hora.

El Señor me ha permitido verter las últimas fuentes de Misericordia para transformar los corazones de toda la humanidad, aun más sobre aquellos que están distantes del Padre y que deben pedir perdón para que Yo pueda llevar a todos hacia el Reino prometido, el cual fue anunciado por Mi Hijo Jesús en Jerusalén.

Esa promesa del Reino del Padre debe estar viva en sus corazones junto a la oración y la donación al prójimo. Así podrán encontrar la luz en el camino, la paciencia en el corazón y la paz para la vida, a pesar de lo que suceda en el mundo, y les podré decir que estarán unidos a Mi Corazón a pesar de todo.

Muchos aún deberán llegar a Mi encuentro maternal. Para eso hijos Míos, deberán estar preparados, no solo abriendo el corazón sino también los brazos, como Yo lo hago hace tanto tiempo, hace tantos siglos hacia este mundo, para que Mi Corazón pueda llegar a todos sin límites y sin restricciones, para que la vida se consagre totalmente al Padre. Solo eso Yo les pido, consagrar el corazón, porque así consagran la vida a Mi Hijo, que espera por todos.

Eso es todo lo que Yo hoy les quiero decir.

Pero hay algo más que les pido: no pierdan lo que Yo les he donado en estos días. Sigan unidos a Mí, dentro de Mi Corazón. Eso es posible cuando el alma vive la humildad y aprende a amar con los sabios ejemplos de la caridad y la donación de la vida a otros. Estarán así imitando Mi camino de servidora, al que Yo los quiero llevar rápidamente para entrar en el Reino del Señor.

Sostengo aun con Mis manos las oraciones que perpetuamente anuncio y pronuncio delante del Trono del Padre por Misericordia para Mis hijos, la que Mi Hijo me entregó.

Guarden la Paz para las horas más importantes de este mundo y así me podrán ayudar a que se difunda sobre aquellos hijos que la necesitarán.

Gracias, Gracias, Gracias.

Paz, Paz, Paz para el mundo.

Esa es Mi perpetua oración.

Les agradezco.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Fray Elías: Para despedir a la Madre, que aún está presente, vamos a cantar “La Mujer que nos guía.”

 

Todos entonan el cántico indicado.

 

Madre Shimani: Gracias Madre por cuánto nos das.

 

Todos repiten.

 

- Fin de la Aparición -

 

Madre Shimani: Primero vamos a escuchar un pequeño relato de Fray Elías y luego vamos a hacer unas reflexiones importantes sobre algunas cosas que dijo la Madre Divina hoy y que a veces no podemos percibir con profundidad.

 

Fray Elías: Hoy la aparición, fue más meditativa de parte de la Madre Divina.

Ella nos llamó la atención para algo importante: dijo que cuando Ella viene debemos estar en una postura de preparación más adecuada a la hora que Ella indica, porque de esa forma puede actuar más con Su presencia y con Su energía. Con eso, no queremos decir que la Madre estuviera enojada, al contrario, estaba alegre.

Hoy apareció como la Reina de la Paz, traía un velo blanco y una túnica rosa y como siempre sostenía cuentas en sus manos. Siempre tiene un gesto de bajar el rostro y sonreír antes de comenzar a hablar. Ella vino acompañada de dos ángeles que se manifestaron como truenos de luz. Ellos prepararon la venida de la Madre en el horario indicado.

Hoy estaba bien nítida, bien viva. Su presencia irradiaba un gesto muy maternal. Hoy de nuevo nos contó que Ella estaba acogiendo y recibiendo a todos los peregrinos, en especial a los de la nación portuguesa.

Por segunda vez habló sobre el acontecimiento de Fátima. Dijo que consideraba y nos relava que ese acontecimiento había sido un evento muy importante a nivel universal y a pesar de todo lo que sucedió y que fue visto en Fátima por parte de la humanidad, ese momento no se comprendió en profundidad. Ella hacía referencia a todos los niveles que la consciencia de la Madre Divina fue impregnando y tocando sobre la nación portuguesa y el planeta.

Cuando Ella se refirió a Fátima, nos pedía que tuviéramos siempre presente ese recuerdo. Nos invitaba, sobre todo, a recordar el período de sus apariciones y de los movimientos que Su consciencia fue haciendo junto con otras consciencias que en ese momento no se manifestaron, pero que dice que colaboraron con Ella durante esa llegada al planeta.

Hubo un momento durante la aparición, cuando Ella nos dijo que debíamos estar no solo con el corazón abierto sino con los brazos abiertos, en que Ella abrió los brazos y se manifestó Su Inmaculado Corazón. Nos explicó que a través de esa señal, de estar con los brazos abiertos, señal que Ella nos daba hoy, siempre se iba a abrir nuestro corazón y el amor surgiría. Nos invitaba de una forma simbólica que lo hiciéramos con todos.

Hoy también, Ella se refirió a la importancia del ayuno. Especialmente, como una buena Madre, nos estaba recordando los días de ayuno (martes y sábado). Se refirió a que Ella consideraba la donación de cada uno delante del ayuno y que en verdad no importaba lo que cada uno ayunara, que ese ejercicio Ella nos lo recordaba porque eso ayudaba a Su Misión Mariana en la Tierra, sobre todo en la misión que Ella tiene con las almas en diferentes partes del mundo.

Al final de la aparición, cuando Ella se retiró, hizo una bendición especial para este lugar y para los presentes. Luego se fue elevando hacia el Cielo, convirtiéndose al final en una esfera de luz, la cual se posó en un punto del Cielo. Allí Ella nuevamente apareció como la Reina de la Paz, y cuando desapareció definitivamente, de una forma muy sutil apareció en el cielo una lluvia de pétalos de rosas que inundaron toda la sierra.

Gracias.

 

Madre Shimani: Tenemos dos invitaciones de la Madre.

En estos últimos días, Ella nos anunció que iba a estar con el grupo más reducido de personas, los que estamos con Ella siempre, el día 21 de mayo; pero hoy extendió la invitación para todos.

Ella va a aparecer en este lugar el día 21 de mayo, así es que todos los que quieran participar están invitados. A las 7.30 deberíamos estar aquí para, como Ella dijo, colocarnos en la posición correcta para recibirla.

Y los días 25 y 26, ustedes saben que en Fátima va a haber también dos apariciones a las 18.00. Pero el día 25 a la mañana, Ella también va a estar aquí (en la Comunidad Corazón Sagrado), a la misma hora (9.00). Entonces, después de estar aquí el día 25, cuando termine la aparición, todos los que quieran y sientan vamos a ir a orar a Aljustrel.

Va a ser un día intenso. Una de las cosas que hemos aprendido es que cuando Ella dice que va a venir, nos tenemos que preparar para trabajar duro, mucho y sin horario, porque Ella quiere aprovechar la mayor parte del tiempo para estar con nosotros.

Quisiera hacer una reflexión sobre dos cosas: primero, cuanto más preparados y concentrados estamos, la posibilidad de actuar que Ella tiene con cada uno de nosotros es mayor. Nuestras mentes y nuestras consciencias inferiores necesitan de cierta vibración y de cierto trabajo para poder estar alineadas y para poder mantener ese contacto interno con la Consciencia de la Madre, y si nosotros estamos distraídos eso no sucede.

En la medida en que nosotros no hacemos una buena tarea de preparación, Ella puede trabajar menos con nosotros. Por ejemplo, el no orar lo suficiente; el no tener una organización adecuada para que podamos estar cómodos y que nuestra incomodidad nos quite toda nuestra energía; el hecho de que estemos sin frío, sin calor en lo posible; que estemos con el estómago vacío en lo posible y no estar recién comidos o haber comido mucho esos días; pues todo eso nos ayudará o no a alinearnos, pudiendo distraer mucho a nuestra consciencia en cosas que no son de ese momento y de esa situación.

Por lo tanto, Ella puede trabajar menos con nosotros, porque de alguna manera estamos entretenidos o con nuestra consciencia en otra historia. Por eso es muy importante tener, en los días de aparición, algunas precauciones para todo aquel que sienta; es simplemente una sugerencia.

Y la segunda reflexión que queríamos hacer es que hoy Ella dijo que aquellas equivocaciones importantes que cada uno sabía que había cometido, aquello que estaba en lo profundo, debajo de la alfombra, aquello que nadie sabe, aquello que tenemos bien guardado, estaba siendo perdonado por Ella, por Su Misericordia en todos estos días que vamos a estar junto con Ella. Es como si la Madre Divina, durante todos estos días, nos quitara un pedacito de ese error. Eso significa que vamos a poder tener una hoja en blanco para escribir cosas buenas después, y Ella dijo también: “... no pierdan lo que les he dado estos días”. No es que ahora somos santos y está todo bien. Ahora es que tenemos que cuidar nuestra vida más que nunca.

¿Alguna pregunta?

 

Una persona pregunta si ese error que la Madre está perdonando es de esta vida o de otra.

 

Madre Shimani: Quien sabe... Si nunca antes fuimos mejores de lo que somos ahora, mejor ni saber. Lo importante es que estamos todos siendo muy ayudados y eso es lo que tenemos que cuidar como un tesoro, realmente como un tesoro.

Y como Ella dijo simbólicamente, y no tan simbólicamente, Ella espera que nosotros no solo abramos nuestro corazón, porque hasta ahí sería bastante fácil. Abrir nuestro corazón con Ella o con alguno de los que tenemos en nuestro alrededor no es difícil. Pero Ella quiere que abramos nuestros brazos, eso significa una acción directa de amor hacia los demás. No habla solo de algo espiritual. Está hablando de algo material, de abrir nuestros brazos hacia otras personas. Entonces necesitamos reflexionar en todo eso que Ella nos dijo.

Las apariciones de estos días van a ser transcriptas y van a ser colocadas en la página de Divina Madre, para que todos puedan volver a estudiarlas y a recordar todo lo que se dijo para que comprendan en lo que han participado. Siempre es muy importante, sobre todo si se participa físicamente de una aparición, estudiar y profundizar. En especial si son grupos de oración, leer en los grupos de oración las apariciones, recordar lo que la Madre dijo, porque probablemente algo surja desde el interior que no fue percibido en el momento de la aparición, algo personal, algo íntimo, algo que se comprende mejor, y eso es importante.

Nosotros ya somos personas más conscientes, tenemos la obligación de colocar las palabras de la Madre y todo lo que sucedió, no solo en nuestra cabeza o en nuestro recuerdo y no solo en nuestro corazón. Necesitamos colocarlo en la consciencia, para que nuestra consciencia pueda madurar, porque es nuestra consciencia y lo que ella comprende lo que nos va a sustentar de aquí en adelante.

Por eso las palabras de la Madre no pueden quedar en algún lugar de nuestra memoria colgada con alfileres. Tienen que quedar bien, bien cimentadas dentro de la consciencia y eso se hace volviendo a leer, volviendo a estudiar y comprendiendo lo que la Madre dijo, y así incorporarlo a nuestro mundo interior. Eso es muy importante.

Les vamos a dejar una tarea, y esto es un invento de Madre Shimani. La Madre Divina no tiene nada que ver. Vamos a hacer el esfuerzo de traer a una persona cada uno de nosotros, para que reciba lo mismo que hemos recibido nosotros. Invitemos a alguien a que venga con nosotros, tratemos de multiplicar estas Gracias, porque hay muchas personas que lo necesitan, que necesitan una oportunidad como la que estamos recibiendo nosotros. Entonces inviten a alguien a participar, y no se preocupen si no cree, o no le importa. No se preocupen porque la Madre va a hacer lo que Ella tenga que hacer; ya está haciéndolo con nosotros, así es que puede hacerlo con otros.

¿Alguien tiene alguna pregunta?

 

Pregunta: ¿María habla a través de expresiones de Su rostro o también usa telepatía?

 

Madre Shimani: La Madre usa todo lo que tiene disponible. A veces Ella habla en el silencio, también Ella emite sonidos y palabras como si estuviera hablando.

 

Fray Elías: Complementando, mueve los labios.

 

Madre Shimani: Y a veces utiliza Su poder creador, el poder de Su mente para llevar más información. Emplea todo lo que tiene disponible.

¿Alguna otra pregunta?

 

Pregunta: La persona que podamos traer, ¿no tiene que tener conocimiento del grupo propiamente?

 

Madre Shimani: No importa. Es hijo de María. Ella nos dijo que quiere ver a todos sus hijos acá.

 

Pregunta: ¿Aun cuando no crea?

 

Madre Shimani: No importa que no crea. Si quiere venir es porque hay alguna cosa cósmica que está pasando, entonces que venga.

 

Fray Artur: No se trata de obligar a la persona a venir...

 

Madre Shimani: Obvio, por favor. No hay que insistir. Yo siento que la mejor forma de invitar a una persona o que una persona que no cree pueda darse un permiso, es observando lo que está sucediendo con nosotros. No tenemos que hacer un gran artículo de lo que nos está sucediendo, solo tenemos que hablar con nuestro corazón. Tiene que ser algo simple y directo, y Dios hace el resto.

 

Pregunta: Al hacer la invitación, o al contar nuestra experiencia, uno lo puede llegar a hacer ampliamente, y me pregunto si será prudente que sea ampliamente.

 

Madre Shimani: Eso lo tendrá que guiar tu corazón, está publicándose en internet, así es que no te preocupes.

 

Pregunta: En la otra aparición, cuando estábamos en el bosque, apareció un avión en el cielo muy fuertemente. ¿Tiene algo que ver?

 

Madre Shimani: No. Nosotros no tenemos que ocuparnos de lo que está alrededor, porque ustedes vieron que cuando Ella quiere venir, viene bajo cualquier circunstancia. Por eso es importante la preparación, porque necesitamos estar bien concentrados y a medida que vaya pasando el tiempo y Ella esté con nosotros más veces, ya nos vamos a acostumbrar. Vamos a acostumbrar a nuestros cuerpos a que respondan bajo circunstancias menos adecuadas y cuanto más amor tengamos en nuestro corazón, más prevenidos vamos a estar de ellas.

Bueno, muchas gracias a todos por haber venido hasta aquí, esperamos verlos a todos más a fin de mes.

Vamos a cantar Corazón Sagrado para cerrar.

mayo

21

Lunes, 21 de mayo de 2012

Aparición Extraordinaria

 

El grupo se reunió a las 8.00 de la mañana, en el jardín de una de las casas donde se está implantando el Núcleo Corazón Sagrado, para comenzar la sintonía de oración. Cerca de las 9.00 los elementos de la naturaleza manifestaron la llegada de la Madre Divina a través de un fuerte viento.

Fray Elías se coloca de pie junto con Madre Shimani y los demás hermanos que colaboran en las apariciones. Se pide para que todos entonen el cántico “Misericordia, ¡oh María!”, para recibir a la Madre Celestial.

Luego se escuchan catorce campanadas y seguidamente: “Momento de aparición, contemplemos con el corazón.”

Se plasma un profundo silencio interior, hasta que en un momento comienzan a ser transmitidas las palabras de la Madre Divina.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Mensaje para el día 21 de mayo de 2012:

 

Queridos hijos:

Si están en Mis brazos están Conmigo y así en el mañana estarán en el Corazón de Mi Hijo, antes de que Él retorne para darle, por segunda vez a toda esta humanidad, Su Buena Nueva.

Hoy sonrían a la vida y así, queridos hijos, permitirán que Mi rayo de Paz llegue a más almas a través de sus corazones. Eso tan simple es lo que Yo les pido hoy: vivir la verdad del corazón a través de la paz y de la serenidad que Mi Inmaculado Corazón trae para sus vidas. Vivan en Mi alegría y así Yo los podré llevar al Templo de Mi Hijo, a la Casa del Padre.

Hoy también quiero pedirles que continúen orando con el corazón. El mundo está siendo muy ayudado porque los Ojos Bondadosos de Dios están sobre cada una de sus vidas, contemplando cada una de las horas de ustedes y de todos Mis hijos que necesitan de la Paz y de la salvación para volver a nacer delante del Amor del Creador.

Quiero hoy corregir dos cosas en cada una de sus vidas:

Primero, no deben permitir que el corazón sufra y para eso hoy los invito a vivir en la perseverancia de la Luz, la Unidad y el Amor que el Corazón de Mi Hijo les promete para este momento.

Segundo, hoy también Yo les pido que, por medio de la oración, permitan hacer brotar desde sus corazones el fuego inmaculado que Mi Corazón les vierte en cada momento de oración. De esa forma, hijos Míos, estarán llamando a todos aquellos que necesitan de la salvación y de la protección para estos tiempos.

Vean hoy de nuevo sobre Mi mano las cuentas de la oración. Este ejercicio debe ser continuo y así permitirán, queridos hijos, que los misterios del Padre que los llevarán a la consagración se puedan revelar en sus vidas, cada uno en su momento. Para que eso acontezca, la oración es primordial, porque no solo los llevará a la Paz cuando ustedes persistan, sino que así podrán encontrar Mi Corazón presente en el camino de sus vidas.

¿Por qué hoy les repito todo esto?

Queridos hijos: ha llegado la hora de perseverar en este camino de transformación que cada uno de ustedes está viviendo delante de la Faz y del Corazón de Mi Hijo. Por eso, crean y vivan en Su Misericordia, para que Sus rayos los puedan alcanzar y así convertir sus corazones.

Es necesario también, contemplar el corazón de Dios para calmar las ofensas que Él recibe de este mundo. Pero además, hoy crean en el Poder de Mi Gracia Inmaculada que viene a socorrer a todos Mis hijos, en estos tiempos de conversión y de definición en la vida espiritual de todos.

Si permiten que Yo tome sus manos, los podré llevar a un encuentro verdadero y misericordioso con el Señor Jesús.

En esta hora de cambios que muchos de Mis hijos viven dentro de este mundo, Yo los invito solo a la oración y a activar la llama del corazón para que puedan estar unidos a Mi Reino, al Reino del Padre, que hoy también les traigo con mucha compasión.

Yo los tengo a todos muy presentes dentro de Mi ser y de Mi oración perpetua, contemplando el corazón de Mis hijos, todos los que deben caminar hacia la redención para que el Plan del Padre, se cumpla al menos en algunas almas. Para eso, es necesario encontrar el fuego en el corazón, la llama del Espíritu Santo, la que los permeará cuando la invoquen en la oración.

Así podrán ver, cómo el mismo Espíritu que descendió sobre Mí y los apóstoles cuando estuve en la Tierra, desciende sobre ustedes. Ese mismo Espíritu podrá venir en auxilio de todos los corazones que acepten la conversión y la transformación de todas las faltas cometidas, a través del Espíritu Santo y del fuego del Amor de Mi Hijo.

Sepan que Mi Hijo todavía derrama los rayos de Su compasión y de Su Misericordia, pero aún es necesario, hijos Míos, que los corazones se abran verdaderamente para vivir ese encuentro prometido con Dios, el cual los llevará hacia la eternidad, al Paraíso.

Sirvan a Dios en la oración y en el amor que pueda nacer de sus corazones, porque por este camino hallarán la paz y estarán Conmigo en la Misión de Paz sobre el mundo.

Servir es amar, es donarse a Dios, es compartir la verdadera fraternidad que se vive en los Cielos, la cual puede descender hasta la Tierra a través de ustedes, Mis muy queridos hijos.

Hoy estoy sobre el mundo, trayendo en especial la conversión para todas las criaturas que aún no han despertado en el perdón y en el amor del corazón. Criaturas que aún viven faltas irreparables y que Mi Inmaculado Corazón intenta equilibrar a través del amor y de Mi luz victoriosa, faltas de Mis hijos, aquellos que llamo, pero que están perdidos y que necesitan de Dios. La colaboración muy pequeña de todos ustedes repercutirá en Mi intercesión por todos ellos.

Hoy les dejo la presencia de Mi Corazón, para que lo puedan recordar y adorar, y así ustedes puedan llegar a Mi Hijo. Porque sepan que Él siempre los espera en la oración y en el silencio, el cual es muy necesario para dar la paz dentro del gran ruido que vive el mundo, mundo que aún no ora, y en el que son muy pocos los que responden al llamado.

Pero la hora de la conversión, de la oportunidad delante del Padre, llegará al fin de este tiempo para todos y en este ejercicio de salvación, de conversión y también de redención, Mi Inmaculado Corazón estará presente ayudando a Mis hijos, levantándolos y asistiéndolos con Mi Corazón maternal.

Que la Victoria Celestial del Padre, que el Poder de Su Amor Compasivo y Misericordioso, el que desciende a través de Mi Hijo hacia todos ustedes, los pueda convertir y preparar para lo nuevo, para la Buena Nueva, para la hora de la Paz, de la armonía universal.

Les agradezco por responder a Mi llamado, porque en esta respuesta el mundo y la humanidad han sido muy ayudados a través de Mi Corazón y de sus corazones.

Les agradezco.

 

Madre Shimani: Vamos a cantar “María, Virgen Madre”

 

- Fin de la Aparición -

 

Madre Shimani: Ahora, como hacemos siempre, Fray Elías va a comentar algunas cosas que sucedieron durante la oración de preparación y durante la aparición, movimientos celestiales que organizan la llegada de la Madre hasta donde estamos nosotros.

 

Fray Elías: La Madre Divina siempre dice que el silencio nos ayuda a recordar las cosas, en especial delante de una aparición y de todo lo que la Madre Divina nos entrega como Luz.

Hoy nos visitó como la Reina de la Paz; vestía un manto celeste con una túnica rosa. Tenía Su mano derecha sobre el pecho y con la mano izquierda sostenía un número de cuentas, que hasta ahora no nos ha dicho si es un rosario u otro número de cuentas, pero son muchas.

Antes de que Ella apareciera algunas cosas sucedieron durante la oración.

En el cielo ocurrieron algunas manifestaciones luminosas, lo que nosotros conocemos como relámpagos, que comenzaban a permear toda esta área y más allá. En ese momento, algunos ángeles en grupos, en ejércitos, se aproximaron. Ellos estaban en un estado de contemplación y de oración constante preparando este lugar. También utilizaban nuestras oraciones para hacer un servicio durante la preparación de la llegada de la Madre Divina.

Hoy también sucedió algo que a veces sucede en otras apariciones, que puede darse con mayor o menor intensidad dependiendo de la profundidad de nuestra oración, de la apertura interior y a la intensidad que colocamos en cada oración. En un determinado momento, mientras había relámpagos en el cielo, descendió sobre la copa del árbol que tenemos frente a nosotros, un canal de luz. Esto generalmente es una indicación de que la consciencia de la Madre Divina se está aproximando. Es importante tener presente que la condición para la aproximación de la Madre se da a través de los movimientos de luz que hacen los ángeles.

En un momento, los ángeles comenzaron a reunirse en un punto del cielo, formando círculos concéntricos y cada vez se aproximaban más ángeles. Parecía que durante la oración Ellos se mantenían observando algo que los congregaba. En el centro de esa reunión de ángeles había algo, que por un buen tiempo no se vio. Hasta que en un momento, se revela un gran cáliz dorado que tenía en su interior muchas eucaristías, muchas hostias consagradas. Entonces cada uno de los ángeles, que eran muchos, tomó una eucaristía de ese cáliz y se dirigió hacia fuera del planeta. A continuación ellos las fueron colocando sobre la Tierra, cubriendo así todo el globo con eucaristías.

En otro momento, casi al final de la oración, ese ejército de ángeles manifestó cruces cristianas de madera. Se fueron situando, en el cielo, a nuestra derecha y a nuestra izquierda, y contemplaban el canal de luz que estaba sobre el árbol y que ellos habían abierto.

Hoy, como en otras apariciones, el viento movía con mucha armonía las vestiduras de la Madre. Eso sucedió especialmente cuando Ella llegó.

Ella manifestaba un estado contemplativo y a la vez una gran devoción, devoción hacia nosotros, sus hijos, y hacia toda la humanidad.

Cuando transmitía Sus palabras, se veía detrás de Ella un Cielo abierto, Cielo que en cada aparición está presente y donde se manifestó la presencia del Padre como energía de luz, que a veces cambia de color, entre el rosa, el blanco o el celeste; incluso a veces todos esos colores se manifestaban al mismo tiempo.

Cuando Ella nos pidió que nos aproximáramos más, percibimos que Sus palabras eran más claras, y eso generó dentro de uno, al escucharla, mucha paz y armonía.

Como escucharon, la Madre Divina habló sobre la oración, pues con todos los eventos que están sucediendo en la humanidad, a través de la oración, Ella está haciendo una intercesión especial, pues dijo que son muchos los acontecimientos que se están generando.

Por lo tanto, Ella dejó dos pedidos: el primero, es continuar colaborando con la oración, y el segundo, es que para los días de la aparición los 25 y 26 en Fátima, todos quienes concurran coloquen en un papel una intención y que todas esas intenciones sean colocadas en una cesta en el lugar donde Ella aparecerá. Prometió que irradiará todas esas intenciones y así intercederá en cada una de nuestras vidas.

La Madre Divina dijo que sabrá cuál es la intención de cada uno, que en verdad Ella ya las sabe, pero que necesita que nosotros hagamos ese ejercicio para poder desprendernos de algo.

Gracias a todos.

 

***

mayo

20

Domingo, 20 de mayo de 2012

Aparición Extraordinaria

 

El grupo más cercano a las apariciones fue a Aljustrel a orar el Rosario. Durante la última decena de los Misterios Gloriosos, los elementos de la naturaleza comienzan a manifestarse de una forma diferente y la presencia de la Madre Divina parece próxima.

Terminado el Santo Rosario, Aparece la Madre Divina.

Fray Elías se pone de pie y se dirige hacia el lugar de la aparición y llama a todo el grupo a acercarse por pedido de la Madre Divina.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Como Reina de los Patriarcas enviad este mensaje extraordinario a todos.

Queridos hijos:

La Gracia y el Amor de Dios serán vuestra fortaleza cuando Mi Corazón Inmaculado ya no esté entre vosotros.

Seguid rezando, seguid orando, para que el mundo se alivie desde el Corazón de Dios. Os agradezco por vuestra respuesta y la de todos. El Señor está atento a la voz de los servidores de la oración.

Hoy vengo aquí como la Reina de los Patriarcas, que anuncia la Buena Nueva para el mundo, para Mis hijos en esta humanidad.

Hoy también estuve con vosotros por la mañana (en las oraciones matinales) y también os agradezco vuestra colaboración.

Llevo hoy sobre Mi manto tres estrellas que anuncian la venida del Espíritu, del Gran Espíritu de Dios. No coloquéis en vuestros corazones ningún sentimiento malo, el Señor os protege y os guía. Estoy con vosotros, queridos hijos, confiad en ello.

Hoy vengo aquí para deciros cómo está el universo de Dios. Vuestra oración es lo que permite la llegada de las Gracias. Como Yo Soy la gran portavoz del Corazón de Dios, las oraciones permiten grandes milagros a través de la intercesión de Mi Corazón.

Hoy abro Mis manos de luz sobre vosotros para que así os coloquéis bajo Mis rayos de maternidad y de amor. Sabed que Mi Corazón ampara a aquellos que me buscan. Por eso Yo estoy aquí, por una Gracia especial de Dios, que después de todos los acontecimientos comprenderéis.

El mundo debe vivir la confirmación al Reino de Dios, por eso vuestro permiso y el de todos Mis hijos será muy importante para que Mi plan se cumpla en vosotros.

Sabed también que Yo estoy aquí donando Mi Corazón para que encontréis reposo y alegría, fe y esperanza, amor y compasión.

También hoy Yo les pido que continuéis orando para que las altas mareas del mundo puedan cesar a través de Mi contemplación y adoración hacia todos Mis hijos. Permitan que el Rayo de Mi Paz sea el centro de vuestra existencia, para que Mi Hijo que está llegando a la puerta de cada vida, pueda encontrar a Su servidor en esta hora tan definitiva.

Colocad vuestros corazones sobre Mis brazos, para que como hice con Jesús, os pueda resguardar y deciros qué es lo que más quiero.

Si ahora estáis aquí en Fátima, significa que tiene un fin para Dios; en poco tiempo lo sabréis.

Es importante que sigáis los pasos de la Madre de Nazaret, la cual viene a vuestro encuentro para advertiros. Sentid Mi Corazón como una antorcha, ved Mi rostro de Amor y de Paz por todos, para que a través de Mí podáis llegar al Redentor, quien también os escucha y os espera perpetuamente.

No olvidéis, queridos hijos, la comunión con Mi Hijo; sea como sea comulgad con Él; Él os aguarda, Él os ama, Él os promete una nueva vida.

Doy un poco más de regocijo a todos vosotros a través de Mi serenidad, para que sepáis que Dios es Misericordioso y que Él también os espera en este, vuestro Reino, Reino que pertenece a Él, al que llamamos mundo y que deberá ser convertido por vuestras oraciones, por vuestra fe, por vuestra consagración al Padre.

Ved hoy también entre Mis manos Mi contemplación por este mundo; cuenta a cuenta os coloco en Mi Corazón, para que vosotros y vuestros hermanos podáis seguir caminando hacia la meta divina de Dios.

Yo Soy vuestra intermediaria, entregadme ahora vuestras manos para que Yo os pueda conducir hacia el verdadero camino que Dios promete para cada alma. Seguid confiados, obrad en la confianza de Dios en todos los sentidos de la vida y estaréis así siempre en Mi Corazón maternal.

Os agradezco.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

- Fin de la Aparición -

 

Al finalizar la aparición Fray Elías relata lo que ha sucedido.

 

Fray Elías: Durante la oración apareció un ángel con una lanza que tenía en su extremo una media luna, se colocó frente a nosotros, hizo la señal de la cruz y nos saludó inclinando su cabeza, haciendo una reverencia. Luego desapareció.

Al final, en la última decena de los misterios Gloriosos, apareció la Madre Divina, la Virgen. Para confirmar Su presencia hicimos la señal de la cruz, y Ella permaneció allí esperando que el grupo terminara de orar.

La aparición fue muy intensa y aconteció un movimiento cósmico importante. La aparición fue etérica-física. La Madre Divina apareció sobre uno de los olivos de Aljustrel.

Llamó la atención que llevaba sobre Su manto unas estrellas. En un momento abrió Su manto y del lado derecho e izquierdo dentro de él, había una pequeña estrella, y otra al medio también en el manto, cerca de donde terminaba el manto. Por lo tanto eran tres estrellas que hacían una triangulación y hacían un movimiento energético, iluminándose. Ellas atraían una energía superior, cósmica y celestial que descendía sobre la Madre Divina.

Ella, en ese momento hizo una revelación: que toda la oración que los diferentes grupos en el mundo han hecho el día de hoy, ha permitido que Ella interceda y que algunos acontecimientos que estaban previstos iban a ser amparados por Sus estrellas, y se estaba refiriendo a las doce estrellas de Su corona. Que cada una de las estrellas de Su corona iba a interceder delante de algunos acontecimientos, a través de un amparo que Ella daría sobre esos procesos planetarios.

En ese momento, Ella mostró una imagen externa del planeta donde se veían los continentes y los mares y todo lo que estaba sucediendo en ese mismo momento de la aparición. Era una visión panorámica de la situación externa e interna del planeta. Luego amplió la visión hacia lo que estaba sucediendo en este universo, lo que está aconteciendo hoy con la alineación de los astros (Tierra, Luna, Sol, y Pléyades). Se veía un movimiento de energías que parecían ser cósmicas y que se manifestaban a través de rayos de luz, junto al movimiento de todos los planetas de este sistema solar donde nos encontramos. Y mostraba cómo eso repercutía dentro del planeta.

Cuando Ella habló del amparo que dará a través de Sus doce estrellas, se vieron algunos procesos planetarios que sucederían con la naturaleza y con la humanidad, y cómo la consciencia femenina intercedía delante de esos acontecimientos.

El movimiento del viento hacía mover todas las ropas de la Madre; estaba con el manto blanco, túnica rosa, con Su cinturón; estaba descalza y con sus cuentas entre las manos. Ella se aproximó mucho, estaba muy cerca del grupo.

A pesar de que fue una aparición muy corta, por lo que fue percibido, se sintió que el universo cósmico se hizo presente sobre nosotros de una forma muy intensa a través de la Madre Divina.

mayo

01

Martes, 1 de mayo de 2012

Aparición Extraordinaria

 

El grupo se reunió, como fue pedido por la Madre Divina, en el Monasterio de la Divina Trinidad.

Antes de comenzar el trabajo de oración, Madre Shimani compartió algunas reflexiones con los presentes.

 

Madre Shimani: Antes de comenzar con esta hora de preparación que vamos a tener por delante para la llegada de la Madre Divina, queríamos compartir algunas reflexiones con todos.

Vamos a intentar colocar la transcripción de la aparición que tuvimos aquí el domingo, lo antes posible en la página de la Divina Madre, tanto en español como en portugués. Sería muy necesario que todos podamos revivir lo que la Madre Divina dijo ese día, ya que es muy importante aquel compromiso que todos asumimos con respecto a convertir este lugar en un canal de luz tan potente que pueda proteger la ciudad de San Pablo.

Siempre hemos sentido que nunca comprendemos bien el alcance de las palabras de la Madre Divina, que si pudiéramos comprender, nuestra actitud sería otra. Pero esta vez vamos a intentar hacer un esfuerzo para poder asimilar, para poder colocar en nuestra consciencia, no solo en nuestro corazón, lo que significará que nuestra acción orante pudiera proteger a esta gran ciudad de aquella Justicia Divina que tiene destinada por lo que ha generado y por lo que genera hasta el día de hoy.

La Madre Divina quiso venir hasta aquí porque recibió un permiso especial del Creador y es necesario que nosotros podamos hacer un esfuerzo para que ese permiso que recibió, dé los frutos que Ella espera y que todos esperamos.

Después, como decimos siempre, no vamos a poder decir que no fuimos avisados o que no tuvimos la oportunidad.

En este momento en que el planeta está preparándose para enfrentar un movimiento importante, todas las acciones que nosotros podamos llevar adelante como consciencias misioneras de paz, es necesario que las tomemos como un gran compromiso. Es necesario que pensemos y reflexionemos si podemos colocar al servicio de la Jerarquía nuestro tiempo y nuestra dedicación o si seguiremos invirtiéndolos en nuestras cosas personales.

Pero como la Madre Divina es tan amorosa y el universo es perfecto, si nosotros tenemos la actitud correcta, siempre vamos a tener espacio para que, en equilibrio, podamos llevar adelante nuestra vida. Pero verdaderamente necesitamos reflexionar sobre esta propuesta que la Jerarquía le ha hecho a los habitantes de esta ciudad.

Quería poner énfasis en esta situación, porque no es una situación común, y por lo que nosotros hemos escuchado de la Madre Divina durante todo este tiempo, todos estos años, podemos decir que ha sido una promesa muy contundente de parte de Nuestra Señora, y con todo mi respeto y mi amor diría que muy audaz: confiarnos a nosotros la posibilidad de que esta región pueda recibir, con más armonía y con más levedad, la Justicia Divina que le pertenece.

Por eso hermanos, necesito que ustedes coloquen en su consciencia esta propuesta, porque nosotros como responsables de traer hasta ustedes las palabras de la Madre Divina, necesitamos que comprendan la amplitud y el alcance que esas palabras han tenido. Por lo tanto, les repito, vamos a hacer todos los esfuerzos para que esa aparición esté colocada en la página lo antes posible para que ustedes lean y reflexionen sobre lo que la Madre Divina nos dijo a todos la otra tarde.

También estábamos evaluando con los hermanos que es la primera vez que la Madre Divina, con tanta amplitud y con tanta insistencia, con tanta información y con tanta revelación, se dirige a esta humanidad. Y necesitamos valorar esto que está sucediendo, que si bien en este momento no somos totalmente conscientes, cuando pase un poco más de tiempo y algunas cosas ya hayan sucedido, tal vez podamos comprender lo que significó en este último tiempo para la humanidad este proceso de apariciones que Ella está llevando adelante.

Es un llamado a la consciencia, sabemos que en nuestro corazón, Ella ya está. Ahora necesitamos abrir nuestra consciencia y comprender el alcance de todo lo que está sucediendo. Esto nos va a permitir adherirnos a Su llamado con mucha más certeza, porque vendrá de lo profundo de nuestras consciencias, unido al amor de nuestro corazón; va a ampliar nuestra fe, nuestra determinación de colaborar con la Jerarquía en este Plan de Rescate, para que esta humanidad pueda recibir con más equilibrio y con más paz aquello que necesita para aprender.

Después de estas pequeñas reflexiones, que son necesarias para todos, vamos a continuar con nuestra tarea de preparación, colocando en cada palabra, en cada canto, una parte de nuestra consciencia, además de todo nuestro corazón y todo nuestro amor.

Y para comenzar, como Ella nos enseñó, vamos abriéndole la puerta a la energía del Espíritu Santo, para que esa energía nos pueda acompañar durante toda la tarea de hoy.

Sentimos que Ella necesita profundizar en la tarea de asistencia a la ciudad, la que comenzó la otra tarde, donde muchas personas fueron ayudadas y sobre todo la ciudad en sí, como consciencia, fue asistida y están siendo desactivadas algunas situaciones que desencadenarían en algunos eventos que no serían buenos para nadie.

Entonces, para colaborar con más consciencia con nuestra Madre Divina, como parte de la humanidad y como parte de los habitantes de esta ciudad, vamos a colocar un sí, para que la energía de nuestra Señora y del Espíritu Santo, lleguen hasta esta ciudad para seguir esta asistencia y continuar con la desactivación de energías que comprometerían el desenvolvimiento normal de esta parte de la humanidad.

Cuando cantemos Ave Luminosa, sepamos que estamos llamando a ese Espíritu de la Luz, al Espíritu del Amor, a ese Espíritu de la Verdad, a ese aspecto femenino de la Trinidad que conocemos como Espíritu Santo.

 

Todo el grupo entona Ave Luminosa y comienza la tarea de oración.

Después de una hora de oración se aproxima la presencia de la Madre Divina.

Fray Elías y Madre Shimani se colocan de pie. Pasados unos minutos Madre Shimani transmite que la Madre Divina ha pedido que todos salgan del salón, pues la aparición será en el jardín.

Fray Elías y Madre Shimani se dirigen hasta un determinado lugar del jardín donde se encuentra la Madre Divina. Cuando todos han llegado al lugar, Fray Elías comienza a transmitir las palabras de la Madre:

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Mensaje para el día 1ero de mayo de 2012.

 

Queridos hijos: con inmensa alegría me reciben en este hogar; también espero que en todos los demás hogares, me puedan recibir así, glorificando el Nombre de Dios y trayendo la Paz hacia la Tierra a través de la oración.

Queridos hijos: hoy los invito a estar en Mi Paz, porque este voto debe renovarse día a día, para que él pueda prevalecer y la misma Paz, que es Mi Paz, los pueda conducir durante las horas difíciles que el mundo vivirá en su purificación.

Pero hoy no tengan miedo, queridos hijos, guarden sus sentimientos en el centro de Mi Corazón. Así, de corazón a corazón, nosotros estaremos unidos en este propósito que Dios tiene para este mundo, mediante este llamado y al que todos sus corazones me contestan cada día.

También les agradezco por la perseverancia y la oración constante que es necesaria para todos Mis hijos, aquellos que se pierden minuto a minuto, hora a hora, momento a momento, en cada parte del mundo. Por eso, si unen sus fuerzas dentro de Mi Inmaculado Corazón, Yo los podré guiar y Mis pasos los conducirán hacia Dios.

Hoy guarden también en sus corazones, lo importante que es el silencio, para que puedan escuchar la instrucción del Señor, el llamado de Mi Hijo, que es anunciado por intermedio de Su sierva fiel. Mis ojos misericordiosos los guiarán hacia los caminos más infinitos, donde no se halla la oscuridad, sino solo la paz, el amor de Mi Corazón.

También recojo las plegarias de todos Mis hijos que están en otras partes del mundo, honrando el Corazón de Dios y persistiendo en la fe durante esta hora de pruebas. Por eso tampoco deben temer, queridos hijos, sepan que Mi Inmaculado Corazón los podrá llevar por los caminos que Cristo recorrió hasta llegar al Padre. Esa es la meta de sus corazones a través de la consagración que cada uno de ustedes puede vivir en esta hora.

Oremos, oremos hijos Míos, porque es necesario para poder seguir caminando hacia Dios.

Repitamos:


Señora de las Gracias,
Espíritu de la Paz,
brota como llama
en nuestros corazones.


Amén.

 

Todos repiten esa oración varias veces.

 

Fray Elías: la Madre Divina dice:

 

Sepan queridos hijos, que Mi Corazón está aquí para que puedan renovar la confianza en Dios. Mientras Mi Corazón esta aquí presente, Mi manto se extiende sobre el mundo a cada momento que Mi Corazón ingresa sobre esta humanidad. Hijos Míos, beban de la Fuente del Amor, de la Paz que Mi Corazón les trae, para que puedan borrar cualquier dolor de sus corazones.

Sepan que también Yo conozco cada situación interior, por eso confíen sus situaciones a Mi Corazón, para que Yo las pueda escuchar, perdonar y curar delante de Dios. Así podrán renovar sus vidas mediante del ministerio de Mi Hijo, en la venida y en el retorno de Su Amor y de Su total Paz para la vida.

Quiero también contarles que guardo algo especial para ustedes, y con esto quiero decir, hijos Míos, sobre Mi venida especial a este lugar hasta el fin de este año. Quiero decirles con esto, que Mi Corazón estará aquí los días 24 y los días 25 y 26 estará en Minas Gerais.

Sepan también, queridos hijos, que todos deben seguir Mis pasos, los que Mis pies están marcando para este próximo tiempo en las diferentes partes del mundo, como en Portugal, Argentina y Nicaragua.

Cuando Yo ya no esté aquí, ustedes podrán estar en Mí y así estaremos unidos, compartiendo el mismo corazón y el mismo Propósito que Dios tiene para cada una de sus vidas. Descubrirán, con la oración, lo que Mi Corazón les dictará a cada momento. Resuelvan la vida a través de la oración; ese es el verdadero camino que los llevará hacia la Paz.

Escuchen la Voz de la Sierva que los quiere acompañar en los pasos que ustedes están dando. El compromiso hoy está en la vida de oración; así estarán en Mí y Mi Corazón Inmaculado estará en ustedes. Por eso confíen en esa promesa.

Les agradezco por responder a Mi llamado y al de todos Mis hijos que necesitan de la Paz a través de sus oraciones del corazón.

Guarden las estrellas de Mi corona, para que ellas les puedan servir como luz en el camino.

Les agradezco desde el corazón maternal.

Mi Inmaculado Corazón para cada uno de ustedes.

Gracias.

En Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Madre Shimani: Vamos a entonar todos “Misericordia, ¡oh María!” y vamos a acompañar a la Madre Divina mientras hace descender esa energía sobre toda esta región.

 

Todos entonan durante un tiempo el cántico.

 

Madre Shimani: Gracias Madre Divina por cuánto nos das.

 

Todos repiten.

 

- Fin de la aparición -

 

Madre Shimani: Y ahora, como hacemos siempre, vamos a compartir con todos ustedes algunos detalles de lo que sucedió durante la preparación y durante la aparición, para que todos comprendamos cómo es que funciona este proceso y coloquemos en nuestro corazón esos momentos en que la Madre Divina está con nosotros. Después vamos a hacer algunas reflexiones, algunos comentarios.

 

Fray Elías: La Madre Universal siempre tiene brillantes ideas y nos citó aquí afuera (Jardín del Núcleo de San Pablo), porque así resonaría más el Poder de Su Corazón.

El primer pedido que hizo, fue un pedido para este Núcleo: que este lugar se transforme en un jardín de rosas en honor a Su Inmaculado Corazón, porque dijo que cualquier criatura, cualquier hermano que llegue aquí y vea el jardín de rosas, lo podrá identificar con la Madre Divina, y así ya estaría preparado para entrar en la casa de oración. Es una tarea interna que Ella nos está dando a través del Reino Vegetal.

Hoy también la Madre Divina liberó algunas energías de la ciudad, que fueron siendo retiradas a medida que Ella dirigía Sus palabras.

Durante la aparición, prevaleció el silencio, era un silencio que hablaba, sin que Ella hablara realmente. Era un silencio que transmitía mucha paz, confianza y seguridad de que Ella estaba aquí.

También estaba muy alegre por cada uno de nosotros y nos invitó a perseverar en la oración, a no bajar los brazos y a continuar adelante.

Como Madre que es, conoce la situación de cada uno de nosotros. Nosotros quedamos como si fuéramos agua cristalina delante de Ella, donde todo se puede ver. Mientras Ella hablaba decía: “Mira a aquel que necesita un poco más de atención.... Ahora voy a dirigir Mi mirada hacia aquel hijo que necesita más de Mí...”, todo esto sin perder la atención de dar Su mensaje, pues es lo que a Ella le encomendaron.

Ella anunció que la próxima aparición aquí es el día 24 de junio, la cual será pública. También nos dijo que a partir de la aparición del 25 y 26 de mayo en Portugal, las apariciones serán transmitidas al público por internet.

También dijo que estará aquí hasta fin de año, siempre y cuando el Padre no le solicite ir a otro lugar. Pero que de todas formas, nos invitaba a estar unidos con Ella en cualquier lugar donde fuera a hacer esa peregrinación, a través de la oración.

Eso fue todo; gracias.

 

Madre Shimani: Vemos que nuestra tarea se amplía. Ella quiere venir aquí para poder seguir colaborando con el proceso de San Pablo, que va a ser muy importante para todos. Así que vamos a preparar Su casa, ya que esta es Su casa, para que todos los 24 podamos recibirla.

Será el 24 de junio, después será, probablemente, el 24 de agosto, 24 de septiembre, 24 de octubre, 24 de noviembre y vaya saber hasta dónde. A no ser que ese día 24 Ella nos pida viajar a algún otro lugar, en ese caso lo verán todos por internet.

El esfuerzo que nosotros estamos haciendo con este movimiento de las cámaras, que a veces parece que distrae un poco a algunas personas, es para que otras personas puedan coligarse y sentir la energía de la Madre Divina. Nosotros, los que estamos presentes, a veces lo vemos de lejos o de espalda, pero quien lo puede ver por Internet, de frente y cerca y puede ver ese intercambio que hace la Madre Divina con nosotros, tiene la oportunidad de abrir mucho el corazón.

De lo único que tenemos que ocuparnos es de que Ella pueda ingresar a nuestro corazón y pueda ayudarnos en estos tiempos que van a venir; dejemos que Ella despierte en nosotros esa devoción ardiente que quiere activar, es una gran experiencia.

Vamos a preparar Su casa, vamos a preparar esta casa, para dejarla entrar y dejar que obre en nosotros. Vamos a enfatizar y hacer mucho esfuerzo para que nuestra oración pueda tener el poder que Dios le ha colocado a la oración y que nosotros no hemos podido descubrir todavía. Permitamos que ese Poder de Dios pueda obrar en este planeta y podamos sobrellevar las pruebas que van a venir, en unión, en forma fraterna, y dejemos así que esa fe en la Jerarquía pueda crecer cada vez más y entonces todos podremos ver cuánto mejor van a desarrollarse los acontecimientos.

Fray Elías se acordó de algo.

 

Fray Elías: Lo más importante de todo fue que en un momento de la aparición Ella dijo: “Recuerden que hoy es día de oración” y nos pidió que hiciéramos, cada uno en sus hogares, los cuatro misterios del Rosario. Y la misión que Ella nos dejó para hoy, es poder reparar el Corazón de Dios, porque Ella también nos dijo que esa reparación del Corazón de Dios será hasta el fin de los días.

También Ella se dirigió con una bendición especial, al final de la aparición, a los hermanos que están en Portugal, en Argentina y en Chile; Ella dice que los lleva en Su Corazón.

Gracias a todos.

 

***

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos