Ene

30

Miércoles, 30 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA TRANSMITIDO A MADRE SHIMANI

Mi Corazón se regocija en el tuyo y en el de tus hermanos.

Días de Gloria se acercan, en los que estaremos eternamente en la Gracia de Dios Padre.

Queridos hijos:

Hoy vengo a agradecer la cálida recepción que han hecho a Mis pedidos. Eso activa Mis planes de paz para esta parte de la Tierra y prepara la llegada de Mi Hijo, Cristo Jesús.

Estoy con ustedes en estos preparativos, a los cuales convoco a participar a todos Mis hijos. He visto con mucha alegría que algunos corazones se han acercado a Mí en estos últimos días y esa alegría por esos pocos que reciben las Gracias del Cielo, equilibra el dolor que Me produce la ausencia de otras almas, que día a día toman el camino equivocado.

Estoy aquí, hijos Míos, para pedirles una vez más la oración del corazón. Si esta nueva tarea que llevaremos adelante más unidos que nunca, me refiero a las vigilias de los días martes, la realizamos con todo el amor del corazón, eventos espirituales maravillosos acontecerán, que vendrán impregnados por las Gracias que están disponibles para ustedes en el Cielo y que no han podido descender hasta hoy.

Recuerden que les dije que este tiempo estaba totalmente bendecido por la Gracia de Nuestro Señor, que llega hasta cada uno de ustedes cuando abren las puertas de los Cielos a través del amor sincero y de la alegría de servir.

Hoy quiero transmitirles que ha llegado a los Cielos la alegría de algunos corazones por la propuesta y la convocatoria que he realizado en Mi última aparición extraordinaria. Ese pequeño gesto sincero, verdadero, que algunas almas han expresado, ha sido observado por Nuestro Padre y tendrá grandes repercusiones. Ya las podrán vivir.

Me uno a ustedes en alma y espíritu para la preparación de nuestras próximas vigilias. Cuenten con Mi compañía permanente, ya que estaré unida a ustedes en cada decisión que tomen, en cada paso que den. Siéntanme y será real lo que se animen a vivir.

Los espero dentro de Mi Inmaculado Corazón. Los conduzco al Sagrado Corazón de Mi Hijo.

Con ustedes estoy. Los amo con predilección.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

29

Martes, 29 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE EXTRAORDINARIO PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, POR LA VIRGEN MARÍA A MADRE SHIMANI

Mis amados hijos de Aurora:

¡Celebren junto conmigo!

Hoy Mis soldados marianos oran juntos por toda la Tierra. Hoy rescataré del engaño a muchas almas hermanas, aquellas que no deberán perderse en este caos que hoy vive el mundo.

Celebren, Mis hijos, porque la respuesta a Mis pedidos trae esperanza a esta humanidad, que aprende a través del sufrimiento.

Celebren Conmigo, Mis queridos, porque el Corazón de Mi Hijo es aliviado del dolor que le provoca el flagelo de la indiferencia humana.

Hoy estoy aquí como les prometí, y cada vez que Mis hijos confirman Mi presencia después de un anuncio, eso hace que sus almas estén en la certeza absoluta de Mi compañía, de Mi amparo, de Mi protección y de Mi amor por ustedes.

Quiero anunciar que cada martes, estaré con todos lo grupos de oración que oren junto a Mis ángeles custodios y haré sentir a cada uno Mi presencia maternal.

Después de tanto tiempo entre ustedes, desde mis primeras manifestaciones para la humanidad, es la primera vez que América del Sur me responde con todo el corazón, respuesta que coloco en Mi Corazón de Madre y que entrego a Dios con toda gratitud.

Quiero que me acompañen, hijos Míos, a encender todo el continente americano como una antorcha de luz en medio de la oscuridad. Para eso los convoco a que, durante todo el mes de febrero, se unan a través de aquello que ustedes llaman de tecnología, para que en los diferentes lugares del mundo, todos puedan verse y participar junto a Mí de esta celebración de Amor y Paz Celestial.

Cada martes de febrero que estemos en vigilia, a la misma hora, uniremos nuestra oración y nuestro corazón al Corazón de Mi Hijo y entregaremos a Dios Todopoderoso la súplica de esta humanidad, que ingresará plenamente en la purificación, para que Nuestro Señor derrame Su Misericordia sobre todos aquellos que aún no la han recibido y para que este mundo se pueda sostener, a pesar de todo, en la fe en Nuestro Padre.

Hoy quiero darles las gracias desde Mi Amor Maternal, por todo aquello que me dan; y por lo que aún no me pueden dar, ofrezco a Dios Mis plegarias de amor por ustedes.

Los espero hijos, unidos al Corazón de Cristo Jesús, y junto a vuestros hermanos del mundo en los próximos martes de vigilia.

Los guardo dentro de Mi Corazón Inmaculado, los cubro con Mi Manto de Luz. Cierren vuestros ojos por un instante y sientan, Mis amados, Mi beso maternal sobre vuestra frente.

Los amo, los amo con Amor Divino, aquel que viene de Dios Padre.

Gracias por responder a Mi llamado de Paz.

María, Reina de la Paz

Ene

29

Martes, 29 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE EXTRAORDINARIO PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, POR LA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Hijos Míos:

Vengo extraordinariamente en este día, por una Gracia especial que el Señor Me concedió: estar al lado de Mis pequeños hijos un día más.

Esto es para que sepan, Mis queridos, que Yo los acompaño todo el tiempo y escucho cada una de vuestras oraciones, como también cada uno de vuestros pedidos, de vuestros llamados.

El Señor Me permitió estar hoy entre ustedes para confirmar, en vuestros corazones, que una oración hecha con Amor abrirá siempre las puertas del Cielo. Y también para que sepan que ya no estamos en tiempos normales y Mi Corazón desea impulsarlos siempre, cada vez que vuestros corazones Me lo permitan.

Vengo a traer, una vez más, el Espíritu de Dios para vuestras vidas. Para que aquellos milagros que intentan vivir, puedan darse. Porque existen muchas cosas, de las cuales necesitan vuestros corazones, que parecen que solo se darán a través de un milagro. Pues entonces, vengo a anunciarles que estamos en el tiempo de las mayores Gracias y que para el Reino de Dios nada es imposible.

Es tan simple todo cuanto me piden, hijos Míos, cuando lo hacen con el corazón. Si pudiesen ver las verdaderas necesidades del mundo y si pudiesen descubrir la grandeza del Plan de Dios para vuestras vidas, percibirían qué simple y cuán pequeño es todo lo que vuestros corazones necesitan en este tiempo.

Lo que deben buscar hoy es la Gracia de vivir bajo la guía del Espíritu de Dios, porque está totalmente disponible para todos Mis hijos del mundo. Lo que sucede es que vuestros corazones no Me buscan, no Me escuchan, no Me sienten a vuestro lado todo el tiempo.

Si supiesen, hijos queridos, cuánto desea Mi Corazón que puedan descubrir la verdadera y gloriosa Gracia que viven en este tiempo. Si cada uno de vuestros corazones pudiesen percibir cuán grandiosa oferta Dios les hace en este tiempo, en el que el resto del mundo agoniza, ya no habría mal alguno que pudiese vivir en vuestros corazones y solo Mi Paz reinaría en vuestros seres.

Por eso vengo, día a día, por el despertar de todos Mis hijos. Porque ya es hora de que perciban los tiempos en que viven y percibirlos verdaderamente, con el corazón, con el alma y con el espíritu.

Porque si la Verdad de Dios encontrase espacio para impregnar vuestros seres, ahí sí llegará el momento en que podrán comenzar a vivir Su Voluntad y a manifestar Su Plan de Paz, que consiste en traer el Reino que hay en los Cielos para la Tierra.

Encuentren Mi Paz en vuestros corazones. Allí deposité Mi Amor y la llave para el despertar definitivo de vuestros seres.

Les agradezco eternamente por responder a Mi Llamado y por orar Conmigo.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

28

Lunes, 28 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, TRANSMITIDO A MADRE SHIMANI

Mi voz clama en el universo por paz para vuestros corazones.

Estoy aquí, en la Gloria de Dios Padre para restaurar vuestras esencias y vuestros cuerpos después de las batallas.

No deben exponerse en aquellas batallas que Mis ángeles batallarán por ustedes. Para eso solo deben orar con fervor, para que Yo envíe a Mis ejércitos de luz en busca de las almas que se pierden.

Estoy aquí, como vuestra Madre Universal, para anunciarles que estaré con vosotros durante la vigilia del día de mañana, martes, a la hora 21. Allí acompañaré vuestra oración y les mostraré cómo mi Bienaventurado Amor recoge a las almas que están perdidas.

Estaré con vuestras consciencias durante toda la vigilia y recibiré cada oración dicha con amor. Ellas en Mis manos se convertirán en pétalos de flores, los que ofreceré a Nuestro Padre Dios para interceder por las almas de vuestros hermanos.

Hoy estoy aquí como muestra de Mi infinito amor, aquel que brota de Mi Inmaculado Corazón y cura todo mal, todo dolor.

A través de Mis Santas Manos, colocaré sobre Mis Soldados una especial protección, un símbolo de Mi Amor, para que nunca más vuestros seres sean agredidos por el mal. Es una Gracia que Dios me ha otorgado. Dejo con vosotros esta protección, la que brillará sobre vuestras cabezas y vuestros corazones como un emblema que guardará vuestros seres.

La Rosa que representa Mi Pureza Virginal será esa protección, la que no permitirá que ningún fiel soldado mariano sea agredido por el enemigo.

Amados Míos:

Un mensaje de gratitud y paz os dejo. Cuidaos y cuidad a Mis hijos los videntes, porque el enemigo querrá acallar sus voces. Solo la unidad en la oración permitirá que la tarea de la Madre de todos sea victoriosa en el Cielo y en la Tierra.

Recuerden: oren, oren sin cesar, oren juntos y unidos, oren por Mi Obra Mariana en el mundo entero y cuiden con la oración a Mis soldados marianos, aquellos que siguen adelante sin temor.

Los espero para que oren Conmigo en la vigilia.

Soy vuestra Madre, vuestra Madre de la Paz. Junto al Creador estoy y junto a vosotros en la oración, también estoy. Acercaos más a Mí.

Gracias por responder a Mi llamado de paz.

María, Reina de la Paz y Madre del Mundo

Ene

26

Sábado, 26 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Queridos hijos de Mi Corazón:

Hoy vengo a enseñarles a abrir las puertas del Cielo y a llamar por la Misericordia de Dios, por medio de la confianza absoluta en el Creador.

Las almas necesitan día a día la intervención de vuestros corazones. Necesitan la donación del verbo redentor que puede salir del corazón de Mis hijos, de Mis soldados de la oración.

Es tiempo, hijos Míos, de que donen sus vidas por completo al Señor. Ya no es momento de tener los ojos sobre sí mismos, sí de permitir al Señor que Él ponga los ojos sobre vuestros seres y que los cuide día y noche.

Nuestro Señor Dios Me envía a Mí, que Soy Bienaventurada, para cuidar de Sus criaturas, para vigilar a Sus pequeños hijos. Y Él Me envía, hijos Míos, para que ustedes puedan olvidarse de sí y cuidarse unos a los otros, bajo el Amor y el Perdón que les entrego todo el tiempo.

Es tiempo de servicio, de caridad, de donarse a sí mismos completamente, por el bien de las almas.

Y el servicio, Mis queridos, lo encontrarán en las pequeñas cosas del día, de la vida fraterna, de la liturgia en las comunidades y en las familias.

Descubrirán que la caridad está también en todo y para con todos. Cada ser que vuestros ojos puedan encontrar es un hijo Mio, digno de caridad y de compasión, sin importar el estado en que se encuentre.

Si vuestros corazones aceptasen ser prolongamientos de Mi Amor puro e inmaculado, deberán vivir por Amor al Creador, ofertados a las necesidades del mundo. Porque aquel que se ofrece para suplir las necesidades de Dios en sus hermanos, será suplido por Él durante toda la Eternidad.

La donación de sí es el camino para los corazones que desean tener mérito para el Paraíso.

El poder de la oración y de la caridad los transformará, siempre que lo permitan, y los conducirá al encuentro con Mi Hijo.

Aquel que sigue los pasos de Jesucristo, a través del Evangelio, encontrará el camino seguro, que no tendrá otro objetivo, si no el Corazón de Cristo.

Vengo a recordarles que es tiempo de vivir en Mí, en Cristo y en Dios. Y esto se alcanza por la oración constante, pronunciada con el corazón; por el ayuno, realizado por Amor y por la Redención del mundo; por la confesión para liberar los pecados; y por la caridad, para encontrar a Dios en todas las cosas.

Oigan estas palabras con el corazón, hijos Míos, porque es solo allí que encontrarán la fuerza para seguirlas. Es solo el corazón que disuelve las imposibilidades y les permite buscar a Cristo y a Dios en todo momento y en cualquier circunstancia.

Cuando les digo: “entren en el corazón”, es porque sé que allí habita lo más puro que hay en cada uno. Y sé que aquel que vive desde el corazón jamás temerá cosa alguna, jamás encontrará obstáculos para realizar la voluntad de Dios.

Un servidor de este tiempo, hijos Míos, es aquel que está siempre en el corazón y reposa allí.

Les agradezco por responder a Mi Llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

26

Sábado, 26 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR MARÍA, REINA DE LA PAZ Y DE LOS UNIVERSOS, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Como Madre del Universo, hoy traigo para vuestros corazones la señal universal de la Estrella de la Mañana, porque para este tiempo, vuestros corazones y consciencias necesitarán de esta señal del Padre para poder seguir peregrinando en la vida, hasta el encuentro definitivo con Mi Hijo.

En alegría, Mis pequeños, la Señora del Cielo hoy perdona y absuelve vuestras faltas más profundas, para que viviendo la ley de la purificación, oferten al Padre vuestra transformación y conversión.

Queridos hijos, en este tiempo de grandes revelaciones les recuerdo, como lección, la oración mediadora, porque será importante que vuestras consciencias practiquen este ejercicio de unión interna con Dios Creador. Por eso hoy de nuevo me anuncio a ustedes, para animarlos a vivir la transformación de la vida en Mi absoluta y maternal Paz.

Queridos, los invito a vivir en la pacificación, en la armonía y en el Reino de Mi Paz, porque será importante que vuestros corazones irradien este atributo, para así alcanzar una armoniosa conversión del corazón. Les pido que no luchen ni batallen con aquellos aspectos humanos que deben redimirse, irradien Mi Amor Inmaculado sobre cada uno de ellos para que, poco a poco, en el camino de la fe ellos se rediman y se consagren a la Voluntad de Dios.

Hijos Míos, ingresamos en el ciclo de la purificación del mundo, por eso es necesario paz, amor y mucha oración. Hoy les clamo por esto desde Mi Corazón de Amor, porque sé que ustedes, Mis pequeños, deberán aprender a vivirlos día a día.

También hoy, Mis hijos, les recuerdo mantener en paz vuestras consciencias y así ejercitar amorosamente el estado humilde de la reconciliación entre los hermanos. Ya no observen todo el tiempo las indiferencias en el prójimo, hagan igual que Mi Hijo Jesús, amen con amor compasivo cada uno de los errores, para que estos se puedan liberar y puedan comenzar un ciclo nuevo en la vida.

Queridos hijos, en el silencio oro por ustedes, pidiéndole día a día al Padre por vuestra pronta conversión y redención. Queridos, si un pequeño número de hijos en el mundo alcanzara la santidad y el amor pleno de Dios, el mundo cambiaría por entero y las misericordias serían cada vez más para todos Mis hijos.

Por eso, como Madre de la Gran Estrella de la Mañana, la que brilla cada nuevo día en el firmamento celestial, les pido una vez más que recuerden vivir la compasión del corazón entre ustedes mismos, como hermanos y siervos de Cristo. El mundo, queridos, sufre todos los días y lo que la humanidad debe hacer es aliviar el corazón del mundo, para que la Cura Divina pueda darse bajo las Gracias que Mi Corazón derrama sobre ustedes desde el Cielo.

Mis queridos, recuerden también consagrar vuestro corazón a Mi Corazón todos los días, porque Yo esperaré con alegría vuestras simples oraciones. Sonrían con alegría a Dios, para que en este día que termina y bajo el poder de Mi Inmaculado Amor, caminen junto a Mí en la esperanza y la misericordia.

Queridos hijos de Uruguay, les agradezco a todos por haberme honrado con amor en el día de ayer, durante el encuentro Conmigo en la ciudad bendecida de Montevideo.

¡Oremos por la presencia de la Paz!

Los ama y los alienta en todo,

María, Reina de la Paz

Ene

26

Sábado, 26 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA A MADRE SHIMANI

Hijos Míos:

Clamen por el Espíritu Santo, clamen por Su presencia en vuestras vidas.

Hoy he venido desde el Cielo para recuperar muchas almas que han recibido la Gracia de Dios y han sido rescatadas del sufrimiento eterno en el que estaban perdidas.

Hoy, hijos Míos, Mi Bienaventurada Consciencia, trae para todos esa Gracia, la de volver a ver dentro de vuestros corazones la luz que llega desde Dios Creador y desde el Corazón de Mi Hijo Jesús. Ábranse a esta Gracia, ábranse a este poder de amor que el Pastor trae en este tiempo final.

Las profecías se están cumpliendo y aquello que Dios escribió en el Universo y que los Mensajeros anunciaron en todos los tiempos, está descendiendo. Solo deberán aprender a leer en los acontecimientos que viven y a unir Mis anuncios con los de Mi Hijo.

Este año será de grandes revelaciones, revelaciones que muchos no escucharán pero que, en el correr de los próximos años, la contundencia de los acontecimientos les mostrará cómo todo había sido anunciado, todo había sido dicho y cómo la palabra de los profetas de ayer y los profetas de hoy se convertirá en hechos que todos podrán vivir.

Les dije que buscaran las señales del Retorno del Salvador, que una a una les iría revelando en Mis anuncios.

Deben orar hoy más que nunca, con el corazón, en unidad, sin importarles nada más, porque nada más importa, Mis queridos, solo lo que puedan ofertar al Todopoderoso desde el corazón.

En Mis brazos cargo con amor y devoción a toda la humanidad, a cada uno de ustedes, a sus familias, para que a través de Mi Amor encuentren el camino para formar la nueva familia, la Nueva Jerusalén, la consciencia de una nueva raza que Dios diseñó en los Cielos y que debe descender en este tiempo.

Esfuércense hijos, ya es el tiempo del sacrificio del cual les hablé desde el principio, el sacrificio hecho con amor y alegría, la alegría que produce el construir la nueva humanidad, la nueva raza.

El Dios del Amor, aquel de los pueblos antiguos del desierto, aquel que espera vuestro amor, les traerá nuevamente a Su Hijo, a Su Primogénito, para que los ame aún más y los termine de liberar del sufrimiento y de la ignorancia.

¿Será que ahora estarán preparados para recibirlo?

¿Cuántos de ustedes abrirán la puerta del corazón para el Redentor?

Él llega lleno de Gloria para resucitar sus corazones, sus vidas, por segunda vez. Viene a reunir Su rebaño para compartir con Sus compañeros de camino, aquellos que lo servirán y entregarán sus vidas para construir esta Nueva Jerusalén.

Amen sus destinos, amen sus caminos de sacrificio y así redimirán esta humanidad, que deberá convertirse en la escuela sabia del Amor Universal.

Los amo, hijos Míos, en la verdad y en el error.

Gracias por estar aquí Conmigo y responder a Mi llamado de amor.

María, Madre del Mundo

Ene

25

Viernes, 25 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN LA CIUDAD DE MONTEVIDEO, URUGUAY, TRANSMITIDO POR LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Bienaventurados los que superen los tiempos de los fuertes vientos interiores.

Bienaventurados los que confiarán en Mi palabra.

Bienaventurados serán, hijos Míos, aquellos que, venciéndose a sí mismos, vencerán también al mal y encontrarán Mi Reino, el Paraíso.

Bienaventurados los que niegan las cosas del mundo y guardan para sí solo las cosas del Cielo.

Bienaventurados los que extienden las manos a sus hermanos y les permiten tener el primer lugar en la Barca de la Salvación.

Bienaventurados los humildes y simples, porque encontrarán a Dios en el propio corazón y en el corazón de sus hermanos.

Bienaventurados serán siempre los pobres: los pobres de sí, los pobres del mundo, los pobres de maldad y de falta de amor. Porque estos sí Me buscarán a Mí y a Mi Hijo por sobre todas las cosas.

Bienaventurados aquellos de ustedes que, no temiendo al mal, confiarán en las promesas de Dios y vivirán en el propio ser los milagros de la transformación.

Bienaventurados los que abandonen todo para seguirme, porque junto a Mí estarán siempre seguros.

La bienaventuranza de este tiempo, hijos Míos, está en la pureza que sus corazones puedan alcanzar; está en la humildad y en la simplicidad; está en confiar en Dios y, con coraje, caminar en dirección a Él.

Vengo a colocar en vuestros corazones el poder de las Bienaventuranzas.

Vengo a sembrar en esta ciudad y en este mundo la Paz y la Gloria de Dios, porque a través de Mí muchos despertarán y a través de ustedes, ya despiertos, muchos más Me seguirán.

Quiero corazones valientes, arrojados, que puedan vivir la verdad de Dios, sin temer ser considerados locos por el mundo; porque de muchas formas los denominarán y con muchos nombres llamarán a los que Me sigan. Intentarán herirlos con el verbo y con acciones. Mas, Yo estaré siempre como escudo Glorioso de vuestros corazones.

Yo soy Aquella que acompañó a Cristo, que lo ayudó a crecer con un corazón pleno del Amor de Dios; que lo preparó para vivir las Leyes del Señor y que lo sustentó con el corazón y con la mirada, mientras era flagelado, mientras caminaba con la cruz y mientras padecía por Amor a Dios y por el Perdón del mundo.

Mi Corazón estuvo siempre unido al Corazón de Cristo.

Mis brazos esperaron su cuerpo imantado de Gloria cuando bajaron de la cruz a Mi Hijo, que ya no vivía. Más allá de cualquier sufrimiento que pude vivir, conocía la Gloria de Dios y Su Voluntad. Como también la conozco en este tiempo.

Si Mi Corazón pudo guiar un Cristo en aquel tiempo, ¿cuántos más podré guiar hoy?

Solo pido que confíen en Mí y en Mi Maternidad.

Caminen con Amor y con valentía.

Los guiaré siempre.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

25

Viernes, 25 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN LA CIUDAD DE MONTEVIDEO, URUGUAY, TRANSMITIDO POR LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos de la ciudad de Montevideo:

Por la Gracia y la Misericordia de Dios, hoy reciben Mi visita maternal en vuestros pequeños corazones, así como también me recibirán durante el mes de marzo con la venida del Mensaje Divino de Medjugorje a Uruguay. Quiero que comprendan, Mis queridos, que en estos acontecimientos de fin de tiempo, Mi Consciencia Maternal intenta ayudar al mayor número de corazones, los que necesitan un gran auxilio para poder vivir la conversión.

Con alegría descenderé hoy una vez más desde los Cielos, para irradiar hacia ustedes el Amor Misericordioso de Mi Hijo y para alentarlos a continuar por el camino de la redención.

Queridos hijos, como Madre de la Divina Caridad, el motivo de Mi venida es renovar y apoyar a todos los grupos orantes consagrados a Mi Corazón Materno y, por eso, les pido que inicien el primer camino del apostolado interior a través de la caridad y el amor, tan necesarios para los tiempos de hoy. Este llamado materno lo solicito para los grupos del Uruguay, y quiero que de la misma manera los demás hijos de las diferentes naciones se preparen para obrar en nombre del Amor de Mi Hijo, por los que más necesitan de paz y de reconciliación. El camino de la caridad se encuentra a través de la donación de un corazón sincero, que quiere servir al Señor.

Hijos, Dios necesita que mediante las obras de caridad muchas faltas irreparables que suceden, por ejemplo en las grandes ciudades, puedan ser perdonadas a través de la Misericordia de Mi Hijo.

Queridos hijos, estoy con cada uno de los corazones, para animarlos a estar en Mi Esperanza y en Mi Gracia Maternal, solo los quiero fortalecer como siervos verdaderos de Mi Hijo. En la caridad hallarán muchas llaves para la transformación y la conversión de la vida, es una comunión interna con Cristo; en esa caridad se aliviará el sufrimiento de las consciencias y se curarán heridas profundas. En la caridad se encuentra presente el Cristo Obrero, Mi Hijo Jesús, que se manifiesta entre las criaturas para revelar el amor a cada corazón.

Queridos hijos, Montevideo como alma necesita profundizar en la caridad, para así abandonar la influencia de la comodidad. Todos deben ser obreros del Corazón de Cristo, y extender sus manos a los que más necesitan. Imiten el ejemplo de aquellos servidores de este país, que trabajan por amor a Cristo, por Mi Hijo.

¡Mis queridos, es hora de despertar!, el Plan de Dios lo necesita, en esta tarea Mi Consciencia Maternal los acompañará. ¡Sean valientes y con coraje caminen en la fe hacia el nuevo tiempo!

¡Les agradezco a todos Mis hijos de Montevideo, por haberme recibido con tanto amor!

Gracias por escuchar Mi llamado.

María, Reina de la Paz y del Universo Celestial

Ene

25

Viernes, 25 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA, TRANSMITIDO A MADRE SHIMANI

Querido hijo, querida hija:

Con el poder de Mi Amor, borraré de vuestros corazones todas las tristezas y abriré una puerta nueva para el Cielo, en donde las almas viven en la alegría de servir a Dios.

Hoy nuevamente estoy junto a vosotros para que conozcáis el poder maravilloso del Mi Amor y de Mi Protección.  No debe haber angustias en vuestros corazones, solo debe haber paz, esa paz que Yo traigo.

Ya sabíais que la purificación traería para todos algunos desajustes en las consciencias, aquellas que no pueden soltar fácilmente los códigos materiales que han aprendido en esta Tierra. Sed pacientes, cuidad con celo a vuestros hermanos de los engaños del enemigo, que intentará ponerlos unos contra otros.

Entregadme toda situación que no podáis trascender, colocadla con fe dentro de Mi Corazón, que Yo, la Bienaventurada Virgen María, desde los planos internos, intercederé para armonizar cualquier situación que vosotros no podáis resolver.

Pero estad atentos, hijos Míos, no os involucréis en conflictos y disputas entre hermanos, porque eso es lo que quiere el enemigo, que os distanciéis, para él poder reinar entre vosotros.

Recordad y tened bien presente, que bajo la Ley de la Unidad, el Reino de los Cielos desciende a la Tierra y a vosotros os corresponde mantener esa unidad, primero Conmigo y con Mi Hijo, y a través nuestro, entre vosotros.

Hoy, a través de vuestra oración, intercederé ante Dios nuestro Señor y ante Mi Amado Hijo, por todas las causas que todavía están guardadas en vuestros corazones, las que no permiten que la armonía, la paz y la unidad que brota del amor de Mi Hijo se instalen en vuestros corazones para siempre.

Venid a Mí, queridos hijos, para que Yo los pueda resguardar bajo Mi manto de luz y protección;  venid a Mí y Yo haré un milagro de amor en vosotros.

Los ama y los guarda, los protege y sostiene en vuestra misión de amor en esta Tierra, vuestra Reina Madre.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Gracias por seguir respondiendo a Mi llamado. 

Ene

23

Miércoles, 23 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR LA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Hijos Míos:

Hoy, más que nunca, espero que encuentren Mi Corazón, para que comprendan el momento en que viven.

No busquen en los eventos del mundo las señales para el retorno de Mi Hijo, pues no será en los fenómenos que encontrarán la Fe. Si confían en Mi Corazón, sabrán que en la simplicidad de Mi Verbo, día a día, vengo a mostrarles el verdadero camino.

El Señor Me envió para guiarlos, porque a través de Mi Amor podrán llegar a Cristo. Mi Verbo es simple y es poco lo que les indico, para que puedan cumplir con Mis pedidos. Lo único que les pido hoy es que huyan de las distracciones y entren en el corazón, pues el camino para el corazón se volverá cada vez más difícil. Busquen el Amor que existe en lo profundo de vuestros seres y amen, aunque consideren que no saben hacerlo.

Amar, hijos Míos, es servir a Dios en todas las cosas. Si vuestros pequeños seres se permitiesen vivir la simplicidad descubrirían cuán accesible está el Amor.

Comprendan, Mis queridos, que para recibir a Mi Hijo, antes es necesario que puedan vivirlo en vuestros corazones. Porque será el propio Amor Crístico dentro de algunos de ustedes el que construirá este camino de retorno al Redentor. Cuanto más demoren en abrir los corazones, más demorará el Señor en venir en Cuerpo, Alma y Divinidad.

Ya no les pido que estudien Mis mensajes, mas sí que los vivan.

Aunque sea una sola palabra de Mi Verbo, manifiéstenla.

Sean simples, ayunen y oren con el corazón.

Sean fuertes, humildes y sirvan con Amor.

Lleven Mi Paz al mundo, por medio de actos silenciosos.

Pidan a Dios por las almas, por los reinos, por las naciones, por el mundo.

Traigan la Misericordia a la Tierra.

Confíen en Mi Corazón.

Vivan solo un atributo de Mi consciencia y este atributo construirá en vuestros seres la fortaleza necesaria.

No les pido perfección, les pido coraje.

He ahí el camino construido delante de vuestros ojos, es sólo seguirlo.

He ahí a Mi Hijo, que llegó en Espíritu, escúchenlo. Reciban Su guía y vivan Su Misericordia. Tómense fuerte de las manos de Cristo y manténgase allí, para que puedan encontrarlo cara a cara y recibir directamente de Sus ojos el Perdón y la Redención, que los llevarán de vuelta a los brazos del Creador.

Aunque me duela el Corazón al ver que el mundo no Me escucha, Yo los amo a todos.

Y les agradezco.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad y Señora de vuestras vidas

Ene

23

Miércoles, 23 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA TRANSMITIDO A MADRE SHIMANI

Querido hija, querido hijo:

De nuevo estoy con ustedes para alentarlos en esta elección que han hecho, la de vivir y servir a Mi Amado Hijo.

Traigo para ustedes el recuerdo de mis diferentes pasajes por vuestras vidas y la experiencia de amor de otros tiempos, que dejó una huella imborrable en la humanidad.

Como Señora de las Gracias, hoy quiero revelar que mi presencia en vuestras vidas ha traído las Gracias Benditas que, desde el Cielo, nuestro Padre Dios me entregaba para ustedes. A través de esas Gracias, muchos de ustedes han renovado su fe y han entregado a Dios sus vidas. A través de esas Gracias han dejado la indiferencia y el dolor que les producía estar lejos de Él.

Como Señora de las Gracias, he colmado los corazones de tantos que hoy me adoran, me aman y me siguen. Como Señora de las Gracias, los he apartado del mal y he traído paz y consuelo a vuestras vidas.

Hoy, como Señora de las Gracias, quiero pedirles que me ayuden a traer esas Gracias desde los Cielos para los que están perdidos, para los indiferentes, para los que son apartados del corazón de Mi Hijo día a día.

Como Señora de las Gracias, hoy les traigo desde el Cielo la Luz Bendita del Corazón de Cristo, para que alumbre vuestros corazones en este final de ciclo para la humanidad.

Es con esta faz de Señora de las Gracias, que los invito a recorrer un camino nuevo junto a Mí y a Mi Hijo, para que toda la humanidad se prepare para recibirnos en este tiempo nuevo, donde descubriremos finalmente los misterios que Dios ha guardado sobre Sus Mensajeros de siempre.

Cada día les recordaré cuántas veces los he visitado de tantas formas y en tantos lugares, para que comiencen a comprender que siempre he sido la misma Mensajera del Altísimo, la que ha estado con vosotros realizando distintas tareas, en distintos lugares, en diferentes tiempos.

Hoy es tiempo de que me sientan y me reciban como la Madre de toda la humanidad, de todos los credos y religiones, de todas las razas, de todos Mis hijos.

He venido a reunir a todos aquellos que se preparan en todo el mundo para recibir al Gran Pastor, aquel que vendrá para saciar la sed de todos y liberarlos, con Su Perdón y Su Misericordia, del engaño, la soledad y el sufrimiento.

Abran vuestros corazones para recibir esta inmensa Gracia, para recibir a la Madre del Mundo, la Madre de todos los pueblos y de todas las religiones.

Yo los acompañaré, los guardaré y los conduciré hacia el Redentor, aquel que viene a liberar de la opresión, del sufrimiento y de la ignorancia a todos los pueblos, todas las razas y todas las religiones.

Él es el Salvador, aquel que no todos esperan, aquel que vendrá como un ladrón en la noche cuando el mundo, que está distante de Dios, menos lo espere.

A ustedes, Mis hijos, que sí lo esperan, les pido que oren por aquellos que no lo hacen, para que esos cerrados corazones puedan alcanzar la misma Gracia que ustedes, la de ver al Redentor cara a cara y rendirse a Sus pies de Gloria.

¡Alabado sea Mi Hijo, el Salvador!

Los amo con predilección.

María, vuestra Señora de las Gracias

Ene

21

Lunes, 21 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA TRANSMITIDO A MADRE SHIMANI

Amados hijos:

Vengo hoy a revelarles que las astucias del enemigo pretenden alejar a las almas de Mi Inmaculado Corazón. Es por eso que los convoco a orar en vigilia por todos aquellos que, sin querer, son alejados de Mis brazos.

En este tiempo, en donde las almas y los corazones realizan esfuerzos por permanecer en la Luz de Dios, las tentaciones y los viejos sufrimientos son las puertas por donde el mal absorbe las almas y las conduce por caminos oscuros hasta espacios de los que ellas no pueden retornar por sí solas.

Necesito de Mis soldados marianos para que, en oración permanente, me ayuden a rescatar a esas almas hermanas.

Por eso los convoco a orar en vigilia de 24 horas, todos los días martes, desde las 0 hora hasta las 24. El Santo Rosario será el instrumento que utilizaremos juntos; Mis Ángeles Custodios serán los guardianes de cada grupo de oración, que en cada horario trabaje junto a Mí en el rescate de esas almas hijas Mías.

Iré hasta los confines de este mundo, y más allá, para traer a Mis hijos nuevamente hacia Mis brazos y todos Mis soldados de la oración me ayudarán. Cada grupo en el mundo reservará dos horas de oración el día martes para esta tarea, y durante esa oración uno de Mis Ángeles Custodios orará junto a ellos. A través de la luz de la oración, Mis Ángeles descubrirán y rescatarán a todas las almas que se encuentran en lugares inciertos, lugares a los que llegaron a través del engaño y la seducción del enemigo.

Queridos hijos:

Estamos caminando en tiempos difíciles, en donde solo la unidad que todos los grupos orantes mantengan Conmigo permitirá que Mis hijos puedan sentir plena paz y vuelvan a Mis brazos. Mi Hijo, el Redentor, acompaña este movimiento planetario de búsqueda y rescate, que haremos juntos, de todos los que se pierden día a día.

Los contemplo desde Mi Amor Maternal y los instruyo como soldados marianos al servicio de Dios Todopoderoso. Les anuncio también que no descansaré hasta que la última esencia de esta humanidad esté en un lugar seguro en el Reino de los Cielos.

¿Cuántos de Mis hijos me acompañarán en esta tarea?

Los espero a Mi lado. A todos los protejo. Con amor infinito les agradezco por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

19

Sábado, 19 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A MADRE SHIMANI

En Mi Piadosa Bondad hoy los recibo. En Mi Piadosa Bondad hoy los guardo. Junto al Espíritu Santo hoy los recibo. Tomen Mi Amor Maternal, hoy es para vosotros, que en unidad y reverencia comenzáis a servir a Dios en este nuevo ciclo.

Mis amados hijos:

Hoy quiero presentar a ustedes al Espíritu de Dios, aquel que colmó a los seres de María y de los apóstoles y que hoy llega hasta ustedes, como a otros miembros de esta humanidad, para cumplir lo que está escrito por la mano de Dios en el gran libro del Cielo.

Hoy los llamo a la profunda reflexión del corazón, aquella que busca en lo profundo de la consciencia la sabiduría infinita, aquella que el Espíritu Santo deposita en las almas de los siervos del Padre.

Queridos Míos, aceptad dentro vuestro esta Gloria, que el Sumo Padre Creador os quiere entregar.  Abrid vuestros seres a este Espíritu Divino y Él los colmará de Gracia Divina.  Así comenzaréis este nuevo ciclo en la humanidad, el que prepara el advenimiento del Cristo Redentor, el que anuncia el cambio definitivo en la consciencia planetaria.

Queridos hijos: una vez más nuestro Creador ofrece a esta humanidad la posibilidad de vivir junto a Su Predilecto Hijo, aquel que vivió y entregó Su Vida por todos ustedes. Junto a Su Venida, el Espíritu Santo guiará la consciencia de aquellos que se oferten a entregar sus vidas al servicio del Único Dios Todopoderoso.

En este día, hijos Míos, Mi presencia entre vosotros marca el comienzo de esta etapa, en la que seré guardiana de todos los hijos de Mi Padre que ingresen en Su Amor y sirvan a Su definitivo Plan sobre la Tierra.

El Amor y la Sabiduría del Espíritu de Dios los contempla y espera a aquellos que no temen quedar vacíos de sí, a aquellos que no temen al dolor, al frío, al hambre y a la sed, porque saben que serán aliviados y saciados por el perfecto Amor del Redentor.

Queridos Míos: alabad, alabad siempre a Dios Supremo, sed como los ángeles del cielo que sirven en permanente alabanza y en ella, conocen la Gloria de los Cielos.  Ella para vosotros también es.

Vengo a decirles que deberán abrir sin miedo vuestras puertas, porque Yo seré siempre la guardiana.  Confíen, confíen en el amor que les traigo.

Los amo eternamente,

María, Reina de la Paz

Ene

19

Sábado, 19 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR MARÍA, REINA DE LA PAZ AL V IDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Una vez más desciendo desde el Cielo para recordarles la existencia del Reino de la Paz, en donde están eternamente presentes los Sacratísimos Corazones de Jesús y de María. La reunión de este día con Mi Materno Corazón los llama a poder contemplar, en las tareas diarias, la presencia del Amor de Dios.

Hijos Míos, para esta semana los llamo fervorosamente a buscar a Dios en cada tarea diaria; ¿por qué Mi Corazón Materno les pide esto? Es necesario que a partir del próximo ciclo en el mundo, la humanidad, la que renacerá bajo la luz del Espíritu Santo, pueda santificar la vida y cada una de las labores que Dios le confió aprender.

Hijos amados, Mi Inmaculado Corazón les quiere transmitir la experiencia divina de madre que Dios le enseñó a la Bienaventurada Virgen María, ya que cada tarea  realizada en el día a día era una tarea ofertada al Dios Creador. Por esto, quiero enseñarles no solo a  aprender a hablar con el Altísimo, sino también a contemplarlo en cada tarea diaria, porque cuando ustedes Mis queridos ofrezcan cada labor a Dios, esto será considerado como un presente de amor para el Reino de los Cielos.

Queridos hijos, en cada labor diaria podrán encontrar a Dios mediante las tareas y las ofertas que, sus corazones aprendices, eleven hacia el Padre. Estamos en este tiempo, en el tiempo del sacrificio y de la oración, del ayuno y de la paz, y cada momento de oferta será único para sus corazones.

Como Madre hoy bendigo junto a Mi Hijo Jesús este bendito día de Gloria y Misericordia, porque se inicia la tarea pública de Mi hija Elisabeth, a través de la transmisión de los mensajes que Mi Corazón Materno entregará con Amor y Gracia. Por eso, queridos hijos peregrinos, les pido que todos los grupos de oración, por amor a Mis planes de Paz, se reúnan todos los días sábados posibles, para que en oración apoyen en reverencia y devoción este nuevo ciclo inmaculado de mensajes que Mi Corazón dictará.

A todos los grupos consagrados día a día a Mi Inmaculado Corazón les digo que sean persistentes en la oración y en la fe y que, a través del llamado que está realizando Jesús a todos, se puedan renovar los grupos de oración.

Acompaño a todos Mis hijos con Amor y Redención; que la Gracia del Padre esté hoy en todos ustedes.

¡Queridos hijos, una vez más les agradezco por responder a Mi llamado por la Paz!

María, Reina de la Paz

Ene

19

Sábado, 19 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR MARÍA, REINA DE LA PAZ A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Amadísimos hijos:

Está llegando el tiempo en que vuestros pequeños corazones conocerán Mi verdadera cara, cara que unirá a todas Mis manifestaciones en la Tierra, a lo largo de los siglos. Hijos míos, no deben temer conocer lo Nuevo, porque el Señor desea que, en este tiempo, vuestros corazones se renueven y se renueven también las creencias y conceptos de la humanidad.

Mis queridos, guarden estas palabras en sus corazones pues poco a poco, día a día, los velos caerán de sus ojos y podrán comprender lo que Mi Inmaculado Corazón buscó construir a lo largo de los tiempos y de la historia de la humanidad.

Yo soy la misma de Nazaret, renovada de época en época, para que vuestros pequeños seres puedan madurar junto a Mí. Mi tarea maternal evolucionó junto con la humanidad y, también, Mi Sagrado Corazón se renovó a lo largo de Su existencia, siguiendo la Ley de los Cielos, donde todo es Renovación y Paz.

Queridos hijos, vengo en este día a dejar una sagrada señal grabada en vuestros corazones, la que podrán encontrar a medida que maduren. Mi Misericordia los hará descubrir cuán cerca de sus corazones está el Reino de los Cielos, y a través del Espíritu de Dios, que es Uno con Mi Corazón, sus pequeños seres sentirán la simplicidad con que el Verbo de Dios les habla y con qué Amor Infinito el Señor Nos envía para rescatar a Sus hijos.

Despierten, hijos Míos, despierten. Llegó el tiempo de que el Espíritu de Dios ingrese en vuestras vidas y se haga carne en vuestros seres, como hizo Conmigo hace 2013 años.

Abran los ojos, abran los corazones. Beban de esta Fuente que Mi Corazón les anuncia, pues esta Agua Pura cambiará para siempre vuestras vidas.

Los amo. Amo para siempre cada uno de vuestros corazones.

Bajo el Poder del Espíritu de Dios,

María, Reina de la Paz

Ene

18

Viernes, 18 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA TRANSMITIDA A MADRE SHIMANI

Mi paz sea contigo.

Hoy nuevamente vengo a reconciliar corazones.  Hoy vengo a derramar Mi Gracia de Amor en la reparación y reconversión del corazón.

Queridos hijos:  No es tiempo de justificar vuestras fallas, es tiempo de descubrir las astucias del enemigo cuando él aún las está preparando. Si permanecéis vigilantes dentro de Mi Inmaculado Corazón, esas astucias no se podrán concretar en vuestra vida.

Si por el contrario, permanecéis solo en vosotros Mi Escudo y Mi Espada no los podrán resguardar. Debéis estar atentos para que vuestro corazón se nutra del Mío y así estéis bajo Mi Sagrada Protección.

Recordad que ahora tenéis una tarea mayor: preparar el retorno del Salvador de almas.  No hay tiempo para nada más. Permaneced en Mí, porque allí estaréis todos unidos.  En el mar de Mi Amor no existen los naufragios, pero para que no haya naufragios debéis elegir el mar de Mi Paz, de Mi absoluta Paz.

Mi Perdón es vuestro.  Levantad la mirada hacia Mi Corazón y allí encontraréis Mi mar de paz. Sumergíos en él y nadad hacia el corazón de Mi Hijo.

Sed como las grandes barcas de pesca, que dentro del mar de la paz, tiran las redes y encuentran el alimento para saciar a otros. En Mi mar de paz siempre podréis saciar vuestra hambre, vuestra sed y la de vuestros hermanos.

Y cuando Yo os diga, nadaréis hacia el océano de Mi Hijo, el océano de la Misericordia. Allí una red mayor os espera, aquella que se llenará con el Pan de Vida, el que alimentará a toda la humanidad.

Vaciaos de vosotros mismos en esta hora, ya que no hay más tiempo que perder.  Ingresad definitivamente en esa escuela.

Mi Hijo los espera para enviarlos de dos en dos para que pesquen en Su océano de Amor y Misericordia y así puedan alimentar a vuestros hermanos.

Los espero en la reflexión.

Los amo, aún en vuestras demoras.

Gracias por estar Conmigo en esta hora.

María Reina de la Paz

Ene

17

Jueves, 17 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE EXTRAORDINARIO TRANSMITIDO POR LA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Queridos hijos:

Como Ave Luminosa, vengo a traerles una Buena Nueva, que desde los Cielos llega a la Tierra. Vengo a anunciarles, hijos Míos, la llegada del Espíritu Santo en vuestras vidas, Espíritu que viene a renovar y redimir los corazones que se definen en este tiempo como soldados eternos de Mi Paz. Vengo, de los Cielos, a pedido del Señor, para impulsar a los que aún no alcanzaron dar el primer paso. Vengo a despertar del sueño a los que duermen. Vengo a convertir en almas orantes y en espíritus pacificadores a aquellos que solo sufren, que sufren y no encuentran el camino para salir de sí.

Hijos Míos, estamos en un momento definitivo para vuestras vidas. Mi Corazón los trajo de las manos hasta aquí y ahora también Mi Hijo recibió la Gracia de guiarlos, antes de Su segundo retorno a esta Tierra. Este es el tiempo de los corazones valientes. Los espíritus guerreros que anuncien sus nombres delante de Mi ejército para que, junto Conmigo, se dirijan en marcha hacia la Luz.

El Espíritu de Dios llegará, y hará Su morada solo en columnas firmes, en árboles de raíces profundas que no teman a los vientos fuertes. Por eso, hijos queridos, aquellos que todavía esperan su tiempo, sepan que ya llegó. Para las almas aún indecisas entre su verdadero camino y el que ya se tornó viejo, que abandonen el pasado y se unan al Redentor. Él ahora viene en Espíritu para, personalmente, contar cuántos son los guerreros que persistirán en Su ejército de Paz.

¿Cuáles son los apóstoles que superarán, envueltos en Misericordia, el tiempo de la Justicia?

¿Quiénes son los que levantarán sus brazos y anunciarán sus nombres, para vencer el miedo y salir a predicar, de dos en dos, las palabras del Señor?

¿Quiénes realmente confiarán en Mis palabras, cuando fuesen negadas?

A los que se venzan a sí mismos por Dios y hagan triunfar Su Amor, los aguardo en oración, sin tiempo, sin cansancio. Porque el mundo así lo necesita.

Los amo a todos y derramo sobre el mundo, en esta hora, Mi Misericordia para que fortalezca sus corazones.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad y Reina de todas las almas

 

Mientras María se elevaba, le pregunté cuál era el motivo por el que vino extraordinariamente en esta hora.

Y Ella, mostrándome muchas almas en sufrimiento y en la oscuridad, me respondió:

“Hoy vengo a impulsar a los que están dormidos, porque las almas sufren esperando su despertar”.

Ene

16

Miércoles, 16 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A MADRE SHIMANI

Mis queridos hijos:

Hoy vengo a traer la paz para vuestros corazones, una paz que ya no existe en la Tierra, una paz que viene del Cielo.

En esta hora, en que vuestras consciencias ingresan en el proceso del apostolado del Redentor, traigo en Mi Corazón Maternal la asistencia para aquellos que seguirán por este camino.

Escuchen Mi Voz, la que habla de los misterios, la que habla del camino hacia el Señor. Tengo buenas nuevas para todos aquellos que confíen en Mi Inmaculado Corazón y en el Santísimo Corazón de Mi Hijo.

Hoy vengo a revelar que, en la segunda venida de Mi Hijo, el mal intentará que los fieles servidores de Dios no alcancen la unión con Cristo. Deberán estar firmes en el propósito del Padre y Yo, la Guardiana de las almas valientes, seré el escudo contra el cual el enemigo se quebrará.

Como Madre de la Divina Concepción de la Trinidad traigo conmigo el Espíritu Santo para aquellos que, firmes en el proyecto que Dios ha trazado para sus vidas, se mantengan en la fe y así sean colmados por Su Luz y Su Amor. Su Sabiduría, don divino de Dios, trae paz; la paz transmite fortaleza al interior de los corazones; la fortaleza interior, abre la puerta por donde ingresa la certeza de vivir en el Altísimo, camino que nos lleva al cumplimiento de la Voluntad Suprema.

Hijos Míos:

Presten atención a todas las señales que daré en cada encuentro que tengo con ustedes. En cada uno de ellos daré una señal, la que irá trazando el camino de retorno de Mi Hijo.

Él con Su Luz y Su Amor ingresará en vuestros corazones con poder para permanecer allí y, a través vuestro, conducir la preparación de Su Retorno.

Hoy más que nunca, Dios quiere que Sus hijos sientan, sientan dentro de cada uno Su poder ilimitado para amarlos. Él trae nuevamente a Su Hijo Primogénito a este mundo, ahora para que ingrese directamente en el corazón de todos aquellos que lo reciban.

¿Ustedes saben, pequeños hijos, lo que es tener la presencia del amor del Redentor en el corazón?

¿Se han preguntado si se animan a amar como amó Jesús?

Prepárense sin miedo, en cuerpo y alma, y Cristo podrá vivir en ustedes y amar a través de ustedes.

Recuerden: busquen Mis señales en cada encuentro conmigo.

Los amo, como amé a Jesús.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

14

Lunes, 14 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE DE MARÍA, REINA DE LA PAZ, TRANSMITIDO A MADRE SHIMANI

Mis amados hijos:

Hoy llego hasta aquí para darles Mi aliento, Mi amor y Mi bendición.

Iniciamos el ciclo del apostolado crístico, un camino sin retorno hacia el corazón del Señor.

Bajo la señal del Espíritu Santo, verán concretarse aquellas metas que hoy Dios, Nuestro Señor, ha colocado para aquellos de Mis hijos que se animen a darlo todo por amor.

Hoy vengo desde el Cielo trayendo la Buena Nueva de que el Espíritu de Dios ya está entre ustedes. Déjense impregnar por Su luz; permitan que ese Espíritu de Dios comience a hacerse consciente en vuestras vidas.

¿Cómo sabrán que el Espíritu de Dios los impregna, los conduce?

Porque solo querrán estar en el Altísimo, porque todo vuestro ser sentirá la necesidad de unirse a Mi Corazón y al Corazón de Mi Hijo. Esa será la aspiración diaria, la necesidad de un alma que siempre tiene sed y que busca saciarla en la Fuente de Amor y Misericordia de los Benditos Corazones de Jesús y de María.

Cada corazón que se deje colmar por el Espíritu de Dios, sentirá plenitud, consuelo, alivio, solo estando en Mis brazos y en el Corazón de Mi Hijo.

Cada corazón que se deje colmar por el Espíritu de Dios, sentirá una fuerza ilimitada para amar y sacrificarse por sus hermanos. Mi Luz y la de Cristo fluirá desde su corazón y el Amor de Dios dará sabiduría a su consciencia.

En este tiempo, donde la oscuridad desea reinar en este mundo, cada hijo Mío que se abra al Espíritu de Dios, será como una antorcha de luz que permitirá que el camino de otros sea alumbrado, para que sus pasos sean conducidos hacia la libertad que Dios quiere darle a cada uno.

Hijos Míos:

Preparen sus consciencias para el tiempo que vendrá, pues grandes anuncios les daré y les dará el Redentor. Ya he dicho que los misterios del universo serán develados para todos; es el tiempo.

Clamen al Espíritu Santo, para que Él los colme de sabiduría y prepare vuestras consciencias para cuando esos misterios sean revelados. En Él encontrarán la sabiduría para comprender y, junto a Mi Corazón, la paz para seguir los designios de Dios.

Hoy me encuentro junto a ustedes como en otros tiempos ya estuve, cerca, muy cerca. Siéntanme, sean uno Conmigo y permitan que Mi Amor los fortalezca también en este tiempo.

Quiero hacer germinar la semilla que Mi Hijo dejó sembrada, aquella que plantó con Su Amor en vuestro corazón. Cuando ella germine por completo, un gran misterio será develado y nunca más nada será igual.

Hoy quiero transmitirles Mi Paz, Mi Amor y Mi Misericordia, para que sepan que los acompañaré siempre, como ustedes me han acompañado hasta hoy. Los acompañaré hasta el final.

En vosotros Me regocijo, a Cristo los conduzco y Él los entregará a Dios Todopoderoso.

¡Salve, Mis Amados Hijos, servidores de siempre! Dios está en vuestras vidas.

Mi Amor Maternal los nutre, Mi Paz los guarda.

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Reina de la Paz

Ene

13

Domingo, 13 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Amados hijos del mundo entero:

Mi Corazón emite hoy palabras santas, de consuelo y paz, para que vuestros corazones reposen en el Amor de Mi verbo maternal.

Hijos queridos, perciban las Gracias infinitas que reciben día a día del Corazón Redentor del Señor y descubran en vuestros corazones que estamos en el esperado tiempo de las transformaciones. Cuando Mi Hijo estuvo sobre la Tierra dejó para ustedes un mensaje de esperanza. Este mensaje decía, hijos Míos, que aquellos que vendrían después de Él harían mucho más que Él. Porque Jesús encendió la Luz en un mundo que vivía en la oscuridad y le dio la posibilidad, a cada uno de ustedes, de vivir aquello que Él fue capaz de vivir, y mucho más.

Cuando Dios les pide, hijos Míos, que imiten los pasos del Señor es para que abran vuestros corazones para amar a Dios como Él lo amó, y atraer hacia la Tierra ese Amor que solo era conocido en el Paraíso.

Mis queridos, un largo y luminoso trayecto tendrán aquellos que puedan creer en Mis palabras, pues estamos en un tiempo en el que Nuevos Cristos deben surgir. Y cuando digo Nuevos Cristos, hablo de almas redimidas por el Amor Crístico.

Cuando retorne, Cristo buscará a este rebaño que intenta, con toda su aspiración y esfuerzo, seguir Sus pisadas. Y a estos, hijos Míos, el Señor les dará el último impulso, pues al Señor Jesús le corresponderá retornar para ver el último paso de Su rebaño en este mundo y llevar con Él a Sus compañeros al Paraíso.

Si vuestros corazones se pierden entre Mis palabras busquen, en el Santísimo verbo del Señor, que está pleno de Misericordia, la llave para comprender, porque Cristo no solo les reclamará la transformación de ustedes sino que les indicará, día a día, cada uno de los pasos. A los que tengan oídos para oír Sus mensajes y corazón para comprenderlos, largos pasos podrán dar.

Acompaño con Mi mirada maternal el caminar de todos Mis hijos del mundo. Y después de haber preparado vuestros corazones para recibir al Señor, estaré al lado de Dios esperando la llegada del Pastor con Su rebaño redimido.

Les agradezco eternamente, queridos hijos, por caminar bajo Mi manto.

Los guío y los amo a todos.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

13

Domingo, 13 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR LA MADRE Y VIRGEN MARÍA AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Cuando llega el día 13, Mi memoria recuerda Mi venida especial a Fátima, Portugal. Por ese motivo, queridos hijos, hoy les recuerdo la importante tarea planetaria que Mi Inmaculado Corazón realizó durante el año 1917.

Por eso hoy les pido que, al igual que los pequeños pastores, preparen vuestras vidas para llevar el mensaje de Mi Amado Hijo a través del camino del apostolado. Hijos, como Madre estaré acompañando este nuevo recorrido hacia la vida del servicio y de la caridad, de la oración y de la devoción a los Sagrados Corazones.

En Fátima, pedí al mundo la consagración al Inmaculado Corazón de María y años más tarde, Mi Hijo Jesús le pidió a la hermana Lucía de los Santos, el ejercicio de la comunión reparadora durante cinco meses. Ahora, queridos hijos, por el ofrecimiento de todos los fieles orantes que escucharon el llamado de Fátima, Mi Corazón ha sido reparado de los ultrajes y de las indiferencias.

A partir de Fátima, Yo abrí las puertas para el despertar espiritual de Medjugorje, y a partir de Medjugorje, Yo abrí una Fuente de Gracia en el Sur de América. Fátima fue Mi principal y extraordinaria tarea mariana, que congregó a todos los poderes universales y celestiales por intermedio del Amor de Dios, para que la humanidad no se auto-destruyera. Fátima fue, es y será la luz para una gran parte del mundo, al igual que Medjugorje, Salta y Aurora.

Ahora, hijos Míos, la Reina del Cielo, viene como la Nueva Aurora, para que todos Sus hijos vuelvan a nacer a través de la fe y de la devoción al Inmaculado Corazón.

Queridos hijos, así podrán entender cómo son las Misiones Divinas y Celestiales en la Tierra, misiones que son enviadas por el Absoluto Señor del Universo para que la humanidad, aún inmadura en la consciencia, pueda ser acompañada, guiada y advertida.

Hoy los llamo, hijos Míos, en este importante ciclo a unirse y fundirse con el Alma Divina de Cristo, para que vuestros corazones aprendan mediante la oración, el ayuno y la confesión a reparar el Corazón de Mi Hijo. Así verán, Mis pequeños, cómo es grande el Amor de Mi Hijo por ustedes; es tan grande ese amor que Él está descendiendo desde el Universo Celestial para hablarles, para guiarlos y prepararlos para lo nuevo y lo bueno.

Que, colmados en espíritu por esa Misericordiosa Gloria, ustedes puedan tomar consciencia del tiempo misericordioso que están viviendo.

Cuando los invito a recordar Mi importante tarea maternal en Fátima, es para que vuestros corazones puedan despertar en este momento a la tarea que Mi Corazón está realizando con todos ustedes. Vuelvan a sentir el mensaje de Fátima en vuestros corazones y así podrán ser renovados por el mensaje que durante un año entero, Mi Inmaculado Corazón les entregó.

Queridos hijos, intenten aprender a leer en los acontecimientos para que unidos a Dios, ustedes, Sus criaturas, puedan ayudar a cumplir el Plan de Amor para la Tierra.

¡Les agradezco por escuchar Mi llamado!

Los bendice con amor,

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

12

Sábado, 12 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Pequeños corazones del mundo entero:

Quiero, semana a semana, iniciar un nuevo ciclo en vuestros corazones, pues ya no estamos en tiempos normales y vuestros corazones deben madurar más rápidamente. Quiero ver a todos Mis pequeños hijos junto a Mí, al Castísimo Corazón de San José y al Sagrado Corazón del Niño Jesús, para que este arquetipo se expanda por el mundo y vuestros corazones puedan formar parte de esta Sagrada Familia, como hijos predilectos de Mi Corazón.

Quiero hoy que comprendan el milagro de la oración en vuestras vidas; que al realizar el sagrado acto de orar, vuestros seres sepan lo que están haciendo. Por eso, les ofrezco los atributos de una oración verdadera y misericordiosa, para que puedan meditar y ejercitar con más consciencia la oración diaria.

Una oración sincera, vacía de expectativas, atrae el Espíritu de Dios, no solo hacia vuestros seres, sino también hacia el mundo entero.

Una oración por las naciones limpia el corazón de las consciencias, alivia al corazón único de un pueblo y libra del infierno a las almas que padecen entre la vida y la muerte.

La oración hecha en honra a los Centros Marianos permite que cada Santuario se mantenga como un verdadero templo de Mi Presencia, donde Mi Corazón pulsa día y noche, recibiendo a las almas que allí se aproximan.

La oración con devoción, realizada para que el Amadísimo San José cumpla con la Misión que le fue entregada por Dios, permite que muchas almas que no conocen lo Sagrado que existe en el Cielo puedan aproximarse a este Don, porque el Corazón de San José es aquel que les enseñará la Reverencia y la Fidelidad para con el Corazón de Dios.

La oración reparadora, para aliviar el Corazón de Jesús, permite que el dolor de muchas almas sea liberado en el Corazón de Cristo; permite que aquellos que hoy están en lo oscuro encuentren el Perdón y la Misericordia.

Una oración ofrecida al Espíritu de Dios –un llamado a este Espíritu Santo– permitirá que las almas de este mundo sigan recibiendo Gracias en el tiempo de la Justicia, que prolonguen el tiempo de la Misericordia y que vivan en Paz el tiempo de las pruebas.

Una oración que nazca del corazón, con el simple propósito de Amar a Dios, traerá la pureza a vuestros corazones y guardará para muchos un lugar a Mi lado en el Paraíso.

Por eso oren, hijos Míos, y confíen en Mis palabras para que Mis promesas se tornen Vida en vuestros seres.

Les agradezco.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad y Señora de todas las Gracias

Ene

12

Sábado, 12 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY TRANSMITIDO POR LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Hijos Míos:

Mi Corazón aguarda cada día a vuestros corazones para que, renovados en el Espíritu de Dios, encuentren las Gracias que Yo les envío por medio de la oración diaria. Este es el tiempo de develar muchos misterios. Muchos de Mis hijos, aquellos que responden a Mi llamado a la oración, están creciendo rápidamente.

Permitan, Mis queridos, que sus almas se tornen almas convertidas y purificadas bajo la Luz del Señor, pues hace mucho que estamos en el tiempo de la conversión. Este es el momento de convertir vuestros corazones en corazones fieles al Propósito de Dios, y esta Fidelidad la encontrarán en las palabras de Mi Hijo.

Cristo Jesús los visita diariamente, como lo hizo Mi Corazón Inmaculado, anunciando Su llegada. Ahora, Mis queridos, es momento de dar un paso más en dirección al camino de la Consagración, de la entrega total de vuestros corazones, porque la llegada de Cristo Jesús en vuestras vidas representa el tiempo de las definiciones, tiempo en el cual, antes de Su retorno, el Señor anuncia con Su propio Verbo lo que vendrá a buscar.

Si Mi Hijo les anuncia que buscará corazones puros, santificados por el Espíritu de Dios, es porque después de cada Gracia recibida se les está dando esa posibilidad. Mi Hijo Jesús extiende Sus manos en este tiempo a todos Mis hijos del mundo, inclusive a aquellos que Mi Corazón todavía no alcanzó; porque después de Mí, vendrá Él junto Conmigo y aun cuando todo parezca estar por perderse, Nosotros estaremos.

Escuchen el Llamado Redentor de Mi Hijo, presten atención a Sus advertencias.

Les agradezco por responder al Llamado Celestial.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

12

Sábado, 12 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Hijos, recibiendo a Jesús Vivo en vuestros corazones estarán dando el permiso para que Yo, como Madre del Mundo, pueda tener a toda la humanidad en Mis brazos. Ahora, vuestros corazones están conociendo de cerca la Fuente de la Misericordia de Mi Hijo, esa Fuente inagotable que parece estar distante de la vida de todos Mis hijos, y en estos momentos Él se manifiesta ante vuestros corazones para guiarlos por el camino de la Paz Celestial.

Queridos hijos, ustedes son llamados al tiempo de la Gracia, dentro de un tiempo de Justicia, y por ello les corresponde a todos Mis hijos ser parte verdadera de la Fuente de Mi Hijo; eso también permitirá que la Gracia de la Divina Misericordia se pueda irradiar hacia los corazones que no conocen a Mi Hijo y hacia los corazones que no quieren estar cerca de Mi Hijo.

Ustedes son llamados a ser el testimonio vivo del mensaje preparatorio que Cristo está anunciando, antes de Su Retorno Salvador y Redentor. En este tiempo la humanidad deberá corresponder a todas las bendiciones y las Gracias que, por Misericordia e intercesión, recibe. Recuerden, queridos hijos, que todos ustedes son Uno, Uno para el universo, Uno para Dios, Uno como fraternidad.

Hijos Míos, con humildad los estoy llamando a preparar los corazones, porque ha llegado el momento de testimoniar los mensajes que Mi Corazón les ha entregado. Vuestros corazones deben despertar al apostolado que Mi Hijo está mostrando para vuestras vidas. Si vuestras vidas siguen las enseñanzas que Mi Hijo les dejó, podrán entender, Mis queridos, que están recibiendo desde el Universo Creador la misma Gracia que recibieron los apóstoles.

Por eso, queridos hijos, abriendo vuestros ojos a la realidad que están viviendo en este tiempo, el Señor del Universo les envía los Sacratísimos y Benditos Corazones de Jesús y de María, para que sean reconocidos y venerados como Luz para la salvación de todas las almas.

Pequeños, ya están saliendo de la escuela maternal para entrar en consciencia a la escuela del apostolado de Mi Hijo; los nuevos apóstoles son los que aprenden a vivir del Amor Divino de Dios y del Amor Compasivo de Mi Hijo. Por eso, queridos hijos, están a tiempo de ingresar nuevamente a Mi Materno Corazón, allí estarán dentro del Amor Redentor de Mi Hijo y así podré llevarlos en Mis brazos hacia Cristo.

Amo cada alma. Amo cada corazón que se abre para aprender del amor y de la redención del corazón. Hoy, hijos, me recibirán en la vigilia de oración, y ahí recibirán Mi mensaje semanal.

¡Les agradezco a todos los peregrinos por escuchar el llamado de los Sagrados Corazones!

Gracias por acompañarme en peregrinación hacia Montevideo, Uruguay, para que también esta ciudad sea bendecida por Mi Corazón.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

12

Sábado, 12 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR MARÍA, REINA DE LA PAZ AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos en Cristo:

Esta semana los invito, especialmente, a meditar en las hermosas palabras que Mi Hijo les entrega día a día, porque de esa manera ustedes estarán más cerca del Corazón Sagrado de Jesús.

Hijos Míos, con esto quiero decirles que podrán contemplarlo con vuestros corazones, a través de la preparación que día a día, mes a mes, realizó Mi Inmaculado Corazón para el advenimiento de Cristo.

Por este motivo, cuando les pido testimoniar Mis mensajes, significa colocarlos en práctica en la vida, porque así vuestras almas acompañadas por Mí, iniciarán el camino del apostolado.

Un apóstol de Cristo ama, para después poder comprender.

Un apóstol de Cristo vive, cree y confía en Su Misericordia.

Un apóstol de Mi Hijo, camina sin dudas por el sendero de la consagración, de la entrega y del servicio al prójimo, porque allí estará encontrando las Fases de Cristo en los corazones de sus semejantes.

Hoy Mi Hijo me ha pedido que les anuncie el camino del apostolado, bajo la luz de la Divina Misericordia, porque el mundo necesita de obreros que puedan gestar en sus hermanos el amor y la fraternidad, para que el Amor de Dios se haga presente entre las criaturas.

Queridos hijos, Mi Corazón hoy de nuevo los consuela, los anima a caminar en la absoluta fe y en la confianza plena en los planes de Dios.

Hijos Míos, como Madre, hoy estoy contemplando verdaderamente las necesidades y las súplicas de vuestros corazones; les digo que oren junto Conmigo, para que la ofrenda de la sagrada oración pueda tocar con amor las Puertas de los Cielos, para que el Padre del Amor responda a vuestro llamado.

Por eso, hijos amados, la Reina de la Paz hoy viene nuevamente para recordarles que en Mi Paz está el consuelo, en Mi Paz hallarán la gran pacificación de Cristo, Mi Hijo; en Mi Paz se disolverán las dudas y vuestros corazones se aliviarán de cualquier perturbación interior. Confíen en Mi Paz, para que puedan descubrir el manantial de la Misericordia de Cristo, que está próximo, está muy cerca de vuestras vidas.

Continúen ardientemente orando todos los días y hoy, en nombre de los planes de Mi Paz para el mundo, Mi Corazón abre los Hogares de Oración en Uruguay, Brasil y Argentina (se refiere a los Centros Marianos), para que más hijos Míos ingresen al universo de la oración.

Ahora, todos los grupos de oración recibirán con amor en los Centros Marianos a los nuevos peregrinos orantes, así como ustedes recibirán a Mi Hijo en Su segunda gloriosa venida desde el Cielo.

Oremos por las intenciones de los Sagrados Corazones.

¡Les agradezco, queridos hijos!

María, Reina de la Paz

Ene

05

Sábado, 5 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos de Mi Padre:

Hoy vengo desde el Cielo para que juntos y bajo la Gracia de Dios, celebremos en oración un año más de mensajes para el corazón.

Hijos Míos, el Señor me envía para decirles que por la Ley de Misericordia vuestros corazones también recibirán la Consolación y el Amor del Redentor, porque Mi Hijo está llegando a cada uno de vuestros corazones, para que los rebaños del Nuevo Tiempo se reúnan y lo sigan en el camino al Paraíso y a la Redención.

Queridos hijos, después de tantas Gracias recibidas, hoy Mi Corazón declara para vuestras vidas una materna e inmensa gratitud que Mi Corazón de Madre siente por el presente misericordioso que Mis hijos me han ofrecido, a través de los cánticos que honran y alaban al Inmaculado y Universal Corazón de la Madre Divina.

Por este motivo, en el Cielo, en lo más Alto del Universo, los cánticos fueron escuchados por los oídos angelicales en los Tronos de Dios y, por esa respuesta donada y abnegada de vuestros corazones ustedes recibirán una Gracia poderosa y victoriosa de Mi Hijo Amado, de Jesús el Redentor.

Cuando las almas cantan, los corazones pueden irradiar el manantial del amor espiritual, un amor cantado que permite abrir las Puertas de los Cielos, porque esos corazones al servicio del Plan del Padre se vuelven, por un instante, corazones angelicales que acarician con amor y reverencia el gran Corazón de Dios.

Esto fue, Mis pequeños cantores, lo que recibió el Reino del Padre, porque en las buenas melodías y en los cánticos ofertados al Señor se restauran y redimen muchos corazones solitarios y desamparados.

Queridos hijos, como Reina del Consuelo y Madre de la Gracia, vengo a proclamarles una Buena Nueva que será irradiada por el humilde y amable Corazón de Mi Hijo Jesús. Por eso en este día de gozo, de alegría, sábado de inmensa e inagotable misericordia, vuestras almas se deben preparar para recibir el Amor Redentor de Mi Hijo. Mediante los cánticos, las oraciones, la caridad y la donación, vuestras consciencias se abrirán al nuevo ciclo del Retorno de Mi Hijo. Jesús primero visitará a los corazones mansos, después visitará a los corazones pacíficos y por último a los corazones que no creen en el Dios del Amor y de la Piedad.

Como Hija de la Piedad Divina, queridos hijos, los invito a contemplar el nuevo tiempo como algo posible para vuestras vidas, un tiempo de esperanza y de paz para todos Mis hijos del mundo entero. En ustedes, Mis pequeños, debe nacer la oración del amor, para que Dios contemple el esfuerzo constante de la Nueva Humanidad.

Hijos Míos, por todas estas Gracias que provienen del Cielo, hoy les agradezco a todos por donarme los hermosos cánticos de amor y de perdón.

¡Gracias por escuchar Mi llamado en este nuevo año!

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Ene

05

Sábado, 5 de enero de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Mis queridos hijos:

Vengo en este día a renovar en el corazón de cada uno de ustedes el compromiso que tienen Conmigo. En este tiempo vuestros corazones deben hacer el esfuerzo permanente de estar unidos a Mí; porque en este tiempo, hijos Míos, en que vuestros corazones pueden recibir Gracias que jamás imaginaron que serían posibles, también el enemigo tiene permiso para tentarlos y en todo momento trata de apagar la llama que Yo encendí en vuestros corazones.

Mi Corazón Inmaculado y el Sagrado Corazón de Cristo, tratan en todo momento de mantener sus corazones lo más próximo posible de Nosotros, tratamos de mantener sus pequeños seres cada día en nuestros brazos de Perdón y Misericordia, mas esta unión permanente con Nosotros deberá ser también una decisión de cada uno de ustedes.

Hijos Míos, este es el tiempo de las grandes pruebas, mas también de los grandes impulsos. Vuestros corazones solo deben escoger dónde se irán a sustentar, porque Dios jamás los desamparará. Mi Corazón envía en este tiempo Gracias infinitas, como en ningún otro momento del planeta pudieron vivir los seres.

Es así, Mis queridos, que sus corazones deben buscar el apoyo, el alimento y el sustento de sus seres, en estas Gracias.

Miren a lo profundo de Mis ojos y encuentren allí la llave para trascender cada prueba, para encontrar la Voluntad de Dios en cada acontecimiento de la vida y para saber discernir cuándo un impulso viene de Mi Corazón para transformarlos y cuándo viene del enemigo para derribarlos. Lo que mantendrá vuestros corazones junto a Mí, hijos Míos, es la fidelidad a Mi Corazón, la respuesta sincera a cada uno de Mis pedidos, la oración diaria y consciente de cada verbo pronunciado.

Amo a cada uno de Mis hijos y si ustedes confían en este Amor, encontrarán la fuerza para cumplir con todo lo que Yo les pido en Mis Mensajes y con el interior de cada uno. La única cosa que les pido hoy, Mis queridos, es que sean persistentes y confiados, que oren con Amor, para que Dios escuche sus oraciones y pueda responder al pedido de sus seres.

Mi Corazón desea estar cada vez más cerca de ustedes, así como lo desea Mi Hijo, y para eso es necesario que Mis palabras no entren en la rutina de sus vidas. Crean en Mi presencia maternal y confíen en Mi llamado de Paz, pues por Mi intermedio encontrarán a Mi Hijo y a través de Él llegarán al Padre.

Les agradezco por responder a Mi Llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos