Viernes, 27 de enero de 2012

Aparición Extraordinaria
Aparición de la Virgen María el 27 de enero de 2012 en el Centro Mariano de Figueira, Minas Gerais, Brasil. al vidente Fray Elías del Sagrado Corazón

 

La Madre Divina anunció que el mensaje dado durante Su Aparición del día 27 de Enero a las 10.00 en la Colina de las Apariciones, Comunidad Figueira, Carmo da Cachoeira, Minas Gerais, Brasil, correspondería al Mensaje Diario.

Con cantos y oraciones se preparó la llegada de la Madre Celestial. Pocos minutos después de la Aparición comenzó la transmisión de Su Mensaje.

Fray Elías transmite las palabras de la Madre Divina.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Queridos hijos:

Vengo a darles las Gracias por los días compartidos. Será necesario orar para comprender Mi mensaje. Hoy Yo los busco dentro de Mi Corazón, lugar donde siempre ustedes deberán estar para poder vivir en el Señor.

No se preocupen, queridos hijos, si no comprenden Mis palabras, estas serán traducidas en diferentes lenguas para que todos puedan comprender Mi mensaje, el mismo que hoy Yo estoy haciendo brotar.

Queridos hijos, sientan el descanso en Mí; Yo estoy entre ustedes, compartiendo este momento de oración con todos. El Señor me ha encomendado que ustedes sigan orando.

Saben, queridos hijos, que esto es necesario, así el mundo se podrá reparar cuando todos confíen en Mi llamado y cumplan con lo que Yo les digo. Es tan simple, queridos Míos, ayunar y orar. Eso podrá ayudar al mundo.

Cada uno sabe lo que puede dar sin hacer grandes sacrificios, pero sí grandes entregas; el Señor verá esto como una oferta para Su Corazón.

Hoy he venido queridos hijos, para que se reúnan en oración, cada uno en su lugar de residencia a las 13.00. Oren las 150 cuentas del Ave María, en honor a la Anunciación. Intenten descubrir Mi mensaje, el que ya fue escrito y fue dicho. En esa hora muchas almas podrán ser reparadas por Mi Inmaculado Corazón y todos los conflictos que se encuentran en sus corazones, podrán disolverse. Quien confíe en esta Gracia la recibirá.

Así Yo les podré dar luz para el camino y podrán encontrar la fraternidad, que en este tiempo deben vivir para que el mundo alcance la paz. Es necesario rendirse a los Cielos, para encontrar el llamado y descubrir la tarea divina. Cada uno tiene un don para despertar, Yo ya se los he dicho.

Por eso, queridos hijos, saben que no pueden perder tiempo; es hora de actuar con el corazón y es hora de dejar atrás los conflictos. Así, sus familias podrán ser colmadas por Mi Espíritu, Mi Espíritu de Paz y esa misma presencia de Mi Inmaculado Corazón podrá llegar a todos.

Queridos hijos, Yo los necesito fuertes en la confianza y en la sinceridad de sus corazones para con Dios. Muchos misterios se irán revelando para este último tiempo, en especial para todos aquellos hijos que quieran descubrir Mis señales en la oración. Relean Mis palabras diariamente, es necesario contemplar Mi misterio, el cual Yo les estoy trayendo en este momento.

Les agradezco por la paciencia infinita del corazón, por intentar vivir en la paz. Recuerden primero irradiarla desde vuestros corazones, para que Yo pueda estar con ustedes. Así esa paz podrá irradiarse en vuestras palabras y en vuestras acciones, y así todo será impregnado por Mi Luz y podrán encontrar el nuevo camino hacia el Señor que Yo les estoy haciendo descubrir. De esta forma estarán en la puerta de Su Misericordia y las faltas se redimirán, para todos los que quieran vivirlo.

Es necesario queridos hijos, tener un corazón transparente, libre de manchas y de faltas, para que Mi Pureza los pueda ayudar. Si descansan sobre Mi manto, todo podrá pasar y muchas almas podrán salvarse a través de sus ejemplos. No pierdan en este tiempo, ni un minuto sin estar en Mí, para que Yo los pueda llevar hasta Mi Hijo, quien los aguarda con alegría.

Queridos hijos, Yo los amo y los amparo.

Para el próximo mes un nuevo paso vendrá, y en poco tiempo lo sabrán.

¿Ustedes estarán dispuestos a acompañarme?

Mi Sol Universal está entre ustedes acompañando vuestros corazones. Los necesito junto a Mí, para que les pueda mostrar el camino. Recuerden unirse Conmigo en oración.

Que la bendición de esta agua1, sea el bautismo para vuestros corazones, los libre de las manchas y les purifique el corazón. Gracias por responder a Mi llamado.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

 

 
Se refiere al agua de lluvia que caía con más fuerza en ese momento.